>
Compartir
WhatsApp

Cómo bloquear las puertas traseras del coche con el truco de la cerradura interior

Cómo bloquear las puertas traseras del coche con el truco de la cerradura interior.
NOTICIA de Cristian Pinto
14.09.2023 - 08:33h    Actualizado 14.09.2023 - 08:33h

El coche tiene muchas funciones secretas que no solemos usar porque ni las conocemos, como la de abrir el coche con la cerradura oculta. Si eres de esas personas que viaja con niños pequeños en la parte trasera, entonces sabrás que existe un botón en la puerta del conductor para bloquear la apertura de las puertas de la parte trasera. Esto es muy útil para evitar que los niños abran la puerta por accidente mientras el vehículo está en marcha.

Sin embargo, esta no es la única forma de echar el seguro de las puertas traseras. Existe una cerradura oculta con la que puedes hacer lo mismo si se te olvida echar el seguro desde la puerta o si no te funciona el botón.

Evita que los niños abran la puerta

Llevar a niños pequeños en el coche puede llegar a ser un incordio para el conductor. No se dejan atar el cinturón de seguridad, no se están quietos, dan patadas a los asientos delanteros y juegan con cualquier objeto que haya en el coche y esté a su alcance. Por no hablar de los lloros y berrinches hasta que logran quedarse dormidos.

Para evitar sustos durante un trayecto, existe un botón que bloquea las puertas traseras de los niños. Al activarlo, se activa el seguro y es imposible abrir las puertas desde el interior.

Seguro puerta coche.

Este botón es fácil de localizar, suele estar en la puerta del conductor para que lo active o desactive cuando lo considere oportuno. Pero, ¿y si mi coche no tiene ese botón o está estropeado? Tranquilo, existe otra forma de que tus hijos viajen seguros.

¿Dónde está la cerradura oculta?

Para que puedas despreocuparte por completo de que tus hijos jueguen a abrir y cerrar la puerta, hay una cerradura oculta que active el bloqueo de puertas traseras. Está situada en el marco de la puerta, debajo de la cerradura. Ahí encontrarás un agujero que suele tener el símbolo de un candado. Solo tienes que meter la llave del coche dentro del orificio y girar como si fuese un destornillador hasta que suene un clic. De esta manera, cuando cierres la puerta la cerradura estará bloqueada desde el interior y no se podrá abrir. Para que se pueda abrir la puerta de nuevo, basta con abrir desde fuera y girar hacia el lado contrario.

De esta manera, cuando vayas a colocar a un niño pequeño en los asientos traseros, además de abrocharles el cinturón de seguridad de manera correcta, acuérdate de echar el seguro de la puerta. Solo así te asegurarás de que no la abran desde dentro.



WhatsApp Casacochecurro