¿Qué tipo de préstamo es más adecuado para comprar un coche?

Préstamos adecuados para comprar un coche
NOTICIA de Javi Navarro
16.04.2021 - 17:22h    Actualizado 16.04.2021 - 17:33h

Cuando quieres comprar un coche nuevo y no dispones de fondos suficientes para asumir el coste total de la compra, la única solución es pedir un préstamo a un banco o a una entidad financiera. Lo bueno es que cada vez hay más opciones y productos financieros para ajustarse a cada tipo de necesidad.


Por eso debes conocer los diferentes tipos de préstamo que existen y fijarte muy bien en unas características concretas para evitar que acabes pagando por tu coche mucho más de lo que necesitas.

El préstamo más interesante para comprar un coche

Según los expertos financieros, el mejor préstamo para comprar un coche es aquél que mejor resuelva tus necesidades, dentro de tus posibilidades económicas, sin generar una deuda imposible de devolver según tu economía. Es decir, el mejor préstamo para ti no significa que también lo sea para tu hermano, tu cuñado o tu vecino. A cada necesidad, una solución concreta.

Así que si estás pensando en pedir un préstamo a plazos para comprarte un coche nuevo te recomendamos que compares entre diferentes entidades y pidas varias simulaciones para conocer las condiciones que te ofrezca cada entidad. Y revisa a fondo cada uno de los puntos que te detallamos a continuación.

Elementos a tener en cuenta a la hora de contratar un préstamo para comprar un coche

El interés

Como sucede con cualquier otro tipo de préstamo, el interés es un punto clave a comparar entre las distintas opciones que manejes. Lo primero que debes saber es que en los préstamos automovilísticos existen dos tipos de intereses: el TIN y el TAE.

El TIN o Tipo de Interés Nominal del préstamo es el interés concreto que carga la entidad crediticia por prestarte el dinero.

El TAE o Tipo Anual Equivalente revela el porcentaje total que acabarás pagando, puesto que, además de recoger el TIN, incluye también las comisiones, los gastos y los plazos. Es en este concepto del TAE en el que debes fijarte.

Lo habitual en los créditos para automóviles es que el interés sea fijo. Sin embargo, a menudo se encuentran tipos flexibles que ofrecen un tipo bajo durante 6 meses o 1 año y que, después de este periodo, aumenta la cuota del crédito hasta la finalización de todas las cuotas.

Por eso, insistimos, antes de optar por un tipo u otro, resulta esencial realizar una serie de cálculos y proyecciones para saber si se estará en condiciones de afrontar cada uno de los pagos previstos.

Comisiones

Cualquier préstamo para comprar un coche incluye una serie de comisiones que, en función de la entidad en la que se contrate el crédito, variarán. Lo normal en este tipo de préstamos es encontrar una comisión por apertura o estudio y una comisión por cancelación total o parcial del contrato de financiación.

Estos cargos suelen aparecer en porcentajes que se suman al total del dinero que pides para incluirlo en la cuota que pagues mes a mes. Lee la letra pequeña, no dejes nada al azar para no llevarte sorpresas después de haber firmado el crédito.

Plazo de amortización

El plazo de amortización es el tiempo del que dispones de para devolver el dinero que te han concedido. Para la compra de coches es frecuente préstamos por debajo de seis años de plazo de devolución, aunque existen excepciones que permiten aumentar el plazo de amortización durante algún año más.

Una vez elijas el tiempo amortización conocerás la cuota que deberás abonar mensualmente. A mayor plazo de amortización, menor cantidad a pagar cada mes, pero más meses pagando intereses. Y viceversa, a menor tiempo de plazo para amortizar el préstamo, mayor cantidad de cuota pagarás mensualmente al contar con un menor plazo.

Es por eso que, como recuerdan los expertos, eches cuentas para calcular qué pagarías de cuota mensual en función de diferentes escenarios con diferentes plazos y conocer así la cantidad de intereses a pagar en cada caso. El objetivo es que, al final, pagues lo menos posible ajustando —todo lo que tu economía te permita— el plazo de amortización. Y que te comprometas a pagar mes a mes sin problemas hasta la finalización del crédito.

Vinculación

Las condiciones que ofrecen los bancos pueden variar notablemente en función del grado de vinculación que tengas con ellos. Es habitual que te ofrezcan mejores condiciones si eres cliente y tienes una cuenta bancaria con ellos. También te animarán a que contrates algún otro producto financiero, a cambio de mejores condiciones, como un seguro para el coche o tarjetas de crédito asociadas.

Así que, antes de firmar un crédito para comprarte un coche nuevo, ten en cuenta todos estos consejos y, sobre todo, revises muy bien la parte en la que entran los intereses y el TAE, además de las comisiones del propio préstamo, las posibilidades que te ofrezcan en cuanto a plazos de amortización y la vinculación que te exija cada entidad o banco para tener un crédito u otro. Recuerda elegir el que más te convenga, no el que te quieran dar.

Si quieres leer más noticias como ¿Qué tipo de préstamo es más adecuado para comprar un coche?, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >