Beneficios y propiedades de la sandía

Beneficios y propiedades de la sandía
NOTICIA de Jessica Pascual
16.07.2021 - 10:08h    Actualizado 23.08.2021 - 10:17h

¿Te gusta la sandía? Si sueles recurrir a esta fruta fresquita para hidratarte en verano, debes saber que, además de saciarte de una forma saludable, aportas a tu organismo una gran cantidad de nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales. Y sin apenas calorías. Si quieres saber más sobre esta fruta, en esta guía te explicamos cuáles son los beneficios de comerla y las principales propiedades de la sandía.

Propiedades de la sandía

La sandía es uno de los alimentos estrella del verano. Ante las altas temperaturas, una porción de sandía bien fría que te hidrate y refresque es uno de los mejores escudos contra el calor. Además, al tener un elevado porcentaje de agua, contribuye a saciarnos de una forma más rápida y no provoca sensación de hinchazón. Y aunque éstas son dos de las propiedades más conocidas de la sandía, no son las únicas, puesto que esta fruta se caracteriza por tener una gran cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

La ficha de este alimento de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos (BEDCA), detalla que por cada 100 gramos de esta fruta, el organismo recibe:

  • 94,5 gramos de agua
  • No tiene apenas contenido en grasas totales, el organismo sólo recibe trazas de este componente
  • En cuanto a las vitaminas, destacan:
  1. Vitamina A, que es la que tiene mayor presencia, con un total de 18 microgramos por cada 100 gramos.
  2. Seguida de vitamina C, componente que aporta 5 gramos por cada 100 de fruta.
  3. Otros nutrientes presentes en la sandía son la vitamina D, E, B6 y B12.
  • Y otros componentes con gran presencia en esta fruta son el potasio, con 120 miligramos por cada 100 de producto y el magnesio, con 11 miligramos por cada 100.

En resumen, la sandía es una fruta que tiene un elevado contenido de vitamina A, nutriente que protege la vista y ayuda al mantenimiento y formación de tejidos blandos, de los dientes, de la piel y de tejidos óseos. Y además, tiene un alto poder antioxidante.

Por otra parte, tiene muy pocas grasas. Esto lo convierte en la fruta perfecta para comer en los momentos en los que tengamos hambre, entre horas, para saciarnos de forma saludable y evitar un picoteo de productos fritos o grasos. Y en definitiva, es una gran fuente de hidratación puesto que entre el 90 y el 95% de su contenido es agua, lo que la convierte en la fruta perfecta para hidratarnos durante el verano.

Beneficios de comer sandía

Entre los principales beneficios de la sandía, destacan:

1. Es buena para el corazón

Sí, además de ser refrescante, esta fruta es buena para el sistema cardiovascular debido a su contenido en licopeno, vitaminas, magnesio y potasio. Estos componentes también hacen que esta fruta tenga un alto poder antioxidante, que ayuda a reducir la inflamación y, como consecuencia, alivia el dolor muscular.

El licopeno es el componente responsable de su particular color rojo. Y precisamente, el estudio ‘Licopeno de sandía y declaraciones de propiedades saludables afines‘, publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, detalla que las propiedades de la sandía son eficaces para reducir el grado de aparición del cáncer, los trastornos cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades maculares. Y concluyen que la información disponible de diferentes cultivos celulares y de modelos animales ha revelado la función terapéutica de este componente (licopeno) contra síndromes metabólicos potencialmente mortales como el estrés oxidativo, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o la diabetes, entre otros.

2. Recuperación muscular

Uno de sus componentes, la L-citrulina, que se convierte en L-arginina, es perfecta para la recuperación muscular después de un entrenamiento porque ayuda a que los músculos recuperen la energía de nuevo. Éste último es un aminoácido que contribuye a la disminución de la presión arterial. Y también mejora la circulación.

La citrulina también es beneficiosa para el cabello y la piel. Mejora la circulación y el crecimiento del primero y contribuye a la flexibilidad de la piel.

3. Es saciante

Tiene un alto poder saciante y es perfecta para empezar un estilo de vida saludable puesto que ayuda a no pasar hambre. Como hemos detallado en el apartado anterior, no tiene apenas cantidad de grasas y es rica en nutrientes.

4. Protege la vista

Es beneficiosa para la vista porque contribuye a reducir la regeneración macular, que es un trastorno que deteriora la visión de forma progresiva. Aunque la sandía no es el único alimento que contribuye a proteger a los ojos, en esta otra guía te explicamos qué alimentos son buenos para la vista.

¿Contraindicaciones?

Por tanto, como has podido comprobar, la sandía es un muy buen alimento por sus propiedades, vitaminas y minerales. En las únicas circunstancias en la que la hay que tomarla con moderación o prescindir de ella es en casos concretos a causa de una enfermedad que impida a una persona tomar alguno de los ingredientes que la componen, como puede ser el potasio.

Recomendaciones para comprar y consumir la sandía

Aunque puedes encontrar recipientes con trozos ya cortados de sandía u otras frutas en los supermercados, no es recomendable optar por esta opción. A la hora de comprar cualquier fruta, es mejor que optes por el producto entero, sin cortar.

Este nuevo formato, aunque pueda parecer más cómodo, puede afectarte a la salud y provocar la aparición de ciertas enfermedades como la salmonelosis, listeriosis o el écoli. Esto se produce si los trozos no están bien refrigerados, porque si se rompe la cadena de frío de un alimento, se crea el caldo de cultivo perfecto para el crecimiento de microorganismos perjudiciales para la salud.

Por otra parte, la fruta que puedes encontrar cortada y preparada en el supermercado rompe la protección natural (la piel o cáscara) que actúa como aislante de la parte comestible de la fruta. Si los microorganismos que están en esta primera capa, traspasan al interior, pueden producir intoxicaciones alimentarias.

Por este motivo siempre es mejor comprar la fruta entera en las tiendas y después cortarla y lavarla en casa, siempre manteniendo la cadena de frío.

Recetas de sandía

Además de tomarla en porciones de fruta, puedes realizar alguna de estas recetas para variar el formato en la que la consumes:

  • Gazpacho de sandía
  • Sorbete
  • Helado
  • Zumo
  • Sopa de sandía
  • Batidos
  • Postres de sandía
  • Ensañada de sandía
  • Mermelada de sandía
  • Mojito

Si quieres leer más noticias como Beneficios y propiedades de la sandía, te recomendamos que entres en la categoría de Alimentación.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >