¿Adónde van los implantes dentales, prótesis, placas de acero o tornillos metálicos de un difunto tras su incineración?

Dónde van los implantes dentales, prótesis, placas de acero o tornillos metálicos de un difunto tras su incineración
NOTICIA de Javi Navarro
31.10.2012 - 17:46h    Actualizado 28.06.2021 - 12:10h

Coche fúnebre que traslada a un difunto al crematorio para su incineración.Si alguien se pregunta qué ocurre con los implantes tras una incineración, o si los dientes se queman en una incineración, la respuesta es muy sencilla. Elementos como las prótesis, las placas de acero, las suturas metálicas, o los tornillos no pueden ser destruidos por el proceso de cremación por lo que se convierten en residuos no biodegradables que quedan intactos por muchos años y que se retiran de las cenizas del difunto. Por tanto a la pregunta se puede incinerar con prótesis, la respuesta es no. Coincidiendo con la celebración el 1 de noviembre del Día de Todos los Santos, se presentan una serie de innovaciones ecológicas del sector funerario que contribuyen a mejorar el medio ambiente y que a su vez son solidarias.

Grupo ASV Servicios Funerarios y la multinacional holandesa Orthometals se han unido, como ya se hace en otros 15 países europeos o Estados Unidos, Canadá o Australia, para recuperar al año más de 200 toneladas de metales procedentes de funerarias. El proceso consiste en que Orthometals se encarga de la recogida de las implantaciones ortopédicas y restos metálicos derivados de los procesos de incineración de los crematorios que Grupo ASV Servicios Funerarios tiene repartidos por todo el territorio nacional. Los beneficios económicos que se producen tras la venta del material son destinados a diversas ONGs.

“La mayoría de las personas desconoce que después de la cremación se quitan de las cenizas las piezas metálicas sobrantes procedentes de implantes, prótesis o suturas metálicas. Normalmente son manejadas como desechos, lo cual tiene un impacto negativo para el medio ambiente, puesto que no son elementos biodegradables y su descomposición es prácticamente nula. Con este nuevo proceso que vamos a instaurar nos aseguramos que estas piezas sean recicladas de un modo eficiente y ecológico”, explica Miguel Brotons, director de Operaciones de Grupo ASV Servicios Funerarios.

El acuerdo con Orthometals implica además que, una vez que sean cubiertos los costes operativos, los beneficios que se generen del reciclaje de materiales provenientes de Grupo ASV Servicios Funerarios serán destinados a UNICEF. “Pensamos que es el destino más respetuoso que se le puede dar al dinero generado por esta labor, de esta manera esta acción genera beneficios ambientales y sociales”, afirma Víctor Humanes, director de Marketing de Grupo ASV Servicios Funerarios.

Ecología en el traslado de difuntos
Otra iniciativa relacionada con los servicios fúnebres, esta vez de una empresa española, concretamente alcoyana, ha dado con la clave para ofrecer una clara alternativa al tradicional y controvertido zinc. Un elemento altamente contaminante y que hasta el momento era la única solución utilizada en la caja interior que debe ser colocada para el traslado de los féretros. El Ministerio de Sanidad ha homologado “NO+ZINC”, una iniciativa pionera de la alicantina LIMBO que permite evitar el uso de zinc en los féretros, un elemento altamente contaminante.

La alternativa consiste en emplear una bolsa biodegradable, elaborada con varias capas de algodón y bioplástico, que forra interiormente el féretro de madera. De este modo Limbo, pionera en introducir el mundo de la ecología y el respeto al medio ambiente en el sector funerario, consigue una alternativa ecológica y segura, desde el punto de vista sanitario para el traslado de difuntos tanto en el territorio nacional como a nivel internacional.

Esta iniciativa ha sido autorizada y homologada por el Ministerio de Sanidad como sustituto de la caja actual de zinc. Así se hacía público el pasado 6 de abril de 2012 en el BOE en el que la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación resolvía “aprobar la bolsa sanitaria estanca y autodestructible para transporte de cadáveres con ataúd para su uso como caja interior de los féretros especiales de traslado, puesto que cumple con todas las características técnicas sanitarias de estanqueidad y resistencia a la presión de los gases en su interior, así como, la posibilidad de aplicar dispositivos de filtrado y depuración de los gases para equilibrar la presión interior y exterior”.

“La continua investigación y el compromiso con el entorno nos ha llevado a desarrollar esta nueva técnica que puede aportar mucho al sector funerario desde el punto de vista sanitario, logístico y medioambiental”, explica Tania Inzunza, Export Manager de Limbo Europe. “Consideramos que de este modo obtenemos ventajas a distintos niveles, tanto para el personal funerario como para las empresas funerarias, los familiares y la sociedad en general” añade Inzunza.

Y es que las ventajas no son solo medioambientales, puesto que con este servicio se mejora la logística de las empresas funerarias, se reduce el riesgo de accidente laboral por su sencillo montaje, es más económico que el tradicional revestimiento de zinc y favorece las condiciones de salubridad de los trabajadores y los centros de trabajo ya que no es necesaria la manipulación del cuerpo para su incineración. Esto último es posible puesto que puede ser incinerado, no siendo necesario, como en el caso del zinc, retirarlo previamente del ataúd. Se elimina así la gestión de residuos, ya que es un elemento biodegradable que no contiene PVC ni otros productos que contengan metales pesados.

Si te ha interesado esta información, te recomendamos que leas también Cuánto cuesta un entierro o una incineración en España

Si quieres leer más noticias como ¿Adónde van los implantes dentales, prótesis, placas de acero o tornillos metálicos de un difunto tras su incineración?, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >