>
Compartir
WhatsApp

¿Tengo derecho a paro si dejo un trabajo?

¿Tengo derecho a paro si dejo un trabajo?
NOTICIA de Jessica Pascual
07.12.2023 - 08:04h    Actualizado 07.12.2023 - 08:04h


¿Puedo pedir el paro si me voy del trabajo por decisión propia? Por norma general, no. Las personas que deciden irse de un trabajo no tienen derecho a la prestación por desempleo. Porque tal y como explica el SEPE, uno de los requisitos básicos para ser beneficiario de esta prestación es que el cese del trabajo no se haya producido de forma voluntaria.

No hay que confundir con abandonar un trabajo y querer cobrar el paro que en aquellos casos en los que se tiene derecho a cobra la prestación por desempleo ante un despido durante el periodo de prueba.

¿El derecho a cobrar el paro se pierde si dejo un trabajo?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la prestación por desempleo es una ayuda que se dirige a aquellas personas que se han quedado sin trabajo o que no encuentran uno. Se trata, por tanto, de un sistema de protección económica y no de una ayuda para quienes dejan sus puestos de trabajo por decisión propia.

Sin embargo, y a pesar de la generalidad, existen algunas situaciones concretas en las que un trabajador que deja su puesto de trabajo de manera voluntaria puede solicitar el paro y tener derecho al cobro de la prestación por desempleo.

Se trata de circunstancias concretas en las que se entiende que aunque el trabajador haya dejado el puesto de forma voluntaria, lo ha hecho por fuerza mayor. Y, en la práctica, el SEPE entiende que esa persona se encuentra en situación legal de desempleo porque la relación laboral se ha terminado por una causa de fuerza mayor. Porque, precisamente, uno de los requisitos adicionales para ser beneficiario del paro es encontrarse en situación legal de desempleo.

En qué casos es posible dejar un trabajo y cobrar el paro

Para contestar a esta pregunta hay que recurrir al Estatuto de los Trabajadores, normativa donde se explica los diferentes supuestos en los que un trabajador puede optar a la prestación por desempleo aunque haya abandonado el trabajo de forma voluntaria.

Cambio sustancial en las condiciones de trabajo

Que se produzcan modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo que menoscaben la dignidad del trabajador. En la práctica, esto hace referencia a aquellos casos en los que se produzcan cambios en los horarios, en la jornada, distribución del tiempo, sueldo o hasta modificación de las funciones.

Siempre que estas modificaciones no se ajusten al grupo profesional correspondiente de cada trabajador o a la titulación que tenga y se menoscabe su dignidad, puede dejar el trabajo y pedir el paro.

Traslados de trabajo

Dentro de las modificaciones sustanciales también hay un apartado específico que hace referencia a la movilidad geográfica. Esto es que, en aquellos casos en los que el trabajador se vea obligado a cambiar de forma permanente su residencia por cuestiones laborales, también puede abandonar el puesto. Y no perder el derecho a paro.

Falta en el pago del salario

Si la empresa se retrasa de forma habitual en el pago del salario o tiene varias nóminas sin pagar. Este también es otro de los motivos contemplados en la normativa estatal que permiten al trabajador dejar el puesto y no perder el derecho a la prestación.

Incumplimiento de las obligaciones del empresario

En todos aquellos casos en los que el empresario incumple sus obligaciones, el trabajador puede despedirse y no perder el derecho a la prestación.

En resumen, en cualquiera de estas cuatro situaciones un trabajador puede abandonar su puesto en la empresa y convertirse en beneficiario de la prestación por desempleo, dado que el SEPE entiende que esta decisión está motivada por una causa de fuerza mayor y no por voluntad propia del trabajador.

Si quieres leer más noticias como ¿Tengo derecho a paro si dejo un trabajo?, te recomendamos que entres en la categoría de SEPE y Paro.