>
Compartir
WhatsApp

9 remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

remedios caseros para el dolor de garganta
NOTICIA de Jessica Pascual
17.09.2023 - 07:05h    Actualizado 11.02.2024 - 15:50h


Picor, carraspeo, molestias al tragar o tos seca son algunos de los síntomas asociados al dolor de garganta. Molestias que aparecen con la llegada del frío y los cambios bruscos de temperatura que se agarran a la zona del cuello y provocan incomodidad y malestar.

¿Cómo calmar el dolor? La buena noticia es que existen algunos remedios naturales que ayudan a combatir el malestar provocado por la irritación de garganta, que pueden prepararse en pocos minutos y con ingredientes tan básicos como la sal o la miel, que suele haber en la mayoría de las cocinas. Se trata de remedios naturales que sirven para tratar la afonía, además de aliviar la irritación de garganta.

En el caso de que la afección se agrave, una simple irritación de la zona puede derivar en que salgan placas en la garganta. En este caso, el tratamiento a seguir para aliviar los síntomas varía tal y como se detalla en esta información.

Gárgaras con agua y sal

Este es uno de los remedios más clásicos para combatir el dolor de garganta. Tan antiguo, como desagradable, porque el agua tibia con sal no deja precisamente un buen sabor de boca. Pero alivia el ardor de garganta, por lo que se posiciona como uno de los mejores remedios contra el dolor de garganta.

Para ponerlo en práctica solamente hay que coger agua templada y echarle sal. Una vez en el vaso, meter un poco de cantidad en la boca y hacer gárgaras. No hay que tragarse el contenido, solo que este llegue a la zona de las cuerdas vocales de la garganta para aliviar la sensación de picor y molestia y después escupirlo.

La proporción para prepararlo puede ser de media cucharada de sal por cada vaso de agua. En cuanto a la duración de la gárgara, unos pocos segundos es suficiente. Puedes repetir esta acción un par de veces al día para una mayor efectividad. Pero ojo, porque no hay que abusar de esta práctica, dado que puede ser contraproducente al resecar las mucosas de la zona de la boca y la garganta.

Aplicar calor local

Los dolores de garganta suelen tener su origen en una inflamación o irritación de las cuerdas vocales, motivo por el que aplicar calor en la zona a través de un paño mojado o cojines de calor específicamente diseñados para esta finalidad, es una de las mejores formas para reducir las molestias.

En concreto, el calor aplicado en la zona irritada o inflamada ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y, por tanto, a reducir la congestión acumulada.

Con miel

Para el dolor de garganta, nada mejor que la miel. Este alimento tiene innumerables propiedades beneficiosas para el organismo. Y, en concreto, destaca su capacidad calmante y antiséptica, que ayuda a combatir las infecciones. Para garantizar el mejor efecto, puede tomarse sola en una cucharada o diluida en una infusión.

Con un humidificador

Usar un humidificador es otra de las opciones para calmar la irritación, sobre todo, si el dolor de garganta viene con tos incluida. En estos casos, un ambiente reseco perjudica aún más las molestias y agrava la sensación de malestar e incomodidad. Por ello, comprar un humidificador que mantenga los niveles de humedad de casa en una horquilla saludable es otra de las mejores opciones para combatir y aliviar los síntomas derivados del dolor de garganta.

Caldo de pollo

Un caldo bien calentito es mano de santo para el dolor de garganta. Y si es casero, mucho mejor. No hay nada como un buen cazo de caldo de la abuela para curar todos los males, incluidos el dolor de garganta.

Infusión de manzanilla

La manzanilla es una infusión muy versátil que tanto sirve como bebida para el estreñimiento, como calmante natural gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Por ello, ante un incipiente dolor de garganta, nada mejor que una manzanilla que alivie el ardor y picor de las cuerdas vocales.

Bicarbonato de sodio y limón

Al igual que hacer gárgaras con agua y sal, este no es uno de los remedios caseros más apetecibles, pero sí es efectivo. En concreto, tomar un vaso de bicarbonato con limón puede ayudar a mejorar las molestias y afecciones provocadas por los dolores de garganta. Porque ambos cuentan con propiedades antibacterianas.

Infusión de jengibre

Al igual que la manzanilla, una infusión de jengibre es otro de los remedios caseros que alivian los síntomas e irritación provocada por el dolor de garganta. Destaca por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a relajar las cuerdas vocales y a minimizar las molestias.

Baños o ducha de vapor

Otro de los remedios caseros que ayudan a aliviar el dolor de garganta, sobre todo si este viene acompañado de congestión, mucosidad excesiva o resfriado, es un baño de vapor. Puede hacerse tanto al hervir agua en una olla y colocar la cabeza por encima de esta para absorber los vapores. O, directamente, darse una ducha de agua caliente y crear un ambiente lleno de vapor en el interior que tenga la misma finalidad que el caso anterior.

Si quieres leer más noticias como 9 remedios caseros para aliviar el dolor de garganta, te recomendamos que entres en la categoría de Bienestar.