¿Cuál es la mejor mochila para que los niños lleven los libros al colegio?


¿Cuál es la mejor mochila para que los niños lleven los libros al colegio?

Mucho se ha hablado respecto de los posibles daños que puede causar el uso habitual de las mochilas para niños. Por un lado, un equipo de expertos del Hospital Ramón y Cajal de Madrid ya aseguró que el uso adecuado de las mochilas no provoca desviaciones ni aumento de la curvatura de la columna, mientras que el Colegio de Médicos de España indica que cargarlas de forma excesiva es la principal causa de que la mitad de los niños y casi siete de cada diez niñas de entre 10 y 15 años tengan dolores de espalda.

Cómo calcular el peso que puede cargarse con una mochila

La carga que puede tolerar un niño en la espalda varía según su edad y estado físico, sin embargo, lo ideal sería que la misma no superase el equivalente al 10% ó 15% del peso del niño. Así, multiplicando el peso del niño por 10 o por 15 y dividiéndolo por 100 se obtiene el peso máximo que resulta aceptable para que cargue a la espalda.

Y es que el uso adecuado de la mochila es fundamental para la salud del niño. CECU aporta algunos consejos para utilizar adecuadamente las mochilas y evitar así dolores y problemas de espalda para los niños. Contrariamente a lo que pueda parecer, las cada vez más populares mochilas con ruedas que se arrastran mediante un asa extensible resultan mucho menos manejables, pudiendo forzar la muñeca y provocar lesiones también en la espalda ya que cuentan sólo con un punto de anclaje frente a las dos bandas de sujeción de las mochilas que se fijan sobre los hombros.

La mejor mochila

Especial atención merece la elección de la mochila o cartera que vaya a usar para llevar sus libros.

Mochila a la espalda ¿Prefiere una mochila de las que van a la espalda?

El tamaño no debe ser superior al del torso del niño y, además, es aconsejable que tenga asas anchas, regulables y un cinturón acolchado en la cadera para ayudar a distribuir mejor el peso.

La desventaja de este tipo de mochila es que, normalmente, el peso que cargan los niños supera con creces las recomendaciones y se puede dañar la espalda.

Puede encontrar una mochila a la espalda por desde unos 20 euros.

Mochila con ruedas

Elija una mochila se pueda ajustar a la altura del niño. La ventaja de las mochilas con ruedas es que no se carga con peso. ¿Las desventajas? No son adecuadas si el niño tiene que subir muchas escaleras. Y, por otro lado, requiere que vaya cambiando la postura de la mano de vez en cuando para no forzar las muñecas.

Puede comprar una mochila con ruedas desde unos 27 euros. En cualquier caso, es muy importante que la mochila se adapte bien al usuario, pues es la salud de su espalda lo que está en juego.

Usar de forma correcta una mochila

Por tanto, para un uso adecuado de la mochila, hay que tener presentes estas cuestiones:

·        Es conveniente repartir la carga y colocar lo más pesado y voluminoso cerca de la columna, aligerando el peso hacia afuera.

·        Siempre se debe usar la mochila con ambos tirantes, afirmada en los dos hombros y sin cargarla en exceso. Son preferibles los modelos de espalda frente a los de tipo carrito.

·        Elija un tamaño adecuado, con una capacidad ajustada a las necesidades diarias de carga. Si es demasiado grande se tiende a sobrecargarla.

·        Procure que el niño lleve diariamente la carga estrictamente indispensable. Si el centro dispone de casilleros puede ser interesante contar con uno para evitar el transporte innecesario de libros y cuadernos.

·        Es necesario orientar a los niños en la técnica adecuada para levantar la mochila doblando las rodillas y haciendo la fuerza con las piernas.

Consejos antes de comprar una mochila

Si todavía no ha comprado la mochila, antes de adquirirla debe saber que:

1.      Lo recomendable es el uso de aquellas que tienen regulación de tirantes, mejor si son acolchados y con un ancho mínimo de cuatro centímetros. La presencia adicional de un sistema que permita fijar su parte baja a la cintura, impedirá las oscilaciones.

2.      El respaldo acolchado es preferible por su mejor adaptación a la espalda.

3.      Debe tener presente para la compra el alto de espalda del niño: mida entre la base del cuello y 5 cm. sobre la cintura. Ése será, como referente, el alto máximo ideal de la mochila que adquiera.

4.      Las telas sean resistentes, moldeables e impermeables para que ofrezcan mayor resistencia al desgarro (por ejemplo, 100% nylon o 100% poliéster, con costuras reforzadas).

5.      La mochila que tiene bolsillos organizadores interiores y/o exteriores permite tener a mano los elementos de uso más común (documentación, abonos de transporte…).

La mochila ideal es, en resumen, aquella que descansa y se adapta a la curva que forman las vértebras dorsales, cuidando que su parte baja quede unos cinco centímetros por encima de la cintura. El tamaño de la mochila se tiene que adecuar a la edad y talla del niño, ya que una mochila excesivamente grande puede ocasionar que el peso involucre a la zona lumbar, mucho más sensible que la dorsal.

Con ruedas para evitar los problemas de espalda

El dolor de espalda que sufren muchos adultos por las malas posturas al sentarse o por determinadas actividades laborales no es solo cosa de los mayores. Porque los niños en edad escolar han pasado a formar parte de la población más afectada por los problemas de espalda. Las mochilas sobrecargadas y la falta de ejercicio físico pueden generar en los menores enfermedades de espalda como escoliosis infantil, hasta una cifosis o una artrosis precoz.

Los estudios médicos hablan de un 70% de las niñas y un 50% de los niños en España que sufren ya problemas de espalda, antes de llegar a la plena adolescencia de los 15 años. Las cifras obligan a hacer una campaña de concienciación entre los padres para aplicar los consejos que fundaciones como Fundación Kovacs han ofrecido en este inicio del curso escolar.

Una de las medidas más eficaz para prevenir los dolores de espalda y menos seguida por las familias es la de hacer deporte con los niños regularmente.

Más de la mitad de los niños han sufrido dolores de espalda

El dolor de espalda es bastante común en los más pequeños, sobre todo en la etapa escolar, posiblemente porque estos permanecen sentados con malas posturas durante mucho tiempo o porque transportan mucho peso en sus mochilas.

Los estudios hablan de que antes de los 15 años un 50,9% de los niños habrán sufrido problemas en la espalda, y un 69,3% de las niñas sufrirán algún dolor de espalda.

“Una buena opción sería una mochila con dos tirantes acolchados y una anchura de cuatro centímetros que posea también acolchado en toda la zona que se encuentra en contacto con la espalda, y que sea regulable para que se ajuste bien y quede acoplada a la espalda, así se consigue que el peso este distribuido. Además, la mochila del pequeño, deben pesar alrededor de 10-15% del peso del niño como máximo”, afirman desde el equipo médico.

Recomendaciones para usar mochilas
El peso de la mochila de tirantes no debe sobrepasar el 10% del peso del niño. La correcta colación, pegada a la espalda lo más posible y en la zona baja, lumbar, son las otras recomendaciones básicas que la Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs han presentado cómo prevenir los dolores musculares de espalada en la infancia. Se trata de que estas molestias no pasen a ser en edad adulta enfermedades crónicas.

Lo ideal sería que los libros de texto se dejasen en clase y que se usaran de forma trimestral. Es más, lo mejor es el formato dividido en libros más pequeños y trimestrales que tienen ya muchas editoriales en Primaria. De esta forma se alivia el peso de las mochilas, que ha llegado a ser un verdadero suplicio para los escolares cuando estaban cargadas con más de ocho libros completos.

La mochila de ruedas, la otra solución

Evitar dolores de espalda sería fácil con las mochilas de ruedas. Estos «carritos» son fáciles de usar y arrastrar el peso es mejor para la espalda de los niños que soportarlo en los riñones. El inconveniente es que en las edades más bajas, los más pequeños de los «peques», existen problemas en el manejo de estas mochilas portátiles. Si no se pueden usar, lo mejor es emplear mochilas de tirantes pero pequeñas y con lo mínimo que se deba llevar a clase.

Lo mejor, prevenir con el ejercicio físico
Hacer deporte con mamá y papá todos los días, o al menos regularmente en semana, es, según los expertos, la principal medida y la más eficaz a la hora de prevenir los trastornos musculares en la espalda. Es decir, una musculatura fuerte y resistente en esa zona nos protegerá de posibles dolores, al fortalecer la estructura de la columna vertebral.

Tener actividad física de forma habitual con los niños es vital para que desde edades tempranas la columna vertebral adquiera su forma definitiva. Con el ejercicio físico hecho de forma regular conseguimos fortalecer la espalda y cuando vienen los dolores el tiempo de curación sería más corto. Mamá, papá, vamos a correr al parque.

Mochila solar que vale para cargar el móvil, la PDA, el iPod, la cámara de fotos…

Mochila solar que vale para cargar el móvil, la PDA, el iPod, la cámara de fotos...Una mochila, además de poder transportar un sinfín de enseres, se completa si es posible que recargue el teléfono móvil, la PDA, la cámara de fotos digital…

todo ello utilizando la energía solar. Se llama Kyoto y posee en su frontal dos paneles solares y diferentes conectores específicos destinados para cada aparato concreto que precise de recarga.

La idea viene de Powersafer, empresa que desarrolla para el mercado de consumo productos de energías alternativas y ahorro. Reproductores de música MP3, teléfonos móviles, PDAs, cámaras digitales de fotos, cámaras de vídeo… Con esta mochila es posible recargar todo esto y mucho más. Además, la forma de obtener energía es de lo más ecológica ya que la consigue a través del sol.

El poder de la energía solar
Para ello, se vale de unos paneles solares ubicados en su frontal que recogen la energía en una batería y la trasladan al dispositivo mediante los diferentes conectores junto a los que se comercializa.

En palabras de Jens Roettges, managing director de Powersafer en España: «Esta mochila es perfecta para aquellos momentos en los que el usuario se queda sin batería y precisa obtener energía en el exterior de manera urgente. Un producto muy práctico que evita la posible pérdida de datos y hacer llamadas, fotos o mostrar imágenes en cualquier momento y lugar y sin depender de la corriente eléctrica».

En cuanto a características técnicas se refiere, Kyoto dispone de dos panales solares con unas medidas por unidad de 90×160 mm y una batería de 82x89x20 mm con una capacidad de almacenamiento de 700 mA. Además, ofrece una corriente de carga solar de 300 mA, un voltaje de 3.0 V y 6.0 V y una corriente de salida inferior a 0,3 A. Su precio es de 169 euros.

Si quieres leer más noticias como ¿Cuál es la mejor mochila para que los niños lleven los libros al colegio?, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp