Cómo quitar el hipo con estos 11 remedios

Cómo quitar el hipo con estos 11 remedios
NOTICIA de Jessica Pascual
05.11.2021 - 11:35h    Actualizado 05.11.2021 - 11:35h

¿Tu también te has pasado largos minutos intentando mantener la respiración para acabar con el hipo? ¿O has bebido un vaso de agua a sorbitos pequeños sin conseguir resultado? Estos dos trucos, aunque son de los remedios caseros más conocidos, no siempre funcionan.

Si has aprobado diferentes trucos y ninguno te da resultado, en este artículo detallamos una selección de los mejores remedios caseros y naturales para acabar con la tortura del hipo. Sabemos que es una sensación molesta que al cabo de unos cuantos minutos llega a ser insoportable, por ello, te damos las claves de los mejores 11 remedios para saber cómo quitar el hipo.

¿Por qué me da hipo?

El hipo aparece porque el diafragma pierde coordinación con el resto de músculos que nos ayudan a poder respirar. Esto produce que el diafragma quede totalmente descontrolado y empiece a tener espasmos. Cada vez que el diafragma sufre esta contracción involuntaria, inhalamos aire con las cuerdas vocales abiertas, que es lo que produce el típico sonido del hipo.

Algunas de las prácticas que provocan el hipo son:

  • Comer muy rápido
  • Comer cosas picantes
  • Beber bebidas con mucho gas
  • Tener el diafragma irritado
  • Beber alcohol
  • Fumar
  • Estados de estrés y nerviosísimo

Por norma general, el hipo suele acabar desapareciendo, aunque si nos agobiamos y obsesionamos mucho puede que la duración sea algo mayor. El hipo más común es el que dura menos de 48 horas, aunque hay personas que sufren hipos más prolongados en el tiempo y que pueden durar hasta un mes o incluso tenerlo durante más de dos meses. En estos dos últimos casos es recomendable acudir a un médico.

Remedios

Los remedios que exponemos a continuación son diferentes técnicas populares que han ido transmitiéndose a través de las generaciones para poder acabar con la sensación tan incómoda y desagradable que produce tener hipo.

Beber agua

Este remedio es uno de los más clásicos. Consiste en beber sorbitos pequeños de agua del tiempo de forma constante para prolongar las contracciones del diafragma hasta el punto de que el hipo desaparezca por completo.

La clave de este remedio está en conseguir aguantar unos segundos bebiendo agua sin que aparezca el hipo. Cuanto más consigues alargar que te vuelva a dar el hipo, más probabilidades tienes de que desaparezca por completo.

Este remedio puede practicarse con un vaso de agua tibia o de agua fría, puedes probar con las dos técnicas para comprobar cuál es la que te da un mayor efecto.

Contener la respiración

Este remedio es muy similar al de beber agua con la diferencia de que aquí el truco está en aguantar la respiración y contar hasta 10. Normalmente los intervalos en los que nos da el hipo es inferior a 10 segundos y por ello es tan difícil conseguir aguantarlos. Pero si consigues llegar hasta 10, 11 segundos, podrás conseguir acabar con el hipo de forma rápida y sencilla.

Estirar los brazos y pasar por debajo de una puerta

Para que este remedio tenga su efecto es muy importante que la técnica y la ejecución sean la correcta. La forma de colocarte es la siguiente:

  1. Ponte debajo del marco de una puerta de tu casa y da un paso hacia detrás.
  2. Cuando estés en esta posición estira los brazos totalmente hacia arriba y nota como estiras todo tu pecho y diafragma hasta tocar el marco de la puerta.
  3. Ahora da pasitos cortitos hacia delante mientras notas cómo toda tu zona del pecho y el diafragma empiezan a estirarse. Al estar en esta posición de forma inconsciente vas a aguantar la respiración porque vas a estar en una postura forzada.

En la suma de todos estos elementos está la clave para quitar el hipo. Quizá tengas que repetir un par de veces el movimiento, pero si te funciona, es todo un éxito.

Este truco depende en buena medida de que la persona no sea muy alta si en su casa tiene puertas relativamente pequeñas porque la clave está en poder estirar completamente todo el diafragma y la zona de las costillas.

Que te asusten

Éste es uno de los remedios que tiene una mayor probabilidad de éxito, pero es muy difícil conseguir que nos den un buen susto. Como la gran mayoría conoce que éste es el mejor remedio para quitar el hipo, solemos esperar a que alguien nos lo de para acabar con el hipo. En estas situaciones es cuando no funciona.

Un buen susto que no esperamos quita el hipo de golpe y es el mejor truco que podéis probar, pero repetimos, debe ser un susto de verdad, si lo estáis esperando, no va a dar resultado.

Beber y presionar los oídos

El estudio ‘La cura milagrosa del hipo recibe la atención que se merece‘ publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos presenta un remedio alternativo para curar el hipo. La técnica consiste en tapar los dos oídos con fuerza y beber un vaso de agua con una pajita de golpe. La clave de esta técnica es beber todo el vaso mientras ejercemos la presión en los oídos.

Beber a la inversa

Para que este remedio funcione debemos prestar mucha atención a la postura del cuerpo. Lo mejor es que te sientes en una silla para estar más cómodo. Ahora coge un vaso de agua y acércatelo a la boca, pero no bebas todavía porque la clave está en beber agua por el borde del vaso más alejado a nuestra boca, es decir, por el lado contrario al que solemos beber.

Si has intentado hacerlo, seguro que te ha resultado complicado porque la clave para conseguirlo está en que te inclines hacia delante y contraigas toda la zona del pecho y diafragma para poder beber sin tirar todo lo que hay en el vaso. Al contraer toda la zona del tórax, contribuimos a que desaparezca el hipo.

Maniobra de Valsalva

Esta práctica consiste en taparse la nariz y hacer fuerza para soltar todo el aire posible. De esta forma contraemos el tórax. El objetivo es exhalar aire con la glotis cerrada, aunque también sirve hacerlo con la boca y nariz cerradas.

Miel o limón

La miel cura casi de todo y el hipo no es una excepción. Este remedio consiste en tomar una cucharadita de miel o de limón porque estos son ingredientes que estimulan nuestras papilas gustativas y hace que nos distraigamos del hipo. En cuanto al limón, es igual de efectivo beber una cucharadita de jugo que comer una rodaja.

Por ello lo ideal es introducir una cucharadita en la boca y dejarla en la lengua unos segundos antes de tragar. Para este remedio también sirven otros ingredientes como el azúcar, jengibre o vinagre porque son igualmente estimulantes.

Respiración lenta

Como el hipo surge a causa de la descoordinación de los músculos y del diafragma, un buen remedio puede ser practicar respiraciones lentas y profundas para intentar que el organismo vuelva a coordinarse. El truco está en coger aire de forma lenta y aguantarlo en el abdomen durante unos segundos y después expulsarlo poco a poco.

Respirar en una bolsa

Otra opción es respirar dentro de una bolsa de papel de forma lenta como hemos explicado en el apartado anterior. La respiración debe hacerse en una bolsa de papel, nunca de plástico.

Posturas para contraer el diafragma

Para quitar el hipo lo que tenemos que conseguir es contraer el diafragma para que vuelva a su sitio y consiga coordinarse de nuevo con el resto de músculos y para ello, hay algunas posturas que podemos poner en práctica:

  1. Puedes tumbarte boca arriba y llevar las rodillas al pecho para sentir como empieza a cerrarse el diafragma.
  2. Otra opción que tiene el mismo fin es sentarte con las piernas estiradas e intentar tocarte los dedos de los pies.

En definitiva, busca una postura en la que estés cómodo para comprimir tu pecho.

Si quieres leer más noticias como Cómo quitar el hipo con estos 11 remedios, te recomendamos que entres en la categoría de Bienestar.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >