Por qué no deberías guardar dinero en casa


Por qué no deberías guardar dinero en casa

Cada vez es menos frecuente encontrarse con alguien que tenga todos sus ahorros en casa, pero, con los rumores y amenazas económicas por parte de los bancos de empezar a cobrar comisiones por todo, la duda está en el aire. En lo que a dinero se refiere, podemos diferenciar dos tipos de personas: los que se fían de los bancos y quienes prefieren guardar sus ahorros debajo del colchón, a la antigua o vieja usanza. La pregunta en cuestión es si se puede guardar el dinero, como quien dice, debajo de la cama o en una caja de seguridad.

¿Se puede guardar dinero en casa?

La respuesta es sí. Pero, hay varios motivos por los que no deberíamos hacerlo. Si queremos dar buen uso a nuestros ahorros deberíamos seguir leyendo y coger algunas ideas.

¿Es legal guardar el dinero en casa?

No hay ninguna ley que nos prohíba guardar nuestro dinero debajo del colchón o en un armario. Tampoco hay una cantidad límite que podamos tener en casa.

Ventajas de guardar el dinero en casa

La única ventaja real de guardar nuestros ahorros en casa y no en un banco es a la hora de disponer de ellos, que tendremos siempre el dinero al alcance de la mano y no habrá que ir a ningún cajero a por los billetes.

En ocasiones extremas como catástrofes naturales como inundaciones y cortes de comunicaciones por carretera ante cualquier imprevisto, disponer de dinero en efectivo es bueno para no quedarte sin la capacidad de poder adquirir un producto o servicio.

En situaciones de este tipo, cuando se avisa que un temporal puede causar estragos durante varios días, es común que la gente haga acopio de dinero ante el previsible desabastecimiento de billetes en los cajeros automáticos de las entidades bancarias.

Al tener los billete en efectivo y bajo nuestra custodia, podremos hacer uso de nuestro dinero en el momento en que queramos, sin solicitarlo ni dar cuenta a nadie.

Tampoco nos afectará la situación económica a la hora de disfrutarlo, como las quiebras económicas ocurridas en el pasado, como el ‘corralito’ en Argentina o si nuestro banco necesita que lo rescaten.

Desventajas de guardar los ahorros en casa

Guardar nuestro dinero en casa nos garantiza una cosa: tenerlo siempre a mano cuando lo necesitemos, sin depender de la situación económica general ni la de nuestro banco en particular. Pero, también tiene grandes desventajas.

El dinero pierde valor

Al hablar de ahorros y dinero hay un concepto clave que deberíamos tener claro: inflación. La inflación no es ni más ni menos que la subida de los precios de manera general y sostenida, es decir, progresiva. Si comparamos el coste de la vida hace 10 años y ahora, vemos que hasta los productos más básicos han subido de precio.

Si tenemos nuestro dinero quieto, en casa, bajo el colchón, no es capaz de seguir el ritmo a la inflación y su valor disminuye. Pongamos un ejemplo: hace 10 años, con 10€ podíamos comprar leche, pan, huevos, unas galletas, un poco de chocolate y puede que nos sobrara algo de dinero. Si mantenemos esos 10€ bajo el colchón, sin que nos den rentabilidad, y salimos a hacer la compra 10 años después con ese dinero, podremos pagar algo de leche, pan y quizá unos huevos.

Es decir, el dinero no vale lo mismo, ha perdido valor. Mientras tanto la inflación ha seguido aumentando el precio de las cosas.

La mejor manera de evitar que esto ocurra es mover el dinero y que se revalorice. Y para ello podemos tener los ahorros en una cuenta remunerada en vez de guardado en casa. También existe la opción de invertir ya sea por nuestra cuenta, en inmuebles o a través de una cuenta o depósito de ahorro.

Perder el rastro del dinero

Si hacemos una retirada de efectivo y a los pocos días ingresamos esa misma cantidad, lo más probable es que nadie sospeche que no se trate del mismo dinero. Sin embargo, si retiramos una cantidad hoy y ese dinero reaparece en un plazo de tiempo medio (varios meses) o largo (varios años), Hacienda puede sospechar que se trate de un dinero diferente al retirado anteriormente y que no hemos declarado.

A los ojos de Hacienda puede perfectamente ser una ganancia, una herencia, un premio de lotería, etc., por el que no hemos tributado los impuestos correspondientes. Si esto llega a suceder, Hacienda podría hacernos pagar hasta un 50% en concepto de impuestos (más sanción y multa por no declararlo) por un dinero que hemos tenido todo el tiempo guardado en casa.

Para alegar que esa cantidad es la misma que hemos retirado con anterioridad tenemos que poder demostrarlo. Según la normativa de Hacienda, es deber del contribuyente demostrar el origen del dinero. Por ello, si decidimos retirar una gran suma de dinero, ya sea para guardarlo en casa o no, conviene ir al notario y dar cuenta de ese dinero.

Existe también la posibilidad de, al retirar una cantidad superior a 3.000 euros, notificar en caja el uso que se le va a dar a ese dinero, así, cuando ese dinero reaparezca, no nos resultará difícil demostrar para que lo hemos usado ni de donde sale. También es conveniente guardar las facturas, tiques y recibos relacionados con ese dinero.

Desprotección legal

El Fondo de Garantía de Depósito es una entidad que garantiza la seguridad de dinero guardado en un banco hasta un máximo de 100.000 euros por titular y cuenta. Te garantiza que, en caso de quebrar el banco, no pierdas tus ahorros.

Sin embargo, el dinero guardado en casa no goza de esa protección. En caso de pérdida, robo, desastres naturales, etc., perderíamos todo el dinero. Es muy probable que nuestro seguro del hogar tampoco lo cubra. Solo los más caros y completos lo hacen y no es el tipo de póliza habitual.

No es seguro

Los asaltos a casas aumentan año a año. En caso de robo nada cubre el dinero que tenemos guardado en casa. Pero, además del robo, se pueden dar muchas otras circunstancias como incendios, inundaciones, terremotos… Situaciones ante las cuales nuestro dinero no estaría protegido, con lo que lo perderíamos por completo.

Alternativas a guardar el dinero en casa

Si no queremos que nuestro dinero sufra el revés de la inflación hay varias opciones a considerar

Podemos ingresar nuestros ahorros en una cuenta corriente abriendo una cuenta bancaria. En este caso no nos dará rentabilidad, por lo que la inflación seguirá afectando a nuestro dinero, pero sí estará protegido y seguro.

Depósito a plazo fijo

Otra opción es realizar un depósito a plazo fijo. La rentabilidad que nos ofrece es mínima, pero siempre será más que si lo tenemos guardado en casa.

Fondo de inversiones

Si queremos sacar partido a nuestros ahorros podemos optar por un fondo de inversiones.
Invertir en bolsa es algo que, en general asusta, pero con los conocimientos adecuados nuestro dinero estará totalmente a salvo.

Si no disponemos de estos conocimientos, ni tiempo para adquirirlos, disponemos de 2 opciones:

– Contratar a un asesor

– Dejar que sea una empresa la que se encargue de invertir por ti

En cualquiera de los casos, la inversión es la opción más acertada para hacer frente a la inflación y sacar el máximo partido a nuestros ahorros.

Dónde esconder nuestro dinero en casa

Si, a pesar de la devaluación del dinero y la pérdida de poder adquisitivo que esto supone, queremos guardar nuestro dinero en casa, hay opciones mejor que tenerlo debajo del colchón. O al menos más seguras.

– Estructura falsa. Algo que encaje en el entorno y no haga sospechar, pero que esconda un lugar para guardar nuestros ahorros.

– Fuera de casa. Si podemos disfrutar de jardín o terraza podría ser otra opción a tener en cuenta para esconder nuestro dinero.

– Repartirlo por toda la casa. Buscar pequeños huecos que resulten buenos escondites y esconder un poco en cada uno.

– Caja fuerte. Si disponemos de fondos suficientes para invertir en una caja fuerte y dinero bastante como para que merezca la pena su uso, podría ser una buena opción.

– Soluciones creativas. A la hora de guardar el dinero en casa, cualquier rincón es susceptible de ser un buen escondite. Como, por ejemplo, un doble fondo en la jaula de nuestro pájaro o en una pecera.

Sea como sea, hay que ser muy conscientes del riesgo que supone el guardar nuestros ahorros en casa y la pérdida del valor que estos sufrirán año a año.

Si quieres leer más noticias como Por qué no deberías guardar dinero en casa, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies