Cómo quitar la tos, 10 trucos

Trucos para quitar la tos seca con remedios naturales
NOTICIA de Javi Navarro
13.05.2022 - 15:00h    Actualizado 13.05.2022 - 16:27h

¿Cómo quitar la tos? La tos seca es un síntoma muy común de resfriados, asma, laringitis, bronquitis y otras enfermedades respiratorias. ¿Pero, cómo quitar la tos seca? Quienes la han padecido saben que se trata de una tos sin flema, que produce mucha irritación y, con frecuencia, intensos dolores. Esta dolencia puede clasificarse en dos tipos: la que dura tres semanas o menos, que se denomina aguda, o la que se prolonga por más de tres semanas, que se conoce como crónica.

Cómo quitar la tos con remedios caseros

Si estás empezando a notar los síntomas de la tos, aquí puedes encontrar algunos remedios naturales que puedes probar para acabar con ella. Porque para curar la tos seca, en definitiva, hay que estimular la producción de saliva, para lo que sirven los caramelos de miel o limón. También hay que calmar las mucosas inflamadas, lo que se consigue también con la ingesta de líquidos.

Trucos para quitar la tos seca con remedios naturales-1

Jarabe casero con anís, clavos y manzanilla

Una alternativa es hacer un jarabe casero con anís, clavos y té de manzanilla para la tos. Es muy sencillo: el primer paso es hacer la infusión de manzanilla, y agregarle anís y clavos cuando haya hervido. Se debe dejar unos 5 minutos más al fuego, apagarla y esperar un rato para que repose. Después de que enfríe, hay que agregar miel y jugo de limón, y así estará listo el jarabe. Lo recomendable es tomar esta mezcla tres veces al día.

Leche templada y miel

Otro remedio muy efectivo es combinar medio vaso de leche tibia –es importante que no esté muy caliente, para evitar que la irritación de la garganta empeore– con dos cucharaditas de miel. Hay que beber la preparación entre tres y cuatro veces al día.

Chocolate

Se suele pensar que el chocolate y los dulces empeoran los problemas de la garganta. Pero, en realidad, el chocolate negro es un aliado ideal para acabar con la tos seca, debido a que contiene teobromina. Se recomienda consumir 56 gramos de este producto al día para mejorar la condición.

Coca Cola y cebolla

¿Coca cola hervida para la tos? Una opción poco común que también puede traer buenos resultados. Se trata de hervir un vaso de Coca Cola y trozos de cebolla durante 3 minutos. Después de este tiempo, hay que colar el líquido y beberlo tibio antes de dormir.

Miel oscura

Una medicina muy sencilla es el consumo de miel oscura. Tomar una cucharada, tres veces al día, permitirá mejorar el estado de la garganta gracias a sus propiedades naturales porque calma la zona irritada.

Vahos

Además de ser útiles para la congestión nasal, los vahos pueden ayudar a reducir la tos seca. Se recomienda hervir hojas de eucalipto o laurel durante 10 minutos, y luego, con la cabeza cubierta con una toalla, aspirar los vapores. Si se repite este proceso de dos a tres veces al día, se verá la diferencia.

Té de pimienta con miel

Esta infusión se recomienda en aquellos casos en los que hay tos con flemas porque ayuda a aliviar la irritación y potencia la mucosidad para expulsarla.

Ajo

Comer ajo es un remedio natural para calmar la tos con flemas. No es uno de los remedios más agradables, pero sí es efectivo.

Jengibre y menta

Es uno de los remedios para la tos más clásicos y es muy efectivo contra la tos seca. Se trata de una mezcla de jengibre picado, menta, agua y un poco de miel.

Usar un humidificador

Si la tos es producida por irritación y sequedad en la garganta, generar un ambiente adecuado en casa es fundamental para acabar con ella. Para conseguirlo, puedes comprar un humidificador y ponerlo en la habitación. Notarás la sensación de calma a los pocos minutos.

Otros consejos

Además de los remedios naturales que te acabamos de explicar, existen otros que puedes poner en práctica si tienes tos con flemas o tos alérgica.

  • Beber agua para hidratar la garganta.
  • Evitar las corrientes de aire.
  • No dormir con el pelo húmedo.
  • Tener los pies calientes.
  • Evitar zonas con polvo.
  • Hacer gárgaras de agua con sal ayuda a reducir y aliviar los síntomas de la tos y la mucosidad.

Siguiendo estos sencillos trucos podrás controlar tu tos. De todos modos, si pese a todo, esta no para y dura más de siete días, te aconsejamos que no dudes más y pidas ayuda médica por si se tratara de alguna patología más grave.

¿Qué es la tos?

Ya sea por un resfriado, alergia o una gripe, ¿quién no ha experimentado alguna vez la incomodidad de tener tos? Esto puede llegar a ser muy molesto, por lo que resulta interesante conocer sus causas para prevenirla. Antes de nada, conviene tener claro qué es la tos exactamente. Es un reflejo de nuestro organismo que suele venir derivado de tener algún cuerpo extraño en nuestras vías respiratorias o incluso de inhalar ciertas sustancias nocivas para el cuerpo.

Además, es importante tener en cuenta que cuando tenemos tos, esta puede ser indicativa de otra patología, como la gripe, la neumonía, la bronquitis o muchas otras enfermedades de mayor o menor gravedad. De hecho, para curarla hay que ir directamente a eliminar aquello que la produce. Por ello, es interesante conocer las posibles causas de tener tos.

Independientemente del caso, lo mejor es visitar a un especialista, pues al conocer exactamente las causas se podrá llegar a una rápida solución. Además, puede ser síntoma de un mal mayor, por lo que es mejor que el médico sea quien haga la evaluación.

Doctora y paciente con tos

Causas

Existen muchas causas que pueden provocar que tengamos tos. Por este motivo, resulta interesante observar qué otros síntomas tenemos para descubrir exactamente la razón de estar así y poder solventarlo a la mayor brevedad. Entre las causas más comunes del carraspeo podemos encontrar las siguientes:

  • Resfriado o gripe. La más común, especialmente en ciertas épocas del año, en las que el frío o el cambio de temperaturas pueden llegar a afectarnos mucho.
  • Sinusitis.
  • Rinitis.
  • Laringitis.
  • Faringitis.
  • Bronquitis.
  • Bronquiectasia.
  • Alergia. Si estás expuesto a sustancias alérgicas como el polen o el polvo, tal vez sean estas las que la producen.
  • Efectos secundarios de determinados medicamentos, especialmente los pautados para patologías del corazón.
  • Edema pulmonar.

Por supuesto, a estas se pueden sumar muchas otras. Así pues, te aconsejamos tomar nota de todos los síntomas para informar a tu médico. Él, además, podrá realizarte otras pruebas como la espirometría, la prueba de provocación bronquial o incluso una radiografía de tórax. Con todos estos datos, descubrirás por qué tienes tos y se aplicará el tratamiento que más convenga.

Tipos de tos

Tipos

Es importante tener en cuenta que existen diversos tipos de tos. Así, en función de la que padezcas, se te pautará un tratamiento u otro. A continuación te hablamos de las más comunes.

Alérgica

Seca y constante y se da cuando te expones a aquello a lo que tienes alergia. Dependiendo de cada caso, esto puede ser el polvo, el polen, el pelo de animal o incluso algunas plantas, por ejemplo. Nuestra recomendación es observar en qué momentos surge y tratar de definirlo al máximo para trasladárselo a tu médico.

En cuanto al tratamiento, suele basarse en la toma de determinados antialérgicos, como por ejemplo la hidroxicina. En todo caso, además del medicamento será fundamental evitar el contacto con la sustancia que esté produciendo la alergia.

Seca o irritativa

Para saber cómo acabar con la tos seca, en primer lugar tienes que saber que este tipo viene derivada de una irritación en la garganta. Puede ser provocada por la presencia de algún cuerpo extraño en tus vías respiratorias o incluso por la inhalación de humo. Entre los principales remedios caseros para la tos irritativa se encuentra mantener la garganta hidratada, bebiendo agua y tratando de calmar la irritabilidad.

Tos seca

Tos con flemas

La también llamada tos productiva suele deberse a otras enfermedades respiratorias. Entre ellas, la más común es la gripe o el resfriado. Además, en estos casos suele ir acompañada de otros síntomas fácilmente reconocibles, como el dolor en el cuerpo o la fiebre.

Por lo que respecta a su tratamiento, lo aconsejable será tomar medicamentos específicos que ayuden a diluir la flema. En todo caso, para poder tomarlos será necesaria la prescripción de un profesional médico.

Por tanto, si quieres saber cómo terminar con la tos con flemas, lo primero que tienes que hacer es acudir a tu médico para que te examine y pueda dictaminar la causa de este hecho. Una vez descubra el origen que está causando las flemas, podrá recetarte un tipo medicamento u otro.

¿De qué color son las flemas?

Las flemas son un tipo de mucosidad que se genera en la zona del pecho y que pueden tener diferentes tonalidades que son un indicativo de la gravedad de la infección o enfermedad que sufre una persona.

Por tanto, el color de este tipo de mocos sirve de guía o señal para saber si la persona que las sufre debería ir al médico para que le realicen un diagnóstico o si, por el contrario, solo necesita guardar reposo para pasar el mal trago cuanto antes. La regla es sencilla, las flemas de tonos claros no deben preocuparte, mientras que las de tonos oscuros pueden ser un síntoma de enfermedades más graves relacionadas con los pulmones. Podemos distinguir, en términos generales, cuatro colores característicos de las flemas:

  • Las flemas de tono transparente son las más comunes y las que no deben preocuparte más allá de la molestia e incomodidad que generan. Suelen ser consecuencia de un resfriado o de la gripe y desaparecen a los pocos días.
  • Si el color de la flema empieza a adquirir tonos verdes o amarillos, es síntoma de que las defensas del cuerpo están combatiendo el virus, por lo que es un síntoma positivo que no debe preocuparte.
  • Por el contrario, si las flemas tienen un tono rojo, debes tener más cuidado. Esto se produce porque tienes restos de sangre que es lo que provoca que tenga ese color. Si notas que la sangre es abundante y este síntoma va acompañado de dificultad para respirar, es mejor que acudas al médico.
  • Por último, si las flemas tienen color marrón o negro, debes estar vigilante. Este tipo de flemas con tonos oscuros pueden aparecer por diferentes causas, aunque no suelen ser muy buen indicativo. Si detectas estos síntomas, lo más recomendable es que acudas a un especialista para que pueda realizarte un diagnóstico y salir de dudas.

Tratamientos

Una vez conocidos los distintos tipos de carraspeo que puedes padecer, sabemos que te estarás preguntando qué hacer para pararla. En este caso, es importante tener en cuenta que no existe un jarabe para todo tipo de tos. Por el contrario, será necesario definir la tuya para poder recurrir a uno u otro medicamento. En todo caso, entre los más frecuentes podemos destacar los siguientes:

  • Codeína.
  • Hidroxicina.
  • Ambroxol.
  • Jarabe vick.
  • Iniston
  • Bisolvon Antitusivo

De todos modos, conviene insistir en que no es recomendable tomarlos sin una prescripción médica. De hecho, si te equivocas y tomas, por ejemplo, un medicamento para inhibir la tos cuando también tienes flemas, esto puede ser muy perjudicial. Esto se debe a que la flema podría llegar a acumularse en los pulmones y complicar tu estado, llegando a causar una neumonía. Asimismo, si tienes alergia y tomas un jarabe para la de tipo expectorante, no notarás ninguna mejoría.

Medicamentos sin receta

Es crucial no tomar medicamentos a la ligera, sobre todo si son sin receta médica, puesto que en ocasiones podemos hasta dañar nuestra salud. De hecho, en Francia, el Instituto de Consumo analizó en 2015 en su revista ‘60 millions de consommateurs‘ las marcas y productos para acabar con la tos expectorante. ¿El resultado? De los productos analizados, solo 5 podían llegar a ser buenos para la tos, mientras que otros 13 no tenían ningún efecto y 3 de los medicamentos fueron ordenados que se retiraran porque su formulación era contraria al efecto deseado, es decir, sus ingredientes provocaban el efecto contrario.

Este informe de la organización francesa desaconseja cualquier antitusígeno para la tos que produce expectoración. De los 13 fármacos analizados, ya sean expectorantes o diluyentes, tal y como recoge la revista ’60 millions de consommateurs’, “ninguno ha dado prueba de su eficacia por sus principios activos. No obstante, la mayoría de ellos no producen efectos secundarios negativos serios, aunque no suelen ser buenos para el aparato digestivo. La tos expectorante es un proceso de la curación de algún mal que permite expulsar el moco, por lo que es preferible esperar a que pase”.

Entre las marcas que no se recomendaban en este análisis estaban las que incluían carbocisteína, como Rhinathiol, Vicks y Medibronc. El estudio subraya también que muchos de los fármacos analizados contienen elementos nocivos, alergénicos, alcohol y colorantes y conservantes.

El informe analiza positivamente las marcas que emplean para la tos seca formulaciones con dextrometartano, un derivado de la morfina, que es el que sale mejor parado en la relación riesgo-beneficio. Los cinco medicamentos que aprobaban este análisis fueron Atuxane, Clarix en disolvente, Tussidane en pastillas y jarabe, y Tussipax. Estos productos a la venta en Francia cuentan con equivalencias en marcas que se venden en España, como Bicasan, pastillas caramelo de Aquitos, Benilyn, Bisolvon y Cinfatos, entre otros.

Si quieres leer más noticias como Cómo quitar la tos, 10 trucos, te recomendamos que entres en la categoría de Bienestar.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >