Los trabajos más demandados durante la crisis

Los trabajos más demandados durante la crisis
NOTICIA de Javi Navarro
17.09.2008 - 12:19h    Actualizado 14.04.2021 - 11:32h

¿Cuáles son los empleos más demandados? La actual crisis económica en España está destruyendo empleo en sectores como el de la automoción, hostelería, construcción… Sin embargo, desde CasaCocheCurro.com recogemos un informe de la empresa de trabajo temporal Adecco en el que se indica dónde encontrar empleo, incluso en épocas de crisis o recesión, además de recoger unos sabios consejos para encontrar trabajo. Descubre además los trabajos en crisis que más se demandan.

¿Trabajos en época de crisis? Sí, es posible. Existen sectores o áreas de actividad que, lejos de sufrir directamente las consecuencias de la crisis económica, mantienen o, incluso, aumentan la demanda de empleados. Los trabajos más demandados en España son:

– Telemarkenting: es un sector en constante crecimiento, incluso en periodos de crisis, ya que la utilización de servicios de call center o telemarketing reduce costes a las empresas y permite una mayor cercanía con el cliente, en un momento en el que su retención y fidelización es esencial para que las ventas no decaigan. Tres son los perfiles con mayor demanda en el mercado: operadores de venta telefónica, operadores de atención al cliente y, cada vez en mayor medida, gestores de cobro, ya que la crisis ha acentuado la morosidad y ellos son los encargados de garantizar el cobro de impagos.

– Área Comercial: en épocas de crisis la red comercial de las empresas cobra una especial relevancia ya que es la encargada de atenuar, en la medida de lo posible, los efectos económicos adversos provocados en este tipo de situaciones y evitar pérdidas desde una triple vertiente:

• Mantener y conservar las ventas de la empresa.

• Comercializar e implementar nuevos productos para diversificar el negocio.

• Ampliar el mercado hacia nuevas zonas a las que antes no se llegaba.

La figura del comercial, en estos momentos, ofrece a muchos desempleados la oportunidad de un nuevo empleo que, en muchos casos, no requiere de una experiencia previa, tan sólo de habilidades comunicativas y dotes comerciales.

– Distribución y gran consumo de productos de primera necesidad: La situación económica ha dado lugar a la proliferación de “marcas blancas” de productos de primera necesidad que garanticen una buena calidad y un precio menor. Por ello, la labor de promotores, reponedores, manipuladores o empaquetadores de esos productos es esencial, existiendo una fuerte demanda de los mismos.

– Oficios: La demanda de profesionales con formación técnica provenientes de la Formación Profesional gozan de una situación privilegiada dentro del mercado laboral. Su demanda es constante y la crisis no parece hacer mella en ellos. El importante déficit de profesionales de algunas de sus ramas hace que se conviertan en unos de los trabajadores más buscados por las empresas. Así, no es de extrañar que la tasa de paro entre los técnicos de FP sea inferior al 5%, o lo que es lo mismo, disfrutan de pleno empleo. Entre otros, los que cuentan con una mayor demanda son los mecánicos, electricistas, albañiles, carpinteros o soldadores.

En un momento en el que el consumidor no puede permitirse renovar sus electrodomésticos, automóviles o sus casas, estos profesionales se convierten en la solución de la mayor parte de sus averías.

– Energías renovables: se trata de un sector con un gran potencial de crecimiento y con un fuerte apoyo por parte de las Administraciones Públicas con el fin de conseguir el cumplimiento del Protocolo de Kyoto. Las estimaciones prevén la creación de unos 89.000 empleos directos y 99.000 indirectos en los próximos años. Se trata de un sector con amplia presencia de trabajadores cualificados (el 52% son titulados superiores y el 36% con Formación Profesional), que genera un 80% de contratación indefinida. Existe una importante demanda, que en muchos casos no se llega a cubrir, de ingenieros y perfiles técnicos provenientes de la FP (electricistas y electromecánicos principalmente) a los que, ante la falta de especialización, las empresas van formando en habilidades relacionadas con el montaje de paneles fotovolcaicos, solares, mantenimiento de instalaciones eólicas, etc.

– Telecomunicaciones: El déficit de profesionales de las tecnologías de la información supone el mayor reto de futuro para las empresas del sector, cuyas previsiones de crecimiento y creación de empleo avanzan al margen de la actual desaceleración económica que vive el país. Son cientos los puestos de trabajo que están generando actualmente las empresas de sectores que van desde la energía, defensa, transporte, infraestructuras o banca. A esto se añade la generación de empleo a mano de las inversiones públicas en infraestructuras y políticas como el Plan de Energías Renovables 2005-2010, que según el Ministerio de Industria, generará 95.000 empleos netos en este periodo.

Mientras, de las Universidades no salen los titulados suficientes para cubrir esta fuerte demanda y, además, el número de licenciados cae año tras año arrastrado por el descenso demográfico del país. Un dato revelador es que un 58% de los estudiantes están trabajando antes de terminar la carrera.

Entre estos perfiles los de mayor demanda son los programadores, analistas, jefes de proyectos, técnicos de mantenimiento, etc.

– Sanidad: la Sanidad española, tanto pública como privada, asiste a un importante déficit de médicos (tanto de atención primaria como especialistas) y enfermeras que hace imposible encontrar al número suficiente de trabajadores en nuestro país, los motivos que lo justificarían serían: la futura jubilación de la cuarta parte de los médicos españoles colegiados, ya que el 25% de los más de 200.000 médicos colegiados tiene más de 50 años. La segunda es la construcción de nuevos hospitales y centros de atención primaria que aumentará aún más la demanda de estos profesionales (sólo en Madrid y Cataluña se abrirán más de una docena de hospitales). La tercera razón es la Ley de Dependencia, que incrementa aún más la necesidad de recursos humanos en este ámbito.

Ser polivalente, competencia necesaria para salir del desempleo

En este contexto de crisis económica y aumento del desempleo, el trabajador en paro necesita desarrollar de forma especial una serie de competencias que se hacen imprescindibles para encontrar una nueva alternativa profesional: la polivalencia y la flexibilidad. Trabajadores que provienen de sectores que están pasando por una situación crítica deben plantearse transferir sus habilidades a otros sectores más emergentes. Para ello, los profesionales deben identificar sus principales competencias y ver en qué otros puestos o sectores pueden ser transferidas.

De esta forma, no se quedarán atrás en el nuevo ritmo que el mercado de trabajo está marcando. Para ello, es fundamental tener voluntad para adaptarse a los cambios, demostrar ser flexibles y polivalentes, ampliar las miras y reciclarse continuamente.

En estos momentos las empresas demandan capacidad de adaptación a diferentes puestos de trabajo, a diferentes entornos y a múltiples situaciones, de modo que uno de los consejos que Adecco puede ofrecer a los profesionales es: “Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace”.

La formación, por tanto, es la pieza clave en todo este proceso de transición profesional. Cada experiencia laboral anterior aporta al trabajador un mayor valor en el mercado, pero además, en cada una de ellas, se debe aprovechar para formarse con un claro objetivo profesional y con un fin: el de aumentar nuestra empleabilidad de cara a una posible situación de desempleo.

Pluriempleo para salir de la crisis

La crisis ha modificado diferentes patrones en el comportamiento de los candidatos que buscan empleo. Junto al aumento en el número de demandantes (que se ha doblado en algunas regiones), se observa un descenso en las peticiones de los candidatos y una mayor proactividad a la hora de buscar empleo. De hecho, la cifra de personas que buscan un segundo empleo aumenta considerablemente con respecto a hace un año: del 10% al 54% de los que tienen un empleo. Los asturianos son los que están más dispuestos a trabajar en dos empleos de forma simultánea.

La empresa de recursos humanos Randstad ha detectado una nueva realidad en el mercado laboral: la búsqueda de un segundo empleo. Si el año pasado los candidatos que buscaban un segundo trabajo alcanzaban el 10%, esta cifra aumenta ahora hasta el 54% del total de trabajadores. Y es que, según una encuesta realizada por Randstad en toda la geografía española a una muestra aleatoria de 1.083 personas, la mitad de los profesionales que actualmente tiene un puesto de trabajo está buscando un segundo.

>A la hora de acceder a este pluriempleo, las opciones se reducen. Los candidatos buscan un segundo empleo sobre todo para los fines de semana o de jornada parcial que puedan compatibilizar con su puesto actual. Y, tal y como sucedía el año pasado, cada vez son más los que aprovechan las vacaciones para conseguir un dinero extra trabajando, según ha constatado Randstad.

Qué perfiles lo solicitan El perfil de la persona que busca un segundo empleo es heterogéneo, según datos propios de Randstad:

§ A la hora de buscar segundos empleos, no hay grandes diferencias por género: un 48% son mujeres y un 52% son hombres.

§ Las responsabilidades económicas que suelen ir unidas a cada rango de edad determinan en gran medida el perfil de este pluriempleado. De aquellos candidatos que buscan un segundo empleo un 45% tiene entre 30 y 45 años, un 31% tiene entre 25 y 29 años, un 17% tiene menos de 25 años y un 7% tiene más de 45 años. Los más mayores son los menos proclives a buscar un segundo empleo, ya que su acceso a un trabajo es difícil, por lo que combinar dos empleos a la vez es una tarea complicada.

§ Por niveles de estudios, destacan los perfiles de media cualificación y con trabajos estables, que han experimentado una reducción del número de horas extras o cuyos horarios (en general jornadas intensivas) les permiten buscar otro para aumentar sus ingresos. Esto se refleja también en el desglose de porcentajes: un 8’5% no tiene estudios; un 29% tiene estudios básicos; un 22% ha estudiado alguna modalidad de FP; un 19% ha cursado Bachillerato y un 22% son universitarios.

§ Y, en cuanto a nacionalidad, se trata de trabajadores extranjeros que buscan sobre manera sueldos altos y están dispuestos a realizar jornadas más largas.

Como característica general, el candidato que busca un segundo empleo está abierto a cualquier tipo de puesto, se inclina por empleos de baja o media cualificación, principalmente como teleoperadores, azafatas/os, promotor/a o puestos de atención al público. En general, destaca un perfil de peonaje y limpieza y mayor de 30 años que debe hacer frente a grandes responsabilidades económicas.

¿Cuánta gente tiene dos empleos a la vez?

El pluriempleo es una opción habitual en otros países, donde los trabajos de jornadas parciales son más habituales y, poco a poco, es una opción que empieza a imponerse también en España: según los resultados obtenidos por Randstad, el 49% de los consultados ya ha trabajado alguna vez en dos empleos a la vez.

Cuando se trata de analizar quién se pluriemplea más destaca que ellas se ven obligadas a compatibilizar dos puestos en mayor medida: las mujeres lo hacen en un 53% de las ocasiones, frente al 46% de los hombres.

Por tramo de edad, los que más veces han estado pluriempleados son los profesionales de entre 30 y 44 años: un 56% reconoce que ya lo ha hecho en alguna ocasión. Los profesionales que menos se han visto en esta situación son lógicamente los más jóvenes, menores de 25 años, que reconocen que han tenido dos trabajos en un 41% de las ocasiones.

En cuanto a nivel educativo, los porcentajes varían desde el 54% de titulados en Bachillerato, hasta el 46% de los profesionales con estudios básicos.

Por último, por nacionalidad, destaca que un 58% de extranjeros ha compatibilizado dos trabajos a la vez, frente al 47% de los españoles.

Regiones con mayor demanda

La crisis no está afectando por igual a todas las regiones, de ahí que a la hora de buscar un segundo empleo también se den diferencias por zonas. Por regiones destaca:

§ Andalucía. Hasta un 70% de sus trabajadores reconoce que en alguna ocasión ha estado trabajando en dos empresas a la vez y un 77% intenta en la actualidad encontrar un segundo empleo para superar la crisis, una de las diferencias más notables. De los que buscan un segundo empleo en esta región, un 65% son universitarios.

§ Asturias. Tres de cada cuatro asturianos afirma haber compatibilizado dos empleos de forma simultánea, la cifra más alta de todas las comunidades autónomas. A día de hoy, un 65% de asturianos estaría dispuesto a compatibilizar dos puestos de trabajo de forma simultánea. Sólo un 9% de los que buscan un segundo empleo en esta región son universitarios, por el contrario, los más numerosos son los profesionales de estudios medios, que representan el 80% del total.

§ Canarias. Un 63% de canarios se ha visto obligado a trabajar en dos empleos al mismo tiempo en alguna ocasión, cifra similar a la que actualmente busca un segundo trabajo. De los que quieren pluriemplearse, sólo un 5% son universitarios. Los más dispuestos a buscar segundos empleos son principalmente mozos de almacén, operarios de handling en los aeropuertos, auxiliares administrativos y personal de hostelería.

§ Cataluña. En esta comunidad un 51% de los consultados ha tenido alguna vez dos empleos de forma simultánea. Actualmente, hasta un 46% de consultados está intentando encontrar un segundo empleo que le ayude a aumentar sus ingresos. De aquellos trabajadores que buscan un segundo empleo, un 15% son universitarios, un 30% tienen FP, un 38% tiene estudios básicos y un 17% cuenta con estudios medios. Es una de las zonas con mayor demanda de un segundo empleo, situación que ha ido aumentando de forma sustancial y progresiva desde el pasado verano. Aquí, el perfil de este candidato es el de jóvenes operarios de fábricas o personas de peonaje de hasta 30 años de edad e inmigrantes con empleos en el sector de la hostelería.

§ Comunidad Valenciana. Los trabajadores valencianos son de los más proclives a pluriemplearse: así lo han hecho en alguna ocasión el 66% de los encuestados por Randstad, una cifra que contrasta con el 10% que ofrecía esta comunidad hace tan sólo un año.

§ Castilla y León.

Esta comunidad es la que, a priori, menos pluriempleo ofrece a sus trabajadores. Sólo un 35% ha estado en alguna ocasión pluriempleado en esta región, frente a la media nacional del 49%.

§ Murcia.

En Murcia un 35% ha trabajado en alguna ocasión en dos puestos de trabajo de forma simultánea, cifra que aumenta desde el 10% de hace sólo un año.

§ Baleares. En esta región, hasta un 40% de los consultados por Randstad ha trabajado en alguna ocasión en dos puestos a la vez.

§ Madrid. En Madrid un 52% de los consultados está buscando un segundo empleo para hacer frente a la crisis y un 46% reconoce que ya lo ha tenido en alguna ocasión. En Madrid un 65% de los trabajadores con estudios básicos buscan un segundo empleo, siendo el colectivo más numeroso. Por el contrario, sólo el 40% de los universitarios estaría dispuesto a buscar otro empleo con el que compatibilizar el actual.

§ País Vasco.

Un 30% de vascos reconoce que no obtiene suficientes ingresos con su sueldo actual y por esto está buscando pluriemplearse. De hecho, los desgloses de esta comunidad destacan por situarse entre los más bajos a favor del pluriempleo en todo el país. Tan sólo un 23% de universitarios de esta región están dispuestos a pluriemplearse, frente a las personas con estudios medios, superando el 54%. En esta comunidad, el número de trabajadores que ya ha tenido en alguna ocasión dos empleos a la vez asciende hasta el 34% del total.

§ Aragón.

Un 44% de aragoneses ha tenido en algún momento dos empleos a la vez, algo a lo que también optan el 48% de los encuestados por Randstad. De los que buscan un segundo empleo en esta región, un 36% son universitarios.

§ Galicia. Un 55% de gallegos se encuentra buscando un segundo empleo, la misma cifra de trabajadores que en algún momento ha tenido que cubrir dos puestos de trabajo simultáneos. En Galicia los más predispuestos a buscar un segundo empleo son los universitarios (un 63% de ellos así lo afirman) y los profesionales con estudios medios (un 60% de ellos se encuentran en esta situación).

Los sectores que están beneficiándose de la crisis

A pesar de la crisis, son muchos los sectores que se han visto beneficiados por la situación y han sabido sacar provecho para continuar su crecimiento económico. Uno de estos sectores que ha sobrevivido y ha conseguido aumentar sus beneficios es el que engloba al consumo alimenticio y productos de higiene, sobre todo los de primera necesidad. Los alimentos considerados básicos no solo han conseguido mantenerse en el mercado, sino que han llegado a obtener un notable crecimiento.

La consultora de selección de personal especializado Hays ha analizado la situación internacional de los sectores que no han resultado afectados por la crisis en esta época de inestabilidad económica a nivel mundial. En definitiva, se observa un cambio de tendencia en todos los sectores profesionales que debidos a la crisis no han tenido más remedio que cambiar de orientación e incluso desde el punto de vista de los consumidores, de hábitos.

Además del ya visto, existen otros:

La comida rápida ha sido una de las grandes beneficiadas de la crisis debido a que la gente se ha visto obligada a cambiar sus hábitos de consumo, adaptándose a otro tipo de alimentos económicamente más asequibles para sus bolsillos.

En cuanto a la situación del sector de Tecnología de la Información, no solo se sostiene, sino que continúa con paso firme en el mercado tal y como ocurría el pasado año.

Siguiendo la evolución de los sectores anteriormente mencionados, el sector sanitario continúa necesitando profesionales especializados con la misma urgencia que años anteriores. De la misma manera, el área farmacéutica ha aumentado sus ofertas ya que buscan perfiles tanto en el área técnica como en el de ventas.
Las consecuencias que está dejando la crisis en todo el mundo, ha propiciado una saturación en los tribunales a causa de los numerosos procedimientos por despidos, expedientes de regulación de empleo y procedimientos de bancarrota. Por esta razón, los abogados laboralistas y los de reclamación de deudas están en auge y no ven peligrar su puesto de trabajo.

En cuanto a las posiciones financieras, tanto los controladores de crédito como los analistas de negocios son los perfiles más demandados en la actualidad. Es tan necesario vender como saldar las deudas, de la misma manera que resulta importante tener el talento necesario para analizar e investigar a la competencia y a los futuros mercados en los que se va a operar.

Otro sector que está muy valorado y demandado en nuestros días es el de Ingenieros Civiles, que realizan su trabajo en grandes compañías de construcción nacionales en el extranjero. Aquí radica la necesidad de conseguir estos perfiles para poder llevar a cabo su labor de remodelación de infraestructuras y aperturas de grandes cadenas hoteleras.

Todas las empresas cuyo negocio gire en torno a las energías renovables ahora mismo están en auge. Aún cuando una de estas compañías experimenta una leve caída en su reclutamiento, se ven en la necesidad de contratar profesionales con gran experiencia técnica en este sector.

De la misma manera, en la industria de venta al público las cadenas de bajo coste así como las marcas blancas continúan su crecimiento debido a sus reducidos precios.

El medio de comunicación por excelencia, Internet, no solo ha conseguido mantenerse durante esta época de inestabilidad, sino que obtiene día a día cuantiosos beneficios gracias a la publicidad que ha pasado de invertir en papel a hacerlo vía online.
Según declaraciones de Chris Dottie, Director General de Hays España “el entorno económico actual presenta desafíos para toda la gente en estos momentos, y la capacidad de adaptación es de importancia primordial. Las empresas y las personas que reconocen las nuevas realidades y buscan las nuevas oportunidades de la forma más rápida son los que se situarán en la vanguardia de la nueva situación. Obviamente, es difícil cambiar de profesión radicalmente, pero hay muchos profesionales que puedan aplicar sus conocimientos en empresas de sectores menos impactados por ejemplo. Por otro lado, las empresas con más estabilidad en estos momentos aprovechan para hacer inversiones bien pensados, como contratar a personas claves con valor añadido para aportar, o mejorar sus sistemas informáticos.”

Ingeniero de ventas con titulación técnica industrial, el perfil más cotizado en crisis

En los últimos meses el sector industrial ha experimentado un notable incremento en la demanda de perfiles especializados, representando el 74% de las colocaciones que la compañía Hays, dedicada a la selección de personal especializado, ha realizado en el sector. Además, el sector industrial está experimentando un gran crecimiento y recibirá un 10% de las inversiones globales en 2013/2014, según estimaciones de KPMG. Por ello, desde la consultora Hays aconsejan a los ingenieros de ventas y técnicos comerciales no cambiar de sector y fortalecer la especialización con formaciones ad-hoc como vía idónea para revalorizar sus candidaturas profesionales.

“En este nuevo contexto económico las posiciones Seniors, con una exigencia mínima del 70% de la experiencia del profesional concentrada en un mismo sector, han ganado terreno en detrimento de los recién titulados y puestos juniors”, según señala Paula Greco, responsable en Madrid de la división Industrial de Hays Sales & Marketing.

Greco sostiene, además, que esta crisis nos obliga a entender la denominación de “seniority” desde una nueva perspectiva que no reconoce edades sino permanencia en un mismo sector.

“Aunque parezca controvertido afirmarlo, un joven que tiene 3 años de experiencia comercial, por ejemplo, en automatización industrial en una compañía líder del sector, con idiomas y formación a nivel de ingeniería, es considerado por la empresa de su competencia con la validez de un “senior”.

Esta valoración se explica por su entendimiento del mercado, el aporte de una cartera de clientes y sus éxitos probados en el sector”, concluye.

Según datos proporcionados por la división Industrial de Hays Sales & Marketing, la necesidad de obtener un rendimiento más rápido con resultados económicos a corto plazo exige al candidato que aporte conocimiento y cartera de clientes del mismo sector de la empresa que lo selecciona. “Hoy día el perfil más buscado es, sin duda, el del ingeniero de ventas, con titulación técnica, experiencia mínima de dos años en un mismo sector y dominio de inglés”, explica Paloma Lence, Consultora de la compañía.

En este contexto, la Ingeniería Técnica Industrial es la formación más requerida en el sector. El salario promedio de un ingeniero de ventas oscila entre los 30.000 y 42.000 € brutos anuales de fijo, sumando un variable, coche de empresa y beneficios sociales.

En lo que va del año, el 70% de los candidatos contratados por las empresas para ocupar posiciones comerciales de distinto nivel han sido hombres, con una media de 33 años de edad.

Sin embargo, aunque los números no acompañen, en Hays aseguran que las pocas mujeres que ingresan en el sector industrial poseen una valoración superior a la de sus homólogos hombres, justamente debido a la escasez de éstas. Por ello, es cada vez más frecuente la demanda de mujeres profesionales para desempeñar funciones comerciales. “Entre sus principales fortalezas, los directivos destacan la agresividad y la fuerza comercial de las candidatas” señala Lence.

Si quieres leer más noticias como Los trabajos más demandados durante la crisis, te recomendamos que entres en la categoría de Trabajos.


WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp