Qué hacer si se te rompe un trozo de diente o de muela

Qué hacer si se te rompe un trozo de diente o de muela
NOTICIA de Jessica Pascual
25.06.2021 - 08:02h    Actualizado 25.06.2021 - 08:02h

¿Te has dado un golpe y se te ha roto un trozo un diente? ¿O tu hijo se ha caído en la calle y tiene medio diente partido? En cualquier caso, dos cosas: no pierdas el trozo de diente y actúa con rapidez. Si pones en práctica estos dos consejos, el dentista podrá reimplantar el diente original.

Aunque si no sabes dónde ha podido ir a parar el trozo de diente, no te preocupes. Existen otras alternativas para reconstruirlo y que no se note la diferencia. En esta guía te explicamos qué tienes que hacer si se te rompe un trozo de diente o de muela, cómo actuar y los tratamientos para arreglar un diente roto.

Causas y tipos de roturas

Aunque el esmalte de los dientes es bastante fuerte y resistente, la rotura dental es una de las urgencias de odontología más frecuentes tanto en niños como en adultos. Las causas más comunes por las que se rompen los dientes definitivos (no los de leche) son recibir un golpe, tener una caída o sufrir un accidente. Aunque no son las únicas:

  • También pueden romperse, sobre todo las muelas, si comes un alimento duro como frutos secos o marisco.
  • Otra de las causas que pueden provocar una fractura es morder cosas que no debes. Si por ejemplo sueles cortar el hilo o el celo con los dientes o los usas como abridor de botellas, tienes muchas probabilidades de debilitar el esmalte y de romperlos.
  • Los dientes también pueden debilitarse por las caries. Se vuelven más frágiles y pueden romperse muy fácilmente.
  • Por último, también son motivo de la rotura dental los esmaltes o rellenos de los dientes. Si los llevas desde hace mucho tiempo, puede que ya no te funcionen, la dentadura no los soporte más y se te rompa algún trozo.

Todas estas causas pueden provocar la rotura de una muela o de cualquier otro diente. Pero tenemos que distinguir entre los diferentes tipos de rotura para saber cuál es el tratamiento más adecuado a seguir en cada caso:

  1. Fractura leve o diente astillado. En este caso el diente no se rompe ni se parte, sino que se fisura por la parte interna. Es un daño que deja grietas y rugosidades en el esmalte. Si se te astilla un diente, notarás una mayor sensibilidad a la hora de comer y beber. Es importante que aunque no veas daños aparentes, acudas al dentista porque aunque no esté roto, se ha debilitado. Y si no pones remedio pronto, puedes acabar teniendo un problema mayor.
  2. Fractura moderada o rotura parcial. En estos casos se parte un trozo de diente, pero no alcanza la raíz. Es más dolorosa que la anterior porque el nervio está más expuesto y, por tanto, aumenta la sensibilidad de ese diente.
  3. Fractura severa o rotura total (avulsión). Es la más dolorosa. El diente se parte en dos (la mitad que está dentro de la encía se mantiene y se cae la mitad exterior visible) y tanto la encía como el nervio quedan al descubierto.

Qué hacer si se rompe un diente

Tanto si se te ha partido un trozo como si se te ha caído el diente por completo, la clave es actuar con calma, pero con rapidez.

  • Es importante mantener la calma porque estas fracturas dentales suelen ser muy escandalosas. Sangran mucho y verte en esa situación puede activar todas tus alarmas. Pero no te preocupes. No es tan grave como parece.
  • Por otra parte, la rapidez es clave cuando se rompe un diente porque el tiempo juega en nuestra contra. Cuanto antes actúes más probabilidades tienes de que puedan reimplantarte tu diente y no una prótesis. Además, los dientes más expuestos a las fracturas son los delanteros. A nivel estético, que se rompa un diente y dejar una ventanilla en la parte frontal de la sonrisa es algo que resulta bastante embarazoso. Así que teniendo en cuenta estos dos motivos, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy y ve al dentista de inmediato.

La campaña ‘Mantén la calma y ¡salva tu diente!’ del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) junto con la Asociación Española de Endodoncia (AEDE) insiste en la importancia conservar un diente y acudir al dentista cuanto antes para arreglarlo y reimplantarlo.

  • Si conservas el trozo de diente roto y se trata de una fractura parcial, los especialistas recomiendan que pidas cita al dentista en las primeras 24 horas desde que se ha producido la rotura para que puedan reimplantarte el diente original.
  • En casos más graves, si se te ha caído entero, pero lo conservas, tienes que guardarlo en un lugar húmedo, en un vaso de suero o leche. También puedes intentar recolocarlo en su sitio y, si no puedes, guardarlo entre la muela y la mejilla.

Mantén la calma y salva tu diente

Reimplantar un diente propio es mucho mejor que una prótesis artificial puesto que en el primer caso no es necesario el uso de tornillos ni buscar un modelo de diente que se parezca o asemeje a los demás.

Recomendaciones básicas

Además de actuar con rapidez, si se te parte un diente o una muela, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Busca el o los trozos del diente y mételos debajo del grifo. No los frotes, ni los enjabones. Sólo deja que caiga un chorro de agua encima para que se limpie. La forma de coger un trozo de diente que se ha roto es siempre por la parte inferior, nunca por la zona superior puesto que es donde se encuentra la raíz.
  • Después, lávate la boca y enjuágate para evitar infecciones
  • Si la rotura ha sido a causa de un fuerte traumatismo, ponte hielo o una compresa fría para calmar la inflamación
  • Por supuesto, no te toques
  • Si no paras de sangrar, intenta controlar la hemorragia colocando una gasa en la zona

Cómo se arreglan los dientes rotos

Existen diferentes técnicas y tratamientos en función de la gravedad de la fractura del diente:

Arreglar un diente astillado es un proceso rápido y sencillo. En estos casos el dentista procede a limar el diente para evitar que queden rugosidades o irregularidades en el esmalte. Si la grieta es más profunda, puede rellenarla en vez de limar el diente. Este relleno suele hacerse con composite.

Diente partido. Hay dos formas de arreglar un diente partido, a través del reimplante del diente original o mediante la reconstrucción con composite.

  • Si conservas el trozo de diente original y acudes al dentista cuanto antes, es posible que pueda reimplantarte tu diente original.
  • Si no encuentras el trozo o el dentista no puede reimplantarlo porque la raíz ya no se agarra, puede reconstruir el diente con composite. Las reconstrucciones de dientes partidos con composite pueden hacerse siempre que la rotura no supere un tercio del tamaño del diente. Si es mayor, tienen que ponerte una corona o una funda.

Si has sufrido una avulsión, es decir, has perdido toda la parte visible del diente, es necesario una endodoncia previa para tratar la zona de la encía. Si la raíz se ha roto, el dentista tiene que extraer la pieza entera y poner un implante.

Como alternativa, también puedes pedir a tu dentista que te ponga carillas dentales para tapar el diente roto en vez de arreglarlo.

Cuánto cuesta arreglar un diente

El precio para arreglar un diente roto depende directamente de la clínica y de la gravedad de la fractura. Las reconstrucciones con composite suelen ser los tratamientos más económicos y su precio es de unos 60 o 70 euros por diente. Aunque el coste dependerá del tamaño de la fractura y de la cantidad de material de relleno que tengan que utilizar.

En el caso de las coronas dentales o de los implantes, esta cantidad se dispara y supera los 500 euros por diente. A esta cantidad hay que sumarle el de una endodoncia, que suele ser de entre 150 y 200 euros.

Si quieres leer más noticias como Qué hacer si se te rompe un trozo de diente o de muela, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >