>
Compartir
WhatsApp

Café cremoso con espuma: El secreto para prepararlo como un auténtico barista

Café cremoso con espuma en casa: El secreto para prepararlo como un auténtico barista
NOTICIA de Jessica Pascual
17.09.2023 - 09:21h    Actualizado 11.03.2024 - 10:37h

Un café caliente, humeante y con un aroma que impregna toda la casa es uno de los mayores placeres para los amantes de esta bebida. Con o sin leche, espresso, americano, corto, largo. Las posibilidades a la hora de preparar una taza de café son amplísimas. Y entre quienes lo toman con leche, se abre una opción más: Con o sin espuma.

La espuma de la leche del café sirve como cobertura a la propia bebida y, gracias a su textura esponjosa, pero a la vez cremosa y fluida, permite conseguir una mezcla y explosión de sabores en el paladar que permiten disfrutar de esta bebida de una forma completamente especial. Toda una fórmula de éxito que puede pedirse en restaurantes y cafeterías. Y sí, también puede prepararse en casa en pocos minutos. De forma fácil y sencilla. Para tomarte una taza de café como si la preparara un auténtico barista.

No confundir esta bebida con otras similares, como el café Flat White que no es cortado ni con leche.

Cómo debe ser la espuma de la leche del café

La delicada capa de crema de café que se coloca encima de la bebida y que deja un gracioso bigote de color blanco no es algo exclusivo que puedas disfrutar en las cafeterías o restaurantes. ¿Te gustaría aprender a hacerla en casa?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que preparar un café cremoso con espuma consiste en hacer el café, por un lado, y preparar la crema de espuma de la leche, por otro. Y esto es importante tenerlo en cuenta dado que no hay que confundir la espuma de la leche con la propia crema de café que sale al preparar un espresso.

En cuanto a las características de la espuma, lo ideal es conseguir un equilibrio entre una espuma estable, firme, esponjosa y con volumen, pero cremosa a la vez, fluida y con una infinidad de burbujas brillantes diminutas que suenan al explotar.

Cómo hacer espuma cremosa de café

El proceso es muy sencillo y consiste en incorporar aire a la bebida mediante un proceso de batido de la leche. Puede prepararse tanto con la bebida fría, como caliente, dado que este aspecto no importa porque el resultado que se consigue es el mismo. Aunque con ciertos matices.

Qué leche usar para hacer espuma para el café

Hay que tener en cuenta el tipo de leche, dado que no todas adoptan igual de bien la textura estable y cremosa de la espuma. Para conseguirlo, lo más recomendable es recurrir a la leche entera.

La clave está en que esta tiene más grasa y proteína y es más fácil que el aire se entremezcle en la bebida frente a otras de tipo vegetal o desnatadas, bajas en grasas con menos cuerpo que dificultan la entrada e incorporación del aire.

En resumen, la grasa de la leche juega un papel importante a la hora de conseguir una espuma perfecta. Porque de manera general, las leches con bajo contenido en grasa llevan un mayor trabajo y el proceso para conseguir una buena espuma cuesta el doble.

A qué temperatura hacer la espuma

Aunque puede prepararse caliente o fría, no es recomendable hacer la espuma con la leche muy caliente porque si hierve o está a una temperatura muy elevada, puede acabar afectando a la consistencia y cuerpo de la misma y, como consecuencia, fracasar con la preparación de la espuma.

Cómo hacer espuma de leche de café con un bote de cristal

¿Se puede hacer espuma de café sin utensilios específicos de cocina? Sí, es posible conseguir una espuma de leche para el café perfecta solo con un bote de cristal con tapa y, en el caso de querer el café caliente, un microondas.

Para ello, hay que coger el recipiente y llenarlo de leche hasta la mitad como mucho. No llenarlo más para dejar suficiente espacio para la creación de la espuma. A continuación tapar el bote y agitarlo durante 30 segundos hasta que se forme espuma y la leche doble prácticamente su volumen. Hecho esto, ya está la espuma cremosa, aunque fría. Si quieres calentarla, puedes destaparlo y ponerlo en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos.

Cómo hacer espuma de leche de café con un espumador o batidora

Uno de los métodos más cómodos para hacer espuma de leche para el café es utilizar un instrumento específico, como un espumador de leche o una batidora.

Para ello, tal y como aparece en el siguiente vídeo, solamente hay que coger un recipiente, llenarlo hasta la mitad como mucho de leche, meter la batidora o el espumador y pulsar el botón para que empiece a funcionar. Hacer círculos con el utensilio encendido para que se forme espuma en todo el contenido. Una vez la leche haya doblado su tamaño y tenga la textura adecuada, ya está lista para servir. En el caso de quererla caliente, puedes ponerla en el microondas unos segundos a máxima potencia.



WhatsApp Casacochecurro