>
Compartir
WhatsApp

Idealista desmonta los datos del Gobierno: “Barcelona no cumple con los requisitos para ser zona tensionada”

Barcelona
NOTICIA de Jessica Pascual
19.03.2024 - 11:31h    Actualizado 19.03.2024 - 11:31h

Barcelona no cumple con los requisitos para ser declarada zona tensionada, aunque la Generalitat ha incluido a esta capital en su lista. Esta es la principal conclusión que se desprende del análisis elaborado por Idealista en el que se recogen los datos del Ministerio de Vivienda de esta ciudad para comprobar si se ajusta a lo que la normativa define como zona tensionada o no.

Los resultados son esclarecedores: Según Idealista, los datos oficiales publicados por el Ministerio de Vivienda que “teóricamente representan la realidad del mercado del alquiler en España”, evidencian que la “ciudad de Barcelona no cumple con los requisitos para ser considerada zona tensionada“, por lo que no podría ponerse en marcha la nueva ley que regula los precios de los contratos de alquiler.

Por qué Barcelona no es zona tensionada

Idealista afirma que esta ciudad no cumple con los requisitos para ser declarada zona tensionada. ¿Los motivos? La nueva normativa que permite saber si un alquiler tiene el precio regulado establece dos requisitos para que un municipio pueda tener condición de zona tensionada, aunque con cumplir uno de ellos, es suficiente para obtener esta clasificación.

  • Por un lado, que la tasa de esfuerzo familiar para el pago de la vivienda, incluidos los suministros, supere el 30 % de los ingresos de la unidad familiar
  • Que el precio haya crecido tres puntos más que el IPC durante los últimos 5 años.

En el caso concreto de Barcelona, al usar los precios del alquiler ofrecidos por el Ministerio de Vivienda, los ingresos familiares según recoge el INE, y con una estimación del consumo energético de la CNMC, la tasa de esfuerzo que realizan las familias en alquilar es del 27 %, tres puntos por debajo de este límite, remarcan desde Idealista.

Respecto al otro requisito, el de la variación de precio, en 2018 el Minsiterio detalla que un valor mediano por vivienda es de 725 euros. Un dato que ha aumentado hasta los 830 euros en 2022. Esto supone un incremento de 14,5 % en este tiempo. Se trata de una cifra que es inferior al 15 % que marcaría el mínimo para ser zona tensionada.

Aun así, aunque la subida del precio de una vivienda no supere los límites marcados, es posible que la Generalitat use la variación por metro cuadrado. Porque en este caso, sí supera este límite, dado que el incremento alcanza el 15,7 %. Desde Idealista concluyen que, en cualquier caso, las divergencias entre una medición y otra, con una “tasa de esfuerzo por debajo de la recomendada no invitan a que sea el lugar propicio para aplicar una medida tan dura y perniciosa para el mercado y las familias que necesitan una vivienda en alquiler”.

A estas conclusiones se suman otros análisis elaborados por la misma plataforma que apuntan a que los precios que da el Gobierno en su índice de alquiler no se corresponden con la realidad del mercado. De forma paralela, la realidad actual del mercado, usando ofertas reales de viviendas de Idealista en la actualidad, demuestra que la ciudad de Barcelona sí supera de largo los umbrales marcados por la Ley de Vivienda.

En datos, la tasa de esfuerzo familiar para alquilar una vivienda en Barcelona incluidos los suministros, según idealista, fue del 47,5% a cierre de 2023, mientras que los precios se incrementaron un 28,6% en la ciudad en los últimos 5 años, desde enero a 2020 a enero de 2024, en un tiempo en el que el IPC en Cataluña se situó en el 15,74% a los que habría que sumar 3 puntos hasta el 18,74%, casi 10 puntos por debajo.

Al Ministerio de Vivienda le crecen los enanos tras la aprobación de la nueva regulación de los alquileres. Se trata de una nueva normativa que no ha estado exenta de polémica. Muchos estudios e informes critican la aplicación y posibles efectos adversos de esta regulación. En concreto, Fotocasa critica que la regulación del alquiler no tiene en cuenta al mercado. Otras compañías, como Alquiler Seguro, apuntan a que los límites al alquiler del Gobierno permiten que un 15 % de las viviendas puedan subir sus precios. Y no solo en el mercado del alquiler, sino también en la compra. Es lo que apuntan expertos del sector, que insisten en que la limitación de precios en el alquiler impulsará a los propietarios a vender y reducirá la oferta de pisos.

Otros municipios que no son zonas tensionadas

El análisis de Idealista revela que además de la capital catalana, hay un total de 17 municipios donde no se cumple ninguno de los requisitos de esfuerzo y evolución de precios, a pesar de estar declarados como zona tensionadas. Son las siguientes localidades: Figueres, Valls, Lloret de Mar, Tortosa, Ripoll, Cambrils, Guissona, Balaguer, Tortosa, Torrelles de Llobregat, Falset, Roquetes, Tremp, Sort, Palafolls, Montgat, Parets del Vallès y Esparraguera

Al usar la medición de precios por metro cuadrado, se reduce a 6 el número de municipios que no cumple con este requisito y son los siguientes: Guissona, Roquetes, Vallirana, Figueres, Alella y Balaguer. De todos estos, según los datos de Idealista, Lloret de Mar sí cumpliría los requisitos para ser zona tensionada además de Barcelona, porque la tasa de esfuerzo es del 42,6 % y los precios han crecido un 7,2 % más de lo permitido por la ley.

Las capitales de provincia sí son zonas tensionadas

En el resto de las capitales catalanas, que están incluidas en la lista de zona tensionada, ninguna ofrece una tasa de esfuerzo superior al 30 %.

  • En Lleida este dato es del 19,4 %, en Tarragona del 20,3 % y en Girona del 21,5 %. Aunque según los datos de Idealista, esta última capital sí superaría el umbral con un 30,8 % de tasa de esfuerzo.
  • En cuanto a la variación de precios, las tres cuentan con un incremento superior al 15 % marcado por la ley en los cinco años analizados. En Girona han subido un 4,7% más de lo establecido, en Lleida un 2,5% y en Tarragona un 1,9%.



WhatsApp Casacochecurro