15 multas que pueden ponerte en la playa de hasta 3.000 euros

Las multas que pueden ponerte en la playa de hasta 3.000 euros.
NOTICIA de Jessica Pascual
17.07.2023 - 08:33h    Actualizado 29.07.2023 - 11:00h

Fumar en la playa, acampar, dejar la sombrilla para que no te quiten el sitio o incluso orinar en el agua. Todas estas son prácticas que pueden verse de manera habitual en las playas, pero todas ellas son motivo de sanción y pueden multar a aquellas personas que las cometan. En esta guía puedes consultar las 15 multas que pueden ponerte en la playa de hasta 3.000 euros.

Multas que pueden ponerte en la playa

Todas las sanciones que se incluyen no se aplican a todas las playas de España, sino que la regulación depende de cada autonomía y de las ordenanzas municipales porque no hay una regulación estatal. Esto quiere decir que en algunas playas están sancionadas algunas prácticas que en otras no.

Por tanto, la recomendación es que antes de ir a algún destino te informes bien de las prácticas permitidas en las playas de la localidad o comunidad a la que quieres ir.

1. Acampar en la arena

En España no está permitido plantar la tienda de campaña en cualquier sitio. Por el contrario, existen unas reglas para acampar que se regulan a nivel autonómico y que señalan en qué sitios puede hacerse de manera legal y en cuáles no.

Si lo que quieres es irte de camping a una zona cerca del mar para disfrutar de unas vacaciones distintas, entonces te recomendamos que consultes los mejores campings de playa de España.

En cuanto a la sanción por acampar en la arena, depende de la regulación autonómica e incluso, en ocasiones, depende del ayuntamiento de la localidad. Aunque las multas se encuentran en una horquilla desde los 60 euros hasta los 1.000 euros aproximadamente.

Por lo tanto, aunque parezca un plan romántico o un recurso para los que han alargado demasiado la fiesta, dormir en la playa está totalmente prohibido, aunque sea sin una tienda de campaña. La multa a la que te puedes enfrentar es de hasta 1.500 euros.

2. Fumar en la playa

Hay algunas comunidades que han declarado sus playas como espacios libres de humo. Algunos ejemplos de ello son Barcelona y Galicia, que han clasificado a un buen número de playas como ‘sin humo’ en las que no está permitido fumar.

Fumar en la playa es una de las escenas más habituales que pueden verse a diario, como sucede en las terrazas de los bares. Aunque son espacios al aire libre, esta nueva regulación no permite esta práctica en determinadas playas.

Así que si eres fumador, te recomendamos que antes de nada te informes si la playa a la que vas a ir es libre de humos. Puedes reconocerlo fácilmente porque tienen carteles en las zonas de entrada donde se especifica.

En el caso de Barcelona, las multas por fumar ascienden a los 30 euros de media. Mientras que en otros municipios, como los gallegos o los canarios, ascienden hasta 450 euros.

3. Tirar colillas al suelo

A diferencia de la medida anterior, hay en algunas playas en las que sí está permitido fumar, pero no tirar las colillas al suelo, lo que supone motivo de sanción. Lo mismo se aplica con tirar basura, cáscaras de fruta o cualquier otro desperdicio que contamine el espacio.

4. Dejar la sombrilla para que no te quiten el sitio

Esta práctica también es motivo de sanción. Medida que ha llegado tras el aumento de personas que van a primera hora de la mañana a la playa a coger sitio y se iban de nuevo a sus casas.

Para permitir que todo el mundo pueda disfrutar de la primera línea de playa, independientemente a la hora que llegue, está prohibido en algunas playas dejar la sombrilla a modo de ‘guardar el sitio‘.

Una práctica que en algunos ayuntamientos, como es el caso de Cullera, está penalizada con hasta 3.000 euros de sanción. En San Javier (Murcia), la normativa incluye sombrillas, sillas, hamacas y otros objetos que sirvan para guardar un espacio en la arena.

5. Ir con animales

Aunque hay algunas playas para perros que son ideales para pasar el día con tu mascota, no es algo que esté permitido en todas. Por el contrario, la generalidad es que las mascotas no pueden acceder a las zonas de playa ni meterse en el agua. Para ello, hay diferentes zonas de baño habilitadas y que son pet friendly, que permiten la entrada de animales.

Las multas en este caso suelen ser de unos 100 euros, aunque depende de la gravedad de la infracción y del municipio.

6. Orinar en el agua

Sí, orinar en el agua también está sancionado en algunas localidades en España. Aunque puede resultar complejo demostrar que alguien ha hecho pis en el mar, hay normativas que señalan que hacerlo conlleva sanciones económicas.

Una de estas localidades es Vigo, que multa a quienes orinen en el agua con sanciones de hasta 750 euros.

7. Bañarse con bandera roja

Las banderas de la playa son un indicador de cómo está el agua y de si es seguro o no meterse. Y aunque de manera general son una simple señalización, hay en playas en las que saltarse esta recomendación está penalizado y pueden ponerte una multa por ello.

Una de estas localidades es Algeciras, que establece sanciones de hasta 750 euros por no respetar la bandera roja.

8. Pescar

La pesca no está permitida en algunas playas, como ocurre en el caso de Valencia. Saltarse esta norma supone cometer una infracción leve y está castigado con sanciones económicas que varían en función del ayuntamiento. Aunque según la ordenanza municipal, la multa se encuentra entre los 750 y los 1.500 euros.

9. Por jugar a las palas dentro del agua

En algunas playas de España, como en Benidorm, está prohibido jugar a las palas (raquetas) dentro del agua. Saltarse esta norma puede suponer multas de un valor de 700 euros como mínimo. Esta multa no se aplica si el juego se realiza en la arena.

10. Grandes estructuras de arena

No, no pueden multarte por hacer castillos de arena. Pero sí es motivo de sanción hacer una mega estructura de arena en la playa sin autorización. Para llevar a cabo alguna de estas actuaciones hay que solicitar un permiso especial.

En concreto, esto es lo que han anunciado algunos ayuntamientos, como el de Arona, en Tenerife. La entidad señala que para hacer estructuras de gran tamaño con arena es necesario solicitar permiso a la Demarcación de Costas porque supone la ocupación de un espacio público. Y porque, en ocasiones, va asociada a actividades lucrativas.

11. Poner música en altavoz

En algunas playas pueden sancionarte por poner música demasiado alta que perturbe a los ‘vecinos’ de al lado y generar problemas de contaminación acústica.

Ejemplo de ello está en la localidad de Chipiona, donde las multas pueden llegar hasta los 700 euros si se sobrepasa cierto número de decibelios y podrían aumentar en caso de reincidencia..

En las playas de Valencia, la Policía Local ha lanzado una campaña para evitar la contaminación acústica en la playa y recomiendan el uso de auriculares. Tampoco está permitido hacerlo en las playas de Murcia y Cantabria, donde esta norma se amplía a las áreas cercanas a la playa.

12. Ducharse con jabón y champú

Lavarse con jabón y champú en las duchas públicas, en las fuentes específicas para quitarse la arena de los pies y en la propia agua de la playa es una práctica ilegal en cualquier lugar de España. El incumplimiento de esta norma es un motivo de sanción económica de hasta 750 euros.

Los champús, geles de baño y otros productos de higiene personal contienen químicos que son contaminantes para las aguas marinas. De esta manera se podrían formar manchas por la formación de algas unicelulares y el agua se volvería más turbia.

13. Hacer barbacoas

Si has pensado en llevar una barbacoa portátil a la playa y asar unas sardinas en la orilla, ve quitándote la idea de la cabeza. Para realizar una parrillada en la playa es necesario pedir una autorización a la Policía Local. Si no se hace, es motivo de multas de hasta 3.000 euros.

14. Hacer nudismo

Practicar el nudismo en una playa no nudista es algo muy común, pero es motivo de una multa de hasta 750 euros. Para realizar esto existen las playas nudistas, en las que es obligatorio estar desnudo, de lo contrario también es motivo de una multa económica.

15. Hacer botellón en la playa

¿Es legal beber alcohol en la playa? En primer lugar, hay que diferenciar entre beberse una cerveza en la playa y hacer un botellón. La primera práctica es lícita, siempre y cuando no se usen recipientes de vidrio y dependiendo de la ordenanza municipal.

En el caso de los botellones, al igual que en cualquier otra vía pública, es una práctica ilegal. Hacer un botellón en la playa o en el paseo marítimo es motivo de una sanción económica de entre 1.501 y 3.000 euros.

Al igual que surgen dudas acerca de la posibilidad de hacer determinadas cosas, también ocurre cuando se hacen con otros objetos de uso poco habitual, como si es legal usar un detector de metales en la playa.



WhatsApp Casacochecurro