Unas antenas parecidas a farolas detectan y avisan de dónde hay plazas libres de aparcamiento


Unas antenas parecidas a farolas detectan y avisan de dónde hay plazas libres de aparcamiento

Un equipo del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y Aeroespacial de Castelldefels (EETAC) ha diseñado un nuevo método para detectar continuamente la presencia de vehículos, basado en la combinación de un sensor óptico y uno magnético. Esta nueva tecnología, de la cual se ha solicitado una patente y que se está ensayando en el Campus Norte de la UPC, permite informar al usuario a través de dispositivos móviles como por ejemplo el teléfono, el ordenador portátil o el iPad, y también a través de paneles luminosos en la vía pública. El sistema se instalará próximamente en el distrito 22@ de Barcelona y en el centro de Figueres.

El detector incorpora ambos sensores en un encapsulado de 4 cm de diámetro y 13 cm de largo, que se incrusta en el pavimento de cada plaza de aparcamiento. La empresa Urbiòtica, formada por profesores de la UPC y otros socios industriales, está ensayando el sistema en el Campus Norte de la UPC para poderlo comercializar.

El equipo detecta, primero, un cambio brusco de iluminación, es decir, la sombra que se produce en un punto del suelo cuando un vehículo pasa por encima. Después, el sensor óptico ‘avisa’ al magnético, que se activa para verificar si lo que provoca la sombra es un vehículo o no. Esto se consigue mediante la detección de la anomalía producida en el campo magnético terrestre cuando un coche pasa o se para encima. Los dos sensores están conectados a un microcontrolador que, a través de un algoritmo, indica la presencia o no de vehículos. El sensor óptico del sistema está siempre activo pero tiene un consumo energético irrelevante.

Una vez detectada la presencia de un vehículo, el microcontrolador envía la información sobre la ocupación de la plaza a través de radiofrecuencia -sistema más económico que el de cableado- a una antena conectada a un transceptor. Este dispositivo doble, ideado para ser instalado en farolas de la vía pública, recibe y a la vez transmite esta información en cuestión de segundos -mediante diferentes tecnologías como por ejemplo Wi-fi o GPRS- a la base datos o centro de control. Los clientes potenciales del sistema son los servicios municipales o los operadores de aparcamientos.

Según Ramon Pallàs, líder del equipo de la UPC que ha desarrollado esta tecnología y de la cual se ha solicitado una patente, se prevé que la información esté disponible a través de paneles luminosos en la vía pública y que también se pueda transmitir a los usuarios a través de dispositivos móviles, como por ejemplo teléfonos, ordenadores portátiles o iPads, entre otros.

La innovación del producto -en el cual también ha trabajado el grupo AntenaLAB de la UPC- abarca el campo de los sensores, los circuitos de conexión de los sensores al microcontrolador, el método de alimentación de los sensores y la gestión de la alimentación del conjunto.

Funcionamiento continuo con bajo consumo

El nuevo invento resuelve los déficits que presentan las mejores soluciones actuales de detección de vehículos estáticos. Hoy en día, hay elementos que emiten una señal cuando un coche pasa por encima del sensor, pero no detectan si un vehículo se para. En un recinto cerrado, esto permite contar los vehículos que entran y salen y, por lo tanto, conocer el número de plazas libres disponibles, pero no la ubicación. Además, los usos actuales de los sensores magnéticos implican un consumo de energía relativamente elevado que no permite tenerlos siempre en funcionamiento.

En cambio, el sistema desarrollado por el grupo de la UPC y que comercializará Urbiòtica, funciona de manera continua y con un consumo de energía muy bajo, gracias a que el sensor óptico es el único que está siempre activo, y que el número de veces que el sensor magnético se pone en marcha es inferior al de otros sistemas similares. Además, los sensores se conectan directamente al microcontrolador, sin ningún circuito electrónico intermedio, hecho que también reduce el consumo.

Aplicaciones prácticas

El nuevo sistema permite gestionar y controlar vehículos en vías públicas y privadas, especialmente en áreas urbanas, cosa que da la posibilidad de controlar los accesos a poblaciones y zonas restringidas, zonas de seguridad y pasos a nivel, y gestionar aparcamientos en la calle, en los aeropuertos, o bien en superficies comerciales y subterráneas. Estas aplicaciones ahorran no sólo tiempo para aparcar, sino también combustible y, en consecuencia, comportan una reducción de la contaminación.

Las características del sistema facilitan, además, otras aplicaciones como por ejemplo la reserva de aparcamiento para vehículos de personas con discapacidad o el pago según el tiempo real de uso del espacio. Otra posible aplicación es la detección de carencia de luz en zonas que habrían de estar iluminadas.

Una vez superadas las pruebas piloto en el Campus Norte de la UPC, el sistema se instalará en el distrito 22@ de Barcelona, a partir del diciembre, en el marco de un proyecto de sensorización puesto en marcha por el Ayuntamiento de Barcelona, y en Figueras, a principios del 2011, para monitorear el tráfico de entrada y de salida del centro de la ciudad.

Localizan plazas de aparcamiento libres y guían al conductor hasta la más próxima

Un equipo de investigadores del Departamento de Telecomunicación e Ingeniería de Sistemas de la UAB , en la Escuela de Ingeniería, dirigido por José López Vicario y Antoni Morell, ha participado en el desarrollo de un nuevo sistema que localiza plazas de aparcamiento libres en la calle y guía al usuario hasta la más cercana. El sistema, llamado XALOC (Xarxes de sensors per a la gestió d’Aparcaments públics i LOCalització), ha sido desarrollado por un consorcio en el que también participan la empresa WorldSensing (líder del consorcio), y el Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Catalunya (CTTC), financiado por la Agència de Gestió d’Ajuts Universitaris i de Recerca (AGAUR) de la Generalitat de Catalunya.

El consorcio del proyecto ha desarrollado una plataforma basada en una red de sensores sin hilos capaz de realizar tareas de detección de plazas libres de aparcamiento en exteriores, y tareas de localización de vehículos con un sistema alternativo al GPS, y más preciso que éste en zonas urbanas. Con esta plataforma es posible localizar y guiar a los conductores hacia las plazas de aparcamiento disponibles dentro del área de interés.

Los sensores de la red se sitúan en el pavimento de la calle, justo en el centro de las áreas azules y verdes. Estos sensores detectan si la plaza está o no ocupada, y transmiten la información, mediante Internet, a un servidor central. Este servidor las procesa y las envía a paneles indicativos situados en la calle que muestran la información del estado de ocupación de la zona en tiempo real. Se han utilizado técnicas de comunicación avanzadas para llevar a cabo el guiado de los datos de la red.

Al mismo tiempo, la plataforma de sensores localiza a los usuarios que buscan aparcamiento, de modo que se puede ofrecer un servicio personalizado. En concreto, los investigadores de la UAB han diseñado un navegador portátil para el usuario, llamado ARID Navigator, que aprovecha las señales de comunicaciones, propias de la red de sensores, para posicionarse en el entorno urbano. Una vez se localiza el vehículo, el navegador se comunica con el servidor central de XALOC para conocer el número de aparcamientos libres en la zona y su ubicación, y muestra toda esta información al usuario.

La tecnología de posicionamiento y de localización es totalmente nueva y ofrece grandes ventajas respecto a los navegadores convencionales, basados en GPS, como son una localización más precisa en entornos urbanos, un tiempo de posicionamiento más reducido y mejor cobertura del servicio.

El sistema XALOC mejorará la gestión del tránsito en entornos urbanos, disminuyendo lo que los expertos llaman «tránsito de agitación», es decir, el tránsito de vehículos que circulan sin rumbo específico buscando un lugar donde aparcar. Una disminución del volumen del tránsito de agitación permitirá mejorar la fluidez de la circulación de manera substancial en entornos urbanos, para contribuir a una reducción efectiva de la contaminación y a un aumento de la satisfacción del ciudadano.

Si quieres leer más noticias como Unas antenas parecidas a farolas detectan y avisan de dónde hay plazas libres de aparcamiento, te recomendamos que entres en la categoría de Coches.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp