Diferencias entre tarjetas de crédito, débito y prepago

Diferencias entre tarjetas de crédito y de débito
NOTICIA de Javi Navarro
27.05.2018 - 14:05h    Actualizado 14.09.2022 - 12:33h

¿Cuáles son las diferencias entre tarjeta de débito y de crédito? Es habitual hablar de tarjetas de crédito indistintamente al hacer referencia a una tarjeta bancaria. Aunque no todas son de crédito, a veces resulta complicado cómo saber si una tarjeta es de débito o crédito. Por eso, te contamos las diferencias entre tarjetas de crédito y de débito. A pesar de sus diferencias, hay una cosa que ambas tienen en común y es el límite de dinero diario de la tarjeta que puedes usar, tanto en retiradas de cajero como en pagos con la tarjeta.

Qué es una tarjeta de débito

Una tarjeta de débito es aquella en la que las compras o las operaciones bancarias cargan instantáneamente en la cuenta bancaria del usuario. Por lo tanto, es imprescindible tener saldo suficiente en el momento de la operación porque, de lo contrario, sería denegada.

Utilidad

Las tarjetas de débito están destinadas a las compras diarias, puesto que utilizan los fondos existentes en una cuenta bancaria y es posible llevar un control de lo que se gasta. Cuando se acaban los fondos, ya no se puede usar la tarjeta.

Forma de pago

Se carga directamente en la cuenta del titular. Solo se permite el cobro hasta el límite de los fondos de la cuenta.

Financiación

Las tarjetas de débito funcionan como un medio de pago y no como un soporte de financiación.

Intereses

Al no permitir la financiación de las compras, las tarjetas de débito no llevan intereses asociados.

Comisiones

Son más baratas que las de crédito. De hecho, algunas entidades no cobran nada por ellas. Además, sacar dinero en los cajeros de la entidad no conlleva ninguna comisión.

Condiciones

Es necesario tener una cuenta corriente en la entidad que emite la tarjeta. Normalmente, existe un límite diario de extracción de dinero que se estipula entre el banco y el cliente.

Seguridad

Cuentan con menos medidas de protección que las tarjetas de crédito, al ceñirse únicamente a los fondos disponibles en la cuenta. No obstante, están cubiertas ante fraude o robo, tanto Visa como Mastercard.

Diferencias entre tarjetas de crédito y de débito

Ventajas de las tarjetas de débito

Las principales ventajas de este tipo de tarjetas es que es una manera mucho más cómoda y segura de llevar dinero encima que el efectivo. Además, cualquier persona que se abra una cuenta bancaria puede obtener una tarjeta de débito. Los movimientos, recibos del banco y la visualización de los extractos en la aplicación ayudan a ser más conscientes y a llevar un mayor control de los gastos.

Por el contrario, como desventaja, no todas las cuentas con tarjetas asociadas son gratuitas y sin comisiones, sino que obligan a los clientes a abonar el pago de los gastos de mantenimiento y administración.

Qué es una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito no solo es un medio de pago, también es una forma de financiación. Permite hacer compras que se pagarán a plazos más adelante y, por lo tanto, no es necesario que en el momento de hacerlas exista dinero en la cuenta bancaria. Al pagar con una tarjeta de crédito se contrae una deuda con la entidad que deberá ser saldada en el plazo estipulado con el cliente.

Utilidad

Permiten comprar a plazos y suelen llevar asociados descuentos en muchos establecimientos.

Forma de pago

El crédito puede devolverse de tres formas:

  • A fin de mes: Un día establecido del mes siguiente al que se efectúa la compra. Normalmente, no se cobran intereses.
  • Con un porcentaje: Se paga un porcentaje de la compra todos los meses según las necesidades del cliente. Conlleva intereses elevados.
  • Con una cuota fija: Conocida como tarjeta revolving, esta modalidad consiste en pagar una cifra fija previamente pactada. También conlleva intereses elevados. Ten en cuenta estas condiciones a la hora de elegir este tipo de créditos porque están aumentando mucho las reclamaciones de las tarjetas revolving.

Financiación

Son una forma de financiación porque la entidad bancaria presta el dinero para ejecutar la operación bancaria.

Intereses

Las tarjetas de crédito llevan intereses asociados en sus operaciones. En muchos casos, superan el 20 %. Por esa razón, nunca conviene utilizarlas para sacar dinero. En estos casos, hay que hacerlo con una tarjeta de débito.

Comisiones

Conllevan más comisiones que las de débito. Suelen ser anuales.

Condiciones

Al prestar dinero por adelantado, el banco estudia la viabilidad financiera del cliente antes de concederlas. Normalmente, mediante la domiciliación de la nómina o la pensión. Además, todas tienen un límite de crédito que se pacta previamente en el contrato de la tarjeta.

Seguridad

Cuentan con protección frente al fraude por si nos roban la tarjeta y compran con ella, tanto en Visa como en Mastercard. Un mal uso de las tarjetas de crédito puede provocar un problema grave de endeudamiento.

¿Cómo saber si una tarjeta es de débito o de crédito? Como ves, las diferencias entre tarjetas de crédito y de débito son notorias. Estudia muy bien los pros y contras de ambas antes de contratarlas y evitarás disgustos innecesarios.

Tipos de tarjeta de crédito

Además de las tarjetas de crédito que emiten los bancos, hay otras entidades como los supermercados que ofrecen este tipo de tarjetas para financiar las compras. Algunos ejemplos son las tarjetas Carrefour Pass y Oney de Alcampo y la tarjeta de El Corte Inglés.

Y si las dos opciones de pago te interesan, pero no quieres solicitar dos productos bancarios distintos, en esta otra información te contamos qué son las tarjetas mixtas, un híbrido entre las tarjetas de débito y de crédito.

Beneficios e inconvenientes de las tarjetas de crédito

Sin ninguna duda, la principal ventaja de una tarjeta de crédito es que te permite disponer de dinero inmediato ante cualquier imprevisto. Pero a cambio, el cliente tiene que devolver la cantidad en un plazo de tiempo y con intereses.

Por este motivo, el mayor riesgo que supone tener este tipo de tarjetas es que es muy fácil endeudarse. Para evitarlo, es fundamental una planificación previa y una buena gestión del dinero. Ser previsor y tener claro la cantidad de dinero que tienes que devolver y cuándo, te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Tarjeta prepago

La tarjeta prepago es una alternativa a la tarjeta de débito o de crédito tradicional que nos ofrecen los bancos. Su principal característica es que no está asociada a ningún crédito o cuenta corriente y se recarga con la cantidad de dinero que necesitemos o decidamos tener en dicha tarjeta. Simple y sencillo, cuando se acabe la cantidad que hemos cargado en la tarjeta prepago, no podremos seguir usándola porque ya no dispondrá de efectivo hasta que se recargue. Su funcionamiento es similar al de las tarjetas prepago de los teléfonos móviles.

Este sistema de tarjeta bancaria prepago permite realizar pagos en establecimientos, sacar dinero en cajeros y hacer compras por Internet. Y hay que tener muy en cuenta que es una opción más segura, puesto que si se pierde la tarjeta o te la roban o te hacen un duplicado tan solo perderemos el importe que contenía la misma, teniendo en cuenta que también se podrá reclamar en caso de robo.

Existen dos versiones de este tipo de tarjetas, las que tienen formato físico y las tarjetas virtuales prepago, ideales para pagar por internet y para ahorrar espacio en la cartera. Un ejemplo de este tipo es la tarjeta prepago de Correos, que tiene los dos formatos.

No obstante, las tarjetas de prepago pueden conllevar gastos y comisiones de mantenimiento, por lo que antes de solicitar una te recomendamos informarte sobre sus tarifas y condiciones de contratación.

Si quieres leer más noticias como Diferencias entre tarjetas de crédito, débito y prepago, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >