Alquilar una camper o comprarla, qué es mejor

Alquilar una camper o comprarla, qué es mejor
NOTICIA de Jessica Pascual
09.07.2021 - 09:58h    Actualizado 09.07.2021 - 10:04h

Si tienes un gran espíritu aventurero y te encanta viajar por tu cuenta sin horarios, sin planes fijos y sin rutas preestablecidas, las furgonetas camper son la opción perfecta para ti. Pero, ¿qué es mejor, alquilarla o comprarla? En este artículo te exponemos las ventajas y los inconvenientes de cada opción para que decidas cuál es la mejor para ti.

Alquilar una furgoneta camper

La ventaja más notable de alquilar una camper es que puedes disfrutar de una experiencia única sobre ruedas a un precio mucho menor que si la compras. Si optas por el alquiler, puedes olvidarte de las cargas y del mantenimiento que implican tener una furgoneta. No tendrás que ocuparte ni de la limpieza, ni de la revisión de las piezas ni del estado en general del vehículo. Bastará con que la devuelvas en las mismas condiciones en las que te la entregaron.

Además, algunas empresas te ofrecen un seguro de cobertura ante averías en la carretera. En estos casos si te quedas tirado en medio del camino, podrás continuar y seguir disfrutando de las vacaciones en otra furgoneta sin tener que preocuparte por nada. Y entre otros servicios, algunas compañías te incluyen el menaje de cocina y ropa de cama en el contrato de alquiler, objetos de los que no te tienes que preocupar a la hora de hacer la maleta.

Limitaciones a tener en cuenta si vas a alquilar

Pero no son todo ventajas. Alquilar una furgoneta para viajar requiere de un trabajo previo, de una búsqueda en profundidad de las distintas ofertas y servicios de las empresas para compararlas y contratar la que más se ajuste a tus preferencias y necesidades. Dependiendo de la empresa de alquiler, puede que para contratar el servicio te exijan requisitos adicionales como una edad mínima, un máximo de kilómetros que puedes hacer con el vehículo o la prohibición de subir a tu mascota a la furgoneta.

Así que si vas a alquilar una autocaravana, ten en cuenta los siguientes aspectos para que la experiencia no se convierta en un mal recuerdo y te arruine las vacaciones:

Como nunca sabes qué puede pasar, es mejor que busques ofertas que te permitan cancelar el alquiler sin penalización. Ésta es una de las desventajas del alquiler, que ante un imprevisto tienes que contactar con la empresa y hacer el papeleo para cancelarlo. Situación que puedes evitar si tienes la camper en propiedad.

La limitación horaria es otro de los inconvenientes del alquiler de furgonetas. Debes analizar a qué horas tienes que recoger y entregar la furgoneta, al igual que sucede con las horas de entrada y salida de un hotel o apartamento. Aunque en este caso la puntualidad dependerá de cómo te planifiques el viaje, puesto que tienes que llegar a tiempo a entregar el vehículo a la empresa.

Analiza la letra pequeña. Algunas empresas de alquiler de furgonetas camper establecen un límite máximo de kilómetros que puedes recorrer con ella. Así que tenlo presente si tu sueño es irte al pirineo francés con una camper o viajar por Europa durante todo un mes con ella. En estos casos de viajes con trayectos más largos, debes apostar por empresas que no te limiten los kilómetros.

Si tu mascota es un compañero más del viaje, infórmate sobre la política de los animales en las diferentes compañías antes de empezar con el papeleo en cualquier empresa, puesto que no todas permiten la entrada de perros o gatos en sus vehículos.

Es importante que prestes atención a las coberturas que te ofrecen los seguros de cada compañía de alquiler así como las franquicias y la edad permitida en cada caso. Puede que tus sueños de viajar se encuentren con la barrera de un límite de edad que todavía no has alcanzado. Compara entre las diferentes empresas de referencia para elegir la que mejor calidad precio te ofrezca el servicio según tu edad y experiencia al volante.

La fianza es otro punto importante que debes tener en cuenta antes de lanzarte a alquilar una furgoneta. El precio medio de la señal suele ser entre los 800 y los 1.000 euros. Como puedes apreciar, no es precisamente un servicio barato. Así que debes tenerlo en cuenta antes de planear todas las vacaciones y guardarte esta cantidad de dinero para dejarla en concepto de fianza.

Un consejo más, revisa el vehículo antes de salir de la empresa de alquiler e informa de todos los daños e imperfecciones que pudiera tener para que quede un registro de ello.

Cuánto cuesta

El precio de alquilar una caravana depende de muchos factores. La época en la que quieras alquilarla, el modelo, el tiempo de antelación con el que lo reserves y la demanda del producto son elementos que influyen en el precio final del alquiler.

Aunque para que te hagas una idea, el precio de alquilar este tipo de vehículos se encuentra entre los 100 y los 150 euros al día. Por tanto, el coste total de las vacaciones dependerá de los días que quieras disfrutar de la camper. Y como hemos detallado en el apartado anterior, a esta cantidad debes sumarle el coste de fianza y, por supuesto, del combustible que gastes.

Comprar una furgoneta camper: pros y contras

Comprar una camper te libera de todas las limitaciones que puede tener el alquiler. Si tienes una furgoneta camper en propiedad, serás tú quien decida si permites la entrada de tus animales, cuántos kilómetros hacer con ella y los días de viaje. Y es que la gran ventaja de tener una camper propia es que te permite levantarte un día y poner rumbo a cualquier lugar sin tener que realizar trámites previos.

Aunque por otra parte, el principal inconveniente de comprar una camper es su precio. No son vehículos precisamente baratos. Se trata de un desembolso inicial bastante grande que puede amortizarse con el paso del tiempo, pero sólo si se le va a dar un buen uso a la furgoneta. Así que si tienes pensado hacer un montón de viajes con ella, te merece la pena comprarla, sino quizá te salga más rentable optar por el alquiler.

La libertad de tener una camper para ti solo tiene unos costes que no hay que pagar en el alquiler. Y están relacionados con todos los gastos que hay que pagar por la compra de un vehículo: Impuestos, seguros, ITV, mantenimiento y gasolina, entre otros.

Además, antes de lanzarte a la compra debes plantearte otros aspectos como dónde vas a guardarla. Si tienes un garaje donde dejarla o si vas a tener que alquilar una plaza de aparcamiento y, por tanto, aumentar más los gastos.

Por otra parte, al igual que sucede en una casa, puede que te surjan nuevas necesidades para conseguir una mayor comodidad en tu furgoneta. Y, por tanto, llevarás a cabo algunas reformas en el interior o añadirás objetos para conseguir el vehículo perfecto y adaptado para ti. Todos estos añadidos engordan el coste total del producto.

Cuánto cuesta comprar una camper

El precio medio de una furgoneta camper se encuentra entre los 50.000 y los 80.000 euros. Aunque esta horquilla de precio es sólo una estimación puesto que el precio final dependerá de muchos factores como el tamaño y la marca de la furgoneta que quieras comprar o de los servicios adicionales que le quieras añadir.

Estos indicadores no quieren decir que no haya furgonetas mucho más baratas. Sí las hay y puedes encontrarlas por unos 20.000 euros o menos. Pero la elección de una u otra dependerá de tus necesidades. Y en el otro extremo, también encontramos camper mucho más caras. Como en la mayoría de productos, existen campers de lujo en las que puedes invertir todo el dinero que quieras para acomodarlas a tu gusto.

Y recuerda que a este desembolso inicial, tienes que sumarle el resto de gastos añadidos que hemos detallado: Combustible, seguros, impuestos y mantenimiento.

A tener en cuenta para comprarla

Si te apasionan los viajes en este tipo de furgonetas y te vas a pasar la mitad del año recorriendo las carreteras con ella, la compra es tu mejor opción. Para elegir la camper que más se adapte a tus preferencias tienes que tener en cuenta los siguientes factores:

  • El tamaño. Dependiendo de cuántos vayáis a viajar en la furgoneta, tendrás que valorar el espacio interior para sentiros a gusto y no tener sensación de agobio y poco espacio.
  • Su equipamiento. En términos generales, las furgonetas pueden incluir todos estos servicios: Una o varias camas, cocina, baño con ducha, fregadero, armarios y muebles y nevera. Éstas son las más completas y no todas los tienen. En las camper más económicas no suelen incluirse los servicios de baño o cocina.
  • Contratar los seguros. Es fundamental tener la furgoneta totalmente asegurada para evitar problemas en carretera.

Como en el caso del alquiler, la clave está en comparar y comparar. Sólo de esta forma podrás decidir cuál es el mejor vehículo para ti. Además, una pequeña recomendación. La experiencia siempre es un valor añadido. Así que no hay nada mejor como viajar una primera vez en camper para comprobar qué echas en falta y qué mejorarías para sentirte más cómodo en la furgoneta.

Si quieres tener un camper para ti sólo, pero no puedes pagar lo que cuesta una nueva, una opción más económica es comprar una camper de segunda mano. Pero aquí debes tener mucho ojo. Es importante que conozcas la historia de la furgoneta, analices bien el equipamiento y el estado tanto del motor así como del interior y del exterior del vehículo. Y preguntar al propietario por qué quiere venderla, los kilómetros que tiene, para qué la ha usado o si ha sufrido alguna avería.

¿Qué es mejor, alquilar o comprar?

La elección de la compra o alquiler dependerá de las necesidades y preferencias de cada persona. No hay una opción mejor que otra puesto que este hecho está sujeto al ritmo de vida de cada uno y al uso que vayas a darle.

Si es la primera vez que quieres probar este tipo de viajes, te recomendamos que alquiles una camper para probar la experiencia. Si esta primera toma de contacto te encanta y piensas viajar todos los años en camper, quizá te interese apostar por este medio de transporte y comprarlo.

Además, la experiencia de probar una camper es lo que te va a permitir analizar con detenimiento las ventajas y los inconvenientes de viajar en furgoneta. En uno o dos viajes con camper podrás decidir si te gusta este medio de transporte, si te ves haciendo más viajes así, si te sientes cómodo y qué mejorarías para estarlo aún más. Por eso te recomendamos que tengas una primera toma de contacto con esta nueva tendencia de viaje antes de lanzarte a comprarla. Además, esta experiencia te permitirá tomar decisiones claras y con conocimiento sobre el producto que quieres adquirir.

Pero ante todo, ten en cuenta los pros y contras que hemos detallado en el artículo. Valora que aunque la uses en vacaciones, es un vehículo que vas a tener que realizarle mantenimientos durante todo el año, al igual que a un coche, y por tanto, vas a tener que invertir más dinero en ella. En resumen, la clave para decidir si comprar o alquilar y sacarle el mayor partido a este vehículo es hacerte una idea aproximada de la cantidad de veces que vas a usarla. Si sólo la vas a mover dos semanas al año, no te merece la pena.

Viajar en camper

Las furgonetas camper son el hermano pequeño de las autocaravanas. Aunque no hay que cometer el error de pensar que una furgoneta camper es pequeña. Hay modelos de todos los tamaños que se ajustan a las necesidades de los clientes, y sí, también hay furgonetas de gran tamaño.

Si ya has viajado en ellas alguna vez, sabrás que te ofrecen una gran libertad de movimiento, aunque no tienen tantas prestaciones y espacio como una autocaravana. Pero son el vehículo perfecto para circular por cualquier lado porque su tamaño es como el de una furgoneta y, además, puedes aparcarlas en cualquier sitio, siempre que no despliegues el campamento en el exterior.

Viajar en camper es una auténtica aventura, pero hay que tener unos conocimientos mínimos para disfrutar de ella y que no se convierta en una pesadilla. Aunque quieras disfrutar de la libertad y experiencia aventurera que te ofrece una camper, busca y señala en el mapa las diferentes zonas de descanso antes de salir y planifica una ruta. Aunque si una noche te has quedado en medio de la carretera y no tienes un área de descanso cerca, siempre podrás pernoctar y dejar la furgoneta en un aparcamiento. Pero no puedes desplegar nada al exterior.

Si quieres leer más noticias como Alquilar una camper o comprarla, qué es mejor, te recomendamos que entres en la categoría de Viaje.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >