Cómo destacar en una entrevista de trabajo de la multitud de candidatos


Cómo destacar en una entrevista de trabajo de la multitud de candidatos

La realidad actual del mercado laboral parece respirar tras un periodo difícil. El número de procesos de selección ha aumentado gracias a la ligera recuperación que ya se aprecia en algunas compañías españolas. Pero la competencia aún es importante: por cada oferta de empleo publicada se reciben cientos de cv’s. Teniendo en cuenta esto resulta fundamental conocer y poner en práctica una buena estrategia para salir airoso de cualquier proceso de selección. A continuación te detallamos cómo.

Cómo destacar en una entrevista

El portal de empleo Monster ofrece diferentes consejos y recomendaciones para hacer un excelente debut en las entrevistas:

Estructurar un buen currículo

Es el primer paso y uno de los más importantes, puesto que a través de esa ‘carta de presentación’ las personas son seleccionadas entre cientos de candidatos. Con un cv ordenado y completo, el profesional puede ganar la simpatía de los entrevistadores y obtener una mayor visibilidad ante una competencia llena de talento.

¡Prepárate por dentro y por fuera!

Después de la llamada telefónica para cerrar un encuentro personal, el candidato debe analizar la filosofía de la empresa, el puesto de trabajo vacante e incluso indagar sobre la trayectoria profesional de la persona que va a realizar la entrevista. También es importante mostrarse descansado y vestir correctamente.

Con un pie dentro

¡Es imprescindible llegar puntual! En el caso de las entrevistas individuales, muchas cuentan un tiempo limitado, puesto que cada hora puede haber más de una persona convocada. Por otra parte, si es la primera entrevista puede que el candidato tenga que participar en una dinámica de grupo y lo normal es que no esperen para comenzar con la prueba. Una vez ha comenzado, es importante mantener la calma y no ponerse nervioso, síntomas que pueden hacer considerar a los entrevistadores que se encuentran ante una persona insegura.

En la dinámica

El candidato debe participar de manera escueta y concisa, siempre y cuando aporte valoraciones que enriquezcan las opiniones de los demás aspirantes o, en caso contrario, que generen debate. Nunca debe interrumpir a los candidatos ni a los moderadores. Es fundamental mantener la mirada y la sonrisa hacia los demás participantes.

Cara a cara

Una vez superados todos los pasos anteriores, el candidato tiene el 80% del proceso ganado. No obstante, la entrevista individual es fundamental para salir exitoso del proceso de selección. En primer lugar, el candidato debe mantener la delicadeza, la educación y la humildad en todo momento. No alardear de antiguos puestos de trabajo y/o experiencias profesionales, es importante para simpatizar con el entrevistador. Mantener una conversación distendida también resulta una buena estrategia para ganar la confianza. Además, hay que mantener siempre la mirada, ya que denota sinceridad y seguridad.

Ante el gran jefe

Tras este largo camino, el candidato puede estar cansado. No obstante, ha de mantenerse firme, vigoroso, y sobre todo, motivado ¡Es el último paso! El máximo responsable no tendrá mucho tiempo para escuchar detenidamente a cada aspirante, por lo que él mismo deberá venderse en aproximadamente 30 segundos con cada pregunta.

Guía para hacer una entrevista con éxito

Algunas personas pasan toda su vida laboral sin encontrar el trabajo de sus sueños. Así que, cuando tenga la oportunidad de alcanzar el puesto perfecto, asegúrese de que esté preparado. Durante la presentación, debe sobresalir en sus habilidades comerciales y su experiencia ante los entrevistadores. En otras palabras, tiene que ser un candidato eficaz. Adecco ha creado una guía para ir más allá de la entrevista típica y posicionarse por delante del resto de candidatos.

Recuerde que la entrevista es la mejor oportunidad para obtener información del puesto y de la empresa y así, determinar cómo puede contribuir su talento y experiencia al crecimiento y aumento de rentabilidad de la empresa.

Conozca la empresa

Averigüe todo lo que pueda acerca de la empresa: su historia, su situación actual y su futuro. Las fuentes de información son:
• La persona que se ha puesto en contacto con usted para el cargo
• Internet
• Publicaciones periódicas y publicaciones especializadas en el sector
• Informes anuales
• Amigos y personas relacionadas con la empresa

Conozca el puesto

Debe tener un amplio conocimiento del puesto, los deberes y responsabilidades ligadas a él y qué se espera de usted. Prepárese para realizar preguntas interesantes:
• ¿Cuál es la misión del puesto?
• ¿Cuáles son las principales funciones y tareas?
• ¿Qué competencias se requieren?
• ¿Cuál es el nivel de responsabilidad? (Objetivos, presupuesto a gestionar, personas a cargo, etc.)
• ¿Quien ha tenido éxito y por qué?
• ¿Quien ha fracasado y por qué?
• ¿A quien se encuentra subordinado el puesto?

Conózcase a usted mismo

Revise su vida profesional a conciencia:
• Revise todas las fechas, cargos, deberes, responsabilidades y logros
• Conozca sus puntos fuertes y puntos débiles
• Prepárese para dar ejemplos concretos de sus logros y cómo pueden ayudar estas experiencias a solucionar algunos de los problemas de la empresa
• Concéntrese en sus últimos cargos pero no eluda los primeros años de profesión
• Reflexione sobre sus logros para poder explicar adecuadamente sus puntos fuertes cuando surja la oportunidad. Analice también lo que ha aprendido de sus fracasos. Recuerde que el entrevistador tomará la decisión de contratar a alguien basándose en los siguientes factores clave: Actitud y desenvoltura en el trabajo, Imagen, presentación y habilidades comunicativas, Experiencia y habilidades, Formación y títulos, Conocimientos del sector y técnicos aplicables al cargo

Preparado y seguro

Venderse a un entrevistador en sólo 45 minutos, es motivo suficiente para poner a cualquiera un poco nervioso. Hay un método sencillo para superar los nervios: practicar la entrevista. Pídale a la persona que se ha puesto en contacto con usted para el puesto, a su cónyuge, amigos o cualquier persona de su confianza, que le realicen entrevistas realistas y le ofrezcan críticas constructivas.
-explíquele al entrevistador por qué está interesado en esta oportunidad / empresa. (Utilice este espacio para plasmar sus pensamientos y sus mejores cualidades.)
-explíquele al entrevistador por qué es la persona más preparada para el puesto. (Utilice este espacio para resaltar los campos en los que sobresale y los mayores logros.)
-comente los temas específicos que se tratarán en la entrevista con la persona que le ha ofrecido el cargo. Investigue acerca del estilo de entrevista de las personas con las que se va a reunir. Una buena preparación le permitirá entrar en la entrevista relajado y seguro de poder satisfacer las necesidades de la empresa.

Consejos para las entrevistas de trabajo

• Llegar pronto a la entrevista. Le recomendamos llegar al lugar de la entrevista al menos 15 minutos antes de la hora.
• Llevar consigo una copia extra de su currículum por si acaso.
• Acordarse de desconectar su teléfono móvil. No querrá interrumpir al entrevistador de forma brusca ni detener la entrevista antes de tiempo.
• Rellenar las solicitudes por completo y de forma pulcra. Escriba “negociable” en el apartado del sueldo.
• Adapte su actitud a la de su entrevistador.
• Mostrar entusiasmo respecto al cargo y la empresa. Responder de forma positiva a las preguntas del entrevistador siempre que sea posible. Si no le interesa o entusiasma su propia respuesta, ¿cómo puede esperar que el entrevistador lo esté?
• Hacer especial hincapié en sus talentos y logros. Cuantificar el grado de confianza que otras empresas han depositado en usted. Puede hacerlo remarcando tareas específicas, cifras y éxitos cuantificables.
• Responder a las preguntas sinceramente y de forma directa. Los entrevistadores buscan candidatos en los que puedan confiar. Las respuestas directas y sinceras les dejarán sin argumentos negativos. Si tiene que explicar experiencias negativas, resalte qué ha aprendido de ellas y por qué no cometería otra vez el mismo error.
• Responder a la pregunta que se le ha realizado. No debería ignorar intencionadamente una pregunta respondiendo acerca de otro tema o preguntando otra cosa. Si no está seguro de la pregunta, pídale al entrevistador que la repita.
• Organizar las respuestas. Piense la forma de estructurar su respuesta, puede organizar su respuesta de forma cronológica o por orden de importancia de los distintos puntos.
• Realizar preguntas pertinentes.
• Vender su postura respecto al cargo durante la entrevista.
• Mostrarse positivo acerca de los motivos para dejar su trabajo actual u otros anteriores. La palabra clave que debe recordar es “más”. Quiere más retos, más responsabilidades, más oportunidades, etc. Si ha sido despedido, resalte lo mucho que ha aprendido de la experiencia y cómo le ha ayudado a mejorar en su trabajo.
• Asegurarse de que el trabajo para el cual se está entrevistando es su objetivo primario. Enfoque sus respuestas de forma que el entrevistador se de cuenta de que ve este trabajo como uno de tus objetivos laborales.
• Llame a la persona que le ha ofrecido el puesto después de la entrevista.

SUELDO y salario: Cómo tratar la remuneración

Tratar la remuneración puede ser muy delicado y a menudo, requiere largas negociaciones hasta alcanzar una cifra justa y aceptable para tanto la empresa como para el particular. Algunos puntos a recordar:
• La mayoría de las empresas quieren realizar una oferta justa. Quieren contratar nuevos empleados con un nivel salarial que les ofrezca un incentivo para cambiar de trabajo, y uno que también sea consecuente con la estructura salarial existente en la empresa para el puesto.
• Los días en que se conseguían aumentos del 20% y 25% en el salario se han acabado. La inflación continúa estando a un bajo nivel histórico y las empresas siguen centradas en mantener la consistencia en la estructura salarial. Con el crecimiento económico en muchos sectores que se están enderezando, sea realista con respecto a sus expectativas salariales.
• El puesto / oportunidad es el elemento más importante en su decisión. Ninguna cantidad de dinero convierte un puesto en malo o una compañía en buena. Un puesto de calidad y la oportunidad de trabajar con personas en un ambiente de trabajo dinámico ofrece muchas recompensas que no se pueden comprar con dinero.
• Sea flexible. Los paquetes salariales son una combinación entre el sueldo, extras, títulos e incentivos adicionales. Estos elementos se pueden fijar/arreglar, algunas veces de forma muy creativa, a fin de satisfacer tanto a la empresa como al particular.
• Mantenga a la persona que le ha ofrecido el puesto involucrada. Manejar las negociaciones delicadas es parte de nuestro trabajo, así como dirigir ambas partes hacia un paquete salarial justo y aceptable. A menudo podemos ofrecer alternativas que satisfarán ambas partes. Además, involucrándonos como terceros podemos ayudar a mantener a nivel profesional las negociaciones delicadas.

Si le preguntan qué salario tiene en mente evite fijar una cifra exacta. Pruebe con algo como esto: “Estoy muy interesado en esta oportunidad y creo que puedo realizar una gran contribución. Actualmente cobro _________ al año. Estaría abierto a cualquier oferta competitiva”. Es mejor no dar una cifra exacta en la medida de lo posible a fin de no infra o sobrevalorarse. Le recomendamos que discuta el sueldo e incentivos con la persona que le ha ofrecido el puesto.

Diez consejos para realizar una buena entrevista de selección

La intuición y las primeras impresiones son dos peligrosos enemigos del seleccionador de personal, tal y como recoge el CEF en un decálogo de consejos destinado a ayudar a los encargados de realizar las entrevistas de selección de personal en las empresas. El decálogo pretende dar pautas para alcanzar el éxito en una entrevista de trabajo, pero desde el punto de vista del entrevistador.

Según José Manuel Chamorro, profesor del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Recursos Humanos del CEF.- y de la UDIMA y responsable de este decálogo, “es habitual dar pautas de actuación en una entrevista de selección desde el punto de vista del candidato. Pero la persona responsable del proceso, de la cual depende el éxito o fracaso del mismo, es el seleccionador, y por ello es esencial prepararla adecuadamente”.

1. Preparar de manera adecuada la entrevista

. El riesgo de fallar es mayor cuanto menor es la dedicación en este punto. Debemos fijar los objetivos de la entrevista y tener claro qué queremos saber del candidato para visualizar si es adecuado o no para el puesto. Para ello, hay que comparar los criterios previos exigidos para el puesto con el curriculum de la persona y determinar los pros y contras de cada candidato. Es indispensable preparar un guión de la entrevista.

2. Un proceso de selección siempre es cuestión de dos

. No se trata sólo de comprobar si el perfil de la persona se ajusta al puesto, también debemos preocuparnos de que la oferta y el proyecto resulten atractivos para el candidato. Bien sea por el exceso de candidatos que hay en estos momentos, bien por el exceso de oferta en tiempos mejores, hemos de saber diferenciarnos del resto de empleadores. Hay que destacar los puntos fuertes de nuestra oferta en los momentos iniciales de la entrevista.

3. Preparar al candidato para que rinda en la entrevista

. Un clima de confianza y estímulo hará más productiva la entrevista. No olvidemos que el propósito de ésta es obtener información suficiente que nos ayude a tomar la decisión con el menor riesgo posible de equivocación. Si es posible, se debe utilizar una sala o despacho en condiciones ambientales adecuadas, y “romper el hielo” inicialmente para relajar al candidato.

4. Seguir el guión de la entrevista

. Simultáneamente con el CV del entrevistado, el guión nos permitirá recoger la información prioritaria para nosotros, mientras interactuamos con el candidato. No importa si enfocamos la entrevista a buscar competencias, o que sondeemos en la trayectoria y experiencia de la persona; hemos de disponer siempre de un sencillo guion con las preguntas que queremos hacer. Tomar notas es bueno y señal de profesionalidad.

5. Estar atento a la comunicación no verbal (postura, contacto visual, tono…) del candidato

. Si aparecen determinados signos de nerviosismo o tensión, como falta o exceso de fluidez verbal, sudoración o movimientos repetitivos de pies o manos, trataremos de calmar a la persona, ofreciéndole agua y tiempo para que se relaje. Debemos manejar los silencios de forma adecuada; a veces una pausa para pensar puede ser útil para ambos.

6. Es conveniente utilizar preguntas abiertas

. Darán oportunidad de hablar al candidato y facilitarán una escucha activa por nuestra parte. Ello nos permitirá diferenciar entre información relevante y no relevante para nuestros objetivos, pues nos encontraremos con personas que hablen lo justo y necesario (las más interesantes), con aquellas que hablen mucho sin decir nada, y con otras que, directamente, apenas hablen.

7. La entrevista es una técnica muy efectiva, pero tremendamente subjetiva

. Hemos de huir del impacto de la primera impresión, en positivo o en negativo, que pueda generar un candidato. Tenemos claro lo que buscamos y en eso debemos centrarnos. Fiarse de la intuición suele costar caro.

8. No adelantarse a los acontecimientos

. En línea con el punto anterior, hemos de evitar pensar durante la entrevista que el entrevistado parece que se ajusta claramente (el “mirlo blanco”), o por el contrario no encajaría de ninguna manera. Si tenemos esas sensaciones, hemos de profundizar hasta el final, anotemos lo que consideremos en el guion, y ya veremos qué sucede cuando revisemos esa información.

9. Responder claramente a las preguntas del entrevistado

. Estamos llegando al final de la entrevista, y suele ser entonces cuando el candidato tiene la oportunidad de preguntar acerca de la empresa, posición, oferta y proceso de selección. Escuchemos atentamente, pues los mejores candidatos suelen plantear interesantes preguntas. Respondamos con claridad, aportando la información que creamos que podemos dar, ni más ni menos.

10. Valoración del rendimiento del candidato

. El tiempo de entrevista ha terminado, pero no nuestro trabajo. Después de haber seguido los nueve puntos anteriores, ahora llega el momento de valorar el rendimiento de la persona. Hay que repasar nuestras anotaciones, chequear los puntos más críticos sobre los que hemos hecho la entrevista, revisar nuevamente el CV; la suma de la información recogida nos ayudará a visualizar y comprender cuál puede ser la persona más idónea para el puesto.

Consejos desde que te llaman por teléfono para hacer la entrevista de trabajo

Los especialistas en selección de personal Alberto González y Luis Hidalgo han realizado una dinámica con los alumnos del MBA de la Escuela Internacional de Turismo y Hotelería Vatel España en la que tenían que hacer un Currículum Vitae, una carta de presentación y una entrevista en varios idiomas optando a un puesto de una oferta de empleo real.

De esta forma, los dos expertos han podido pulir defectos y dar consejos prácticos a los alumnos de cara a futuras entrevistas dentro y fuera de España.

Este role-play, bajo la supervisión de la Profesora de RRHH, Isabel Galiano, ha consistido con sus alumnos del MBA en la preparación tanto de un Currículum Vitae y una carta de presentación como de la posterior entrevista de trabajo. Una actividad que ha simulado el encuentro entre entrevistador y entrevistado bajo una oferta de empleo real en la que se pedían perfiles bilingües y conocimientos de gestión de establecimientos hoteleros, entre otras cualidades.

Momento en el que empieza la entrevista

De esta manera, se conciencia a los alumnos que no solo es importante presentar un buen Currículum Vitae para conseguir empleo, sino también tener previsto que, en cuanto se traspasa la puerta de una empresa que nos ha llamado para una entrevista de trabajo, “ahí empieza la misma, siendo vital controlar el lenguaje, las emociones y la pose del cuerpo”.

El aprendizaje está relacionado con la experiencia y las vivencias, es por ello que todos los alumnos han tenido que preparar una entrevista con dos entrevistadores reales y profesionales, en este caso Alberto González, de Coach in 3D; y Luis Hidalgo, de DeCV & Partners.

La simulación se realizó en diferentes idiomas teniendo como base ofertas reales de mercado laboral adecuadas al perfil de los alumnos. Antes de las mismas, se ha pedido a los alumnos que no tenían que ser entrevistados que se fijasen en la coherencia del cuerpo, el lenguaje y las emociones de sus compañeros, recogiendo un feedback muy interesante de la actividad.

Lenguaje, emociones y cuerpo, importantes para conseguir empleo

Entre las observaciones realizadas por los dos entrevistadores, Luis Hidalgo ha destacado que un tema importante para las entrevistas “es fijarnos en nuestro triángulo de coherencia, es decir que el lenguaje, emociones y cuerpo estén alineados y no haya incoherencias. Hay que cuidar mucho, desde que llegamos a la entrevista, el saludo y donde nos sentamos para poder percibir claramente cómo es la persona que nos está entrevistando”.

De igual manera, Alberto González ha subrayado que es importante “modular lo verbal y lo no verbal, la asertividad y la verdad, la amabilidad y el respeto”.

Una vez sentados delante del entrevistador, tanto Hidalgo como González han coincidido en advertir que “hay que tener preparado un discurso el cual transmita claramente nuestros puntos fuertes y áreas de mejora, pero éstas últimas han de ser trabajadas, de nada sirve decir que se es “impaciente” si no terminamos la oración o frase comentando que se está trabajando para mejorar”.

Al final, que vaya bien o mal una entrevista de trabajo depende, sobre todo, “de lo preparados y seguros de sí mismos que estén los candidatos”, han finalizado los ponentes.

Formación, experiencia profesional e idiomas

Las entrevistas de trabajo son uno de los mayores retos a los que se enfrenta una persona a la hora de encarar un proceso de selección. Según la empresa de recursos humanos Randstad, cuatro de cada cinco candidatos no supera una entrevista de trabajo y la media de entrevistas que tiene que pasar un aspirante para acceder al puesto de trabajo requerido consta de media de tres entrevistas de trabajo: la primera con el director de RRHH, posteriormente pasa a manos de un superior directo y finalmente con el director del departamento, quien será el que tome la decisión definitiva a la hora de inclinarse por uno de los candidatos aspirantes al puesto de trabajo.

La formación, la experiencia profesional y los idiomas se han consolidado como los tres pilares fundamentales para afrontar con garantías un proceso de selección, ya que son el principal motivo que permite al candidato encajar primero en una oferta de empleo e ir posteriormente ofreciendo el perfil adecuado para el puesto de trabajo.

De hecho, estos patrones están adquiriendo una importancia cada vez mayor, como refleja el hecho de que más de la mitad de los actuales trabajadores (57%) ha mejorado su formación durante el último año con el objetivo de adecuarse a los patrones que demanda el mercado laboral, mientras que un 26% reconoce haber realizado cursos de idiomas durante este tiempo, según una encuesta publicada el pasado mes de mayo por Randstad.

“Los candidatos deben mostrar ante todo seguridad, ya que es muy importante que la persona transmita lo que realmente es tanto a nivel personal como profesional. Este hecho adquiere mayor importancia ante posibles complicaciones como contraofertas u otras negociaciones”, asegura Julián Rubio Rivas, coordinador de las áreas de Ingeniería, Logística &Transporte e ITC en Randstad Professionals.

Otro hecho destacable que ha detectado Randstad, a través de una encuesta realizada por su herramienta Workmonitor en 17 países europeos, es que un 63% de los españoles reconoce utilizar las redes sociales para prepararse de cara una entrevista de trabajo, cifra que le sitúa a la cabeza de Europa en esta materia, seguido a continuación por alemanes (61%), griegos (60%) y eslovacos (59%).

Cómo preparar cada fase de la entrevista de trabajo

Una vez que el proceso de selección deriva a la entrevista de trabajo, el candidato debe de tener en cuenta las siguientes claves para afrontarlo con garantías:

Preparación previa: El candidato debe informarse sobre el puesto de trabajo ofrecido y sobre la empresa, su actividad y su situación actual. También debe prepara de nuevo su CV, cuidar su aspecto personal y reflexionar sobre las preguntas más frecuentes que se suelen realizar.

Primer contacto con la empresa: El aspirante debe de ser puntual

Al iniciar la entrevista: Debe mirar a los ojos del entrevistador, dar un buen apretón de manos y dejar que el entrevistador haga la primera pregunta y lleve la iniciativa. Debe además mostrarse cómodo y relajado.

Durante la entrevista: El candidato tiene que mostrar motivación, espíritu de cooperación y seguridad, así como tratar con respeto al entrevistador. Las respuestas deben de ser concisas y claras y siempre viene bien presentar cómo encajaría su experiencia con el puesto demandado

Al finalizar la entrevista: Informarse de cuál y cuándo es la siguiente etapa del proceso de selección. Una vez que termine la entrevista es importante analizar las cosas que se han hecho bien y las que no para reflexionar sobre lo que se debe mejorar

Preguntas que se suelen hacer en una entrevista de trabajo

Los puntos por los que suele pasar el entrevistador son los siguientes:

-funciones desempeñadas y nivel de autonomía

-relaciones con supervisores y compañeros

-logros y cómo se consiguieron

-tropiezos, situaciones difíciles y cómo se superan

-motivos de los cambios

Cuestiones a evitar en una entrevista

Durante una entrevista de trabajo es recomendable evitar las siguientes cuestiones:

-no se debe hablar de todo aquello que nos ponga en una situación comprometida

-ceñirse a lo que se nos pregunta y no ser demasiado extensos en las respuestas

-no hablar de temas personales, más allá de aficiones e intereses

-no se debe de hablar sobre salario en una primera entrevista, ya que se puede dar a entender que es lo único que nos interesa del puesto

Si quieres leer más noticias como Cómo destacar en una entrevista de trabajo de la multitud de candidatos, te recomendamos que entres en la categoría de Entrevistas de trabajo.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies