Cómo mejorar el perfil de LinkedIn

Cómo mejorar el perfil de LinkedIn
NOTICIA de Jessica Pascual
28.08.2022 - 16:05h    Actualizado 29.08.2022 - 14:12h

Tener el perfil actualizado, con una fotografía profesional, incluir solo información relevante y prescindir de los aspectos obvios y cuidar cada detalle de la ortografía. Estos son solo algunos de los trucos que puedes usar para mejorar el perfil de LinkedIn. Con estos consejos, el perfil de esta red social tendrá un aspecto mucho más profesional y será una herramienta que puedes usar para encontrar trabajo.

1. Perfil actualizado

Es uno de los aspectos fundamentales si quieres tener una cuenta de LinkedIn profesional que resulte atractiva para los empleadores. Actualizar los datos de las últimas formaciones, experiencia, habilidades o empleo llama la atención y destaca sobre otros perfiles similares.

Si, por el contrario, tienes un perfil algo abandonado, con cuatro datos sobre la trayectoria profesional y poco cuidado, pasará desapercibido ante prácticamente cualquier cuenta, sea una empresa o un particular. Porque además de para buscar trabajo, LinkedIn es una herramienta profesional que sirve para conocer gente tanto de un sector específico de trabajo como de otros con los que no tengas relación. Pero todo ello solo puede conseguirse si el perfil se mantiene actualizado.

2. Elige una fotografía profesional y de calidad

La actualización de datos es importante, pero sin olvidar la imagen de perfil. Hay que dejar atrás los tiempos en los que cualquier foto sirve y optar por algo más profesional. No tiene que ser una fotografía seria con fondo blanco, todo lo contrario. Busca una foto en la que salgas favorecido y bien vestido. Da igual que de fondo tengas unas impresionantes montañas, los edificios de una gran ciudad o un fondo neutro.

Lo crucial es que la persona que aparece en la foto sea la protagonista de la imagen, que se vea en primer plano y que la calidad de la misma sea buena. En la actualidad los móviles hacen muy buenas fotografías, pero si puedes hacerla con alguna cámara profesional, mucho mejor.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la imagen tiene que ser luminosa y en cuanto a las facciones de la cara, tiene que invitar a que quieran hablarte y conocerte. Una pequeña sonrisa siempre es un acierto.

3. No olvides los datos de contacto

El número de teléfono y el correo electrónico, sobre todo. No es un paso imprescindible, pero es una manera de que las empresas puedan contactarte directamente a título personal y no usar el chat que incluye la plataforma. Aunque si prefieres no dejar esta información pública, siempre puedes obviarla y que te contacten mediante el chat. A partir del primer contacto, puedes decidir si dar tu correo o teléfono a esa cuenta de LinkedIn.

4. Cuida cada detalle de ortografía

Es fundamental. Escribir de manera correcta, sin dejarte signos de puntación y respetando las reglas de la RAE. Un perfil con faltas de ortografía pierde mucho valor y tira por tierra todo el trabajo de mejora de la página.

5. Ofrece una descripción atractiva

Debajo del nombre de cada usuario, hay un espacio dedicado al encabezado de la cuenta, en la que hay que resumir en una frase algo sobre ti. Esto es quizá de lo más difícil. Definirte, en pocas palabras, que no sea algo típico y se distinga de otras cuentas y que sea fiel a la realidad.

Puede que no consigas sacarlo a la primera, pero debes darle bastante importancia a este aspecto y escribir una descripción que llame la atención del resto de usuarios. Para ello, puedes tener en cuenta las palabras clave, detallar la mejor cualidad que crees que tienes, expresar de una manera sencilla lo que quieres decir y releerlo hasta que te suene perfecto.

6. Usa LinkedIn

Todos estos consejos para mejorar el perfil tienen que impulsarse con otro aspecto y es el de usar LinkedIn. No sirve de mucho crear un perfil profesional y dejarlo abandonado o entrar a verlo de pascuas a ramos. No sabes cuándo y dónde puede llegarte una gran oportunidad.

Por ello, hay que aprovechar las herramientas que proporciona esta red social para generar una buena red de contactos, conocer a otras personas y estar al día de los perfiles y candidatos que buscan las empresas. Además, de cara a otros perfiles, cuantos más contactos tengas, mejor. En esta red social existen tres grados diferentes de perfiles en función al número de contactos de la cuenta. Lo que se traduce en la posibilidad de tener acceso a otros muchos más contactos.

7. Consigue recomendaciones

Siempre se ha dicho que no hay mejor publicidad de algo que el boca a boca. Y en LinkedIn sucede lo mismo. Motivo por el que conseguir recomendaciones de otras cuentas profesionales es un plus añadido que aporta un valor diferencial a tu perfil.

Estas recomendaciones pueden proceder de tus anteriores trabajos, de profesores de la etapa de universidad, Formación Profesional o máster y hasta de compañeros de trabajo. Lo ideal es que estos comentarios destaquen tus habilidades, capacidad de trabajo y tesón, así como otras habilidades positivas.

8. Destaca los puntos y habilidades más potentes de la carrera

Escribir demasiado no siempre es mejor. Es importante destacar solo las habilidades y trabajos que aporten y tengan sentido con la situación actual. Por ejemplo, no es necesario incluir trabajos puntuales de hace 20 años que no tienen nada que ver con la formación actual. Lo ideal es que toda la información que se incluya en el perfil aporte un valor añadido y que no sea solamente un párrafo más para hacer bulto.

9. No incluyas los conocimientos obvios

Hay que prescindir de información como ‘manejo y control de Microsoft Word y Excel’, sobre todo, si no tienen nada que ver con el trabajo y perfil profesional actual.

10. No mientas en la red social

Al igual que no hay que mentir en un currículum, tampoco hay que hacerlo en el perfil de LinkedIn. No sirve para nada y a la hora de demostrar esos supuestos conocimientos acabarán descubriendo la verdad.

11. Incluye palabras clave

Añadir a la cuenta de LinkedIn una serie de palabras clave ayuda a que otras personas puedan localizarte de una manera más fácil. Estas palabras clave tienen que estar relacionadas con el perfil profesional. Por ejemplo, los trabajadores del entorno digital y ventas, pueden poner marketing digital como palabra clave. Así, cuando el personal de otras empresas u otras cuentas quieran localizar a candidatos con estas habilidades, aparecerás en los resultados.

12. URL personalizada

En LinkedIn puedes personalizar la URL, es decir, la dirección que aparece en la barra del navegador al acceder al perfil. De esta manera, en lugar de ser aparecer una dirección con el nombre y una serie de números a continuación, puedes conseguir que la dirección que aparezca solo contenga el nombre del perfil y quede tal que así: www.linkedin.com/nombre-apellido/. Un aspecto que queda más profesional y limpio que con la serie de números.

Para realizar este cambio unicamente hay que acceder al perfil de LinkedIn y buscar el botón editar. A continuación acceder a la sección específica URL y, en el interior, seleccionar ‘Editar la URL personalizada’. Aquí puedes indicar qué URL quieres que aparezca. Una vez lo tengas, pulsa guardar y listo.

13. Asocia otros perfiles profesionales o páginas web

Si tienes un blog, un canal de YouTube o cualquier otra cuenta profesional en la que trabajes, destácalo en el perfil. Así, los empleadores y otros usuarios pueden conocer qué haces y cómo trabajas.

14. Mejora continua

Un último consejo, hay que trabajar el perfil para conseguir una mejora continua. La constancia y la mejora continua son las claves que van a permitirte que el perfil de LinkedIn destaque frente a otros y acceder así a grandes oportunidades laborales.

Si quieres leer más noticias como Cómo mejorar el perfil de LinkedIn, te recomendamos que entres en la categoría de Buscar trabajo.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >