Cómo ahorrar dinero con un préstamo personal en lugar de una hipoteca


Cómo ahorrar dinero con un préstamo personal en lugar de una hipoteca

A la hora de pedir un préstamo para financiar una vivienda hay que saber elegir muy bien qué tipo de préstamo se va a solicitar, ya que de lo contrario nuestra situación financiera podría verse afectada. Te contamos cómo ahorrar dinero con un préstamo personal y en qué supuestos es la mejor opción frente al préstamo hipotecario.

Préstamos personales vs. Préstamos hipotecarios

El préstamo personal es una alternativa real a la hipoteca, siempre y cuando los importes de la vivienda no sean muy elevados. Cada entidad bancaria marca el importe máximo del préstamo personal, por lo que es habitual que en muchas ocasiones no quede más remedio que firmar un préstamo hipotecario. Por ejemplo, en el caso del BBVA si el importe de la vivienda es superior a 75.000 euros o el plazo es mayor a los 10 años, es obligatorio firmar una hipoteca.

Si la vivienda que estás pensando en adquirir tiene un importe inferior al impuesto como límite por la entidad bancaria, ahorrar dinero con un préstamo personal es posible. A pesar de que los tipos de interés suelen ser más altos que los del hipotecario, conlleva menos gastos y el proceso es mucho más sencillo.

Estas son algunas de las diferencias principales ente ambos:

Bien financiado

En el préstamo hipotecario únicamente se financia una vivienda, mientras que en el personal, se financia un bien o servicio que el cliente no puede pagar al contado y que cuenta con una vida útil determinada, como un coche o un viaje.

Los plazos

En una hipoteca, los plazos suelen ser de 15 a 25 años, mientras que en un préstamo personal no superan los 10 años. Esto implica que la cuota mensual del préstamo personal es mayor, ya que hay que devolver la deuda en menor tiempo.

Los tipos de interés:

El préstamo hipotecario tiene un interés más bajo, marcado por el Euribor, mientras que en el personal los tipos de interés son muy superiores.

La garantía

En un préstamo hipotecario la garantía de pago del préstamo es la vivienda. En caso de impago, el banco puede ejecutar la garantía y cobrar el importe de la deuda por encima de otros bancos. En un préstamo personal también pueden quitarte la casa, pero el proceso es mucho más complejo.

Gastos de formalización

La hipoteca implica una escritura pública ante notario y la necesidad de registrarse en el Registro de la Propiedad al tratarse de una vivienda. A eso hay que sumar el Impuesto AJD y gastos de gestoría. Para formalizar el préstamo personal solo habría que acudir a un corredor de consumo, motivo por el que es posible ahorrar dinero con un préstamo personal, ya que los gastos de formalización son mucho menores.

Cómo ahorrar dinero con un préstamo personal en lugar de una hipoteca

Cómo elegir el mejor préstamo personal

Como acabamos de comentar, lo primero a tener en cuenta a la hora de elegir un préstamo personal es el tipo de interés. Hay que estudiar si compensa pagar un interés más alto y ahorrarse los gastos de formalización.

Si la respuesta es sí, el siguiente paso es encontrar el equilibrio entre plazos en los préstamos personales. A tener un plazo de menos años que una hipoteca, la cuota mensual será mayor. Por eso hay que tener muy claro si se va a poder hacer frente a esa cuota todos los meses. Si el préstamo tiene un plazo largo, será más cómodo de pagar porque la cuota será inferior, pero al final se pagarán muchos intereses.

La opción idónea es elegir un préstamo personal con un plazo intermedio para que no exista riesgo de asumir una cuota mensual demasiado elevada ni se paguen intereses desorbitados a largo plazo.

En conclusión, elegir entre un préstamo personal o uno hipotecario depende del importe total del bien, los plazos y el dinero que puedas pagar mensualmente para devolver la deuda. Para importes no demasiado elevados, puedes ahorrar dinero con un préstamo personal, pero nunca pierdas de vista todas las opciones disponibles antes de decantarte por una de ellas.

¿Cuál es el mejor préstamo personal?

Existen comparadores online independientes de productos financieros para particulares que ofrecen actualmente información de hipotecas y depósitos de más de 60 entidades. Adicae ha puesto a disposición de los usuarios tres nuevos comparadores de productos financieros en función de las necesidades de financiación personal para préstamos de vehículos, préstamos de estudios y otros tipos de préstamos.

En lo que a préstamos de vehículos se refiere, la información está clasificada de tal modo con el objetivo de optimizar los préstamos disponibles para la compra de un coche, una moto u otro tipo de vehículo. En la actualidad, el portal ofrece información de más de ochenta préstamos diferentes para atender este tipo de necesidades.

En relación a la categoría Préstamos estudios, con prácticamente sesenta instrumentos de financiación disponibles, cabe destacar que está especializada en ofrecer la información referente a préstamos dedicados al pago de estudios universitarios, masters, postgrados u otros estudios.

Finalmente, con más de sesenta préstamos definidos, la información de productos crediticios para cubrir otras necesidades -reformas del hogar, viajes, compra de equipos informáticos entre otras- se ha ubicado bajo la categoría de Otros préstamos personales.

El conjunto de la información sobre los préstamos arriba señalados, sumado a la inclusión de productos adicionales en las otras categorías de productos (Hipotecas, Depósitos y Cuentas) ha superado la cota de los 1.700 productos disponibles. Un nada despreciable crecimiento del 30 % desde los 1.300 que ofrecía a sus usuarios hace tan sólo cuatro meses.

Calculadoras específicas para préstamos

· Un simulador que permite establecer la cuota, la duración o el importe de un préstamo conocidas dos de los tres valores.

· Una calculadora que permite generar el cuadro de amortización de un préstamo considerando un posible período de carencia inicial o futuras amortizaciones anticipadas.

· Una calculadora con carencia que permite comparar en término de cuotas y coste total un préstamo en particular cuando se hace uso o no de un período inicial de carencia.

Si quieres leer más noticias como Cómo ahorrar dinero con un préstamo personal en lugar de una hipoteca, te recomendamos que entres en la categoría de Préstamos y Créditos.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, con un promedio de 3,75 sobre 5)

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

OK
Aviso de cookies