Alquiler de habitaciones: derechos y deberes de inquilinos y propietarios


Pros y contras de alquilar un piso entero o por habitaciones

En estos tiempos de elevados precios de la vivienda, muchos ciudadanos, especialmente estudiantes, optan por el alquiler de habitaciones individuales en lugar de viviendas completas. En estos casos, es habitual que los propietarios tengan dudas a la hora de llevar a cabo la operación, ya que la misma puede conllevar ciertos riesgos si no se tienen en cuenta algunas reglas básicas. A continuación recogemos una serie de recomendaciones para aquellos ciudadanos y ciudadanas que hayan pensado en alquilar una habitación, pero que tienen algunos interrogantes sobre procedimientos, derechos y deberes de las dos partes, tanto del inquilino como del propietario de la vivienda en alquiler:

Dudas Alquiler de habitaciones

Hemos consultado a la Asociación General de Consumidores, ASGECO Confederación, que recomienda proteger los derechos tanto de inquilinos como de propietarios en caso de alquilar habitaciones y así protegerse ambos ante las dudas que puedan surgir durante el proceso de contratación.

Contrato alquiler habitación

– Es fundamental firmar un contrato por escrito que recoja todas las condiciones del mismo. Este documento deberá incluir los datos del arrendador y del arrendatario, el domicilio de la vivienda, la habitación o habitaciones que se alquilan y una descripción lo más exhaustiva posible del mobiliario de que dispone.

– El contrato deberá dejar constancia también de cuáles son las estancias (cocina, cuartos de baño, etc.) o servicios de uso común (teléfono, conexión a Internet, etc.) que podrá utilizar el inquilino, la duración del contrato, el precio de la habitación, la forma y periodicidad del pago y el monto de la fianza.

– El contrato deberá explicar quién corre con los gastos de reparación de aparatos y electrodomésticos que los inquilinos disfrutarán en la vivienda.

– El contrato puede ser único, entre el arrendador y un representante de los inquilinos que se disponen a compartir la vivienda, o individual, con varios contratos diferentes para cada estancia. En este último caso el arrendador tendría que cobrar los servicios (agua, gas, electricidad, etc.) a los inquilinos uno a uno, distribuyendo el pago individualmente.

– La duración del contrato la establecerán las dos partes de mutuo acuerdo. La periodicidad del pago del alquiler es la que determinará las posibles renovaciones del contrato: por ejemplo, si la renta se paga mensualmente, una vez cumplida la duración pactada el contrato se renovará automáticamente de forma mensual hasta que alguna de las partes lo de por concluido.

Legislación alquiler habitación

– La relación entre el arrendador y el huésped se rige por el Código Civil (art. 1542 a 1582), no por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por lo tanto, en caso de reclamación se deberá acudir a la vía judicial, interponiendo una demanda.

Alquiler de habitaciones: derechos y deberes de inquilinos y propietarios

– El acuerdo escrito es el que debe especificar los plazos para la rescisión del contrato y el preaviso correspondiente.

Fiscalidad alquiler habitación

– La relación entre el arrendador y el huésped se rige por el Código Civil (art. 1542 a 1582), no por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por lo tanto, en caso de reclamación se deberá acudir a la vía judicial, interponiendo una demanda.

– A efectos fiscales, haya o no contrato de arrendamiento, las rentas que se ingresen por tener alquilada una habitación se deben declarar. Estas rentas tributan de dos formas diferentes en la declaración anual del IRPF: si el inquilino tiene entre 18 y 35 años, trabaja y recibe un salario neto superior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), el propietario puede deducirse hasta el 100% de las rentas obtenidas por alquilar una habitación; si el huésped no reúne esas condiciones el propietario sólo debe declarar la mitad del dinero ingresado, ya que disfrutaría de una deducción del 50%.

– En la mayoría de los casos el alquiler de habitaciones se formaliza sin contrato y sin que las rentas que se obtienen sean declaradas. No es un comportamiento aconsejable, ya que si la Agencia Tributaria lo descubre obliga al infractor a tributar por el 100% del dinero obtenido por el alquiler.

Pros y contras de alquilar un piso entero o por habitaciones

¿Alquilar el piso entero o por habitaciones? Una de las pocas salidas que tiene un propietario para poder disponer de unos ingresos, en esta época de crisis, es alquilar su inmueble. Sin embargo, a la hora de hacerlo, surgen muchas dudas sobre cuál es la forma más idónea o acorde a las necesidades. Alquilar el piso entero o bien por habitaciones puede traer consigo una serie de ventajas e inconvenientes que hay que tener en cuenta. El portal inmobiliario yaencontre.com destaca los pros y los contras de cada opción, como que alquilar el piso completo tiene mayor protección jurídica, pero es más flexible y si se alquila por habitaciones.

Si el propietario se decide por alquilar el piso entero, el contrato estará sujeto a la Ley de Arrendamientos Urbanos que, entre otras protecciones para el arrendador, establece un periodo general obligatorio del contrato de 3 años. En el alquiler por habitaciones, el propietario de la casa tiene la opción de regirse por el Código Civil, según lo establecido por los artículos del 1.542 a 1.581 que, en líneas generales, liberaliza el período del contrato a lo pactado entre las partes, no obliga a prórrogas y permite al arrendatario subarrendar habitaciones, si no se estipula lo contrario en el contrato.

Por lo tanto, es una opción con menos protección para el propietario de la vivienda, aunque permite recuperar la vivienda con más facilidad en caso de necesidad.

Menor morosidad entre los inquilinos de habitaciones

En principio, existe una morosidad menor entre los inquilinos por habitaciones que si se alquila el piso completo. Este hecho es consecuencia de que, en la mayoría de los casos, las habitaciones se alquilan a estudiantes, por lo que no suelen ser ellos los que pagan, sino sus padres.

Además, las familias con potencial para que sus hijos estudien en otras ciudades, suelen tener una situación económica estable. Entre los inconvenientes, en el alquiler por habitaciones, los gastos de agua, luz y gas, van a parte y los tiene que abonar el casero. Sin embargo, existe la opción de que el arrendador estipule por contrato un importe en concepto de servicios.

Aquellos pisos que se promocionan como alquiler de habitaciones suelen tener una mayor acogida. Es un mercado mucho más amplio, ya que suele dirigirse a los estudiantes.

Inquilinos buscan inquilinos
En el caso de alquilar el piso a unos estudiantes, por ejemplo, si el precio es por la totalidad, los propios inquilinos son los que se apresurarán a encontrar un nuevo compañero de piso, ya que si no, pagarán más. Sin embargo, en la opción de alquiler de habitaciones, si uno de los ocupantes se va, será el propietario el que tenga que realizar la búsqueda, ya que el resto, seguirá pagando lo mismo.

Si quieres leer más noticias como Alquiler de habitaciones: derechos y deberes de inquilinos y propietarios, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, con un promedio de 4,83 sobre 5)

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies