>
Compartir
WhatsApp

Las opciones para pagar una residencia de ancianos con tu casa

Una anciana en silla de ruedas siendo cuidada por trabajadora de una residencia.
NOTICIA de Cristian Pinto
09.02.2024 - 09:41h    Actualizado 09.02.2024 - 09:41h


Llega un momento en el que una persona no puede valerse por sí misma. La opción de alojarse en una residencia es una decisión que requiere un gran esfuerzo económico. De hecho, el precio de una plaza en una residencia privada para mayores en España está por las nubes. Por eso, tener opciones para de pagar la residencia con el alquiler de nuestro piso se convierte en muchos casos en la mejor opción.

En esta información puedes consultar algunas soluciones para pagar una residencia de ancianos gracias a la vivienda que tengas en propiedad. Y, si no te gusta la idea de pasar los últimos años de tu vida en una residencia, en esta otra información puedes consultar alternativas si no quieres vivir en una residencia.

Venta de la vivienda

Una de las primeras soluciones que se te pueden pasar por la cabeza si no puedes pagar la residencia de mayores es vender la casa. Tiene sentido porque, si vas a estar pasando los últimos años de tu vida en una residencia, no vas a usar más tu casa, en caso de que vivas solo. No obstante, esta decisión es muy difícil de tomar en términos sentimentales, además de que quizás te gustaría que algún familiar herede tu casa.

A corto plazo, esta opción te dará mucho efectivo, pero supone también un gran riesgo si lo administramos mal o si vendemos a un precio muy bajo. Para que el dinero de la venta no pierda valor, lo más recomendable es considerar las oportunidades de invertir con bajo riesgo, como en Letras del Tesoro.

Hipoteca inversa

¿Qué es la hipoteca inversa? Se trata de un préstamos para mayores de 65 años que sean propietarias de una vivienda. Algunas entidades financieras o aseguradoras pagan a los dueños una renta mensual sin necesidad de devolverla mientras vivan.

Aunque esto suene bien, hay que tener en cuenta que la deuda se acumula y se debe devolver cuando la persona fallece. La única ventaja que ofrece es que es una forma de asegurarse una renta mensual sin perder la titularidad de la vivienda y tener que mudarse.

Programa Pensium

La plataforma Pensium consiste en pagar la residencia de mayores gracias a los ingresos que se reciben de alquilar tu vivienda mientras no vivas en ella. Esta alternativa, a diferencia de la hipoteca inversa, permite que la deuda acumulada sobre la vivienda sea mucho menor. Así los herederos podrán amortizar la casa con el alquiler o mantenerla en propiedad.

Eso sí, ten en cuenta que desde se firma el contrato, el beneficiario recibe una cantidad de dinero pactada para pagar su residencia. El importe puede llegar a ser hasta el doble del alquiler mensual a cambio de ceder la gestión del alquiler de la vivienda a una empresa externa. Pensium hace las reformas necesarias y gestiona el alquiler. Es decir, de esta forma estás entregando la gestión de tu vivienda a terceros, por lo que debes confiar en ellos si te interesa esta opción.

Ayudas económicas fijadas en la ley

A través de la Ley de Dependencia, las personas mayores podrán contar con una serie de ayudas económicas si cumplen unas determinadas condiciones. En función del grado de dependencia que tengan, los grandes dependientes recibirán una ayuda de hasta 715 euros.

Si quieres leer más noticias como Las opciones para pagar una residencia de ancianos con tu casa, te recomendamos que entres en la categoría de Jubilación y Pensiones.