Los 6 embutidos que menos engordan

Embutidos que menos engordan
NOTICIA de Jessica Pascual
11.07.2021 - 10:54h    Actualizado 11.07.2021 - 10:56h

Desayunar unas tostadas de jamón con tomate natural es todo un manjar. Pero, ¿hasta qué punto su consumo es saludable? ¿Es posible cuidar la línea y comer lomo o salchichón? Aunque todos los embutidos se clasifiquen bajo la categoría de carne procesada, hay grandes diferencias en cuanto a los niveles de grasa y colesterol de unos y de otros. En este artículo te explicamos cuáles son los embutidos que menos engordan.

¿Los embutidos son perjudiciales para la salud?

Un embutido es un producto elaborado principalmente con carne al que se le añaden otros ingredientes como sangre y grasa. Los embutidos se aderezan con especias y sal y se introducen en fundas de tripas, que pueden ser naturales o sintéticas para su posterior tratamiento y cocinado definitivo. Esto quiere decir que son alimentos procesados.

Y la Organización Mundial de la Salud emitió en 2015 un informe acerca del riesgo del consumo abusivo de este tipo de carne. Se trata del informe ‘Cáncer: carcinogenicidad del consumo de carnes rojas y carnes procesadas‘. La OMS advirtió que no es recomendable consumir estos alimentos de forma diaria o habitual, puesto que hay fuertes evidencias entre el abuso de este tipo de alimentos y las posibilidades de sufrir cáncer colorrectal. El organismo clasificó a los embutidos en el grupo 1 de carcinogénicos, situándolos al mismo nivel que otras sustancias perjudiciales para la salud como el tabaco o el alcohol. Aunque aclaró que no tienen los mismos efectos dañinos.

Esto no quiere decir que tengamos que suprimir el consumo de embutidos de forma definitiva de nuestra dieta, sino que deben introducirse de forma ocasional y sin abusar de ellos. Es decir, que no va a tener ningún efecto negativo en la salud que de forma esporádica pruebes alguno de los embutidos que hay en España y que son originales y típicos de cada provincia.

Además, no podemos meter a todos los embutidos en una misma bolsa. Algunos productos como la morcilla, el chorizo, la butifarra o el salchichón son los más perjudiciales para la salud por su alto contenido en calorías, colesterol, grasas y sodio. Siendo este último el responsable de la retención de líquidos y de los problemas asociados a la tensión alta.

Embutidos que menos engordan

Ahora que ya sabes que un consumo esporádico de embutido no es perjudicial para la salud, sí que debes tener en cuenta las diferencias que hay entre ellos. No es lo mismo comer morcilla o chorizo que comer pavo. Si lo que buscas es mantener la línea, a continuación te detallamos cuáles son los embutidos que tienen menos cantidad de grasa, según los datos de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos (BEDCA). Pero ojo, que esto no quiere decir que sean completamente saludables. Algunos de los embutidos incluidos en esta lista tienen altos niveles de colesterol a pesar de ser bajos en grasas y, por tanto, ser de los que menos engordan.

Pechuga de pavo

El pavo cocido es el embutido que tiene menos cantidad de grasa, con un tan sólo 0,99 gramos de materia grasa por cada 100 gramos de producto. Pero para comprar el pavo de mayor calidad hay que prestar mucha atención al etiquetado de los productos. Porque no es lo mismo pechuga de pavo que fiambre de pavo. El bueno es el primero.

El fiambre de pavo tiene unos niveles mucho más altos de materia grasa, en concreto, 9,4 por cada 100 gramos y es un alimento altamente procesado, mientras que la pechuga de pavo es el embutido con menos materia grasa de este listado. Además, la pechuga se caracteriza por tener bajos niveles de sal.

Jamón cocido

El jamón cocido se elabora con la pata trasera del cerdo, que se pone a hervir y se le añade sal. Después del pavo, el jamón cocido es otro de los embutidos que tiene menos grasa, con sólo 3 gramos por cada 100 de producto. Por eso es un alimento que suele incluirse en las dietas, al igual que el pavo. En cuanto al jamón cocido enlatado, el nivel de grasa es algo superior, puesto que contiene 5,1 gramos de grasas totales por cada 100.

Al igual que ocurre con la pechuga de pavo, encontramos dos tipos de jamón cocido en el mercado. Los productos etiquetados como ‘extra’ y los que no. Presta atención a las etiquetas y revisa el porcentaje de jamón que tiene cada uno de ellos. El mejor producto siempre es el que tiene un mayor porcentaje de carne y menor cantidad del resto de aditivos.

Cecina

Aunque parezca sorprendente, la cecina también es baja en grasas. Tiene un mayor porcentaje que los dos anteriores, pero mucho más bajo que otros como el salchichón o el chorizo. En concreto, la cecina tiene 9,5 gramos de materia grasa por cada 100. Pero es un alimento del que no hay que abusar por el colesterol. El porcentaje de grasa es bajo, no engorda, pero es uno de los embutidos con los niveles más altos de colesterol, con 120 miligramos por cada 100 gramos.

Lacón

El lacón es la misma pieza del jamón, pero con menos proceso de curación. Éste es otro de los embutidos que se incluye en el ranking de los menos grasos, puesto que tiene 10,8 gramos de materia grasa por cada 100de producto. Aunque a diferencia del resto de embutidos, el lacón puede cocinarse de diferentes maneras. Y la forma en la que se consuma influirá en la cantidad de grasa y colesterol que finalmente reciba tu organismo.

Lomo embuchado

El lomo embuchado tiene 20,7 gramos de grasas totales por cada 100. El producto estrella de los bocadillos también tiene niveles bajos en grasas y, por tanto, puedes darte un capricho de vez en cuando aunque estés a dieta. Pero siempre prestando atención al resto de indicadores y niveles de tu organismo como el colesterol o la tensión.

Jamón

Sí, el jamón entra en el ranking de embutidos bajos en grasas, aunque dentro de este grupo es de los más altos. Distinguimos tres tipos de jamón según su nivel de materia grasa. De mayor a menor:

  • El jamón ibérico de cebo contiene 19,2 gramos de grasas totales por cada 100.
  • El jamón ibérico de bellota tiene 22,2 gramos de materia grasa
  • Por último, el jamón con los niveles de grasa más altos es el jamón serrano, con 22,6 gramos de grasas totales por cada 100.

Cómo saber si un embutido es de calidad

No hay un mejor indicador para conocer la calidad de un producto que mirar su etiqueta porque en la información nutricional deben detallarse los porcentajes de todos los ingredientes que componen ese alimento. Para comprar el embutido de mayor calidad tienes que mirar que el ingrediente que mayor presencia tenga sea la materia prima. Lo mejor es comprar un producto que tenga unos porcentajes de grasa, sodio, azúcares y otros aditivos muy bajos y un porcentaje muy alto de la materia prima.

Si quieres leer más noticias como Los 6 embutidos que menos engordan, te recomendamos que entres en la categoría de Dietas para Perder Peso y Adelgazar.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >