>
Compartir
WhatsApp

El reel viral de Instagram para cortar cebolla sin llorar

Cortar la cebolla
NOTICIA de Jessica Pascual
20.01.2024 - 08:53h    Actualizado 09.04.2024 - 10:36h

¿Te escuecen los ojos cada vez que tienes que picar una cebolla? El gas que desprende este alimento tan versátil que se usa para preparar todo tipo de comidas, reacciona al entrar en contacto con el agua de los ojos y provoca una irritación incómoda y molesta que nos hace llorar.

¿Pero, sabías que esto puede evitarse de una forma muy fácil? Para que no vuelvas a pasarlo mal cortando cebolla, en esta guía te contamos los mejores trucos para no llorar al picar una cebolla nunca más. Unos consejos que ofrece la nutricionista Marta Verona en un reel de Instagram y que te cambiarán la vida en la cocina.

Por qué lloramos al picar cebolla

Para poner en práctica los trucos que permiten cortar cebolla sin pasarlo mal, antes hay que entender por qué pasa esto. La explicación es sencilla, tal y como lo detalla la nutricionista Verona. La cebolla tiene muchas capas y, al picarla, desprende un gas con azufre irritate que le sirve para ahuyentar a determinados animales.

Se trata de un gas que libera al cortar o picarla y que, al entrar en contacto con el agua de los ojos, genera ácido sulfúrico, que es el responsable de la irritación de los ojos y de la consecuente llorera al cortar la cebolla. Las lágrimas brotan de los ojos a modo de defensa y respuesta ante la inminente llegada del gas con azufre a la retina.

Cómo picar cebolla sin llorar

¿Entonces, cómo evitar llorar al picar cebolla? Una vez comprendida la explicación, la clave está en conseguir que la cebolla libere menos gas con azufre. Para que no piquen los ojos ni llores al picar una cebolla.

Gafas con cebolla

Los mejores trucos de Marta Verona para que la cebolla libere menos gas

En su cuenta de Instagram, Verona explica cuáles son los cuatro sencillos y mejores trucos que puede poner cualquier persona en práctica para que la cebolla libere una menor cantidad de gas con azufre al cortarla. Y, por tanto, evitar la llorera y la irritación de los ojos. Se trata de métodos muy fáciles de hacer y que te detallamos a continuación.

Guardar las cebollas en la nevera

Meter las cebollas en la nevera media hora antes de cortarlas es uno de los trucos que sirve para reducir la cantidad de gas que desprenden al cortarlas. Porque tal y como explica Verona, el gas se queda atontado con el frío de la nevera y, al picarla, sale más lento. Y, por tanto, resulta menos dañino.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marta Verona | Cocina sana y rica (@martamchef6)

Escaldar la cebolla

La técnica de escaldar una cebolla también sirve para evitar llorar al cortarla. Se trata de un proceso que consiste en poner agua a hervir, pelar la cebolla y meterla cuando el agua alcance la ebullición durante un minuto. Al hacerlo, la mayoría de los gases con azufre se quedan en el líquido de cocción y, por tanto, podrás cortar cebolla sin notar sus efectos.

Mojar la cebolla con agua fría

De la misma manera que con el agua hirviendo, meter la cebolla debajo del agua fría es otra de las técnicas que pueden probarse para no pasarlo mal al cortarla. Al mojar la cebolla con agua fría, se evita que los gases con azufre suban hacia la cara y, por tanto, no notarás ningún efecto negativo al cortarla.

Con gafas especiales

Es otra opción. ¿Cómo evitar que el gas con azufre de la cebolla penetre en los ojos? Usando unas gafas especiales. No sirven unas de sol, dado que el gas se cuela por los laterales y parte inferior de las mismas, pero sí que podrían servir unas gafas para esquiar, que se adhieren al rostro y no dejan pasar los gases.



WhatsApp Casacochecurro