9 consejos para alargar la vida del ordenador

Cómo alargar la vida del ordenador
NOTICIA de Javi Navarro
19.01.2021 - 09:30h    Actualizado 25.06.2021 - 10:50h

Si tu ordenador tiene unos años a las espaldas y empieza a funcionar algo lento, pero no quieres pensar en tener que deshacerte de él y comprarte otro, te proponemos una solución. En este artículo te contamos cómo puedes sacarle un mayor partido y alargar al máximo la vida de tu ordenador, ya sea un portátil o un ordenador de sobremesa.

No te pierdas los nueve consejos que te explicamos a continuación con los que puedes alargar la vida útil de tu ordenador.

Años de vida útil

Antes de adentrarnos en los diferentes elementos de cada ordenador y el cuidado que hay tener sobre ellos, hay que que tener en cuenta que por encima de lo cuidadosos que seamos con el ordenador, todos los dispositivos electrónicos salen de fábrica con una fecha de fin de su vida útil. No nos referimos a un día concreto, pero sí a una media de años.

Siempre que se le haga un buen mantenimiento y cuidados un ordenador puede llegar perfectamente a los 6 años y alargarlo unos pocos más. Todos los consejos que explicamos en este artículo son pequeñas prácticas y trucos que debemos aplicar al ordenador desde que lo compramos para que dure en buen estado el mayor tiempo posible.

Si desde el principio has descuidado un poco el mantenimiento del ordenador, poner en práctica estos consejos cuando ya tiene por ejemplo 4 o 5 años también resulta efectivo y puede servir, pero lo mejor es hacerlo desde el principio.

>> Descubre los mejores consejos para comprar un ordenador.

Mantenimiento básico

Uno de los consejos más básicos depende directamente del cuidado que le des a tu ordenador. Lo más importante es que lo cuides en términos generales. Algunas de las practicas que debes evitar para que tu ordenador, portátil o de sobremesa, no se estropee antes de tiempo son:

    1. No le des golpes
    2. No lo utilices mientras comes
    3. No pongas bebidas cerca
    4. No lo uses con las manos pringosas o sucias
    5. Límpialo
    6. No lo dejes horas y horas encendido
    7. Cuida los cables, ya sean de la batería en el caso de los portátiles o de las diferentes conexiones en el caso de los de sobremesa

En el caso concreto de ordenadores de sobremesa:

    1. No lo dejes al sol
    2. No lo dejes en lugares cercanos a fuentes de calor
    3. Procura que los cables estén bien colocados y no por el medio

En cuanto a los portátiles:

    1. No cierres la tapa de forma brusca
    2. Si lo vas a transportar, hazlo en un maletín o mochila específico y no en cualquier bolso
    3. Ojo con dejarlo por el suelo
    4. No dejes objetos encima del ordenador
    5. No lo dejes en superficies inestables ni en el maletero del coche

Ventilación

Después del mantenimiento básico y diario que hay que hacerle al ordenador para protegerle de daños externos y alargar su vida, la ventilación es el punto más importante al que debemos prestar atención tanto en ordenadores portátiles como de sobremesa.

Cuando usamos un ordenador durante varias horas, se calienta. Después de una jornada de trabajo o de un par de clases de universidad funcionando, si el ordenador no tiene un buen sistema de refrigeración, se recalienta.

Por eso es fundamental mantener un buen sistema de refrigeración para evitar que se recaliente y empiece a funcionar lento. Algunas de las cosas que podemos hacer para evitar que el ordenador se caliente y mantenerlo lo más ventilador posible son:

No bloquear las entradas de ventilación. Esto lo podemos conseguir de una forma sencilla. En el caso de los ordenadores de sobremesa, los ventiladores se encuentran en la torre. Para evitar bloquear estas salidas es importante que no peguemos la zona donde están los ventiladores a la pared o a cualquier otro objeto que no le deje respirar.

También tenemos que proteger la ventilación del polvo. Si se empieza a acumular polvo en los ventiladores se taponarán y no podrán ventilar de forma adecuada. Para ello es imprescindible limpiar el ordenador de forma habitual.

Para no recalentarse, el ordenador necesita descansar. Nos referimos a que no es bueno que tengas el ordenador encendido todo el día. Tienes que apagarlo por completo si por ejemplo no lo vas a usar por la noche o durante unas cuantas horas seguidas. Si por ejemplo vas a hacer un descanso de media hora puedes suspender el ordenador y no llegar a apagarlo del todo, pero si vas a estar sin usarlo más de una hora, apágalo del todo.

Por último, no lo dejes expuesto al sol ni en frente de ventanas que calienten de forma constante el ordenador cada vez que da el sol ni tampoco cerca de fuentes de calor intensas como cerca de otros electrodomésticos.

Portátiles

En el caso de los portátiles, los ventiladores se encuentran en la base donde lo apoyamos. Para evitar taponar estas salidas podemos optar por comprar una base de refrigeración que son plataformas que se componen de un par de ventiladores para ayudarle puesto que le da calor directamente desde abajo.

Otra opción para no bloquear las salidas de ventilación mucho más sencilla es utilizarlo siempre en superficies duras y lisas, que permite la ventilación del ordenador.

Es importantísimo no usar el ordenador en superficies como sofás, cojines, telas, plásticos o en las piernas. En estos casos el ordenador no va a poder ventilar bien porque se taponan las salidas y se va a calentar muy rápido.

Limpieza

Es importante que el ordenador esté limpio, tanto la zona del teclado, la torre como la pantalla.

En el caso de la pantalla, además de tener especial cuidado a la hora de limpiarla y no apoyarse en ningún momento sobre ella, es importante que durante el día a día no toques con los dedos o señales con boli cosas de la pantalla. Siempre hazlo a una distancia prudente.

Para limpiar el teclado puedes hacerlo con un trapito o con un bastoncillo si quieres hacerlo más a fondo. También la parte trasera y las zonas de entradas de puertos de conexión o rejillas.

Si se trata de un ordenador de torre, presta especial atención a ésta y realiza un mantenimiento de vez en cuando para eliminar el polvo de las diferentes rendijas y puertos.

Ya sea en portátil o en ordenador de escritorio, es fundamental que la limpieza se realice con el equipo apagado.

Batería de un portátil

La batería es uno de los componentes que antes se rompe de un ordenador por el mal uso que solemos hacer. Por ello es fundamental que desde el primer momento respetemos los tiempos de carga del ordenador. Es decir, no lo cargues todo el tiempo, espérate a que se descargue por debajo del 20% y enchúfalo.

Es recomendable que no lo dejes descargarse del todo. Cuando lo pongas a cargar y llegue al 100%, desenchúfalo, no lo dejes cargando si ya ha llegado al máximo.

Lo fundamental en cuanto a la batería es que no te acostumbres a tenerlo enchufado de forma constante porque eso acorta mucho la vida del ordenador.

Otro aspecto importante sobre la batería que debes tener en cuenta es que siempre debes usar cargadores originales y seguir las recomendaciones del fabricante.

Discos duros

Ya explicamos las diferencias entre los discos duros tradicionales y las SSD. Si tu ordenador todavía tiene un sistema de disco duro HDD, es buen momento de cambiarlo a los nuevos SSD porque repercuten directamente en el mejor funcionamiento del ordenador.

Esta práctica debe aplicarse tanto a ordenadores de sobremesa como a portátiles.

Memoria llena

En relación con los discos duros, nunca llenes ni sobrecargues la memoria del ordenador. Un ordenador de sobremesa o portátil, a no ser que esté específicamente equipado para ello, no es bueno llenarlo de archivos hasta que ya no pueda soportar más.

Es mejor ir trasladando de forma periódica todos los documentos que no sean necesarios a discos duros externos para evitar la ralentización y colapso del ordenador.

Cables

Ya sea para el cargador de la batería de un portátil como para los cables de las diferentes conexiones de un ordenador de mesa, es fundamental asegurar un buen cuidado de éstos.

En el primer caso porque si se rompe el cable de la batería no podemos si quiera encender el ordenador y en el segundo caso si se rompe el cable de conexión a Internet, a los altavoces o a cualquier otro tipo de conexión, inhabilita prácticamente el uso del dispositivo.

Para hacer un buen uso y mantenimiento de los cables del ordenador tan sólo tienes que asegurarte de que estén bien conectados, que no queden muy flojos pero tampoco queden tirantes ni tensos.

Además, si tienes muchos cables, crea un propio circuito en el que cada cable tenga su espacio y no estén entrelazados y apelotonados.

Actualizaciones

En cuanto al mantenimiento interno de un portátil o de un ordenador de sobremesa, es fundamental hacer caso y prestar atención a aquello que el ordenador nos pide. Nos referimos a las actualizaciones. Cada vez que el ordenador te lo pida, actualízalo porque es fundamental para el buen rendimiento del dispositivo y evitarás riesgos de seguridad que pueden provocar que tu ordenador caiga en manos ajenas.

Mantenimiento interno

Además de las actualizaciones, otros aspectos a considerar del mantenimiento interno de los ordenadores portátiles y de sobremesa es:

  • Utilizar antivirus para detectar que el ordenador esté infectado y evitar problemas mayores si han conseguido acceder a datos personales
  • Hacer copias de seguridad si tienes temas importantes guardados en el ordenador como documentos de trabajo o de estudios
  • No descargar programas que no sabes que son para evitar virus

Si quieres leer más noticias como 9 consejos para alargar la vida del ordenador, te recomendamos que entres en la categoría de Internet y Online.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >