Skoda 4×4, del Octavia al Superb pasando por el Scout y el Yeti


Skoda 4x4, del Octavia al Superb pasando por el Scout y el Yeti

La tradición de los coches Škoda con tracción a las cuatro ruedas se inicia con el Superb 3000 producido en los años cuarenta. Hoy existe una amplia gama de modelos 4×4 con cinco representantes, abarcando casi todos los segmentos de la gama de productos Škoda. La gama actual de vehículos de tracción a las cuatro ruedas se compone del Octavia Combi 4×4, el Scout, el Yeti 4×4, el Superb 4×4 y el Superb Combi 4×4. En la actual generación de vehículos Škoda, todos están equipados con el embrague Haldex de cuarta generación, utilizando la distribución de potencia inteligente a cada rueda entre los ejes delanteros y traseros con la habilidad de anticiparse a las condiciones de tracción. Cuando el vehículo circula por carreteras de asfalto, el 96% de la potencia se transmite al eje delantero. Tan pronto como la superficie cambia, el sistema Haldex reacciona en décimas de segundo para trasladar la potencia a las ruedas con mejor tracción.

 
29 enero / Casacochecurro.com Hasta el 90% de dicha potencia puede transferirse a las ruedas traseras en dichas circunstancias haciendo – en combinación con los sistemas ABS y ESP – que el vehículo sea más fácil de conducir, ya que se agarra mejor a la carretera pese a que la superficie no sea lisa o las condiciones meteorológicas adversas.

La evolución constante de los vehículos que hemos visto en las carreteras se puede caracterizar por la mejora de su seguridad, la reducción de emisiones, el crecimiento de las opciones multimedia y el incremento de coches con tracción a las cuatro ruedas. Este tipo de tracción, que hace unos años era casi exclusiva de los todo terreno, tiene otras funciones al margen de aumentar la tracción. Muchos usuarios ven hoy en día la tracción a las cuatro ruedas como un elemento de seguridad adicional, mientras que otros lo ven como la extensión de la exclusividad.

Škoda Auto, consciente de esta tendencia, ofrece la tracción a las cuatro ruedas con el embrague Haldex de cuarta generación en tres de sus cinco modelos. Los modelos de la marca con tracción a las cuatro ruedas son el Octavia Combi 4×4, el Octavia Scout 4×4, el Yeti 4×4, el Superb 4×4 y el Superb Combi 4×4.

Principio del funcionamiento de la cuarta generación de Haldex
Basado en información sobre las diferentes situaciones de conducción, la unidad de control Haldex determina la presión requerida para regular el embrague y transmitir potencia al diferencial trasero. Si el ESP entra en acción, tiene prioridad sobre la función de tracción a las cuatro ruedas. Si interviene la función ABS, el Haldex se desconecta.

Distribución de potencia en distintas condiciones de conducción – interacción del sistema Haldex y los sistemas de frenado (ABS, ASR, EDS)
Ventajas de la cuarta generación del sistema Haldex:

-respuesta inmediata a la situación de conducción sin deslizamiento de rueda delantera.

-conducción más segura porque la potencia se distribuye inmediatamente en función del agarre de cada rueda.

-mejora del manejo del vehículo.

-plena compatibilidad con los sistemas de control de tracción como el ABS y el ESP, ya que la unidad Haldex está conectada a la red de información CAN-bus.

OCTAVIA COMBI 4×4: TRACCIÓN EFECTIVA
Decenas de miles de clientes en todo el mundo destacan el estatus del Škoda Octavia Combi 4×4 como un coche de cualidades y capacidades excepcionales. La distribución variable de potencia entre los ejes delantero y trasero del Octavia Combi 4×4 ofrece una tracción impresionante y una seguridad inmejorable en todas las situaciones. Además, la tecnología 4×4 no compromete la capacidad de carga del modelo familiar con tracción a las cuatro ruedas. Como el embrague electrónico multidisco Haldex ocupa un espacio pequeño, esta versión del Octavia Combi tiene la misma capacidad de carga que la que cuenta con tracción delantera.

El vehículo es un práctico compañero durante todo el año, tanto para trabajar como para disfrutar del tiempo libre. El Škoda Octavia Combi 4×4 se conduce bien no sólo en nieve y hielo, sino también en carreteras de curvas y con condiciones de conducción difíciles. Al margen de su practicidad, el diseño atractivo y atemporal de este modelo, tiene un gran atractivo. Este modelo incide en la comodidad más adecuada para sus propietarios. El espacioso maletero, los compartimentos para guardar objetos y los asientos posteriores abatibles por secciones hacen del interior la forma más flexible para adaptarse a cualquier necesidad.. Los conductores apreciarán las capacidades del coche en las situaciones diarias y se beneficiaran de:

-un uso más eficiente de la potencia;

-una mejora de conducción en pendiente -aceleración excelente -desgaste igualado de los neumáticos
Diseño exterior
El diseño exterior del la versión 4×4, es idéntico al del Octavia Combi. La versión 4×4 se identifica por el logotipo situado en el portón trasero y por las llantas de aleación DRACONIS de 16 pulgadas, especificas para esta versión.

Interior y equipamiento
Al igual que el Octavia Combi, la versión con tracción a las cuatro ruedas es muy espaciosa tanto delante como detrás. La combinación de un diseño moderno y materiales de alta calidad es agradable y acogedora, tanto para el conductor como para sus acompañantes. El espacio del maletero no se ha reducido en la versión 4×4, ofreciendo una capacidad de 605 litros y 1.655 con los asientos posteriores abatidos.

El Škoda Octavia Combi 4×4 equipa de serie:

-6 airbags (delanteros, laterales y de cabeza)
-desactivación del airbag del pasajero -eSP -cierre centralizado con control remoto -espejos retrovisores eléctrico y calefactables
-elevalunas eléctricos delanteros y traseros -asiento del conductor ajustable en altura
-volante ajustable en altura y profundidad -computador de abordo en el panel de instrumentos (Maxi DOT)
-franjas decorativas 4×4 – Metalizadas -pomo del cambio con logo 4×4 -llantas de aleación DRACONIS de 16″

-paquetes malas carreteras (sin protección adicional en el motor)
-cristales tintados -volante Multifunción con control de radio y teléfono -preinstalación de Bluetooth sin soporte en el salpizadero -asistente de luces y Day Light -radio Bolero con pantalla táctil y cargador frontal de 6cds Opcionalmente, el Octavia Combi 4×4 puede montar:

-llantas de aleación ligera Pegasus de 17″

-tPM (Control de la presión de los neumáticos)
-asientos totalmente en cuero.

-sistema de navegación Columbus -techo solar eléctrico
Seguridad
El alto nivel de seguridad de los pasajeros es un elemento clave en toda la gama Škoda. Todas las legislaciones en materia de seguridad se cumplen en sintonía al diseño del modelo.

La carrocería de gran diseño con su rígido compartimento para los pasajeros y las zonas de deformación delanteras y traseras son las claves en materia de seguridad. Se han utilizado materiales de gran resistencia para aumentar la rigidez. La cuidadosa selección de materiales y el excelente diseño, han ayudado a producir una carrocería dura, robusta y ligera.

Todos los Octavias cuentan con airbags de conductor y acompañante y airbags laterales en los asientos delanteros. Los airbags de cabeza y los resposacabezas en los asientos delanteros también forman parte del equipamiento de serie.

Una serie de detalles aparentemente pequeños reduce el riesgo de lesión en caso de impacto y mejora la seguridad de los pasajeros:

el motor está situado de forma que se hunde bajo los ocupantes si la parte frontal del vehículo se deforma de una forma importante;

los pedales están designados para prevenir lesiones en las piernas y pies del conductor en caso de una colisión importante;

las zonas interiores que puedan entrar en contacto con los pasajeros en caso de colisión están cubiertas con materiales blandos y flexibles;

puntos de amarre y redes en el maletero para que los objetos no se muevan;

si los airbags se desplegan en una colisión, hay definida una secuencia automática que se activa a través del sistema CAN-bus de a bordo. Por ejemplo, la bomba y el tubo de subministro de combustible se paran, se encienden las luces interiores y de emergencia y se desbloquea el cierre centralizado si está puesto.

Motor y chasis
El Octavia combi 4×4 está disponible en nuestro país con el motor 1.6 TDI CR de 105 CV con caja de cambios manual de seis velocidades y filtro de partículas.

El chasis de la versión de tracción a las cuatro ruedas, ha sido diseñado para ofrecer la mejor combinación posible entre una gran comodidad y unas excelentes propiedades de conducción.

El eje central cuenta con la fiable suspensión McPherson con triángulos inferiores y estabilizador transversal. El sistema trasero consiste en un estabilizador longitudinal y tres transversales. Ha sido diseñado con leve efecto direccional que afecta el subviraje, mejorando la estabilidad. El efecto de manejo producido por la cinemática del eje y la elasto-cinemática, depende de la carga y aumenta con ella para obtener una estabilidad direccional excelente independientemente si en el coche está el conductor solo o acompañado y si lleva carga o no.

Las fuerzas se transmiten al eje anterior a través del embrague electrónico Haldex multidisco de cuarta generación que mejora el control y aumenta los intervalos de mantenimiento. Estas soluciones ya probadas, transmiten la potencia al eje anterior con rapidez y fiabilidad.

El chasis del Octavia Combi 4×4 disponible en la mayoría de mercados ha sido modificado y ajustado para hacer frente al aumento previsto del estress y el mayor trabajo en carretera irregulares. La distancia al suelo se ha aumentado hasta los 163mm desde los 138 del Octavia Combi 4×4 de la anterior generación. Las características de los muelles, amortiguadores y estabilizadores también se han modificado. Los conductos de frenos y carburante tienen protecciones especiales. También está disponible un panel protector reforzado para el motor y la transmisión.

Otra ventaja del Octavia Combi 4×4 es el depósito de gasolina ligeramente mayor con una capacidad de 60 litros.

El equipamiento de serie de este modelo incluye ESP (programa de estabilidad electrónico ) con sistemas de estabilidad integrados. La versión básica del modelo cuenta con los siguientes sistemas:

ABS – sistema anti-bloqueo de los frenos;

EBV – distribuidor de frenada electrónico entre los ejes;

HBA – servofreno hidráulico;

MSR – control de motor de arranque;

EDS – bloqueo electrónico del diferencial;

ASR – sistema antideslizante;

ESBS – sistema ampliado de estabilidad de la conducción;

DSR – recomendación del control de la dirección.

ŠKODA SCOUT, LA AVENTURA DIARIA
El Scout se estrenó en el Salón Internacional de París justo tras la presentación de la segunda generación de Octavia Combi 4×4. Está dirigido a los usuarios que prefieren pasar su tiempo libre de una forma activa y, con su diseño distinto, logró una rápida popularidad. Ahora está disponible con una combinación exclusiva: el motor diesel 2.0 TDI CR y la caja de cambios DSG de seis velocidades.

Skoda Scout 4x4
El Škoda Scout forma parte del popular y creciente segmento de los vehículos de perfil todoterreno. Dentro de su categoría, no sólo destaca por su diseño y cualidades de conducción, sino también por su capacidad de carga, ya que el maletero tiene una capacidad de 605 litros que llegan a los 1.665 con los asientos traseros abatidos. Las excelentes propiedades de tracción cuentan con la aportación de la cuarta generación del embrague electro-hidráulico Haldex multidisco. Otra característica importante es el robusto concepto de diseño, que lo distingue claramente de sus hermanos de gama. Con una altura libre al suelo de 179mm., el Scout puede utilizarse tanto por caminos como por carreteras y para disfrutar de cualquier actividad al aire libre.

Diseño exterior
Una de las razones de compra más importante para la compra del Scout es su diseño excepcional. Sin embargo, tampoco se han dejado de lado los aspectos prácticos, por lo que su diseño aúna ambos conceptos y ofrece una multitud de posibilidades de utilización. El parachoques delantero está protegido por un revestimiento de color gris tanto delante como en los laterales. Las luces antiniebla, o las LED de iluminación diurna opcionales, están integradas en la parte inferior del parachoques. Bajo la toma de aire inferior está situada la protección de los bajos de color plateado. El motor y la caja de cambios están protegidos de serie por un cubre cárter, por lo que el chasis está complementado por un sólido paquete de protección.

Los parachoques de este modelo han sido modificados junto a los perfiles y arcos de protección de puertas y pasos de rueda. La originalidad del modelo destaca todavía más con las envolventes luces posteriores y por los escapes cromados. Este modelo está disponible en los 12 colores disponibles para el Octavia a los que se añade el Beige Safari metalizado exclusivo.

Como consecuencia, el Škoda Scout es algo más grande que el Octavia Combi 4×4. Las llantas Proteus de 17 pulgadas con neumáticos de 225/50 R17 contribuyen también a ofrecer una mayor distancia al suelo en el caso del Scout. Disponibles como opcional las llantas PROTEUS de 17 pulgada y con efecto Pulido.

Interior
Tanto para ir al trabajo como en un viaje de aventura, los ocupantes de este modelo disfrutarán de sus confortables asientos y su práctico interior con muchos espacios de almacenamiento. El Scout cuenta con la misma capacidad que el Octavia Combi. El habitáculo de pasajeros está entre los más grandes en su segmento. Su gran capacidad de carga de 605 litros puede aumentarse abatiendo los asientos posteriores en proporción 60/40. Cuando están las dos partes abatidas, la capacidad de carga se incrementa hasta los 1.655 litros. La flexibilidad de la capacidad de carga queda además resaltada por una apertura situada en el reposabrazos central de los asientos posteriores que puede utilizarse para ubicar objetos alargados como esquíes. Finalmente, cuenta con redes para fijar los objetos pequeños.

El interior del Škoda Scout ha sido diseñado para satisfacer las demandas de sus conductores. El salpicadero del Scout está diseñado en Onyx/onyx y el interior en Scout Onyx. Los asientos también tienen un diseño exclusivo para remarcar la individualidad del modelo. La combinación de Alcántara Negro con cuero en los laterales de los asientos es una de las opciones exclusivas. Demostrando su identidad todocamino, cuenta con un asidero cromado frente al asiento del acompañante con el nombre «Scout». Las alfombrillas del suelo son exclusivas.

El equipamiento interior incluye el volante de cuatro radios en cuero con control de radio y teléfono y Bluetooth de serie. Para lograr el máximo confort y seguridad, el Scout cuenta con Airbags delanteros, laterales y de cabeza. Y para lograr máxima comodidad cuenta con ESP y sistema DSR + HBA + Edl, y el sistema AUTOHOLD (ayuda en pendiente).

El interior del Scout está personalizado por diferentes elementos, como son las franjas decorativas metalizadas (en paneles de las puertas y el panel de instrumentos), el pomo del cambio con el logo 4×4.

Transmisión – Chasis 4×4

La construcción del chasis está en línea con el diseño general del Octavia Combi 4×4. La suspensión delantera McPherson y la trasera multi-brazo combinadas con la tracción a las cuatro ruedas garantizan una buena conducción. La altura al suelo del Scout es 39 mm. mayor que la de los modelos de tracción delantera. Con un ángulo de ataque de 16,5 grados delante y 13,6 detrás, el Scout muestra sus excelentes capacidades para la conducción todocamino. La tracción trasera ha sido confiada, al igual que sucede en el Octavia Combi 4×4, en el embrague electro-hidráulico Haldex multidisco de cuarta generación. La potencia del motor se transmite a un eje convencional hacia las ruedas delanteras y a través de un eje de dos partes a la parte posterior. Según la situación de conducción, la unidad de control haldex establece la presión requerida, que afecta la nivel de embragaje y a la cantidad de tracción transmitida. Este modo de tracción 4×4 es totalmente compatible con los sistemas de estabilidad electrónicos de conducción (ABS, ESP).

Motores y cajas de cambio El Scout cuenta con un motor de gasolina y un diesel. El TSI 1.8 turbo de gasolina de 160 CV está pensado especialmente para los usuarios que prefieren un motor potente con bajo consumo que pueda ofrecer unas buenas propiedades dinámicas. El 2.0 TDI CR DPF diesel de 140 CV también ha convencido a muchos usuarios por su calidad. Por lo tanto, no es de sorprender que se ofrezca como una alternativa al motor de gasolina. La alta potencia a un bajo régimen es una de sus características destacadas, especialmente fuera del asfalto. Este propulsor cuenta con un filtro de partículas diesel de serie. Ambos motores se combinan con una caja de cambios manual de seis marchas, y desde el pasado mes de noviembre el motor diesel 2.0 TDI CR 140cv 4×4 también se puede combinar con una caja de cambios DSG de seis velocidades.

EL BUQUE INSIGNIA CON TRACIÓN A LAS CUATRO RUEDAS: SUPERB
El Škoda Superb ha triunfado desde su estreno gracias a su diseño exterior y a su excelente comportamiento dinámico. El modelo más alto de la gama Škoda se ha impuesto en numerosas comparativas y ha logrado muchos premios, y no solo por su excelente relación calidad-precio-prestaciones. Su prestigio ha quedado demostrado con la distinción del Volante de Oro y el título de «Mejor coche del segmento medio» en Alemania y Austria. Por otra parte, ha logrado los mejores registros en las pruebas Euro NCAP, lo que redondea sus características de alta tecnología.

La versión familiar, presentada como el buque insignia de la marca a finales de 2009, incrementó todavía más el atractivo de la gama Superb. Con una capacidad de carga récord de 1.865 litros y una amplia gama de soluciones funcionales y diseño afinado, el Superb Combi redondeó la oferta de la marca en este segmento y fortaleció la posición de Škoda en el mercado mundial.

SUPERB 3.6 FSI V6 4×4 DSG, TOPE DE GAMA
En los primeros años de la historia de Škoda Auto, el Superb destacó por ser un vehículo potente y cómodo. El Superb 3.6 FSI V6 satisface las demandas de los usuarios en cuanto a confort y potencia y corona la gama de este modelo con una potencia de 260 CV. El propulsor con seis cilindros en V montado transversalmente ofrece una gran potencia utilizando la moderna inyección directa. El motor de 3.6 litros logra su par motor máximo de 360 Nm entre las 2.500 y 5.000 rpm. El consumo combinado es de de10.1 l/100Km. con unas emisiones de CO2 de 235 g/km.

Las prestaciones del modelo son impresionantes. Acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 6,5 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. El 3.6 FSI V6 supera las distintas condiciones de la carretera sin esfuerzo y con estilo. El motor está equipado con la caja de cambios DSG de seis velocidades y tracción a las cuatro ruedas asegurando que su inmensa potencia se convierte en propulsión de forma fiable. El embrague Haldex de cuarta generación controla electrónicamente el flujo de potencia y puede transmitir hasta 2.000 Nm del par motor a las ruedas traseras en caso de que sea necesario. Cuando se conduce en condiciones normales, el 96% de la potencia se aplica al eje delantero. Sin embargo, si la superficie de la carretera está deteriorada, el sistema Haldex responde en décimas de segundo para transferir potencia a las ruedas con mayor tracción. Esto ayuda a transitar de forma más segura y fiable en todo tipo de condiciones, ya sea sobre hielo o nieve durante el invierno o en carreteras con humedad o aceite.

El Superb 4×4 está también disponible con las siguientes motorizaciones:

-1.8 TSI de 160 CV con caja de cambios manual de seis velocidades, un consumo combinado de 8,1 litros a los 100 emisiones de CO2 de 189 g/km, velocidad máxima de 217 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

-2.0 TDI CR DPF de 140 CV con caja de cambios DSG de seis velocidades, consumo combinado de 6,2 litros, emisiones de 162 gramos de CO2 por kilómetros, velocidad máxima de 204 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 10,7 segundos.

-2.0 TDI CR DPF de 170 CV con caja de cambio manual de seis velocidades, consumo combinado de 6,2 litros a los 100 km, emisiones de CO2 de 163 g/km, una velocidad máxima de 219 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9 segundos.

El nuevo Superb 4×4 está disponible en tres niveles de equipamiento: Ambition, Elegance y Exlusive. El equipamiento de serie de los modelos 4×4 incluye el ESP, con ABS, TCS, EDS y HBA DSR, RBS (asistente de frenada hidráulico).

Equipamiento específico del 3.6 FSI V6:

-llantas de aleación ligera Themisto 7,5J×18″

-alerón trasero -rueda de repuesto de tamaño reducido
-doble tubo de escape
Motor 3.6 FSI V6

El diseño técnico del motor FSI 3.6 es idéntico al del 3.6 del Grupo Volkswagen. Ambos motores son llamados VR (en V con un ángulo cerrado entre las bancadas de cilindros). Este concepto, introducido en 1991, ayuda a fabricar motores compactos de seis cilindros para ser instalados transversalmente en espacios relativamente pequeños.

Principales características del motor:

-dimensiones externas compactas -inyección directa FSI -tecnología de cuatro válvulas con accionamiento suave de válvulas -recirculación interna de los gases de escape
-colector de admisión variable
-bloque del motor de fundición gris de peso reducido
-distribución accionada por cadena libre de mantenimiento
-distribución variable en árbol de levas de admisión y escape
-dos catalizadores de tres vías y cuatro sensores lambda
FSI – inyección directa
El motor utiliza exclusivamente una mezcla homogénea.  La inyección directa requiere el ajuste preciso del proceso de combustión que está influido por los siguientes factores:

-diámetro y carrera del cilindro -cavidad y superficie del pistón -diámetro y carrera de la válvula -distribución variable -volumen de aire de la admisión -características de la tobera de inyección -revoluciones del motor -el sistema de combustible incluye:

-bomba de combustible para la alimentación preliminar -sensor de presión del combustible en el circuito de alta presión -sensor de presión de combustible del circuito de baja presión -unidad de control del motor -válvula de control para el conducto de combustible de alta presión -bomba de combustible de alta presión -conducto de combustible de alta presión -toberas de Inyección -control operativo para alcanzar la temperatura de trabajo del conversor catalítico
2.0 TDI CR DPF de 140 y 170 CV
Los motores TDI 2.0 con potencias de 140 y 170 CV son estructuralmente idénticos. La diferencia de rendimiento se logra con diferentes puestas a punto de la unidad de control. Ambos motores cumplen la normativa de emisiones EU 5.

Características técnicas destacadas de estos motores:

-sistema Common Rail de inyección de alta presión
-conducto de admisión con regulación de chapaletas de entrada de aire en espiral.

-turbocompresor de geometría variable
-válvula de recirculación de gases de escape eléctrica; la proporción de gases de escape en la mezcla de admisión puede ser hasta del 60%, reduciendo las emisiones de Óxido de Nitrógeno en los gases de escape -refrigeración para los gases de escape en el conducto de retorno -siempre combinados con filtro para partículas diésel y conversor catalítico delantero
Sistema de inyección common rail
El sistema de inyección common rail puede producir una alta presión de inyección hasta los 1.800 bares ayudando a lograr la mezcla correcta. Además tiene un amplio margen de opciones para ajustar la presión de inyección y el proceso de inyección a las condiciones del motor en cada instante. El proceso de inyección variable utiliza inyectores que pueden hacer hasta cinco inyecciones por ciclo (preinyección, inyección y post-inyección). El sistema puede además cumplir cada vez mas con las estrictas normativas de emisiones y ruido y la demanda de bajo consumo.

Componentes del sistema de inyección common rail:

-bomba de combustible de preelevación eléctrica -bomba previa eléctrica -bomba de alta presión -válvula dosificadora de combustible -válvula reguladora de combustible -acumulador de presión -inyectores Puntos fuertes de los motores TDI CR 2.0

-menor rumurosidad -entrega suave del par máximo.

-menor consumo.

-mayor suavidad gracias al conjunto de árboles contrarrotantes.

-baja emisión de contaminantes en los gases de escape gracias a la rapidez de activación de los inyectores, el circuito de retorno de los gases de escape, el conversor catalítico y el filtro de partículas.

DENTRO Y FUERA DE LA CARRETERA: EL ŠKODA YETI
El Škoda Yeti ha ido consolidándose en el mercado desde que se estrenó en Septiembre de 2009, añadiendo robustez y amplitud a la gama de la marca. Si bien representa el perfil amable y no agresivo del segmento de los SUV compactos, también está equipado para superar situaciones duras que dejan a los demás en una posición de inferioridad. Gracias a su generosa altura libre respecto al suelo, puede afrontar terrenos complicados, pero su gran arma es el dinamismo, en el que puede compararse a los coches familiares convencionales. Ofrece la máxima protección para los pasajeros, conductores y peatones. Por ello, ha logrado la mejor puntuación en las pruebas de colisión Euro NCAP, obteniendo las cinco estrellas.

La inteligente distribución de potencia con tracción a las cuatro ruedas y la altura al suelo de 180 milímetros hacen del Yeti un vehículo perfecto para circular fuera de las carreteras. El portón posterior de gran altura facilita el acceso al maletero.

La longitud total del modelo de 4.223 mm permite aparcarlo en los espacios más complicados, mientras que su anchura de 1.793 mm garantiza que las puertas se abran a la perfección en los espacios más estrechos. La altura es de 1.691 mm, el peso (incluyendo un conductor de 75 Kg) de 1.505 kilogramos (1.8 TSI 4×4) y la posibilidad de cargar con 545 kilos agrandan los límites del Yeti, que cuenta con un volumen de carga de entre 416 y 1.760 litros. El peso máximo remolcable es de 2.000 kilogramos y hace de este modelo un seguro y eficaz vehículo para todo tipo de remolques.

Habitáculo
La inteligencia en el ensamblaje (la configuración del habitáculo y la disposición de los módulos individuales o componentes) ha dado al Yeti una altura total de 1.691 mm y una distancia entre ejes de 2.578 mm, lo que proporciona un generoso espacio para los pasajeros. Estas medidas son ideales para un viaje confortable. La búsqueda de la alta calidad se refleja claramente en la cuidadosa elección de los materiales para enfatizar la atmósfera relajante en el interior. Mandos y botones de fácil manejo, cubiertas y tapicería de agradable tacto son sólo algunos de los atributos que asegurarán el liderazgo del Yeti en su clase. Las formas y colores se han combinado cuidadosamente y los controles han sido diseñados en consonancia con el resto de la familia Škoda, a la cual este SUV compacto pertenece con orgullo.

Con los asientos traseros retirados, el maletero puede albergar hasta 1.760 litros de carga. El equipamiento estándar incluye, entre otras cosas, una cubierta para el equipaje, anillas de anclaje y redes para asegurar la carga. Para el nivel de equipamiento Active, existe la opción de incorporar la red en el lugar reservado a la rueda de repuesto, ya que cuenta con el kit antipinchazos (o rueda de repuesto sin coste). El sistema de anclaje del maletero, con sus ganchos móviles, ahorra tiempo durante la carga y evita que el equipaje se desplace durante el viaje.

Motores para las versiones con tracción a las cuatro ruedas
Desde mediados del año 2010, la gama ha incluido una exclusiva combinación de propulsor que incluye el motor 2.0 TDI CR DPF de 140 CV, el cambio automático DSG de seis marchas y la tracción a las cuatro ruedas. La gama de motores 4×4 del Yeti incluye cuatro propulsores de cuatro cilindros de entre 110 y 170 CV, uno de gasolina y tres diesel, todos ellos cumpliendo los requisitos de emisiones EU5.

El motor de gasolina del Yeti 4×4 es el poderoso cuatro cilindros 1.8 TSI de 160 CV. Alcanza un par motor máximo de 250 Nm a muy bajas revoluciones, con la potencia disponible desde sólo 1.500 rpm y hasta las 4.500. El consumo combinado de combustible con tracción a las cuatro ruedas es de 8 litros a los 100 kilómetros, con unas emisiones de CO2 de 189 g/km. Este consumo reducido se consigue gracias a medidas como la bomba de aceite de dos fases con una presión de 1.8 bares hasta las 3.500 rpm y, por encima de esto (cuando más aceite se requiere para la lubricación), de 3.3 bares. Un sensor lambda secundario adicional proporciona una mayor calidad de escape gracias a un control más preciso de las secuencias y cantidades de inyección.

El motor 2.0 TDI está disponible en tres versiones con tres niveles distintos de potencia, todos con inyección directa common-rail y filtro de partículas diesel de serie. La versión de entrada es el motor de 110 CV, seguida de la unidad de 140 CV. El par máximo de 280 y 320 Nm, respectivamente, se entrega entre las 1.750 y las 2.750 rpm, y entre las 1.750 y las 2.500 rpm. El consumo combinado para la versión de 140 CV, con tracción permanente a las cuatro ruedas de serie, es de 6,1 litros a los 100 kilómetros, y las emisiones de CO2 de 157 g/km.

El más potente de los tres diesel es el motor de cuatro cilindros de 170 CV con un impresionante par motor máximo de 350 Nm, alcanzado entre las 1.750 y las 2.500 rpm. La recirculación de los gases de escape, que, en función de la velocidad y carga del motor, devuelve hasta el 60% de la mezcla quemada a la toma de aire y un conversor catalítico garantiza unos valores bajos de gas de escape tóxico. Todas las versiones de los motores con tracción a las cuatro ruedas se montan con una caja de cambios manual de seis velocidades.

Gama de motores 4×4 del Yeti:
Gasolina:

1.8 TSI 160 CV 4×4 – cambio manual de 6 velocidades
Diesel:

2.0 TDI CR DPF 110 CV 4×4 – cambio manual de 6 velocidades 2.0 TDI CR DPF 140 CV 4×4 – cambio manual de 6 velocidades / cambio DSG de seis velocidades 2.0 TDI CR DPF 170 CV 4×4 – cambio manual de 6 velocidades El Yeti se distingue por unas características de conducción ágil y, por encima de todo, seguras. El diseño clásico del eje delantero y el eje trasero multibrazo con estabilizador mantienen al conductor y los pasajeros seguros y perfectamente confortables.

El chasis del Yeti usa módulos de construcción que también se pueden encontrar en el Octavia y el Scout. El eje delantero del Yeti tiene una suspensión McPherson, combinando amortiguadores y brazos transversales triangulares. El eje trasero multibrazo es una versión modificada de la que usa el Octavia. Su recorrido es 30 mm. más ancho, lo que acomoda la conducción por fuera de carretera y, en conexión con un estabilizador de torsión de 23 mm. de diámetro en el eje delantero, reduce el deslizamiento en curva. El eje trasero está montado sobre un subchasis que está conectado a la carrocería mediante cuatro monturas flexibles diseñadas para atenuar las vibraciones y el ruido. El depósito de combustible del Yeti 4×4 tiene una capacidad de 60 litros, lo que ofrece una autonomía excelente.

Las llantas son de 17 pulgadas con neumáticos 225/50 R17 y los neumáticos 215/60 R16, ofrecidos de serie en los modelos 4×4, ofrecen una perfecta conducción off-road y una suspensión fiable.

Gracias a la distancia al suelo de 180mm y la tracción a las cuatro ruedas con embrague Haldex de cuarta generación, el Yeti resulta ideal para aquellos que desean aventurarse más allá de las rutas establecidas. El sistema de tracción a las cuatro ruedas está basado en la misma tecnología introducida en el Octavia Combi 4×4, Scout y Superb 4×4, con un embrague multidisco Haldex de accionamiento electrohidráulico que está ubicado en la misma cavidad que el eje trasero como enlace final entre él mismo y el diferencial. En conducción normal, el 96% de la potencia del motor se transmite a las ruedas delanteras. Sin embargo, si la unidad de control electrónica y sus sensores detectan diferencia de velocidad entre ambos ejes, el embrague Haldex puede transmitir el 90% de la potencia al eje trasero. El bloqueo del diferencial electrónico evita las derrapadas en las ruedas con menor tracción. Esto asegura un agarre excelente y una gran maniobrabilidad por caminos y en asfalto deslizante.

Cuando se conecta con el eje posterior, la unidad de control Haldex recibe una gran cantidad de información de varios sensores, como por ejemplo:

La unidad de control del motor (revoluciones y posición del pedal del acelerador),
La unidad de control ABS/eSP (velocidad de las ruedas, interruptor de la luz de freno, aceleración lateral y longitudinal),
Ángulo del volante.

El inteligente modo de tracción a las cuatro ruedas es totalmente compatible con todos los sistemas electrónicos de estabilidad del Yeti. Cuando el sistema ESP (de serie en las versiones 4×4) se activa, la unidad de control ABS/eSP toma el control del Haldex. Cuando se activa el ABS, el embrague Haldex se desactiva.

Cuando se conduce el Yeti 4×4 fuera del asfalto, variar la configuración de sus diversos sistemas electrónicos no podría ser más fácil. Simplemente con pulsar el botón Off-road situado en el tablero de mandos, todos los sistemas de asistencia cambian a una configuración especial para off-road. Una vez activado, el acelerador responde de forma más sensible al arrancar en superficies deslizantes, mientras que la función Auto Hold ayuda al vehículo en situaciones difíciles. El Control de Descenso usa un frenado sensible para mantener una velocidad constante al descender por pendientes con bastante inclinación, independientemente de si el vehículo está en primera, segunda o tercera marcha, marcha atrás o punto muerto. De esta forma, el conductor se puede concentrar sólo en escoger el mejor camino para avanzar por el exigente terreno.

Una de las máximas prioridades a la hora de diseñar y desarrollar el Yeti fue la de combinar destacadas características de SUV con los puntos fuertes de los turismos convencionales, especialmente en seguridad. Pese a su peso bruto relativamente bajo, el Yeti es un coche robusto, ingeniado para resistir todos los tests de colisión. Puede proteger a sus ocupantes y ofrecer un amplio margen de seguridad a los peatones. La carrocería fue diseñada con el objetivo de conseguir una puntuación de 5 estrellas en los tests de la organización independiente Euro-nCAP, una misión cumplida con facilidad. El Yeti también cumple varios estándares de seguridad en otros mercados en los que va a ser introducido en el futuro.

Gracias al uso de acero de alta resistencia, que canaliza de forma controlada la energía del impacto lejos de las áreas críticas, el Yeti no expone a los pasajeros a ningún riesgo innecesario en caso de accidente. Todos los modelos Yeti están equipados con ABS, incluyendo el Asistente de Freno Mecánico (MBA) y el Control de Par del motor (MSR) de serie. El ESP está incluido en todas las versiones con tracción a las cuatro ruedas. Hasta nueve airbags, incluyendo un airbag de rodillas para el conductor y los laterales en la parte trasera, protegen a los pasajeros en caso de accidente.

Si alguno de los airbags se abre, se activa una serie de medidas de seguridad. El suministro de combustible y potencia al motor se corta automáticamente, reduciendo el riesgo de incendio, mientras que el sistema de cierre abre las puertas y se enciende la luz interior para facilitar el acceso y cualquier intervención necesaria por los equipos de rescate durante la noche.

En caso de colisión por detrás, los reposacabezas delanteros activos con WOKS protegen a conductor y acompañante de lesiones y latigazos cervicales gracias a diseño. En caso de frenadas de emergencia a velocidades superiores a los 60 km/h, las luces de freno del Yeti parpadean automáticamente para advertir al resto de los conductores del peligro inminente. Cuando el coche se detiene, los cuatro intermitentes empiezan a parpadear. En la parte trasera se encuentran anclajes Isofix para sillas infantiles, que también está disponible como opción en el asiento del acompañante, desconectando el airbag del acompañante. Este elemento sitúa al Yeti entre los vehículos más seguros de su segmento.

Una parte importante de la seguridad del Yeti es su chasis perfectamente diseñado y su sistema de tracción a las cuatro ruedas. Esta tracción garantiza el mejor control del manejo posible en cualquier condición exigente, no sólo en hielo y nieve. Las luces diurnas, de serie, hacen que el Yeti sea aún más visible para los otros usuarios.

El Yeti ofrece, además, altos niveles de protección en caso de colisión a los usuarios más vulnerables de la carretera, como son los peatones. La parte frontal del coche se ha diseñado incorporando una zona de seguridad entre el capó y los componentes más duros del motor. Esto se ha realizado para reducir la gravedad de las lesiones por impacto en la cabeza o el tórax. El inmovilizador protege de los ladrones y pueden incorporarse otros dispositivos antirrobo.

Equipamiento de serie y opcional
El Yeti presenta un completo equipamiento de serie. Ya desde el acabado básico Active, se ofrece un nivel de equipamiento de seguridad y confort que cumple las expectativas de la mayoría de clientes. El acabado Ambition añade detalles funcionales y el Experience, que es el más alto de gama, añade valor al vehículo con toda una colección de características que mejoran la comodidad El Yeti ofrece una gran variedad de equipamiento opcional de asistentes electrónicos de fácil uso que, integrados en el sistema de información del modelo, permiten mejorar la comodidad y la seguridad. Esta lista incluye una versión especial del sistema de navegación por satélite Columbus, que incorpora una función off-road. Si el conductor abandona la carretera, el sistema grava los movimientos del coche y puede recuperarlos si son necesarios para establecer el camino de regreso. Los modelos de tracción a las cuatro ruedas se equipan con ESP y EDS de serie. Los sensores de aparcamiento (de serie en el acabado Experience) y el sistema Park Assist forman parte del equipamiento opcional para facilitar el aparcamiento en paralelo en las ciudades. La unidad Park Assist puede ejecutar múltiples maniobras de aparcamiento en situaciones de poco espacio. Todos los Yeti necesitan únicamente 80 cm más que su longitud.

El sistema Climatronic bi-zona (de serie en Experience) incorpora un sensor que recoge la calidad del aire exterior para la unidad central. Si la calidad desciende hasta un cierto nivel en lugares como los túneles o los atascos, el sistema de ventilación se pone en marcha automáticamente hasta que mejora la calidad del aire exterior.

El parabrisas calefactable del Yeti garantiza una visibilidad rápida y perfecta, sobretodo en invierno. El calor asciende desde donde se ubican los limpiaparabrisas. Esto evita que se activen cuando aún están helados y garantizan una limpieza perfecta.

Otros elementos opcionales son el control de presión de los neumáticos, los faros bi-xenón con función de curva (de serie en Experience) y el techo solar panorámico.

Modo Off-road
Para conducir con mayor facilidad en los terrenos difíciles, el Yeti es el primer vehículo Škoda equipado con un sistema inteligente que regula los sistemas de asistencia del motor y el freno. El modo Off-road es el término que aúna una serie de funciones que están disponibles tras presionar el botón Off-road en la parte inferior de la sección central del salpicadero.

Los controles Off-road se pueden clasificar en las siguientes categorías, dependiendo de la situación de la conducción:

-asistente de arrancado y control de tracción:

-asistente de arrancado,
-aSR Off-road,
-eDS Off-road.

Control de frenado:

-aBS Off-road.

Asistente en pendientes pronunciadas:

-control de descenso.

Asistente de arrancado
El asistente de arrancado ayuda al conductor cuando arranca desde una posición de estacionamiento en situaciones difíciles, por ejemplo en pendiente o con un remolque pesado. El conductor puede pisar a fondo el pedal del acelerador, pues la velocidad máxima del motor está limitada a 2.500 rpm. Este control se ha expandido para incluir una modificación del pedal del acelerador, facilitando así el arranque en superficies deslizantes y no pavimentadas.

ASR Off-road
Para permitir un mejor arranque con el vehículo parado en una superficie blanda o deslizante, el sistema ASR opera con una mayor velocidad de rotación de la rueda.

EDS Off-road
El Bloqueo Electrónico de Diferencial (EDS) reacciona más rápida e intensamente que en el modo normal. El sistema detecta la rotación de la rueda y las frena más rápido de forma individual, por ejemplo cuando se cambian los ejes con el objetivo de mantener la tracción del vehículo.

ABS Off-road
Una superficie resbaladiza tiene unas propiedades de agarre distintas a las de una superficie asfaltada. Para mejorar la eficiencia de la frenada, la configuración del sistema ABS cambia para explotar el efecto cuña. Por ejemplo, alargando el bloqueo de la rueda frenada, lo que acumula material delante de ella y crea un efecto de calzador. El resultado es una frenada más eficiente.

Control de Descenso
Con el control de descenso, se mantiene una velocidad constante cuando se baja por una pendiente muy pronunciada a través del frenado de las ruedas. Esta función previene también el bloqueo de las ruedas, porque el ABS sigue activo. Con el control de descenso, el conductor se puede concentrar totalmente en la conducción y escoger la trayectoria ideal.

Una luz en el panel de instrumentos indica cuándo el control de descenso está listo para activarse; esta luz:

-se enciende al presionar el botón Off-road,
-se apaga cuando el vehículo supera los 30 km/h de velocidad,
-parpadea cuando el control se activa durante la frenada activa.

Condiciones para el uso activo del control:

-el motor está en marcha y se activa el modo Off-road.

-la velocidad es inferior a 30 km/h (al superar los 30 km/h, el control está en modo stand-by).

-el vehículo está en primera, segunda o tercera marcha, marcha atrás o punto muerto.

-la velocidad a la que el conductor puede seleccionar y mantener el asistente de frenada es entre los 2 y los 30 km/h, conduciendo hacia delante o marcha atrás. En la marcha seleccionada, el límite inferior de velocidad es proporcional a la velocidad de ralentí del motor y la marcha seleccionada. -para que el control inicie el mantenimiento de velocidad activa, los pedales del acelerador y el freno no deben usarse.

-la inclinación del vehículo en una pendiente debe ser de al menos un 10% en parado (ver Figura 1) y de un 8% en marcha (ver Figura 2).

Si el control mantiene una velocidad constante en bajada, el conductor no necesita intervenir pisando el pedal del freno o el acelerador. Sin embargo, si quiere ajustar la velocidad que mantiene el control, puede hacerlo cuando lo desee pisando el acelerador o el freno, incluso conduciendo en punto muerto. Se suspende la acción del control, y el mantenimiento de velocidad activa se reactiva cuando se ha seleccionado la nueva velocidad (la velocidad a la cual está rodando el vehículo cuando se suelta el pedal del freno o el acelerador). Sin embargo, el modo Off-road no está pensado para el uso en carreteras normales.

Si quieres leer más noticias como Skoda 4×4, del Octavia al Superb pasando por el Scout y el Yeti, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp