Quien quiera móvil que lo pague, los gratis tienen muchas condiciones


¿Qué oportunidades y desventajas encuentran los consumidores en las tácticas de las operadoras de regalar (o no) móviles? De un tiempo a esta parte, ya no hay móviles gratis. Eso ya lo sabe todo el mundo porque quien quería conseguir un móvil mejor tenía un truco fácil a su alcance, la portabilidad: cambiar de compañía y que, con la nueva alta, le regalasen un terminal. Movistar acabó en marzo con la subvención o regalo de móviles como reclamo comercial y le siguieron Vodafone y Yoigo, mientras que Orange nunca se ha salido de esta opción. En realidad, este movil «gratis» tiene un precio muy alto para el consumidor y obliga al cliente a firmar un contrato de permanencia (de entre 18 y 24 meses) con un consumo mínimo mensual (datos y llamadas). Así, quien quiera un móvil, que lo pague.

8 enero / Casacochecurro.com La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (ADICAE) ha analizado los costes, ventajas y desventajas de tener teléfono móvil y lo que supone para el bolsillo decantarse por comprarlo, pagarlo a plazos o asumir las duras condiciones de permanencia a cambio de obtener un terminal gratis.

Por ejemplo, Movistar propone que quien quiera un móvil caro, se lo tiene que pagar. La manera de hacerlo es mediante financiación a entre 10 y 24 meses, sin intereses, bien con recargo a la factura o bien a través de una entidad financiera (en el caso de Movistar, Finconsum, financiera filial de la Caixa).

Lo que cuesta un Samsung Galaxy SIII

Así, el consumidor que quiera adquirir un modelo Samsung Galaxy SIII, por ejemplo, puede pagar 580 euros al contado, o bien no abonar nada al principio y pagarlo a plazos. Para los clientes con contrato Fusión, que tienen ofertas especiales, el pago se puede ir realizando a través de la factura, mediante una cuota adicional de 21,75 euros (a 24 meses, el máximo), que se sumaría a los 49,90 euros (sin IVA) de la tarifa mensual mínima de Movistar Fusión. En total, sumando el IVA, el consumidor pagará al mes 90,70 euros. Para los clientes con contrato móvil convencional, el pago se puede realizar mediante la financiera, en 24 plazos mensuales de 24,17 euros. Con esta opción, y contratando la tarifa mínima obligatoria, el consumidor deberá abonar, entre consumo telefónico y pago del terminal, un mínimo total de 54,65 euros al mes durante dos años.

El pago a plazos supone permanencia
Este periodo de pago a plazos es en realidad también una permanencia, puesto que hasta que no se abone el móvil el consumidor no puede romper con la compañía y cambiarse a otra. La teoría es que, librándose de tener que subvencionar el terminal, la empresa puede ofrecer tarifas más competitivas, en un mercado en el que han irrumpido con fuerza los operadores móviles virtuales como los de supermercados, por ejemplo. Sin embargo, como se ve, la realidad es que supone atar al consumidor durante meses a un gasto mínimo bastante alto.

Móviles «gratis»… Pero con muchas condiciones
Yoigo y Vodafone se apuntaron en un primer momento a este sistema, pero en los meses siguientes anunciaron en prensa que volverían a la subvención de móviles. Así, en las ofertas de Vodafone se encuentran móviles a coste 0 a cambio de portabilidad desde otra compañía, mientras que Yoigo, a pesar del anuncio, todavía mantiene el sistema de pago a plazos. Orange ha mantenido este sistema. Queda claro que los móviles, en ningún caso, salen «gratis» al consumidor: para obtener un terminal nuevo hay que comprometerse a una cuota mensual durante, en muchos casos, dos años. Un gasto que el consumidor debe valorar si va a poder afrontar.

Móvil libre, pero caro
Otra opción es adquirir un móvil libre (aquel que no tiene un bloqueo y se puede usar para cualquier compañía). Si es de última tecnología, supone un importante desembolso. Pero con el móvil libre se tiene la libertad de cambiar de compañía cuando uno quiera y manteniendo el número, un trámite que por ley debe realizarse en un solo día. Esto permite al consumidor «saltar» a tarifas más competitivas sin la atadura de la permanencia. Una ventaja en pleno desarrollo de los operadores móviles virtuales. Las propias compañías telefónicas tienen «marcas blancas» en este sector, como Amena, en el caso de Orange, o Tuenti Móvil, en el de Movistar, e incluso los supermercados como Carrefour o Eroski se han sumado a este mercado con tarifas competitivas y sin consumos mínimos.

¿Cual elegir? Cada usuario deberá echar sus propias cuentas y determinar qué le interesa más. Calculadora en mano, dependiendo del tipo de terminal que prefiramos sabremos qué opción nos interesará más.

Si quieres leer más noticias como Quien quiera móvil que lo pague, los gratis tienen muchas condiciones, te recomendamos que entres en la categoría de Gratis.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies