>
Compartir
WhatsApp

Cómo elegir el mejor préstamo personal

Cómo elegir el mejor préstamo personal
NOTICIA de Jessica Pascual
13.06.2023 - 08:09h    Actualizado 05.01.2024 - 07:55h

¿Necesitas contratar un préstamo personal, pero no sabes por dónde empezar? Intereses, comisiones o plazos de amortización, son algunos de los aspectos a valorar a la hora de contratar este tipo de financiación. El objetivo es conseguir las mejores condiciones que se ajusten a las necesidades de cada cliente. Y buscar el máximo ahorro y comodidad en la devolución del dinero.

Precisamente, una de las ventajas de este tipo de productos financieros es que puede usarse como vía de financiación a la hora de comprar una casa y, de hecho, existen métodos que permiten ahorrar dinero con un préstamo personal en lugar de una hipoteca. Una vez aclarados todos estos aspectos previos, puedes echar un vistazo al catálogo de los mejores préstamos personales para afrontar la cuesta de enero.

6 aspectos a tener en cuenta para elegir un préstamo personal

Para elegir un préstamo personal, hay varios aspectos que hay que tener en cuenta, aunque los más relevantes pueden resumirse en los plazos de amortización, así como la cantidad de dinero fijada para pagar en la cuota.

Aunque también hay otros que no hay que pasar por alto como las comisiones asociadas, plazos de amortización y características y condiciones del producto. Porque hay préstamos personales de todo tipo. Desde los más grandes para financiar proyectos de gran envergadura, hasta los más pequeños, como los préstamos rápidos para cubrir imprevistos o pequeñas deudas.

Si necesitas contratar un préstamo personal, a continuación puedes consultar algunas de las claves y factores fundamentales a tener en cuenta para hacer la mejor elección.

Tipos de interés

Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un préstamo personal es el tipo de interés. En concreto, hay dos conceptos que hay que estudiar y son la TAE y el TIN.

  • La TAE o tasa anual equivalente hace referencia al coste total del préstamo tras aplicarle los gastos relacionados con los intereses y las comisiones que el cliente tiene que pagar. Por ello, es el factor clave a la hora de elegir el mejor préstamo personal y que no se vaya mucho de precio.

La diferencia de la cantidad de dinero que solicitas y el importe total de la TAE es la cantidad de intereses, gastos y comisiones que cobra cada entidad por la contratación del préstamo. Y es el aspecto a analizar con detalle para no tener que devolver una cantidad desorbitada a la entidad.

  • Por su parte, el TIN es el dinero que se paga por el dinero prestado. En los dos casos, lo ideal es que este porcentaje sea lo más bajo y ajustado posible para que el cliente no tenga que devolver cantidades excesivas a la entidad que le presta el dinero.

Plazos de amortización

Otro de los factores a valorar son los plazos de amortización asociados a cada producto y buscar el equilibrio entre tiempo de contratación de hipoteca y cuota a pagar cada mes. De manera general, los productos contratados a menos años tienen una mayor cuota. Motivo por el que antes de contratarlo hay que hacer cuentas y comprobar si se va a poder hacer frente a esta cuota de forma periódica.

Por otra parte, en el caso de los préstamos contratados a mayor plazo, tienen una cuota mucho más cómoda de pagar. La desventaja es que el cliente suele pagar más intereses que en los plazos más cortos.

Por todo ello, la mejor opción pasa por elegir un préstamo personal que tenga un plazo intermedio. De esta manera, no existe el riesgo de asumir una cuota mensual demasiado elevada, ni pagar intereses desorbitados a largo plazo.

Comisiones asociadas

Antes de contratar un préstamo personal hay que valorar las comisiones que tiene asociadas ese producto para reducir los gastos al máximo. Sobre todo, hay que prestar especial atención a las específicas de apertura o de cancelación anticipada.

De esta manera, al ahorrar los gastos por contratar el producto o por querer amortizarlo antes de tiempo si el cliente puede permitírselo, permiten tener una mayor flexibilidad en el pago y reducir las partidas de gasto asociadas a la contratación.

Préstamos especializados

Las entidades ofrecen préstamos personales especializados que se dirigen a cubrir determinados fines. Es decir, que antes de buscar un producto genérico, lo recomendable es que te informes acerca de si hay préstamos personales para comprar una moto, para emprender un negocio o para estudiar, porque en estos supuestos las distintas entidades ofrecen condiciones distintas y productos específicos que pueden resultar más ventajosos que los genéricos.

Rapidez en la contratación

Ante una urgencia o imprevisto, la rapidez es fundamental. Por ello, contratar un préstamo personal en una entidad que pueda gestionar la contratación del producto de forma rápida y en poco tiempo es uno de los aspectos a tener en cuenta.

En el caso de no tener prisa, que la entidad pueda resolver los trámites de forma rápida y que la solicitud del préstamo personal no se alargue demasiado en el tiempo también es un valor añadido que el cliente acaba agradeciendo.

Comparar ofertas

Por último, una vez aclarados los distintos aspectos que hay que valorar para elegir el mejor préstamo personal, solamente queda comparar ofertas. Para contratar el producto que mejor se ajuste a las necesidades de cada cliente y mejores condiciones pueda ofrecer en cada caso.

Es uno de los pasos más tediosos a la hora de contratar el préstamo, pero es la única forma de asegurarse de contratar el mejor producto de todos los disponibles en el mercado.



WhatsApp Casacochecurro