Qué es una tarjeta virtual de prepago para pagar por internet y cómo crear una

Qué es una tarjeta virtual de prepago para pagar por Internet y cómo crear una
NOTICIA de Jessica Pascual
19.04.2022 - 12:17h    Actualizado 20.07.2022 - 09:52h

¿No te fías de usar tu tarjeta para hacer compras por internet? Si no quieres que los datos de tu cuenta bancaria puedan quedar expuestos en Internet o te los roben, las tarjetas virtuales prepago son tu solución. ¿Los motivos? Puedes tener esta tarjeta siempre vacía, sin saldo o con un par de euros como mucho. Y cada vez que compres, recargar esta tarjeta con el dinero justo. Así, nunca tendrás problemas de robo de dinero o compras fraudulentas con esta tarjeta.

En esta guía te dejamos una selección de las principales tarjetas virtuales prepago que ofrecen las entidades, así como las características y ventajas de esta nueva modalidad de tarjeta virtual.

Tarjetas virtuales de las entidades bancarias

Algunas de las entidades que ofrecen este servicio son:

Tarjeta Virtual BBVA prepago
. Es una tarjeta que permite hacer recargas de saldo de hasta 600 euros y que no tiene comisiones de mantenimiento ni de emisión.

Tarjeta Twyp de ING. Es una tarjeta gratuita que, a diferencia de otros bancos, puede contratarla cualquier persona. Independientemente de la entidad que sea. Además de para pagar online, puedes retirar en efectivo en comercios.

Tarjeta Virtual e-Cash de prepago Santander. Esta tarjeta es gratis durante el primer año. Las recargas que puedes hacer son de entre 6 y 1.650 euros.

Cybertarjeta de CaixaBank. Esta tarjeta virtual de prepago cuya contratación es gratuita. Aunque tiene costes de gestión de saldo y si no la utilizas. Es instantánea, puedes usarla desde que la contratas.

Tarjeta virtual de Abanca. Esta modalidad de tarjeta es gratuita y puedes solicitar el número de tarjetas que quieras.

Tarjeta virtual de N26. Es una tarjeta prepago que la entidad ofrece de manera gratuita a los clientes de la entidad.

Tarjeta virtual Bnext. Tarjeta prepago gratuita para pagar por internet. Para ello hay que ser cliente de la entidad para asociar esta tarjeta a una cuenta.

Tarjeta virtual Kutxabank. Tarjeta de prepago gratuita que permite hacer compras por internet con límite de importe y fecha de caducidad prefijado.

Qué es una tarjeta virtual

Una tarjeta virtual es idéntica a cualquier otra tarjeta bancaria. Con una única diferencia: no tiene versión física, es decir, que nunca vas a llevar la tarjeta guardada en la cartera.

Por el contrario, esta tarjeta queda almacenada en el teléfono, en la aplicación de la entidad bancaria emisora. Y, por tanto, para pagar con ella o consultar el número o CVV de la tarjeta, tienes que hacerlo desde el teléfono móvil.

Por lo demás, tanto su funcionamiento como su aspecto son iguales a otras tarjetas bancarias. Tienen grabado tanto el nombre del titular, como el número de la tarjeta y la fecha de caducidad en la cara delantera. En la posterior, aparece el código CVV de seguridad.

En su mayoría, este tipo de tarjetas son de prepago. El uso más común es como complemento de una tarjeta de débito. Por ejemplo, un cliente, tiene su tarjeta de débito para pagar en cualquier establecimiento físico y la de prepago para hacer compras online. De esta manera, el cliente puede pasar el dinero justo a la tarjeta prepago para hacer una compra y dejarla siempre a cero. En el cao de que se filtren los datos de la tarjeta prepago e intenten comprar con esta tarjeta, el dinero siempre estará a salvo. Porque esa tarjeta puede estar completamente vacía.

Como requisito para usarla, recuerda antes de hacer una compra de recargar el saldo, puesto que de lo contrario, no vas a poder efectuar la compra.

Ventajas y características

Las principales ventajas de estas tarjetas son:

  • Puedes hacer compras online, por internet, con máxima seguridad y teniendo todos tus ahorros a salvo.
  • Ahorras costes al contratarla, puesto que la entidad bancaria no tiene que emitir ni enviar una tarjeta en soporte físico al cliente. De hecho, en la mayoría estas tarjetas son gratis.
  • Una de las grandes ventajas es que estas tarjetas no pueden perderse. Al no tener formato físico, evitas el mal trago de que te roben la tarjeta de crédito y todo el papeleo posterior para recuperar el dinero.

Cómo crear una tarjeta virtual

Para crear una tarjeta virtual, tienes que contratar los servicios a la entidad emisora. Un requisito indispensable para ello es que seas cliente de la entidad donde quieres contratar esta tarjeta. Es decir, que si tienes una cuenta en CaixaBank, no puedes contratar una tarjeta virtual en BBVA. Para poder contratar esta tarjeta, hay que tener una cuenta en esa entidad para asociarla.

Por otra parte, no todos los bancos ofrecen estas tarjetas virtuales. Por tanto, para contratar esta tarjeta debes revisar que tu entidad bancaria cuenta con este producto. En el siguiente apartado te dejamos un listado de las principales tarjetas virtuales de las entidades bancarias.

Una vez localices la tarjeta, el proceso para contratar el servicio es muy sencillo. Accede a la aplicación de tu entidad bancaria y busca la sección ‘Contratar’ o ‘Productos bancarios’. Dentro de este apartado, busca la opción ‘Tarjetas‘ y, a su vez, ‘Tarjetas virtuales‘ o ‘Cybertarjetas‘.

En el interior del producto tienes que buscar la opción de contratar el servicio. Además, en cada una de ellas aparece la información básica de las tarjetas, desde las comisiones, mantenimiento y modalidad de tarjeta.

Desde que contratas el servicio, como son tarjetas prepago, puedes empezar a usarla. No tienes que esperar a recibir ningún documento o tarjeta física, sino que puedes utilizarla en ese mismo momento y comprar por Internet.

Si quieres leer más noticias como Qué es una tarjeta virtual de prepago para pagar por internet y cómo crear una, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >