¿Puede tener el dueño de mi piso alquilado la llave para entrar?

¿Puede tener el dueño de mi piso alquilado la llave para entrar?
NOTICIA de Jessica Pascual
12.01.2023 - 08:09h    Actualizado 12.01.2023 - 08:09h

¿Es legal que el casero de mi piso alquilado tenga una copia de las llaves? Sí, pero no puede pasar a no ser que el inquilino le dé una autorización expresa para ello. De hecho, es recomendable que el propietario de la vivienda cuente con una copia de las llaves de la casa por lo que pudiera pasar. Un despiste que te deje en la calle o una emergencia por la rotura de una tubería cuando no estés en casa van a permitir al casero actuar cuanto antes si tiene una copia de las llaves.

Sin embargo, ello no le da derecho a entrar en la vivienda mientras el inquilino la use como domicilio habitual, a no ser que exista una autorización expresa. Precisamente, este es uno de los derechos de los inquilinos que los propietarios no pueden vulnerar.

En qué casos puede entrar el casero de un piso alquilado a la vivienda

Solamente en una situación concreta, cuando el inquilino dé el permiso expreso y autorice su entrada. Es fundamental tener en cuenta que, aunque el propietario pueda tener una copia de las llaves de la casa, no puede usarlas.

Por el contrario, mientras el contrato de alquiler esté vigente y el inquilino mantenga su domicilio habitual en la residencia, el casero solo puede acceder a la vivienda bajo la autorización expresa y consentimiento del inquilino. Pero ojo, porque que la persona alquilada de permiso de forma puntual en una ocasión para que el casero entre no quiere decir que ello sirva de precedente para futuras ocasiones. Cada vez que quiera entrar en la vivienda tendrá que volver a pedir permiso.

Esto es así porque el casero, al alquilar la vivienda, cede el uso y disfrute del inmueble al inquilino. Y, por tanto, a pesar de seguir manteniendo la propiedad, pierde el derecho de usarla de forma temporal. Y, por tanto, de entrar cuando quiera.

En el caso de que el casero haga caso omiso a esta norma y entre a la vivienda a su antojo, el inquilino puede interponer una demanda y llevar el caso a los tribunales.

Sin embargo, esta posibilidad solamente puede llevarse a cabo si existe un contrato legal que regule la relación entre ambas partes. Por el contrario, si la situación de alquiler es irregular o no existe un contrato firmado, las posibilidades se reducen enormemente y el inquilino no podrá recurrir a la justicia.

¿El casero puede entrar para reformas o arreglos en la vivienda?

Otra situación en la que puede pasar el casero a la vivienda, pero solo bajo la autorización, es para hacer alguna reforma. Si te ha salido alguna humedad en el piso de alquiler o hay que arreglar alguna tubería, lo ideal es que llames al casero para que entre a la vivienda a echar un vistazo y a llamar al técnico para que arregle la avería. Aunque como se ha explicado en el apartado anterior, en el caso de que no quieras que entre, puedes negarte y encargarte de la gestión tú mismo.

¿El dueño del piso puede entrar ante situaciones de emergencia?

Ante una situación de emergencia, el casero podría pasar a la vivienda, pero al igual que en el caso anterior, solamente con la autorización del inquilino. En el caso de que te hayas dejado un grifo abierto, que haya reventado una tubería ante una helada o cualquier otra emergencia que necesite una actuación rápida sin que tú puedas hacer nada, recurrir al casero para que vaya en tu lugar a solucionar el problema va a ahorrarte en salud y dinero.

Ojo con las cláusulas en el contrato de alquiler

También hay que tener en cuenta la posibilidad de que exista alguna cláusula en el contrato de alquiler que se pronuncie al respecto de este tema. Si en el contrato hay una cláusula que indique la posibilidad de que el casero entre en la vivienda con motivo de hacer arreglos o reformas, por ejemplo, y el inquilino lo ha firmado, el casero sí podrá pasar sin permiso con este pretexto.

Qué hacer si el casero entra en casa sin permiso

Si el propietario de una vivienda entra en la casa sin el permiso o autorización expresa del inquilino, podría enfrentarse a penas de prisión de entre seis meses y dos años. El motivo es que, tal y como se recoge en la Constitución, el domicilio es inviolable y, por tanto, entrar sin permiso está tipificado como un delito por allanamiento de morada. Aunque sea el propietario del inmueble el que entra en la vivienda.

Si quieres leer más noticias como ¿Puede tener el dueño de mi piso alquilado la llave para entrar?, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >