Excentricidades y anécdotas de millonarios: de Paris Hilton al sultán de Brunei pasando por los Beckham


Excentricidades y anécdotas de millonarios: de Paris Hilton al sultán de Brunei pasando por los Beckham

La primera vez que alguien dijo que el dinero no daba la felicidad, ¿sabemos en realidad de qué cantidad estaba hablando? Hay quien es millonario desde la cuna o quien tiene suerte al patentar algún invento; algunos, los más osados, lo han conseguido gracias a una larga carrera profesional llena de esfuerzo y dedicación. Pero, cuándo llega el día en que uno es consciente de que tiene más dinero del que podría gastar en toda su vida ¿qué hace con toda esa pasta? Anécdotas de millonarios (Cúpula) es una recopilación de anécdotas recogidas por el periodista y escritor David Escamilla donde descubre algunas de las excentricidades más hilarantes de los más ricos. Porque para ser millonario no basta con tener dinero, también hay que saber cómo malgastarlo.

Todas estas excentricidades y muchas más están resumidas en esta divertida obra que no deja de sorprender a quién la lee. Además también enumera los consejos de los propios millonarios para llegar a su estatus y las virtudes y defectos de los más forrados. Otro apartado nos explica los distintos vehículos que puedes utilizar cuando viajas si limitaciones ni de tiempo ni de dinero (jets privados, trenes a todo lujo, barcos de 196 metros de eslora o incluso submarinos).

Paris HiltonParís Hilton, biznieta de Conrad Hilton, fundador de la cadena de hoteles del mismo nombre y heredera de una enorme fortuna. Entre otras excentricidades Paris Hilton junto con su hermana se dedican a animar algunas de las fiestas a las que acuden bailando en topless. Y, claro, cuando una se entrega de esa manera en las fiestas, es normal que le ocurran percances. Como perder su agenda electrónica, por ejemplo. Con la mala pata de que quién la recuperó se dedicó a difundir por Internet todos los teléfonos de las celebridades que Paris guardaba. Es decir, que gente como Christina Aguilera, Andy Roddick o Anna Kourkinova tuvieron que cambiarse de cuenta de móvil.

«De pequeña, quería ser veterinaria, pero después me di cuenta de que podía comprar-me todos los animales que quisiera» dice Paris Hilton. Y seguramente fue su amor a los animales lo que la llevó a pagar una pequeña fortuna por un trozo de tierra al lado del sepulcro de Marylin Monroe para enterrar su cabra.

Otro personaje con una biografía repleta de excentricidades es Michael Jackson quién no reparó en gastos en la construcción y reparación de su rancho en Neverland. Gozaba de todas las comodidades y según su estrafalario gusto. Por ejemplo, los jardines de su mansión estaban decorados con estatuas de piedra de los personajes de Disney y escenas de la Biblia. Una de las aficiones más curiosas del cantante eran las momias egipcias, de las que poseía varias, que no le costarían baratas, por supuesto.

No es posible hablar de extravagancias y caprichos sin mencionar a una familia muy especial, los Spelling. Aaron Spelling era uno de los productores de televisión más importantes de la historia y dejo a sus herederos una increíble mansión en Bebery Hills. La casa está equipada con todo tipo de lujo. Tiene 123 habitaciones, una bolera y una pista de patinaje sobre hielo. También cuenta con un museo de muñecas, cuatro bares, un jardín de rosas en el techo del garaje y, lo mejor de todo, dos habitaciones destinadas exclusivamente para envolver regalos.

El matrimonio formado por la Spice pija y el futbolista de oro, David Beckam, está claro que nada en la abundancia. Tanto es así que Victoria Beckam se gastó la friolera de 350.000 euros en una sola tarde en Milán, donde ahora vive la famosa pareja. Entre sus adquisiciones figuraban: veinte pares de zapatos de la firma Dolce & Gavanna, doce pares de gafas de sol de Versace y un reloj Rolex valorado en 278.000 euros. Pero Victoria no se ve a sí misma como una derrochona, ni mucho menos: ella tiene una idea distinta del despilfarro que supone fundirse 350.000 euros en una tarde. «Así ayudo a la economía.» Pues qué bien, a ese paso el mundo pronto podrá salir de la crisis.

En cuanto a las excentricidades que exigen las celebrities a su paso por distintos lugares las hay de todos los gustos y colores. Así, Elton John en verano de 2007 exigió una limusina para sus desplazamientos del hotel al estadio y flores y plantas naturales en todos los lugares que él pisaba. Siempre debía tener a sus disposición jamón de Jabugo y vino de Rioja, pero lo más extraño es que también pidió leche de burra desnatada y soja.

Otro capítulo del libro relata distintas excentricidades de los que más tienen, esta vez relacionadas con la pervivencia más allá de la muerte. Hay quien lanza sus cenizas al espacio, quien deja tras su paso por la vida grandes cifras de dinero a su perro e incluso quien da su fortuna a su viuda con la condición de que se vuelva a casar: «al menos así habrá un hombre al que le pese mi muerte» dijo el poeta Heinrich Heine.

La cantidad de objetos que existen astronómicamente caros sólo aptos para millonarios es enorme, y en uno de los capítulos el autor nos explica algunos de los más extravagantes. Por ejemplo un árbol de navidad de oro y diamantes creado por la joyería Ginza Tanaka de Japón valorado en más de 1.200.000 euros.

Excentricidades incomprensibles
Finalmente, uno de los últimos capítulos va dedicado a los millonarios que no se dedican a gastar, ni tampoco a ahorrar, son los auténticos tacaños. Como J. Paul Getty, una de las primeras personas en superar los 1.000 millones de dólares de fortuna personal gracias al petróleo, que llegó a instalar teléfonos de monedas en su propia casa para que las visitas se pagaran sus llamadas.

Otro apartado del libro está dedicado a las personas de servicio de los millonarios que comparten sus intimidades y en más de una ocasión han sido los culpables de airear sus mayores secretos, como que tal o cual millonario no se cambia de calcetines o le gusta tener la casa llena de adornos en forma de corazón. Cualquier noticia relacionada con los ricos vende, es lo que tiene. Por eso, la mayoría, ya escarmentados, hacen firmar contratos de confidencialidad a todos sus empleados, por si las moscas.

Príncipe de BruneiEl último capítulo del libro está dedicado al príncipe de Brunei, quien lleva más de una década peleando en los tribunales con su padre y su hermano a cuenta de cierta cantidad de dinero apropiada indebidamente; 14.800 millones de dólares para ser exactos. En su defensa su abogado declara que «el príncipe ha disfrutado de una riqueza inimaginable toda su vida. ¿Ahora va a tener que coger el autobús?», se preguntó. Habrase visto. ¿Y los que lo hemos tenido que coger toda la vida?

Biografía del autor
Anecdotas de millonariosDavid Escamilla es periodista y escritor. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universitat Autònoma de Barcelona. Ha publicado una treintena de libros de distintos géneros como la poesía, biografías, guías culturales, ensayos y narrativa. Colabora habitualmente en emisoras de radio como RAC1, COM Ràdio, RNE-radio 1 y Catalunya Ràdio y en programas de televisión de TVE, Televisió de Catalunya, 25 TV, Urbe TV y Canal Català Televisió. Ha sido jefe de redacción de diversas publicaciones y jefe de prensa de editoriales. Ha escrito documentales para la televisión y ha dirigido un film.

Si quieres leer más noticias como Excentricidades y anécdotas de millonarios: de Paris Hilton al sultán de Brunei pasando por los Beckham, te recomendamos que entres en la categoría de Sabías Que....


AUTOR
gravatar
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies