El sector editorial debe reinventarse con creatividad y nuevas tecnologías


Profesionales del mundo del libro en español se han reunido en el ‘eForo Publidisa’  para debatir sobre el modo de afrontar los nuevos retos del sector editorial. Entre los ponentes, prestigiosos expertos como Enrique Dans, César Rodríguez (OCÉ), Gustavo Vorobechik (Bibliográfika), Álvaro de la Cueva (Garrigues), Luis Fco. Rodríguez (Publidisa), Carlos Estellés (Ediciones Lola Pirindola) y Susana Martín (Semantix). Por ejemplo, Enrique Dans, experto en nuevas tecnologías y redes sociales, ha invitado a los editores a potenciar su valor añadido y marca, ahondando en el concepto de disrupción tecnológica y la necesidad de dar un paso al frente. Por su parte, Gustavo Vorobechik, director Comercial de Bibliográfika y socio de Publidisa en Argentina afirmó durante el evento que «las actuales barreras a la importación de libros en Argentina pueden salvarse recurriendo a sistemas de gestión en línea de la producción, que permitan la impresión digital local». Así, la impresión internacional bajo demanda y el comercio electrónico son claves para el desarrollo de nuevos negocios y la optimización de los sistemas de producción.


El libro tiene cada vez más claro su futuro pero más difícil su presente, con una transición a lo digital muy condicionada por la crisis económica global. Frente al reciente baile de cifras presentadas por las diversas fuentes institucionales, los profesionales del sector del libro hoy se han reunido en el marco del eForo Publidisa, para debatir sobre las claves del ya considerado nuevo modelo de negocio editorial y dar transparencia al rumbo de la industria, alejándose de cifras que poco parecen coincidir entre ellas.

La realidad es tajante, cada vez se edita más pero difícilmente se alcanzan los objetivos de venta; aunque esta realidad no es determinante. El sector mira con optimismo el futuro del libro, al menos así lo han dejado ver en el encuentro eForo Publidisa los profesionales congregados, que coinciden en que la necesidad de que replantear e innovar no es un proyecto para mañana sino una tarea de hoy.

Así se desprende también del sondeo realizado por Publidisa entre profesionales del sector con motivo de esta nueva edición del eForo, patrocinada por OCÉ, en el que se destaca que el 70% de los profesionales consultados coincidió en la necesidad de reinventarse para afrontar esta grave crisis que golpea de forma especialmente dura a las industrias culturales, siendo claves para el éxito el comercio electrónico y la optimización de procesos. Solo un 2% consideró que la situación debe afrontarse minimizando la inversión y esperando a que la economía se reactive.

Consultados sobre la posible penetración del modelo de impresión bajo demanda en la distribución, el porcentaje de editores que opina que en el corto plazo estará por debajo del 25% bajó de un 64% en 2011 al 28%, considerando la mayoría que se moverá en cifras cercanas al 50%. En esta misma línea, solo el 1% de los encuestados consideró que la producción digital bajo demanda es alternativa exclusiva para los títulos descatalogados, defendiendo el 71% que se introducirán todo tipo de libros, incluidas las novedades, a fin de garantizar la reposición y la venta por goteo, a la que cada vez se da mayor importancia.

Frente a las recientes barreras a la importación de libros impuestas por el Gobierno Argentino y las ya conocidas restricciones en la compra y giro de divisas desde este país, el sector ha reaccionado con novedosas propuestas basadas en métodos de provisión alternativos y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

Gustavo Vorobechik, director Comercial y de Nuevos Negocios de la empresa argentina Bibliográfika, mostró a la audiencia cómo continuar haciendo negocios en su país, sin cupos ni restricciones, gracias al comercio online y la producción digital bajo demanda. Bibliografika forma parte de la red de plantas de impresión digital de libros afiliadas a Publidisa, con presencia en México, Colombia, Portugal y EEUU.

La opinión de Enrique Dans

La innovación no tiene sentido sin una brusca incursión en un nuevo orden mundial, al menos así lo ha dejado ver Enrique Dans, influyente bloguero empresarial y profesor de Sistemas de Información en IE Business School. Dans ha compartido con los asistentes al eForo Publidisa reflexiones sobre la necesidad de dar un paso al frente, confrontando a la crisis que sufren las industrias culturales, y potenciando la marca y el valor añadido de cada editorial. «La disrupción tecnológica es una realidad que debe ser reconocida y superada para sobrevivir y continuar creciendo. En el centro de todo, el lector que no debe ser molestado con barrera tecnológica alguna», afirmó durante su exposición.

La innovación siempre viene ligada a las oportunidades y limitaciones que presenta una nueva realidad. De ahí que el bufete internacional Garrigues haya planteado cuestiones tan relevantes para el sector como el impacto de los modelos de distribución anglosajones en el sector español, y los retos que plantean las leyes de precio fijo en relación a los nuevos modelos de distribución digital. A estas cuestiones, Antonio Muñoz Vico, especializado en derechos de autor en el bufete, ha apuntado que en determinados casos, el editor español podrá vadear las rigideces legales valiéndose de su potestad para fijar el precio del eBook a través de una estrategia basada en el «dynamic pricing».

Una de las ponencias más dinámicas ha sido la del co-fundador de Ediciones Lola Pirindola, Carlos Estellés. Jugando con la impresión digital a color, la personalización de libros uno a uno y el comercio electrónico, este autodenominado «creativo, informático e inventor, sin ser publicista, cuadriculado ni bicho raro», cautivó a la audiencia con sus novedosas propuestas basadas en la personalización de los recursos educativos infantiles y su interactividad.

Semantix, empresa desarrolladora de la tecnología de diccionarios inteligentes Dixio, demostró que, en el negocio del libro, siempre hay oportunidad de innovar. Susana Martín, responsable de desarrollo de negocio, compartió con las asistentes cómo aplicando la tecnología para mejorar la experiencia del lector y usuario de eBooks, se enriquece no solo el libro electrónico sino la cadena de valor del libro.

Los expertos aseguran que el sector editorial debe reciclarse con el libro electrónico

Mañana lunes 23 de abril se celebra el Día del Libro y puede que este año los libros electrónicos tengan un papel más importante que en pasadas ocasiones. En el año 2011 y según datos de la Federación de Gremios de Editores de España, el 17% de los nuevos libros editados en España eran en formato digital y en el primer trimestre de 2012 este porcentaje ha ascendido hasta el 22%. Estos datos pueden ser un reflejo del posible aumento de las ventas de libros digitales en esta señalada fecha. Sin embargo, en todo este proceso de cambio de los hábitos de lecturas de los españoles no solo tienen que ver los lectores. Lluis Pastor, director de la Editorial de la UOC y miembro de la Junta Directiva de la UNE (Unión de Editoriales Universitarias Españolas) apunta que el mundo de las editoriales tiene mucho que decir y que avanzar en este aspecto.

Según Pastor, «en mercados muy maduros, como es el editorial, el cambio es más difícil que en mercados con menos tradición. Las editoriales, sobre todo las grandes, son reacias a cambiar su modelo de negocio porque consideran que pueden salir perjudicadas al igual que lo han sido los sellos discográficos con la aparición de plataformas de descargas ilegales».

El estudio Global eBook Monitor realizado por la compañía de estudios de mercado Bowker, refleja que el 80% de los internautas españoles sabe como adquirir legalmente, un libro digital. Sin embargo, sólo el 13% de ellos declara comprarlos.

Precios altos
Precios demasiado elevados y una oferta de títulos insuficiente son algunos de los argumentos esgrimidos por los internautas españoles para no pagar por sus descargas de libros electrónicos.

El director de la Editorial de la UOC asegura que los grandes grupos editoriales tienen en sus manos acabar con estas alarmantes cifras pero previamente necesitan recorrer un largo camino para llegar al mismo punto en el que se encuentran los lectores. Unos lectores que van a seguir leyendo libros electrónicos, se adapten o no las editoriales al nuevo soporte digital.

El auge del libro electrónico no solo va a acelerar el proceso de transformación de las editoriales sino que otras muchas profesiones relacionadas con el mundo del libro se van a ver afectadas, entre las que se encuentran también los propios autores, los traductores y los críticos literarios.

La directora del estudio de posgrado Libro y Lectura en la Sociedad de la Información de la UOC, Teresa Iribarren, afirma que libreros, bibliotecarios, documentalistas y profesores van a necesitar reciclarse profesionalmente para adaptarse a los contenidos digitales. Por ejemplo, libreros y bibliotecarios, hasta ahora siempre rodeados de libros en papel, van a tener que aprender a manejarse en entornos digitales para poder organizar, clasificar y vender estos nuevos libros que no ocupan espacio físico pero que hay que clasificar, publicitar y vender al igual que los libros tradicionales.

El profesorado es otro colectivo que tendrá que formarse en el manejo de esto nuevos libros digitales para poder transmitir sus conocimientos a sus alumnos. Alumnos que dentro de unos años se referirán al libro electrónico simplemente como libro y que tendrán que añadir la expresión «de papel» para referirse a lo que actualmente llamamos simplemente libro.

Más de 20 editoriales independientes llevan 240.000 libros impresos con pedidos bajo demanda

Un nuevo modelo de producción editorial reinvierte el proceso tradicional de impresión y venta de libros, porque ahora, primero se vende el libro, y luego se imprime. El editor no tiene que hacer una inversión en función de si va a vender, sino que lo hace a través de Libux, bajo la demanda de impresión del librero y su oferta al lector. Es decir, se hacen tantos libros como pedidos. La demanda del lector al librero es la que motiva al editor a imprimir. El libro pasa a estar vivo, disponible siempre en función de la demanda. Más de 240.000 libros se han impreso desde su lanzamiento, en octubre pasado, con este sistema. Muchos de ellos en situación de agotados o no disponibles.

Es el único modelo de sus características implementado actualmente en España, Libux, y con éste el libro reduce los costes de su cadena de suministro hasta un 20%. Después de su lanzamiento en la Feria Liber de octubre de 2011 conjuntamente por Service Point España y la distribuidora editorial catalana de cobertura estatal Midac Llibres, más de 20 editoriales independientes españolas se han incorporado a este concepto de distribución e impresión baja demanda, que además de recuperar obras agotadas disminuye costes administrativos y logísticos en el sector del libro. Más de 240.000 ejemplares se han impreso y distribuido en estos primeros seis meses a través de Libux.

Libros sin vender

En la actualidad un 20% de los pedidos que hace un librero no son servidos porque el libro está agotado o no disponible. Un libro agotado no es vendido, pero eso no significa que no pueda existir, sino que es víctima de una demanda que a veces no es suficiente para hacer una tirada impresa.»El principio básico de este modelo de posicionamiento y producción de libros es reducir costes -subraya Miguel Gallardo, Director General de la Distribuidora editorial Midac y ex presidente del Gremio de Distribuidores de Publicaciones de Cataluña-. Los procesos generan coste y con Libux se evita el coste administrativo que tiene el editor para procesar la producción de sus libros». Para Javier Rigal, Director General de Service Point España, «se pueden generar sinergias directas entre distribuidor e impresor para facilitar la labor al editor y librero reduciendo sus costes y rentabilizando la producción y venta de un solo ejemplar. Libux simplifica enormemente todos los procesos al integrar en un único interlocutor todos los pasos necesarios para hacer llegar el libro al cliente final».

Muchas veces la disponibilidad del libro para el lector está supeditada al stock del distribuidor y, en caso de no tenerlo, esa venta se pierde. Libux no tiene ese problema, puede vender libros descatalogados desde un solo ejemplar. Con este modelo, el coste logístico y administrativo se reducen y, para los libros agotados, se eliminan, porque un libro no vendido es una pérdida directa aunque ha generado gastos administrativos entre el librero, el distribuidor y el editor; además de que ha desmotivado al lector porque transcurre el tiempo, sigue preguntando y sigue sin conseguir el libro que busca. «Se trata, en suma, de producir venta y que la gestión sea productiva», añade Rigal.

En opinión de Miguel Gallardo, «Libux se vislumbra como un nuevo modelo que implica el cambio de hábitos en un sector que tiene 4.500 años, desde la primera tabla de arcilla que utilizaba el pastor para contar sus ovejas. La edición de libros siempre se ha movido en un entorno difícil y el futuro pasa por que el librero se convierta poco a poco en un prescriptor que tiene un fondo editorial siempre vivo gracias a la combinación de la impresión uno por uno, y la distribución».

La editorial Luarna defiende el libro digital, frente el miedo a la piratería

La editorial Luarna no está de acuerdo con las declaraciones de la ministra de Cultural, Ángeles González-sinde, que ha declarado sentirse asustada de que los libros circulen por la Red. La portavoz de Luarna, Patricia Escuredo, señala al respecto que «pagamos cinco veces más a los autores de lo que paga el sector tradicional del libro y vendemos del orden de cinco veces más barato de lo que vende dicho sector, aprovechando en esta labor las enormes virtudes de Internet». En su opinión, la popularización de la cultura que ha supuesto hoy la Red es comparable, únicamente, a la aparición de la imprenta.

Luarna, editorial digital fundada con la vocación de aportar calidad al mundo del libro electrónico, manifiesta su gran preocupación por las declaraciones de la ministra de Cultura, Ángeles González-sinde, realizadas en el Congreso Internacional de Economía y Cultura, donde ha afirmado que considera «asustante» que los libros circulen libremente por Internet, preocupada por la industria editorial de la que considera que «este sector cultural maduro y sólido, terminará como el cinematográfico».

«Ante dichas afirmaciones creemos que quienes trabajamos afanosamente día a día en la difusión de contenidos digitales por Internet no tenemos más remedio que plantear nuestra absoluta disconformidad», afirma Patricia Escuredo, directora de producción de la editorial.

Asustarse de que hoy exista un medio que permita poner la cultura al alcance de muchas más personas, haciendo que el proceso de producción editorial sea más cercano a sus auténticos protagonistas, lectores y autores, es un esfuerzo de magnificencia sólo comparable a la situación que se dio en el Renacimiento, con la invención de la imprenta por Gutenberg.

Desde la editorial digital consideran que «la piratería debe combatirse desde una legislación eficaz e inteligente, que evite socavar las enormes posibilidades para la difusión cultural en Internet».

Una línea editorial clara en apoyo al libro electrónico
La filosofía editorial de Luarna es clara a este respecto: «Trabajamos sólo con contenidos digitales, todo lo que publicamos lleva su correspondiente contrato de autoría intelectual», afirma Patricia Escuredo, Internet es un medio donde Luarna se esfuerza en trabajar día a día siendo respetuosa con la propiedad intelectual y trabajando para que los que la detentan puedan ponerla a disposición de muchos más y mejores usuarios.

«Pensamos que quizá la descontextualización a que la prensa ha sometido dichas declaraciones esconda un sentido diferente respecto a las palabras de la autoridad gubernativa, porque no entenderíamos que con ellas se quisiera avalar unas prácticas para el mundo editorial tradicional contrarias a la necesidad de adaptar rápidamente este negocio a la revolución tecnológica», explica la directora de producción de Luarna.

El streaming de libros, opción de futuro contra la piratería

Seguir acontecimientos que se desarrollan en cualquier lugar del mundo en tiempo real es ya posible en Internet gracias al streaming, tecnología que permite al usuario reproducir un audio o vídeo sin necesidad de descargarlo por completo en su ordenador. Las retransmisiones de encuentros deportivos, conciertos, ruedas de prensa o conferencias en directo cobran cada vez más importancia en webs, blogs y redes sociales gracias a las ventajas del streaming. El potencial que ofrece el streaming aún no se ha aprovechado comercialmente. En los próximos años asistiremos al nacimiento de proyectos revolucionarios que permitirán explotar las posibilidades que ofrece esta tecnología. Por ejemplo, el «streaming de libros» gana protagonismo entre algunas editoriales que han empezado a adoptarlo como sistema de publicación, para combatir la piratería.

En los últimos años hemos asistido al auge de las retransmisiones, bien en directo o bien en diferido, de determinados eventos, deportivos, culturales o sociales, desde Internet que han revolucionado el mundo de la información. La generalización del uso de Internet y la aparición de nuevas tecnologías y nuevos dispositivos móviles han permitido publicar contenidos audiovisuales en la red sin que el usuario tenga que descargarlos.

Para aclarar el concepto y hasta dónde puede llegar el potencial del streaming, hemos consultado a los expertos de Conteneo, empresa que desarrolla e impulsa negocios innovadores propios en Internet. 

Demasiadas exigencias para el streaming
Desde el punto de vista tecnológico, existen algunas limitaciones que condicionan la calidad de los contenidos emitidos en streaming. Además del consabido ancho de banda, que actúa como «cuello de botella» a la hora de permitir contenidos en alta definición o favorecer las retransmisiones sin cortes de conexión, por ejemplo, hay que sumar otro tipo de dificultades técnicas que imposibilitan que hoy en día aprovechemos al máximo esta tecnología. Otro hándicap importante de esta fórmula de emisión de contenidos, particularmente si hablamos de las retransmisiones en directo, tienen que ver con el precio. La mayoría de las plataformas ofrecen servicios gratuitos pero con limitaciones. Por otra parte, las opciones de pago que ofrecen algunas de estas plataformas sí ofrecen además, como servicios adicionales, la alta definición o la personalización del canal, para utilizarlo como «marca blanca», incluyendo logotipos, identidades corporativas y cualquier otro elemento que permita «customizar» el canal.

Periodismo ciudadano, periodismo profesional
Comienza a ser habitual, incluso en los canales de las televisiones comerciales, la emisión de contenidos grabados por personas ajenas a la profesión de periodista y que se obtienen, generalmente, de plataformas como YouTube. El streaming ha permitido que la información fluya más y mejor y que lo haga sin censura. Las revoluciones acontecidas en los últimos meses en el mundo árabe, dan buena cuenta de ello.

Hoy en día, la incorporación de las cámaras de vídeo a los dispositivos teléfonicos ha hecho que, prácticamente todos los ciudadanos puedan convertirse en testigos de la noticia. La calidad de la retransmisión deja paso a la inmediatez de la información.

El mundo editorial se suma al streaming
Más que por cuestiones técnicas, por razones que tienen que ver más con la propia sinergia de la tecnología, el mundo editorial, se está viendo «salpicado» por la tecnología del streaming. Se trata de una cuestión empresarial más que de una cuestión puramente tecnológica, puesto que permite hacer frente a la piratería mejor que otros sistemas.

Sin embargo, las grandes editoriales aún se muestran, en general, bastante reticentes a modificar su modelo de negocio. No así en las pequeñas empresas editoriales en las que sí está empezando a abrirse camino, en particular, aquellas que fomentan la autoedición, si bien, todas las organizaciones del sector, parecen coincidir en que el futuro de los libros está en la «nube».

Un grupo de expertos de excepción
Todos estos temas se han analizado en el Nettoki organizado por Conteneo y AlhóndigaBilbao, el pasado 22 de septiembre en Bilbao. En este nuevo encuentro han participado Rubén Sánchez, fundador de Factoría Crossmedia, y productor y director de Nick dut Nik, programa de TV y Webtv dedicado a Internet y nuevas tecnologíoas, Eneko Nieto, director de I+D+i de Batura Mobile Solutions, dedicada a la creación y distribución de contenido para dispositivos móviles y Garazi Ibarra, licenciada en comunicación audiovisual, actualmente responsable de las emisiones en streaming del grupo EITB.

Leer libros y revistas en una pantalla: un nuevo modelo de negocio y muchas ventajas

Las publicaciones electrónicas facilitarán una nueva experiencia de lectura multiformato y más completa que la tradicional, según el tercer informe monográfico de la Sociedad de la Información en España 2010, El futuro de las publicaciones electrónicas, publicada por Fundación Telefónica y Ariel. 

El informe, presentado por el director de Conocimiento en Red de la Fundación Telefónica, recoge en los primeros capítulos un análisis del sector de las publicaciones teniendo en cuenta la evolución de la producción literaria y los hábitos de lectura de los españoles. En segundo lugar, describe la situación actual del proceso de digitalización de las publicaciones, tanto libros como revistas o periódicos. El siguiente apartado se centra en explicar los dispositivos de lectura con que se cuenta en la actualidad centrándose en los e-readers y los tablet. Se tratan los formatos de las publicaciones electrónicas, sus ventajas e inconvenientes en los e-books, periódicos electrónicos y revistas electrónicas.

Las publicaciones electrónicas facilitarán una nueva experiencia de lectura multiformato y más completa que la tradicional, según el tercer informe monográfico de la Sociedad de la Información en España 2010, El futuro de las publicaciones electrónicas, publicada por Fundación Telefónica / Ariel. Estos nuevos contenidos son multiformato, ya que incluyen contenidos multimedia como gráficos animados, fotos, videos que se pueden consumir de forma personalizada, así como discontinua o sincronizada, en función del dispositivo.

Hábitos de lectura de los españoles
La producción editorial está asociada al nivel cultural de una nación por lo que, además del peso que representa en la economía disponer de una industria potente en este sentido, es un indicador más del grado de desarrollo de un país. El sector de producción literaria en España es sin duda uno de los más potentes del continente: según el informe sobre el sector editorial español, del año 2008, la lectura en sus diversas modalidades es un hábito muy común entre toda la población española. Entre las personas mayores de 14 años, el índice de lectura de libros alcanza el 54,6%, el de periódicos el 75,9%, el de revistas el 46,8% y un 13,4 lee cómics o novelas gráficas. Tan solo un 9,9% de la población no lee en ninguno de estos medios.

Ventajas de los nuevos dispositivos de lectura electrónicos
Al igual que ha pasado en otros sectores como la música, los formatos de lectura tienen especial relevancia, ya que pueden abrir la puerta a nuevas formas de acceder a la información y de navegar por contenidos. En el caso de los libros electrónicos, la lectura es muy similar a la que se realiza en papel, pero el hecho de poder cambiar el tamaño de las fuentes, por ejemplo, es algo muy valorado entre la población con dificultades visuales.

Por otro lado el hecho de poder independizar contenido de continente hace posible que la lectura se independice del dispositivo, lo que por ejemplo, permite comenzar a leer un libro en un e-reader y continuar en un PC en el lugar donde se dejó. En la actualidad el mercado se debate entre los formatos propietarios donde el contenido sólo se puede reproducir en dispositivos de un fabricante, como los utilizados por Amazon, y formatos de carácter más abiertos como el ePub, basado en una archivo ZIP que contiene tres archivos XML basados en estándares de código abierto y que está especialmente pensado para e-readers pues el formato del archivo se adapta y reformatea según el dispositivo y pantalla.

En el caso de los periódicos y las revistas es donde más innovaciones se verán en los próximos años en cuanto a la forma de navegar y consultar la información. Los modelos de navegación e interacción de las versiones para tablets de las revistas aún no están estandarizados, lo que de momento supone un inconveniente para el usuario. En un futuro próximo la manera en la que nos aproximaremos a la lectura de las revistas digitales puede ser una prolongación de la experiencia física. Se trata de disponer de cualquier revista en cualquier momento y en cualquier lugar.

Un ejemplo de innovaciones en este sentido puede ser la lectura en la oscuridad o la posibilidad de interactuar con los contenidos y así poder enviarlos por correo electrónico o mandarlos a redes como Facebook o Twitter entre otras múltiples opciones. En definitiva, los nuevos esquemas de navegación y ordenación de datos, el acceso a gráficos animados, galerías de fotos, videos o audios integrados en el texto van a ofrecer una experiencia de lectura diferente y más completa.


Nuevas formas de crear y consumir contenidos

La digitalización en sí permite realizar un consumo de la información diferente al que se realizaba hasta ahora. Además, el formato digital permite leer el contenido en cualquier lugar, o momento y desde cualquier dispositivo, y es posible sincronizar la lectura con diferentes dispositivos por lo que se conserva todos los datos que los hacen personales, es decir, anotaciones, el punto de lectura, etc. Como otra visión de la personalización de contenidos hay que hablar de los libros personalizados que se pueden transformar a formato papel utilizando para ello la tecnología de impresión bajo demanda. Según este modelo, el usuario podrá personalizar el contenido, mezclar contenidos de varias publicaciones, semejante a la técnica del mashup, y crear una obra adaptada a sus necesidades en formato papel.

Por otro lado, hasta ahora, el sentido de la producción tanto literaria como la de periódicos y revistas había sido unidireccional del autor o redactor/editores a los lectores, sin que hubiera posibilidad de interacción. Pero está claro que el fenómeno 2.0 está cambiando este hecho ya que contribuye a establecer conversaciones en ambos sentidos y permite que el sector pase de estar centrado en los Libros/diarios/revistas a estar centrado en los lectores. Sin duda los periódicos ya hace tiempo que se percataron de esto y han incorporado funcionalidades más sociales relacionadas con la inclusión de comentarios a las noticias, votaciones, sondeos de opinión a través de la web, etc.

En el mundo de los libros y las revistas esta tendencia todavía no está tan asentada. Algunas herramientas en la Web ya disponibles permiten, por ejemplo, realizar una lectura social de los libros e introducir comentarios en ellos, de manera que el lector es capaz de leer las anotaciones que otros lectores realizan sobre el contenido. En otros casos se propone llegar a crear colaborativamente el libro.


Nuevos modelos de negocio Internet

Será sin duda el elemento habilitador de nuevas posibilidades de modelos de negocio alrededor del mundo de la lectura. Las posibilidades de innovación en lo relativo a modelos de negocios son elevadas. Ya no existe la restricción de compra de contenidos según ejemplares, sino que se abre la puerta desde la adquisición de pequeños contenidos. A partir de ahora se podrán adquirir desde capítulos de libros o noticias de periódicos, hasta el acceso a todo el catalogo de libros de una editorial o las hemerotecas enteras de periódicos y revistas. Este modelo podría tener gran acogida, sobre todo en los libros sobre utilidades más que en libros de literatura tradicional, ya que de esta forma el usuario no necesitaría comprar todo el contenido cuando solo está interesado en una parte bien definida.

También el formato digital permite nuevas opciones de financiación, por ejemplo, la financiación por publicidad sería novedosa en el terreno de los libros, aunque este modelo ya se utiliza en periódicos y revistas. Actualmente en el terreno de los libros esto no ocurre y los ingresos proceden del pago por parte del usuario en el momento de la compra. El acceso a libros digitales permitiría la inclusión de algún tipo de publicidad y en la actualidad, este tipo de modelo ya se plantea en sus diversas opciones ya que beneficiaría tanto al editor por conseguir un ingreso extra, como al usuario que podría ver reducido el precio de compra de los ejemplares aceptando el consumo de una publicidad definida.

¿Acabarán los libros digitales con el papel?

Todos sabemos lo bueno que tienen los libros en papel: su legibilidad, fácil uso, su tacto… Pero los usuarios de hoy en día se están acostumbrando a las prestaciones que ofrecen los medios digitales: personalización, interactividad, carácter multimedia, actualizaciones permanentes y la posibilidad de compartir y comunicarse a gran escala. Los libros en papel pueden ser interactivos, puestos en red y convertidos en vehículos multimedia de entretenimiento y conocimiento gracias a pegatinas RFID.

En Noviembre del 2007, la editorial francesa Gallimard y Violet, creador del Nabaztag, lanzaron una oferta muy sencilla: compra un libro para niños publicado por Gallimard-jeunesse con un Nabaztag. Nabaztag es un dispositivo con forma de conejo que se conecta a Internet y acerca a toda la familia su amplio abanico de servicios y contenidos. Cuando el niño enseñaba el libro al conejo, Nabaztag empezaba a leerlo en voz alta. El niño lo oía y seguía el cuento a través de las imágenes y el texto en el libro. ¿Quién hizo esto posible? Violet que añadió en el libro en papel una Ztamp, una diminuta pegatina con un tag RFID incorporado.

El «rabbit» (conejo de muñeco) siente la presencia de la Ztamp y se conecta a un servidor de Internet para descargar el sonido de la historia y lo reproduce. Cada Ztamp es único. El conejo, además, puede recordar dónde ha parado su lectura de un cierto libro y recuperarla desde dicho punto cuando la reanude.

En Abril del 2008, Nathan y Violet llevaron la conexión de libros a Internet un paso más allá. La colección de libros Mes Pétites Histories publicada por Nathan se comercializó con Ztamps que daban acceso a la narración de la historia realizada por un actor. Aún así, los padres también tienen la posibilidad de realizar su propia narración y cargarla en la web. De esta forma, se creará una gran librería de versiones e interpretaciones de la historia.

Con tan sólo oler-reconocer el Ztamp de la portada, tu Nabaztag favorito leerá el libro con la voz de tus abuelos o con la de una guapa madre de la otra parte del país.

Rafi Haladjian Director de Violet añade: «El contenido digital y los servicios son muy potentes pero, hoy en día, se están enfrentando al problema del mundo los negocios, ya que todo lo digital tiende a ser gratis. Mientras que los objetos de la «vida real» como los libros tienen un valor para el usuario, éste aún paga por ello sin problema. Pensamos que al realizar ese puente entre los objetos que se venden al usuario y el darles acceso a contenido digital exclusivo en la red, las compañías crearán nuevos tipos de modelos de negocio eficaces.»

Violet quiere dirigirse y estar preparada para la siguiente revolución tecnológica, y evitar convertirse en el famoso conejo blanco de Alicia en el País de las Maravillas que cantaba aquello de:« Llego tarde. Llego tarde A una cita muy importante »

Rafi Haladjian y Olivier Mével fundaron Violet en 2002. La vocación de Violet es desarrollar una Internet de Cosas donde todo tipo de objetos estén conectados a la red y no únicamente ordenadores y teléfonos.

Si quieres leer más noticias como El sector editorial debe reinventarse con creatividad y nuevas tecnologías, te recomendamos que entres en la categoría de Ocio - Tecnología.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp