Las bandas de delincuentes organizadas asemejan sus estructuras a las de las empresas


Dotados de estructuras similares a cualquier gran multinacional, la delincuencia organizada se está profesionalizando cada vez más y mejor. Estos delincuentes tienen cada vez una mayor presencia en el ámbito de los delitos económicos que se cometen en España, según se ha denunciado en el marco de la Segunda Jornada sobre Delincuencia Económica, organizada por responsables del Centro de Observación del Delito Económico (CODE), del Centro de Cooperación Interbancaria, y que ha contado con la presencia de representantes de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil. Estos grupos podrían estar detrás de aproximadamente el 90% de los delitos económicos cometidos en España.

 
5 marzo / Casacochecurro.com De acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal se define como «delincuencia organizada» la asociación de tres o más personas para realizar, de forma permanente o reiterada, conductas que tengan como fin cometer determinadas actividades delictivas; durante las Jornadas se ha puesto de manifiesto la presencia cada vez mayor de estas organizaciones en los delitos económicos cometidos en nuestro país, de los que podrían ser responsables en un porcentaje cercano a un 90%. «El problema no radica únicamente en este alto índice de delitos», declara Juan José Matías, director del CODE y responsable del área de prevención del fraude de Experian, «sino también en la creciente profesionalización de estas bandas, que cuentan con organigramas cada vez más complejos, comparables en algunos casos a sus equivalentes en una empresa legal».

Delincuentes con división de funciones

Así la estructura de estos grupos altamente jerarquizados pasa por la especialización orientada a la eficiencia. De acuerdo con los expertos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en una organización típica cada función (ya sea ésta la obtención ilegal de datos, selección de víctimas idóneas, realización de falsificaciones, blanqueo de capitales o reinversión de los beneficios generados) es desarrollada por grupos diferenciados y altamente especializados y que, por motivos de seguridad, raramente se conocen entre sí. La expansión internacional se desarrolla bien mediante la creación de redes propias de distribución multi-territorial, o preferentemente mediante alianzas con grupos afines en los distintos países en los que operan. La última etapa de su actividad delictiva pasa forzosamente por un último delito, el blanqueo de las ganancias obtenidas.

La usurpación de identidad, uno de los delitos más comunes

La usurpación de identidad ha ido incrementando paulatinamente su importancia en la comisión de delitos de carácter económico, que van desde la solicitud de créditos en entidades financieras a la adquisición de bienes muebles mediante financiación, pasando por la falsificación de productos fiduciarios.

Tal y como comenta Juan José Matías, «estas bandas han desarrollado una precisión notable a la hora de seleccionar a sus víctimas; saben a quién atacar y se documentan extensamente sobre la persona y su situación económica, llegando, en algunos casos, a la suplantación física». Una precisión que se está haciendo notar también en el terreno de la ciberdelincuencia, donde el futuro pasa por el denominado «spear phishing» en el que los envíos de e-mails priman calidad sobre cantidad. Basados en una rigurosa investigación de potenciales víctimas de alto nivel económico, a las que terminan por conocer en detalle, el desarrollo de textos personalizados adaptados al entorno, pautas de comportamiento o inversión de la víctima potencial, garantizan mayores tasas de apertura y respuesta a los e-mails y con ellas mayores beneficios. En definitiva, eficiencia económica.

La coordinación, clave para una lucha eficaz
La sofisticación y multi-territorialidad que caracterizan a la delincuencia organizada dificultan su persecución, por lo que se hace necesaria la colaboración de todos los actores implicados en la lucha contra el fraude, tanto a nivel nacional como internacional.

Iniciativas como el Servicio de Prevención del Fraude (SEPFRA) ofrecen una importante ayuda en este campo. Esta iniciativa de carácter sectorial, promovida por el Centro de Cooperación Interbancaria y que cuenta con Experian como socio tecnológico, nace en 2007 y canaliza la colaboración del sector financiero en la lucha contra el fraude. Entre sus actividades destaca la gestión del Centro de Observación del Delito Económico (CODE), organismo dedicado al estudio y análisis de la evolución del fraude y otros delitos de carácter económico en nuestro país, que coordina la colaboración de las entidades adheridas en la lucha contra el fraude y mantiene una relación constante con el resto de organismos públicos y privados implicados en la prevención y persecución de este tipo de delitos.

Si quieres leer más noticias como Las bandas de delincuentes organizadas asemejan sus estructuras a las de las empresas, te recomendamos que entres en la categoría de Ocio - Tecnología.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies