Qué son las tarjetas mixtas, a medio camino entre las de débito y de crédito

Qué son las tarjetas mixtas, a medio camino entre las de débito y de crédito
NOTICIA de Jessica Pascual
22.09.2021 - 09:46h    Actualizado 22.09.2021 - 09:46h

Las tarjetas mixtas son el resultado de combinar las opciones que ofrecen las de débito y las de crédito. Este nuevo producto financiero permite a los titulares elegir la forma de pago que prefieran, ya sea abonar el importe en el momento (débito) o aplazar el pago (crédito). En definitiva, este nuevo servicio de los bancos es como tener una tarjeta de débito y una de crédito en una sola. A continuación te explicamos cuáles son las ventajas y los riesgos de las tarjetas mixtas y los principales bancos que las comercializan.

Cómo funcionan las tarjetas mixtas

El funcionamiento de estos plásticos es sencillo. Son, básicamente, tarjetas de crédito que permiten a los titulares hacer retiradas de dinero en efectivo y pagar en los establecimientos a débito. Si quieres saber más sobre estos dos productos, en esta otra guía te explicamos cuáles son las diferencias de las tarjetas débito y crédito. Aunque no todas ofrecen las mismas posibilidades, sino que dependiendo del tipo de tarjeta y de la entidad, podemos distinguir entre dos modalidades de tarjetas mixtas:

  • Las que son de crédito por defecto y ofrecen además la posibilidad de retirar dinero a débito en cajeros sin comisiones
  • Las que permiten tanto sacar dinero en cajeros como pagar en establecimientos a débito y a crédito.

En cuanto a la posibilidad de pagar y sacar dinero a través del crédito, estas tarjetas ofrecen dos posibilidades:

  1. Pagar a final de mes, normalmente al 0% TAE
  2. Pagar a plazos, de forma fraccionada, como una tarjeta revolving con intereses más altos

En cualquier caso, lo único que tienen que hacer los titulares de la tarjeta es seleccionar el método de pago que prefieran para realizar una compra o para sacar dinero del cajero. Dependiendo de la tarjeta, la elección del pago al instante o aplazado podrá realizarse antes de efectuar la compra o después, a través del servicio de banca digital.

Ventajas e inconvenientes

La gran ventaja de estas tarjetas es la flexibilidad en el método de pago, puesto que los titulares de estos plásticos pueden decidir la forma en la que quieren pagar cada una de sus compras. De esta forma evitamos tener que solicitar dos tipos de tarjeta al banco en función de las necesidades de cada momento. Y en caso de tener que afrontar un pago inesperado o hacer una compra de una cantidad de la que no dispone, puede pagar con la misma tarjeta de siempre.

La posibilidad de tener dos tarjetas en uno ofrece otras ventajas como no tener que estar pendiente de las posibles comisiones de dos productos distintos, puesto que sólo tendremos que preocuparnos por lo relativo a una única tarjeta.

Y al igual que sucede con las dos versiones más clásicas, algunos bancos ofrecen la posibilidad de conectar estas tarjetas a los servicios de banca digital para llevar un control y administración de los gastos.

Éste último punto es fundamental, puesto que no hay que olvidar que estamos ante una tarjeta de crédito y que, en caso de hacer un mal uso, puede tener graves consecuencias. Ya hemos explicado en otros artículos los riesgos de endeudamiento por no planificar bien la gestión del dinero y las posibilidades que puedes plantearte si te ves en la situación de no poder pagar la tarjeta de crédito.

Relacionado con ello, antes de contratar cualquiera de este tipo mixto de tarjetas es fundamental analizar y leer la letra pequeña para evitar el cobro de comisiones en la medida de lo posible así como tener en cuenta el tipo de interés que aplica cada banco en lo relativo a las compras aplazadas. El efecto bola de nieve en el nivel de endeudamiento es muy peligroso si el cliente desconoce el tipo de interés o comisiones que el banco le aplica por un producto determinado, como sucede con las tarjetas revolving.

En resumen, con este modelo de tarjetas mixtas se superan las barreras y las diferencias entre las de crédito y débito y se ofrecen todas las opciones en un único plástico que te ocupará menos espacio en la tarjeta.

Tarjetas mixtas de los bancos

A continuación te dejamos un listado con los bancos que comercializan este tipo de productos y sus características principales.

Tarjeta inteligente de Evo Banco

Con la tarjeta inteligente de Evo los clientes pueden decidir de qué forma abonar el coste de sus compras después de realizarlas. Con esta tarjeta los usuarios pueden elegir la forma de pago habitual, que puede ser de débito, a fin de mes al 0% TAE o a plazos (revolving) con un 19,99% TAE. Y después, modificar el método en las compras que lo necesite el titular. La emisión, mantenimiento y renovación de la tarjeta es gratis. Esta tarjeta está asociada a la Cuenta inteligente de Evo Banco.

Combo débito+ de Bankinter

La tarjeta Combo débito+ es la modalidad mixta de Bankinter. Con este tipo de tarjeta los clientes pueden pagar en el momento, a débito o fraccionar las compras en cuatro pagos. En la modalidad de pago fraccionado la TAE varía en función del importe, aunque en todos los casos se establece una comisión fija al mes. La horquilla de este tipo de interés se encuentra entre el 17 y el 19%.

Tarjeta Combo de Bankinter

La tarjeta Combo de Bankinter ofrece a sus clientes la flexibilidad de elegir el método de pago específico en cada compra. La entidad ofrece dos tipos de tarjetas mixtas:

  • Combo 1, destinada para pagar las compras de crédito a final de mes. En esta modalidad la TAE es al 0%.
  • Combo 2, para pagar poco a poco, de forma fraccionada las compras (revolving). En esta tarjeta la modalidad de pago a crédito en compras y la retirada de dinero en cajero es al 19% TAE.

No tiene comisiones de mantenimiento para los clientes de la Cuenta Nómina, Pensión y la Cuenta No-Nómica. Además, los titulares de cualquiera de estas dos tarjetas pueden retirar dinero a débito de forma gratuita en todos los cajeros Bankinter sin comisiones. Para los clientes que dispongan de la tarjeta Combo 2, además, pueden disfrutar del ahorro del 2% de las compras o pagos que realicen con este plástico.

MyCard de Caixabank

La tarjeta MyCard ofrece a los clientes las dos formas de pago, aunque por defecto es una tarjeta de crédito. Los clientes que la soliciten por Internet pueden disfrutar de la emisión y mantenimiento de la tarjeta gratuitos durante el primer año. En cuanto al funcionamiento de esta tarjeta, desde CaixaBank indican que todas las compras que se realicen con este plástico quedan reflejadas al momento y se cargarán en la cuenta 48 horas después de la confirmación.

Aunque si el cliente lo prefiere, puede seleccionar la opción de fraccionar el pago (con intereses). Con esta tarjeta es posible aplazar las compras de más de 40 euros y elegir en la cantidad de meses para devolverlo (entre tres meses y un año). La TAE de esta tarjeta para fraccionar una operación de compra es del 23%. Y si consumes la línea de crédito disponible, este producto de CaixaBank te permite seguir comprando hasta 3.000 euros siempre y cuando tengas saldo en la cuenta de CaixaBank asociada a esta tarjeta.

Tarjeta Visa Dual de Kutxabank

La tarjeta Visa Dual de Kutxabank permite a los titulares disponer de dinero en efectivo en cajeros a débito y a créidto, además de pagar las compras a fin de mes o con pago aplazado. Cuenta además con un sistema específico de pago aplazado de compras con Flexibuy para devolver el dinero hasta en 12 meses en compras superiores a 150 euros.

Tarjeta All in One de Santander

La tarjeta All in One es un producto de crédito con el que puedes retirar en efectivo a débito sin comisiones. Se trata de un producto que no tiene comisiones de emisión ni de mantenimiento y que ofrece la flexibilidad de pago a través de tres modalidades:

  • Pagar a fin de mes
  • Pagar porcentual o con una cuota fija al 19,56% TAE (revolving)
  • Retirada de efectivo a débito

Tarjeta Classic Mixta de Caixa Popular

La tarjeta Classic Mixta de Caixa Popular es un modelo que permite pagar a crédito a final de mes o sacar dinero en efectivo a débito en los cajeros de la entidad. También ofrece a los clientes la posibilidad de aplazar el pago para devolverlo en varias cuotas.

Si quieres leer más noticias como Qué son las tarjetas mixtas, a medio camino entre las de débito y de crédito, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >