Cómo quitar las agujetas

Cómo quitar las agujetas
NOTICIA de Jessica Pascual
12.05.2022 - 12:50h    Actualizado 12.05.2022 - 12:50h

¿Has entrenado cardio o fuerza y al día siguiente no puedes subir ni un escalón? Las agujetas tras practicar deporte son un síntoma muy habitual de que has llevado el esfuerzo al máximo y de que los músculos están resentidos. En concreto, este dolor muscular que aparece entre las primeras 24 o 48 horas tras el ejercicio es consecuencia de pequeñas roturas en las fibras musculares del esfuerzo del entrenamiento. Aunque es una molestia que, más que provocar dolor, es incómoda, aquí te explicamos los mejores trucos para quitar las agujetas rápido.

La intensidad de la molestia varía en función de la intensidad del ejercicio. Aunque independientemente del nivel, en ningún caso debes preocuparte ni son peligrosas. De hecho, pueden experimentarlas tanto las personas que no hacen deporte de manera habitual, como los deportistas que entrenan a diario. Para combatir la incomodidad, solamente debes tener en cuenta algunos consejos para evitar que aparezcan y reducir el dolor.

Remedios para quitar las agujetas

Las agujetas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. En los brazos, por hacer pesas, en los gemelos, cuádriceps o en los glúteos, por salir a correr o montar en bici o en los abdominales, por haber entrenado la zona de la tripa a fuego el día anterior. Practiques el deporte que practiques, ya sea por cuenta libre, si haces entrenamientos de fuerza, CrossFit o triatlones, estos trucos van a ayudarte a acabar con las agujetas de una vez por todas.

Comer plátano

Es uno de los remedios más populares, comerse un plátano para quitar las agujetas. El gran poder recuperador del plátano se debe a que es rico en magnesio y potasio, que son dos de los minerales que pierden los músculos durante los entrenamientos.

Alimentos con magnesio

Los alimentos que tienen altos niveles de magnesio favorecen la recuperación muscular. Esto se produce porque durante el ejercicio el músculo ha perdido grandes cantidades de este nutriente y necesita recuperarlo. Algunos de estos alimentos son los frutos secos como las almendras o anacardos, cereales integrales, algunas frutas, quinoa, verduras de hoja verde como las espinacas o el chocolate.

Duchas de agua fría

Aunque son bienvenidas en verano, pero no tanto en invierno, las duchas de agua fría favorecen el alivio de las agujetas. No es necesario darse una ducha fría, sino que basta con aplicar frío en la zona, como por ejemplo, ponerte hielo o compresas frías. De esta manera, el frío va a reducir la inflamación de las fibras musculares y vas a notar un alivio de la molestia.

Con masajes

Otra opción para reducir y aliviar el dolor de las agujetas es masajear la zona afectada con aceites esenciales. Ello va a contribuir a relajar la zona y a reducir a tensión provocada por la inflamación muscular.

Hidratación

Durante la rotura de las fibras musculares, se produce una gran pérdida de agua. Y reponerla es fundamental para mantenerte bien hidratado y favorecer la recuperación de los músculos.

Recuperación activa

Aunque te sientas dolorido por el ejercicio, una de las alternativas para reducir esta sensación es realizar una recuperación activa. No consiste en hacer un entrenamiento de alta intensidad, sino todo lo contrario. Salir a andar o practicar un poco de movilidad van a ayudarte de recuperar el buen estado de los músculos.

Respeta los tiempos de descanso

Si no estás acostumbrado a hacer deporte, no te exijas demasiado. Si empiezas a entrenar de golpe cinco días a la semana, probablemente tus músculos se resientan demasiado y no tengan tiempo para recuperarse. Es fundamental respetar los descansos para evitar lesiones. Y la clave de ello está en ser progresivo. Empezar poco a poco y ver como responde tu cuerpo a medida que aumentas el tiempo de entrenamiento.

No te olvides de estirar después del ejercicio

Si buscas una manera de acabar con las agujetas en cinco minutos, solamente tienes que estirar los músculos después del entrenamiento. Para hacerlo bien, céntrate en las partes del cuerpo que has entrenado y que son las que más has resentido. Además de hacer este estiramiento, si notas molestias durante los días siguientes, también puedes dedicar unos minutos a estirar suavemente las zonas doloridas.

¿Con agua y azúcar?

Este es uno de los remedios más conocidos y populares para quitar las agujetas, pero la realidad es que no está probada su efectividad. De hecho, más allá de la hidratación que proporciona el agua, este compuesto no tiene más beneficios. Por el contrario, el azúcar no favorece ni contribuye a la recuperación muscular.

Qué hacer para no tener agujetas

La prevención para que salgan pocas agujetas o librarte de ellas es clave. Más allá de todos los remedios caseros para intentar reducir las molestias, hay una serie de consejos que puedes poner en práctica para evitarlas.

  • Mantener una buena alimentación y respetes los descansos para que las fibras puedan recuperarse bien.
  • Junto con ello, mantenerse hidratado es clave para el buen funcionamiento y respuesta de los músculos.
  • Entrenar de forma progresiva es otra de las claves fundamentales para evitar que aparezcan las agujetas. Introducir ejercicios poco a poco va a ayudarte a mejorar y a no sentir una molestia tan intensa.
  • Por otra parte, calentar antes de hacer ejercicio y estirar después contribuye a una mejor y pronta recuperación muscular para evitar las molestias posteriores.

Por qué aparecen las agujetas

El dolor o molestia provocados por las agujetas es consecuencia de la inflamación que aparece a causa de las roturas de las fibras musculares. Esta pequeña rotura no es una lesión ni una fractura, sino una consecuencia de hacer un sobreesfuerzo en los entrenamientos.

Si quieres leer más noticias como Cómo quitar las agujetas, te recomendamos que entres en la categoría de Bienestar.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >