Trucos para comprar material escolar barato

Trucos para comprar material escolar barato
NOTICIA de Javi Navarro
13.09.2015 - 11:21h    Actualizado 22.08.2022 - 10:15h

Cómo cada año, a finales de agosto, se acaban las vacaciones para la mayoría de nosotros y comienza lo que llamamos operación ‘vuelta al cole’. Palabras que provocan la pesadilla de muchas familias: a los niños por volver a tener que estudiar y a los padres por pensar que si no planifican bien los gastos solamente podrán comer patatas durante el resto del mes. Por eso te vamos a contar unos cuantos trucos para comprar material escolar barato.

¿Cuánto cuesta el material escolar?

En primer lugar, y, dependiendo de la Comunidad dónde se resida, los gastos estimados por niño varían de unos 370 euros en Andalucía a 640 euros en Madrid, si consideramos los datos de niños que van a colegios públicos. Estos cálculos, realizados por las asociaciones de consumidores por comunidad autónoma, incluyen partidas como el pago de matrícula, comedor y transporte, uniformes o ropa y libros y otro material escolar. De todos los apartados, este último es el que más gasto supone para las familias españolas, por lo que conocer algunos trucos para conseguir el material escolar más barato siempre viene bien.

Trucos para ahorrar en libros de texto y material escolar

Cuanto antes empieces más ahorras: planifícate

Los precios de los estuches, mochilas y cuadernos aumentan durante septiembre y octubre, por lo que es recomendable comenzar a mirar antes. En algunos establecimientos también existe la opción de reservar los libros de texto algo más baratos desde julio. También es bueno que antes de ir a comprar se revisen los materiales que sobraron de años anteriores y elaborar una lista con los que faltan. Algunas prendas como mochilas y estuches sirven de un año para otro, por lo que será recomendable mirar si son aprovechables para el primer mes y esperar para comprar otros nuevos si es necesario cuando los precios hayan bajado.

Trucos para comprar material escolar barato-1

No te quedes con lo primero que veas: comparar es la clave

Una vez que tengas la lista con los materiales que realmente se necesitan, compara precios mirando en los folletos de los diferentes supermercados y papelerías. También se puede mirar en Internet, puesto que en algunas tiendas por internet los precios son más baratos que en las físicas al existir menos intermediarios. En estos casos se debe echar un vistazo a los gastos de envío, puesto que a partir de cierto volumen de compra salen gratis. Otro truco si vas a comprar material escolar por Internet es mirar antes páginas con descuentos en libros de texto, en las que puedes encontrar códigos promocionales para gastar menos en material escolar y libros de texto.

Además de en los libros, puedes encontrar los mejores descuentos para comprar ​material escolar por internet barato en otros productos como los estuches, pinturas, lápices, bolígrafos…

Cuanto más grande, más barato: busca packs de ahorro

En muchos establecimientos ofrecen packs de ahorro en material escolar, en los que la unidad sale más barata. Como son bienes que no caducan, se pueden comprar y guardar para años posteriores. Otra opción es hablar con otras familias y comprar conjuntamente para aprovechar en el momento estos packs.

Evita berrinches en espacios públicos y enseña hábitos de consumo

Si tienes hijos pequeños no es recomendable que los lleves para evitar el espectáculo del niño o niña chillando en la tienda que quiere el estuche de Hora de Aventuras o la mochila de Hello Kitty, habitualmente más caros que los de marca blanca. En casa podrás explicarles tranquilamente por qué compraste estos productos para que vayan aprendiendo el valor del dinero. Si los niños son algo más mayores es aconsejable que vayan contigo para que aprendan hábitos de consumo responsable.

Finalmente, añadir que una vez que se haya hecho la compra es recomendable guardar los tickets, puesto que en muchas Comunidades Autónomas los gastos por material escolar son deducibles de la Declaración de la Renta, y también en muchos municipios se ofrecen ayudas.

Consejos para comprar los productos escolares de los niños

Ya está aquí el mes de septiembre. Y con él, el fin de las vacaciones, el regreso a las actividades cotidianas, ¡y la vuelta al cole! Le damos las claves para afrontarla con éxito, para que la vuelta al cole no acabe con sus energías… ni con sus economías. Septiembre trae consigo el fin de las vacaciones y la vuelta al cole: libros, estuches, carteras, chándal, actividades escolares y los primeros fríos el otoño. Queremos ayudarle con los preparativos de la vuelta al cole, para que sus hijos acudan puntuales y equipados a su cita con las aulas, entre el 9 y 15 de septiembre, y estén listos para pasar los nada menos que 175 días lectivos que tiene por delante el nuevo curso escolar. Preparar todo lo que los niños necesitan lleva bastante tiempo y también mucho dinero: le echamos una mano después de consultar a los expertos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Si en el colegio de su hijo se usa uniforme deberá atenerse a las normas. Si no es así, tendrá mayor libertad para elegir el equipamiento de ropa y calzado, pero necesitará equiparlos bien para afrontar el curso (chándal, zapatillas, abrigo, sudadera, chubasquero…). Nuestra recomendación es que elija productos de buena calidad al menor precio posible.

Para huir de las tentaciones, procure en lo posible dejar al niño en casa.

Trate de escalonar las compras de ropa. Especialmente en los niños más pequeños, evite elementos peligrosos para la seguridad, como cordones en capuchas, cintas largas…

El calzado

La elección del calzado de los niños requiere un capítulo aparte. Es muy importante llevar el zapato del número adecuado: si es demasiado pequeño, impedirá al pie desarrollarse bien y provocará problemas como callos, juanetes, dedos en martillo, etc. En cambio, en un zapato muy grande el pie flota, pudiendo producirse ampollas o, en otro orden de cosas, torceduras o caídas por la falta de sujeción.

El crecimiento del pie de un niño es muy rápido. Hasta los 5 años, crece unos dos números por año; a partir de esa edad, un número por año. Los dedos deben tener espacio suficiente y libertad de movimientos dentro del zapato. A la hora de comprar el calzado del niño, lo mejor no es, como suele hacerse, optar por el número siguiente al que se haya venido usando, o calcular palpando con el pulgar la situación de los dedos.

La suela exterior debe ser de caucho o de goma, materiales flexibles y antideslizantes. Verifique que el zapato flexiona igual que el pie en la línea de inserción de los dedos.

La plantilla tiene que absorber bien la transpiración y para eso es mejor que sea de cuero, en lugar de sintética.

Los zapatos tienen que ser fáciles de atar. Da igual que sean cordones o tiras de velcro: unas y otras tienen que estar diseñadas de forma que permitan ajustar bien el zapato al pie. Los mocasines o los zapatos que se meten como si fueran pantuflas no son aconsejables para los niños, pues es fácil que los pierdan mientras corren, saltan y juegan.

Aunque realmente no es indispensable para el desarrollo del pie del niño, el contrafuerte ayuda a mantener el equilibrio y a reforzar la estabilidad del zapato, evitando que el pie se ponga hacia un lado. El material del borde superior del zapato debe estar acolchado para evitar roces.

El material escolar

Los niños son muy vulnerables a los estímulos publicitarios, y los fabricantes y vendedores aprovechan esta circunstancia para tratar de “meterles por los ojos” estuches, carpetas o cuadernos de sus personajes favoritos, o de los protagonistas de la última película. Y con la excusa de ese dibujo o logotipo, el producto multiplica por 3 o 4 su precio.

Antes de ir a comprar, repase en casa y compruebe los materiales que pueden servirle del año pasado. Haga una lista de las cosas que realmente necesita y procure ceñirse a ella.

En la tienda, opte por aquellos productos que sean más resistentes, aunque resulten algo más caros, a largo plazo serán más ventajosos porque durarán más y, en definitiva, ahorrará dinero.

Rellene el estuche; no es necesario cambiarlo todos los años: reponer todo el material para el estuche le costará a partir de 11 euros. En lo posible, evite ir con el pequeño a la tienda.

La OCU aconseja revisar el material escolar del que disponemos de otros años y aprovechar el que pueda servir para gastar menos. El material que se tenga que adquirir debe ser resistente y seguro. Tampoco se deben comprar productos con apariencia que induzca al niño a llevárselos a la boca, como borradores con apariencia de pintalabios o comida. Y evitar artículos con piezas pequeñas si hay niños menores de 3 años en casa, ni dejarse embaucar por artículos caros que combinan el aspecto lúdico con una funcionalidad concreta ni menospreciar el riesgo por ello (tijeras con forma de animal), y por último, no adquirir productos muy perfumados o que destiñan.

La OCU ha realizado, también, un análisis de pinturas escolares (rotuladores, lápices y ceras) mediante el que ha comprobado que hay exceso de envases y un uso innecesario de compuestos tóxicos, como la acetona o compuestos orgánicos volátiles. La OCU ha solicitado al Instituto Nacional de Consumo que promueva la creación de una norma específica sobre seguridad de material escolar o que en su defecto se modifique la actual de juguetes, de forma que indique expresamente que afecta también a estos productos y se pongan límites a sustancias de riesgo, como los disolventes orgánicos.

Los libros
Con todo, una de las principales partidas del presupuesto familiar a la hora de la vuelta al cole va a parar a los libros de texto. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios hemos insistido en reiteradas ocasiones en la necesidad de que los libros de texto sean gratuitos en los niveles de enseñanza obligatoria.

Y hasta que llegue ese momento, se podrían adoptar medidas destinadas a paliar el elevado coste económico que supone la compra de libros al comienzo de curso, por ejemplo, liberalizar el precio, permitiendo descuentos aún mayores, establecer precios máximos y controlar el recurso a materiales suplementarios, que a menudo son una excusa para incrementar el precio.

Si quieres leer más noticias como Trucos para comprar material escolar barato, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >