Las empresas buscan al trabajador perfecto y valoran más la experiencia que la formación

Las empresas buscan al trabajador perfecto y valoran más la experiencia que la formación
NOTICIA de Javi Navarro
01.06.2012 - 17:50h    Actualizado 14.04.2021 - 07:53h

Los empresarios son cada vez más exigentes al seleccionar un nuevo trabajador. Buscan el profesional perfecto, capaz de aportar valor a la empresa desde el primer momento. Perfiles profesionales con más de 5-6 años de experiencia, con cartera de clientes y un know-how sólido, que permita rentabilizar su contratación lo antes posible “porque no hay tiempo y se compite en el corto plazo”, señala Christopher Dottie, director general de Hays en España. Según se desprende de la Guía Laboral 2012, elaborada por Hays, el 81% de los empresarios valoran más la experiencia que la formación a la hora de elegir un candidato para un puesto de trabajo. Esta preferencia empresarial supone una subida de ocho puntos respecto al año pasado y se convierte en una tendencia clara en el mercado laboral.

Así, los perfiles profesionales más demandados actualmente en España son para posiciones en puestos de toma de decisiones estratégicas, como los de Business Intelligence, de Análisis y Auditoría de Seguridad o Consultoría Funcional, y aquellos perfiles que proporcionen un control y optimización de las estructuras de costes, como perfiles de Riesgos y Cobros. Asimismo, crece la contratación de profesionales internos que ahorran la externalización de ciertos servicios, como pueden ser los abogados. También se mantiene la demanda de profesionales TI y de los relacionados con el e-commerce.

Por otra parte, se valoran cada vez más las llamadas soft skills, cualidades personales del trabajador que puedan aportar valor a la empresa: capacidad de adaptación, lealtad (un trabajador lleva consigo un capital de experiencia adquirido en la empresa muy valioso), polivalencia, capacidad de trabajo y motivación.

Llama la atención el asentamiento cada vez mayor del tradicional valor de la lealtad en un mercado tan cambiante. Casi duplicando la cifra del año anterior, la lealtad se sitúa como un valor que los empresarios tienen muy en cuenta en sus trabajadores, incluso por encima de la motivación.

La polivalencia es otra capacidad muy valorada, una cualidad que permite a los trabajadores reciclarse continuamente y adaptarse a las exigencias del momento. En paralelo, las empresas dan mucha importancia a cualidades como la visión estratégica, la capacidad organizativa, la capacidad de gestión, el conocimiento del mercado, la orientación comercial, el liderazgo, la gestión de equipos y el conocimiento del sector.

Visión de los candidatos

Por su parte, en el lado de los candidatos, el 83% de los encuestados declaran estar pensando en cambiar de trabajo. Una cifra que llama la atención en un contexto económico lleno de incertidumbre, donde tanto empresarios como trabajadores coinciden en señalar el problema que supone la falta de confianza en el mercado y los bajos niveles de crédito y liquidez. Las principales razones que mueven a los trabajadores a querer cambiar de puesto son las expectativas de progresión profesional, y por debajo de éstas, el salario.

También ha aumentado el número de profesionales disponibles: están en paro el doble de encuestados que el año pasado. Despidos y empresas insolventes han dejado a un número considerable de trabajadores altamente cualificados sin empleo. Muchos de ellos consiguen recolocarse, dada la valía de su experiencia y cualificación: el 40% de los trabajadores que HAYS colocó en enero de este año eran profesionales en paro. Otros, sin embargo, continúan buscando trabajo. Según éstos, se recurre a los contactos personales como medio más eficaz para encontrar empleo, por encima de consultorías de selección, que se sitúan, como novedad, en segundo lugar. Se sitúan por detrás otras vías como el contacto directo con la empresa, las ETTs e incluso Internet.

Internacionalización y rotación

La clara internacionalización de las empresas españolas y el aterrizaje de multinacionales en España propician un mercado laboral globalizado donde los idiomas son clave para acceder a muchos puestos. El inglés se da casi por supuesto: 9 de cada 10 puestos ofertados lo exigen y el 75% de los empresarios creen que los idiomas son fundamentales en su sector. Se valora cada vez más el conocimiento de una segunda lengua, como alemán, idioma muy solicitado en el sector del automóvil, o el chino mandarín, un valor creciente. Los conocimientos lingüísticos se sitúan además como una barrera de acceso a nuevos puestos de trabajo para un 19,7% de los profesionales, que optan por aprender nuevos idiomas o afianzar su nivel para mejorar su currículum.

Además de los idiomas, la otra gran cualidad necesaria para un perfil internacional es la movilidad. El 73% de los profesionales españoles está dispuesto a trabajar en el extranjero, especialmente en Europa o Norteamérica. Crece el mercado latinoamericano, con países con unas economías crecientes que precisan profesionales con experiencia. Asia gana puestos en las preferencias de los profesionales, con un 31%, y mientras que África se sitúa en último lugar, con un 19,5% de las respuestas.

No obstante, el estudio señala que existe una gran escasez de este tipo de perfiles con idiomas y disponibilidad geográfica, lo que dificulta la evolución de áreas de desarrollo del negocio y la expansión internacional de muchas empresas españolas. La solución parece residir en un mayor apoyo de las empresas a los profesionales que acepten el reto.

El dato de que el 83% de profesionales busca un cambio de empleo se completa con la afirmación del 45% de empresarios encuestados, que declaran estar dispuestos a contratar en 2012, al igual que declaraban en 2011. Un 47% de despidos llevados a cabo el pasado año dejan vacantes en puestos de importancia, y envían perfiles senior al mercado de trabajo, lo que eleva la tasa de rotación.

Perfiles senior

La oferta de profesionales senior conjugada con las preferencias de los empresarios a la hora de contratar, primando la experiencia sobre una buena formación, dejan en una situación difícil a los profesionales más junior, y así lo evidencia el dato llamativo de que tan sólo el 31% de las empresas están dispuestas a contratar becarios este año. La necesidad de hacer rentable al candidato en un breve período de tiempo provoca la pérdida de nuevos talentos en estas empresas. En paralelo, para compensar la bajada de los sueldos en las nuevas contrataciones, la contrapartida al salario para retener el talento evoluciona a fórmulas mixtas que combinan los ingresos con otros beneficios no financieros, como teléfono móvil, coche, seguro de salud o dietas.

Si quieres leer más noticias como Las empresas buscan al trabajador perfecto y valoran más la experiencia que la formación, te recomendamos que entres en la categoría de Buscar trabajo.


WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp