Cómo prevenir averías y alargar la vida de los electrodomésticos


Cómo prevenir averías y alargar la vida de los electrodomésticos

Una incorrecta ubicación física de los electrodomésticos, el mal uso de las tomas de corriente, la mala conservación y la antigüedad de las viviendas son las principales causas de averías en los electrodomésticos. Daños que, además, pueden ocasionar otros problemas de mayor envergadura como incendios o inundaciones. Para prevenir averías y para prolongar su vida útil, hemos consultado a la empresa Reparalia, que señala los principales errores de instalación de los electrodomésticos en los hogares. A continuación tienes consejos de buen uso y mantenimiento de los electrodomésticos.


La mayoría de las averías eléctricas y de fontanería están directamente relacionadas con la mala instalación de nuestros electrodomésticos. No solo debemos atender a su etiqueta energética a la hora de comprarlos, sino que hay que procurarles una prolongación de su vida útil evitando posibles averías que puedan ocasionar, cortocircuitos, incendios o inundaciones.

Enchufes instalados en sitios en los que no deberían estar, exceso de cableado, tuberías mal colocadas, instalaciones antiguas, potencia eléctrica insuficiente… Para evitar riesgos y prevenir accidentes, Reparalia ha detectado los principales errores de instalación de los electrodomésticos en los hogares y pone a disposición del usuario una serie de consejos de buen uso y mantenimiento que nos permitan alargar la vida útil de nuestros aparatos para no tener que hacer gastos extra.

Errores en la ubicación del electrodoméstico

En muchas ocasiones la mala elección del espacio donde se van a colocar los aparatos da lugar a complicaciones. Toma nota de los principales errores:

Frigorífico

Debe instalarse lejos de los focos de calor (el horno, la vitrocerámica, la calefacción o el sol directo). Se correo el riesgo de sobrecalentamiento del refrigerador que, en casos extremos, podría llegar a fundirse. Además, situarlos cerca de estos focos provoca un mal funcionamiento de los electrodomésticos.

Lavadora

Es necesario instalarla donde no esté expuesta a la intemperie o a temperaturas bajo congelamiento. Si la lavadora está instalada sobre una alfombra, la base no debe estar obstruida. No debe colocarse totalmente pegada a ningún otro mueble ya que debe contar con un espacio de aire.

Horno

Este electrodoméstico no puede colocarse en cualquier sitio. Los muebles de cocina que estén en contacto directo con el horno han de ser resistentes al calor (90°C como mínimo). Asimismo, no debe llegar a tocar la pared del fondo, es necesario dejar un espacio en la parte posterior del mueble, que debe quedar accesible una vez efectuada la instalación.

Microondas

Algo muy recurrente en muchos hogares es colocar el microondas en el espacio que queda bajo el termo eléctrico. Sin embargo, debemos evitarlo, ya que cualquier fuga de agua podría producir cortocircuitos.

Vitrocerámica

Muchas veces colocada excesivamente cerca del friegaplatos y sobreexpuesta a golpes. Para evitar roturas de cristales que puedan provocarnos cualquier tipo de herida, es necesario colocar una tapa protectora.

Uso incorrecto de las tomas de corriente

Otra situación también usual en las viviendas es contar con una toma múltiple de corriente para conectar de forma indiscriminada aparatos eléctricos en el mismo punto. Evítalo. Esto sobrecarga el circuito, produciendo calentamientos y aumentando los riesgos de averías en la instalación.

Todo electrodoméstico colocado en la cocina, como norma general, debe llevar una base de enchufe de 16 amp, individual para cada uno y una línea de 2,5mm con su correspondiente toma de tierra. La vitrocerámica es una excepción, puesto que debido a su potencia debe llevar una base de enchufe de 25 amp, y una línea de 6mm también con su propia toma de tierra. Para asegúrarte que tus instalaciones son correctas, acude a un profesional.

Mala conservación de los aparatos

Sin duda, es uno de los puntos más básicos a tener en cuenta, sobre todo en los tiempos que corren. Detectar los problemas con antelación ayuda a prevenir accidentes y gastos innecesarios, evitando que las incidencias se conviertan en complicaciones de mayor gravedad. Por eso, no dudes en contar con un servicio de mantenimiento que te evite sorpresas y grandes desembolsos futuros.

Por la antigüedad de las viviendas

Las casas antiguas corren un mayor riesgo de accidentes eléctricos. Si la instalación es antigua, tarde o temprano tendremos un cortocircuito en alguna parte de nuestra instalación, pudiendo producir un incendio por sobrecargar las líneas. Por lo tanto debemos tener en cuenta 4 puntos imprescindibles en nuestra instalación:

– Conocer la potencia contratada con nuestra compañía suministradora para conectar los distintos electrodomésticos.

– Contar con un buen cuadro eléctrico, con diferenciales y magnetotermicos para los distintos circuitos eléctricos de la vivienda (alumbrado, enchufes, lavadora, lavavajillas, vitrocerámica y frigorífico). Cuantos más circuitos individualizados tengamos, mejor ira nuestra instalación.

– Contar con una buena sección de cable en toda la vivienda.

– Si es posible, es recomendable que todos los enchufes de la vivienda sean de 16 amp, con sus correspondientes tomas de tierra (exceptuando la vitrocerámica).

– Y, por último, si vamos a cambar los electrodomésticos, hay que revisar minuciosamente las advertencias del fabricante, para detectar el consumo en watios del aparato y poder enchufarlo con suficientes garantías de buen funcionamiento.

Pero sobre todo, no realice modificaciones en su instalación sin la ayuda de un profesional cualificado. Evite riesgos de accidente por la manipulación de componentes eléctricos. Para saber el estado de las instalaciones de su casa y si es necesario cambiarlas, solicite al profesional una auditoría. Si vas a instalar nuevos electrodomésticos, asegúrate de que el circuito al que se conectarán tiene la dimensión adecuada para asegurar su funcionamiento de forma eficiente.

La seguridad en pequeños electrodomésticos

Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado estudios sobre la seguridad de pequeños aparatos electrodomésticos y alerta de los peligros de aquellos que se corresponden con marcas poco conocidas, de muy bajo precio y han sido adquiridos además de en tiendas especializadas y grandes superficies, en bazares y pequeños comercios procedentes de países asiáticos.

Los resultados del análisis de la OCU ponen de manifiesto la existencia de riesgos de seguridad. En general, uno de cada diez productos analizados suspende en seguridad eléctrica y uno de cada cuatro presenta riesgos en cuanto a su seguridad térmica. De los productos adquiridos en España, dos suspenden en seguridad eléctrica y cinco en seguridad térmica, y dos tanto en seguridad eléctrica como térmica, por lo que un 40% no son aparatos seguros.

Si quieres leer más noticias como Cómo prevenir averías y alargar la vida de los electrodomésticos, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
WhatsApp