Cómo alquilar una furgoneta para un día

Cómo alquilar una furgoneta para un día
NOTICIA de Jessica Pascual
04.05.2022 - 09:39h    Actualizado 04.05.2022 - 10:03h

¿Necesitas una furgoneta para hacer una mudanza? ¿O para llevar un sofá o una nevera a una segunda residencia? El alquiler de furgonetas sin conductor es una alternativa cómoda y rápida para trasladar cualquiera de estos enseres. Sobre todo, si no tienes a ningún amigo con un vehículo de estas dimensiones que pueda dejártelo y echarte una mano en los viajes. En esta guía puedes consultar algunos consejos para elegir la mejor empresa de alquiler de furgonetas según tus necesidades y los requisitos que hay que cumplir en cada caso.

Quién puede alquilar una furgoneta

Lo primero que debes saber es que para alquilar una furgoneta sin conductor hay que cumplir algunos requisitos de manera general que dependen directamente del tipo de vehículo.

  1. Edad. Hay compañías que permiten alquilar sus furgonetas a las personas mayores de 18 años, mientras que hay otras que limitan la edad hasta los 21 o los 23 años.
  2. Otro de los requisitos que hay que cumplir es tener el carnet de conducir en vigor. En este caso, las personas que tienen el permiso de circulación B, pueden ponerse al volante de furgonetas de hasta 3.500 kilos y con un máximo de 9 plazas. Por otra parte, las personas que tengan el carnet tipo C1 pueden conducir furgonetas de mayor tamaño, de hasta 7.500 kilos.

Como puedes ver, los límites y requisitos varían ligeramente de una empresa a otra. Y esto es lo primero que debes tener en cuenta antes de buscar y comparar ofertas. En función del permiso de circulación y la edad que tengas, puedes alquilar un tipo de furgoneta u otra.

De manera adicional, además de cumplir con estos requisitos, para formalizar el alquiler de una furgoneta tienes que tener en vigor y presentar la siguiente documentación:

  • Carnet de conducir
  • DNI
  • Tarjeta de crédito para pagar si contratas los servicios por Internet. O dinero en efectivo si lo contratas en las oficinas y prefieres este método de pago.

Si no cumples los requisitos y necesitas trasladar tus enseres, siempre puedes contratar a una empresa de mudanzas para que se encargue del transporte.

Cómo elegir una empresa de alquiler de furgonetas

Para contratar los servicios de la empresa de alquiler de furgonetas que mejor cubra tus necesidades, debes tener en cuenta varios aspectos.

Para qué necesitas la furgoneta

Antes de buscar ofertas y comparar precios tienes que tener en cuenta qué tipo de vehículo necesitas. No es lo mismo trasladar unas cuantas cajas en una mudanza que querer llenar el vehículo de electrodomésticos grandes como una nevera o incluso transportar un sofá. Dependiendo del tamaño y cantidad de cosas que quieras trasladar, tienes que elegir una furgoneta acorde al tamaño.

En relación con el tipo de vehículo, hay furgonetas que tienen la puerta del maletero trasera y otros que la tienen en el lateral. En función del tipo y tamaño de los objetos que tengas que transportar, puede que te resulte más útil una que otra. En estos casos, es mejor que compares las medidas de las puertas y tengas en cuenta el tamaño del objeto más grande para saber cuál es la mejor opción.

Distancia del traslado de los objetos

¿Cuántos kilómetros tienes que recorrer? ¿Es una distancia corta o larga? Está claro que si necesitas trasladar muebles de grandes dimensiones, tienes que alquilar una furgoneta grande. ¿Pero, y si solo necesito trasladar cajas de tamaño medio? En este caso, al comparar precios vas a apreciar una clara diferencia entre las furgonetas pequeñas y las grandes. Las primeras son más baratas, pero no debes dejarte llevar únicamente por este precio.

Si tienes que trasladar muchas cajas, puede que pienses que es más rentable contratar una furgoneta pequeña y abaratar los costes iniciales. Pero de ello depende la distancia a la que tengas que llevar las cajas. Ten en cuenta que si tienes que trasladar muchos objetos y alquilas una furgoneta pequeña, el gasto en gasolina y desplazamientos va a ser mayor.

Cuántas plazas de pasajeros necesitas

No solamente importa la capacidad del maletero, también tienes que revisar el número de plazas que tiene la furgoneta. ¿Quieres ir tú solo conduciendo con todos los enseres o prefieres que vaya más gente de copiloto? Hay algunos vehículos que tienen dos plazas y otros que incorporan más. Recuerda que con el carnet de conducir B de coches puedes ponerte al volante de furgonetas de hasta 3.500 kilos y un máximo de 9 plazas.

Presupuesto para el alquiler

Los tres puntos anteriores influyen de manera determinante en el tipo de servicio a contratar, pero todo ello depende a su vez del presupuesto que tengas para destinarlo al alquiler. Si tienes una idea de lo que piensas gastarte como máximo en el alquiler de una furgoneta, puedes acotar la búsqueda y que este proceso sea mucho más fácil. Los alquileres por días suelen variar entre los 40 y los 90 o 100 euros, dependiendo del tamaño del vehículo.

No lo dejes para última hora

Si necesitas trasladar estos objetos de manera urgente, no esperes a última hora para contratar la furgoneta. Busca con antelación y compara precios y ofertas. De lo contrario, este trámite puede convertirse en una auténtica locura que solo va a traerte dolores de cabeza.

Comparar precios y elegir una empresa

Una vez aclarados todos estos aspectos previos, es momento de empezar a buscar una empresa. Hay una gran variedad de compañías que ofrecen este servicio, por lo que te recomendamos que compares las prestaciones, características y precios de varias para elegir la mejor en relación calidad precio. Este es uno de los pasos más tediosos y quizá aburridos, pero es clave para no pagar de más y para obtener un buen trato.

Otra opción, si tienes la posibilidad, es preguntar a amigos, familiares y conocidos sobre empresas que ofrecen este servicio. Si conoces a alguien que previamente ha alquilado una furgoneta para un día, puedes pedirle consejo. De esta manera, puede ayudarte a saber qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de contratar el servicio, así como de su propia experiencia.

Las recomendaciones de amigos y familiares suelen ser una buena opción, puesto que facilitan y agilizan la tarea de encontrar una empresa de alquiler de furgonetas. Aun así, te recomendamos que además de la recomendación de otras personas, mires también las opiniones de todos los clientes y te informes de todas las prestaciones y servicios de la compañía. Esto es lo que va a ayudarte a tener una idea más clara de si es la mejor empresa para ti o no.

Ten en cuenta las opiniones de otros clientes

Internet está lleno de reseñas y valoraciones de los servicios que ofrecen las empresas. Por ello, si tienes dudas sobre si contratar los servicios de una compañía, solo tienes que ir a las opiniones de otros clientes que aparecen en Google. De esta manera, puedes conocer las experiencias de otras personas y ver cuáles son las valoraciones generales sobre una empresa.

Pide presupuestos por escrito

Tener un papel en el que la empresa te asegura un precio cerrado por el coste del servicio es la única manera de evitar sorpresas más adelante. Además, si solicitas un presupuesto en distintas empresas, puedes revisar en casa cada una de las partidas de coste al detalle. Y comparar entre cada uno de los servicios y prestaciones que ofrecen las compañías.

Revisa el contrato

Antes de firmar el contrato, tómate tu tiempo para leer las cláusulas y la letra pequeña. En este documento deben quedar detallados todos los aspectos clave de este servicio. Si contratas el servicio por Internet, puedes leer tranquilamente el documento en tu casa. Y si lo haces en una oficina, lo mismo. No tengas prisa, lee con atención y revisa cada uno de los puntos. En concreto, las cláusulas más importantes que puedes revisar son:

  • Tipo de furgoneta que alquilas.
  • Precio del alquiler por un día. O, en el caso de ser por horas, el coste desglosado por cada una de ellas.
  • Hora de entrega y devolución de la furgoneta. Si el alquiler es para un día, asegúrate de recogerla y entregarla a tiempo y en los puntos habilitados para ello, ya sea en la misma oficina o en otra.
  • Revisa que el contrato tenga asociada alguna póliza de seguro. Y de qué tipo. Si es a todo riesgo, a terceros o con o sin franquicia.
  • Si la furgoneta se entrega con combustible y la cantidad. Y si hay que devolver la furgoneta con el mismo nivel de gasolina.
  • Algunas compañías establecen una horquilla de kilómetros que puedes hacer. Tenlo en cuenta, porque si te pasas, pueden cobrarte sobrecostes.
  • Por otra parte, es fundamental informarse sobre los posibles sobrecostes o tarifas adicionales que pueden cobrar las empresas. Por ejemplo, algunas compañías incluyen este coste adicional por añadir un segundo conductor.

Estado de la furgoneta

Estás a solo un paso de tener la furgoneta para ti. Pero antes de salir, comprueba el estado del vehículo. Si detectas arañazos o alguna rotura de la furgoneta, hazlo saber antes de salir. Fotografíalo y díselo a los empleados.

De esta manera, te aseguras de que la furgoneta es segura para salir a la carretera y evitas que puedan cobrarte un sobrecoste por daños que no has causado.

Uso de la furgoneta

Aunque la furgoneta no es tuya, ojo con los límites de velocidad. Si te pasas, la multa llega tu nombre, no a la empresa. Al firmar el contrato, queda reflejado quién usa el vehículo y, por tanto, si las cámaras de a DGT te cazan, la multa llega a tu nombre.

Ten en cuenta que estos vehículos deben ajustarse a los siguientes límites de velocidad:

  • 90 kilómetros por hora en autopistas y autovías.
  • 80 kilómetros por hora en carreteras convencionales.

Si quieres leer más noticias como Cómo alquilar una furgoneta para un día, te recomendamos que entres en la categoría de Motor.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >