>
Compartir
WhatsApp

La garrapata que si te pica te puede convertir en vegano

La garrapata que si te pica te puede convertir en vegano.
NOTICIA de Cristian Pinto
28.08.2023 - 11:10h    Actualizado 30.09.2023 - 10:15h


¿Te imaginas que no puedes volver a comer un chuletón de vaca por la picadura de una garrapata? Esto se debe al síndrome de alfa-Gal, un trastorno muy poco conocido que comienza con la picadura de este parásito. Las personas que sufren esta intolerancia se ven obligadas a rechazar un bocado de un solomillo, un chorizo de cerdo, el cordero, el ciervo o el jabalí. Pero, ¿por qué sucede esto y qué consecuencias puede tener si ingieren un bocado de carne?

En esta otra información te contamos cómo identificar la picadura de una garrapata y otros insectos. Y, si tienes mascotas en casa, debes saber cómo eliminar las garrapatas del perro de forma correcta para que no se contagie nadie de tu familia.

Qué es el síndrome de alfa-Gal

Este trastorno no se produce por un exceso de consumo de carne, sino por la picadura de la llamada garrapata estrella solitaria. Esta picadura transmite al cuerpo una molécula de azúcar llamada alfa-Gal, lo que provoca en algunas personas una reacción de defensa en el sistema inmunitario. De hecho, es probable que algunas personas tengan este síndrome y no lo sepan aún. Los afectados no solo son intolerantes a la carne roja, sino también en otros alimentos derivados de mamíferos, como los lácteos, las gelatinas o las gominolas. Tampoco pueden consumir ciertos medicamentos. La única carne que pueden consumir es la de ave, como el pavo o el pollo.

La mayoría de casos se están detectando en Estados Unidos, de donde proviene esta garrapata. En España, se han detectado algunos casos en Cantabria. Es más frecuente que se contagien los hombres que las mujeres, especialmente en las zonas rurales y que tengan mucho trato con animales.

Sin embargo, no todas las especies de garrapatas transmiten esta alergia ni todas las personas reaccionan igual, algo que sucede de forma similar con el anisakis que se encuentra en el pescado.

Síntomas

Los síntomas del alfa-Gal tardan más en aparecer en comparación con otras alergias alimentarias, como las que afectan al consumo de cacahuetes o mariscos. Las primeras reacciones suelen aparecer entre 3 y 6 horas después de estar expuesto. Los síntomas más comunes del síndrome de alfa-Gal son los siguientes:

  • Urticaria, picazón en la piel o piel escamosa
  • Hinchazón en los labios, rostro, lengua, garganta y otras partes del cuerpo
  • Sibilancia o falta de aire
  • Dolor de estómago, diarrea, vómitos y malestar estomacal en general

Desconocimiento de la alergia

La reacción de esta alergia nunca suele ser inmediata y es lo que más despista a muchos médicos. Aunque el paciente no coma se desencadenan los síntomas pasadas unas horas. El síndrome de alfa-Gal aún es un gran desconocido y solo se están diagnosticando unos pocos casos, lo que puedes suponer la punta del iceberg. Sin embargo, que te pique una garrapata no quiere decir que automáticamente no puedas volver a comer carne roja. Por el momento, solo sucede en un reducido porcentaje de casos.

Alternativas para los afectados

En Estados Unidos, lugar donde más está afectando esta alergia, se está pensando en alternativas para aquellos que conviven con el síndrome de alfa-Gal. Una solución que aceptan el organismo de los alérgicos es el cerdo transgénico libre de alfa-Gal.

Causas de la aparición de garrapatas

Una explicación al aparecimiento de esta alergia, es el aumento excesivo de garrapatas por el calentamiento global. Estos parásitos son muy sensibles a las temperaturas bajas y aparecen con más frecuencia con el calor. También se debe al aumento de animales silvestres, como los conejos, ciervos o jabalís, animales en los que parasita esta garrapata.

Prevenciones

Lo primero que debes hacer para no contagiarte de esta alergia es evitar las zonas dónde hay garrapatas, como los bosques con arbustos. Para reducir la posibilidad de que te pique esta garrapata, puedes seguir estos consejos:

  • Cúbrete el cuerpo cuando estés en zonas con mucha vegetación. Usa zapatos, pantalones largos, medias, gorra, guantes y camisas de manga larga
  • Usa repelentes para mosquitos, pero evita echártelo en manos, ojos y boca
  • Elimina los arbustos y hojas de tu jardín para prevenir la aparición de garrapatas
  • Si tienes leña en casa, déjala en zonas que le dé el sol
  • Revísate a ti mismo, a tus hijos y mascotas para detectar a tiempo las garrapatas
  • Dúchate según llegues a casa si has dado un paseo por el bosque
  • Quita las garrapatas con una pinza pequeña. No la aprietes ni la aplastes y cuando la quites aplícate un antiséptico en la zona afectada

Si quieres leer más noticias como La garrapata que si te pica te puede convertir en vegano, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.