Qué es el microblanding de cejas y cuáles son las diferencias con la micropigmentación

Qué es el microblanding de cejas y cuáles son las diferencias con la micropigmentación
NOTICIA de Jessica Pascual
19.09.2021 - 10:03h    Actualizado 19.09.2021 - 10:03h

El microblading de cejas es un tratamiento estético que tiene como objetivo aumentar la densidad de pelo de las cejas para conseguir una distribución uniforme y un efecto de mirada penetrante y perfecta. ¿Cómo? Dibujando pelo a pelo las cejas con una pluma de metal hasta conseguir el efecto deseado. Es una técnica que pueden hacerse tanto los hombres como las mujeres, independientemente del tono de su piel o del pelo (moreno, rubio, tonos claros y oscuros). En esta guía te explicamos todo acerca del microblading de cejas, los precios, en qué consiste el tratamiento y las diferencias con otra técnica similar, la micropigmentación de cejas.

Cómo se hace el microblading

El microblading es una técnica de maquillaje semipermanente que se aplica con una pluma de metal (tebori) compuesta por muchas agujas muy finas y que dibuja pelo a pelo tu ceja para conseguir una mayor y mejor definición. Es un tratamiento que sirve para corregir la ceja, puesto que a través de esta técnica es posible cambiar su tamaño, el espesor y la forma.

Para que el efecto sea el más natural posible, los especialistas trazan y diseñan la forma y tamaño del pelo ajustado al propio de cada paciente y con un tono cuyos pigmentos son muy similares al del color de cada ceja. El objetivo es conseguir una ceja uniforme y bonita, sin que se note que hay pelos que son dibujados. La técnica, dibujo y forma de cada uno de los pelos se realiza en función a la dirección y forma de cada tipo de ceja.

A quién está dirigido

Esta técnica de maquillaje semipermanente suele ser muy demandada por hombres y mujeres que tienen poco pelo en la zona de las cejas, las tienen desdibujadas, con presencia de alguna cicatriz o incluso con pequeñas calvas a causa de la alopecia. Los pacientes de quimioterapia que han perdido el pelo o la ausencia total de las cejas también suelen demandar este tipo de tratamiento. Aunque esta técnica no sólo sirve para aumentar la densidad de la ceja, sino que también es muy popular entre personas que tienen una forma o diseño natural de la ceja que no les gusta o que las tienen con forma asimétrica.

Diferencias con la micropigmentación de cejas

Las principales diferencia entre microblading y micropigmentación son:

  • Duración del tratamiento
  • Instrumentos con los que realizan el dibujo

La micropigmentación es una técnica de maquillaje permanente. En este caso, no se utiliza una pluma para dibujar la ceja, sino un instrumento llamado dermógrafo, cuyas agujas son más gruesas que en el microblading. El proceso consiste en que, a través del instrumento, el especialista introduce pigmentos en la dermis y la epidermis, para una mayor fijación.

La micropigmentación suele tener una duración de varios años, en torno a unos cinco. Aunque la duración y presencia de estos pigmentos en la piel dependerá de muchos factores externos, como por ejemplo de la edad, del cuidado y mantenimiento realizados y del tipo de piel. Además, es una técnica que no sólo se aplica en las cejas, sino también en otras zonas como los labios y la zona de la cabeza para definir las líneas y marcar el dibujo.

Por otra parte, el microblading es semipermanente y, por tanto, de menor duración. En este caso, si el paciente realiza los cuidados y el mantenimiento recomendado por el especialista, los efectos pueden durar en torno a un año y medio. Esta técnica se realiza con un bisturí que introduce el pigmento y traza el dibujo. En los dos casos, el proceso de este tratamiento consiste en realizar cortes muy pequeños en los que se introduce el tono de pigmento que más se parezca al tono de tu pelo.

Otra de las diferencias entre el microblading y el micropigmento es que en el primer caso, la forma de proceder es completamente manual. Es el especialista el que tiene que dibujar pelo a pelo y a pulso todo el diseño. Mientras que en el micropigmento el proceso se realiza con una máquina eléctrica. Esta última técnica permite realizar tanto el dibujo y la forma de pelo como sólo el sombreado, puesto que hay pacientes en los que con un ligero sombreado que aumente la densidad es suficiente. En el caso del microblading, la técnica del sombreado no es posible.

Teniendo esto en cuenta, la elección del profesional para hacer el microblading o el micropigmento es fundamental. Además de tener los conocimientos y cuidados médicos pertinentes, tiene que tener un gran dominio en la técnica del dibujo para que el acabado final sea perfecto. Para decantarte por una u otra opción te recomendamos que pidas a los especialistas ver sus trabajos anteriores y hacerte así una idea de la habilidad que tienen del diseño.

Tratamiento con microblading

Antes de someterte a cualquier tratamiento de este tipo es recomendable que visites a un médico y revises tu historial clínico puesto que puede que en algunas ocasiones el tratamiento con pigmentación está contraindicado a pacientes con algunas patologías, sobre todo en las relacionadas con problemas de piel. Tampoco está recomendado para personas que sufren problemas de diabetes o coagulación así como en embarazadas y personas con problemas cutáneos o que estén tomando medicación por acné excesivo.

Los pigmentos que se utilizan son hipoalergénicos, pero aún así en los días previos a la fecha elegida, el paciente tiene que someterse a una prueba de alergia. En este caso, debe acudir a la clínica donde le introducirán una cantidad pequeña de pigmento para analizar cómo la recibe la piel y si muestra algún tipo de reacción alérgica.

Es importante hacer una buena elección de la clínica, puesto que de las técnicas y trabajo previo que realicen los expertos dependerá el resultado final. Para que el efecto de tu ceja sea lo más natural posible y luzca estéticamente bonito, el especialista tiene que realizar un estudio previo de tu ceja. Tiene que analizar el tono del cabello y de la piel y estudiar qué tipo de diseño y forma de pelo tienes para conseguir que este tratamiento parezca completamente natural.

Aunque otro de los aspectos más importantes es que sepas expresar qué cejas quieres. No es lo mismo querer tapar alguna calvita que querer pasar de unas cejas finísimas a unas cejas profundas y pobladas. Por ello, antes de concertar una cita, es importante que acudas a la clínica para hablar con el doctor que va a tratarte y llegar a una conclusión. El especialista podrá asesorarte en función de la forma de tu rostro, tipo de pelo y mirada cuál es la forma que más te conviene.

¿Cuánto dura?

El microblading suele tener una duración de entre uno y dos años. Aunque el tiempo exacto que permanezca el dibujo perfecto en una persona depende de muchos factores, como por ejemplo los cuidados que mantenga, el tipo de piel, la excesiva exposición solar, el uso de exfoliantes, etcétera.

¿El microblading duele?

Depende, el umbral del dolor de cada persona es distinto, por lo que no podemos decir si duele o no puesto que hay todo tipo de opiniones al respecto. Teniendo en cuenta que se trata de pequeños cortecitos con una pluma, podemos concluir que será un tratamiento algo molesto, pero no del todo doloroso. Esta sensación puede llegar a ser bastante incómoda en función de lo que tarden en terminar el proceso. La duración media de la aplicación completa suele ser de entre una y dos horas.

Cuánto cuesta

La técnica del microblading tiene un coste aproximado de 250 euros, aunque el precio final depende de la clínica en la que quieras realizarte el tratamiento. Además, a esta cantidad, hay que sumarle otros 50 euros por cada sesión de repaso, en caso de que quieras hacerte algún retoque o lo necesites.

Qué cuidados hay que hacer tras el microblading

El propio especialista te dará una guía con las recomendaciones y cuidados principales que tienes que mantener, sobre todo, en las primeras semanas tras la intervención. Como el proceso consiste en la realización de pequeños cortes, tendrás que llevar a cabo los cuidados y la desinfección necesaria para que cicatricen correctamente y no se infecten. En resumen, las precauciones y cuidados que debes tener con las cejas en las semanas posteriores al tratamiento son:

  • No tener una exposición directa al sol, es decir, evitar la playa y la piscina
  • No tocar la zona para evitar levantar las costras, es decir, nada de rascar las cejas
  • Mantener una buena higiene y lavar la zona entre dos o tres veces al día y echar la crema recomendada por el especialista
  • Evitar, en la medida de lo posible, la sudoración excesiva en los primeros días

Debes tener en cuenta que tras realizarte la intervención, vas a ver que tus cejas tienen un tono más oscuro que antes. Pero es temporal, poco a poco, en torno a las dos o tres semanas, el pigmento se asentará y seguirás teniendo el mismo tono que antes. Y que al cabo del primer mes o dos meses, es recomendable una visita a la clínica para revisar cómo han quedado y hacer los retoques necesarios.

Si quieres leer más noticias como Qué es el microblanding de cejas y cuáles son las diferencias con la micropigmentación, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >