Piso sin ascensor, de interior y mal iluminado, ¿cómo venderlo?

Piso sin ascensor, de interior y mal iluminado, ¿cómo venderlo?
NOTICIA de Jessica Pascual
20.07.2022 - 08:06h    Actualizado 20.07.2022 - 08:06h

Poner a la venta un piso de interior, pequeño, con poca luz natural y sin ascensor puede ser una tarea difícil. ¿Cómo conseguir atraer a posibles compradores? ¿Qué hacer para que alguien se fije en tu piso y no lo descarte de inmediato? Aunque en ocasiones pueda parecer una tarea imposible, en esta guía te explicamos qué hacer para vender un piso poco atractivo con algunos trucos y consejos. Una buena mano de pintura, la actualización de los anuncios y una imagen renovada de la vivienda pueden dar la vuelta a la situación.

Pero antes de poner en práctica algunos de estos consejos, lo primero que debes tener en cuenta es toda la información sobre cómo vender un piso. Una vez aclarados los conceptos básicos, aquí puedes consultar qué hacer para dar salida a un piso que no consigues vender.

Por qué hay pisos que no se venden

Las viviendas que tardan más en venderse suelen tener alguna característica que resulta poco atractiva para el comprador. Algunas de estas suelen ser la falta de ventanas o de iluminación natural, techos muy bajos, zonas mal comunicadas, pasillos muy largos, la falta de espacio, pisos sin ascensores o con habitaciones todo en uno, que mezclan salón, cocina y habitación. Un ejemplo de ello son los peores pisos en alquiler que puedes encontrar por internet y que seguro te sorprenderán.

En el mundo inmobiliario se conocen como los ‘patitos feos’, pero a pesar de ello, es posible encontrarles una salida. ¿Pero, por qué hay pisos más difíciles de vender? Hasta hace unos años puede que estas características pasaran desapercibidas, pero con la pandemia ha habido un cambio de mentalidad. Casas más amplias, zonas para teletrabajar, espacios luminosos, patio o terraza son algunos de los imprescindibles que demandan los nuevos compradores. Fenómeno que ha provocado un aumento del catálogo de viviendas que se han quedado apartadas porque no resultan atractivas para la venta por no tener ninguno de estos servicios.

Qué hacer si mi piso no se vende

Si no consigues vender tu casa, algo está mal. Pero aunque pueda parecer complicado, no es imposible vender estos pisos. Solamente hay que tener clara la estrategia de venta, usar las nuevas técnicas de mercado y trabajar para que el piso reduzca al máximo posible las carencias que impiden su venta. Desde la red inmobiliaria Comprarcasa ofrecen una serie de consejos para dar salida a estas viviendas y formalizar una venta.

Revisa los precios

Hay que ser realistas. Si sabes que tu vivienda tiene alguna característica que la hace más difícil de vender, no pongas un precio demasiado elevado. Para hacerte una idea, te recomendamos que consultes los precios medios del barrio y veas los anuncios de otras viviendas. Compara las distintas ofertas que hay con la tuya y establece un precio acorde.

Ten en cuenta que debe encontrarse en la media de precios, pero que si no consigues venderlo, puedes incluso rebajarlo algo más para ver si así hay suerte. Aunque si bajar el precio de venta no está entre tus opciones, puedes probar cualquiera de las siguientes recomendaciones.

Renueva la imagen de la vivienda

¿Por qué crees que la casa no se vende? Si es fallo de iluminación, de decoración, del estado de la casa… Busca todos los fallos posibles e intenta arreglarlos. Desde tapar alguna grieta, sustituir los muebles más viejos, da una mano de pintura a alguna pared, limpia toda la casa o haz reformas si crees que es la clave para darle salida a la casa.

Haz que tu piso sea más espacioso
La primera imagen de una casa es la que va a influir de manera determinante en una decisión. Por ello, es tan importante que tanto las fotografías como el piso den una buena sensación. Para conseguirlo, no hay un mejor color que el blanco en las paredes. O uno similar, de tono claro. Una vivienda con paredes en tonos chillones o de colores oscuros llama menos la atención e incluso puede llegar a abrumar a posibles compradores.

En estas situaciones, la solución es muy fácil. Solo tienes que empapelar la vivienda y optar por un tono claro que dé mayor sensación de amplitud y claridad a la vivienda y la convierta en un producto más atractivo para vender.

En resumen, lo ideal es que busques un presupuesto ajustado y hagas todas las mejoras posibles para que tu casa sea más atractiva. Y si no sabes qué es lo que puede estar mal, puedes comparar las distintas ofertas de viviendas similares a la tuya (incluso de tu mismo barrio) para ver qué puedes mejorar.

Revisa los anuncios de venta

Otra posibilidad es revisar los anuncios de tu casa en internet para intentar que sean más llamativos. Ten en cuenta que las fotos que tengas subidas a la web son la primera imagen que van a ver los posibles compradores. Por tanto, este es un buen punto de partida a analizar. ¿Cómo son las fotografías? ¿Te llamarían la atención para comprar la casa?

Cuida el aspecto de la vivienda, tanto en el interior como en el exterior
Si las fotografías que has hecho al piso no llaman la atención, poca gente va a interesarse en tu vivienda. Es fundamental que cuides todo al detalle. Desde la distribución de los muebles, la limpieza, el orden y mires las imágenes para buscar el fallo.

Una de las técnicas que se usan en este sentido es el Home Staging, que sirve para hacer más atractiva la vivienda a ojos de los compradores. Su principal objetivo es captar a más gente y lograr que la vivienda se revalorice en función a la demanda.

Para conseguirlo, hay varias vías. Aunque hay que empezar por el principio. Haz fotografías de todos los ángulos de las distintas habitaciones y a nivel de los ojos para mostrar la mayor cantidad de espacio en la imagen. Enseña a los posibles compradores los mejores puntos del barrio cercanos a tu casa y, sobre todo, no te cortes por subir muchas fotos. Cuanto más puedas enseñar a los posibles compradores, más vas a llamar su atención.

Por otra parte, evita hacer las fotografías con el sol de frente porque distorsiona la calidad de la imagen. Busca el equilibrio en las estancias para que no se vea un ambiente muy cargado o muy vacío.

Si tienes muebles viejos o cosas rotas, quítalas de la casa y no las muestres en la fotografía. Es mejor que la vivienda no tenga un mueble de salón a que tenga uno viejo y deteriorado.

Ten los anuncios actualizados
Un punto muy importante es mantener los anuncios siempre actualizados, que los compradores vean que estás al día con la casa. Que eres un vendedor activo y que tu producto tiene gran valor. Si ven un anuncio de hace un año desactualizado, ni siquiera van a pararse a leer con detalle las características de la casa.

¿No tiene ascensor? Suple las carencias con otros servicios

Muchas viviendas tienen carencias. La clave para que no resulten una barrera de entrada para vender tu piso es saber destacar y poner en valor todo lo demás.

Al destacar todas las demás características positivas, el comprador puede valorar si realmente merece la pena descartar el piso por la falta del ascensor. Por ejemplo, puedes destacar las buenas conexiones y comunicación de la zona, la tranquilidad del barrio o el buen equipamiento interior del piso, entre otros.

¿Piso mal iluminado?

Una vivienda con poca luz es más difícil de vender. Por ello, aunque hay casas más luminosas que otras, tienes que sacarle el máximo partido a las ventanas que tenga tu vivienda.

Sin tener en cuenta casos excepcionales, muchas viviendas tienen las suficientes ventanas como para ofrecer buena cantidad de luz natural. En el caso de que la veas insuficiente por la distribución de la casa, ya sea por pasillos, tabiques o muebles, siempre puedes reorganizar la casa para ganar luz.

Por otra parte, es importante tener en cuenta y poner en valor las desventajas de las casas muy iluminadas. A primera vista llaman la atención, pero muchas ventanas también supone mucho calor. Una exposición continuada a los rayos del sol aumenta la temperatura de la vivienda en verano y sin un buen sistema de aire acondicionado, puede ser un auténtico horror.

Invertir para alquilar

Si consigues venderlo y ganas un dinero extra, puedes quedártelo y destinarlo al fin que más te guste. O puedes continuar dentro del sector inmobiliario y dedicarte a invertir en pisos para ponerlos en alquiler. Una tendencia que, si sale bien, te ofrece una muy buena rentabilidad.

Si no lo vendes, alquílalo

Como última opción, si no consigues venderlo a pesar de seguir estas recomendaciones, siempre puedes intentar ponerlo en alquiler. Puede que tu piso no sea una primera opción de venta, pero sí resulte atractivo para inquilinos que busquen un alquiler barato y temporal. Es una alternativa con la que puedes sacar un rendimiento extra a tu vivienda y no tenerla vacía. Aspecto fundamental dado que este tipo de viviendas son las que más se ocupan en España.

Si quieres leer más noticias como Piso sin ascensor, de interior y mal iluminado, ¿cómo venderlo?, te recomendamos que entres en la categoría de Hipotecas.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >