Qué hacer si ves una salamanquesa en casa y cuáles son las diferencias con la salamandra

Qué hacer si ves una salamanquesa en casa y cuáles son las diferencias con la salamandra
NOTICIA de Jessica Pascual
27.08.2022 - 08:05h    Actualizado 20.09.2022 - 12:56h

¿Salamandra o salamanquesa? Aunque tengan nombres parecidos, son animales completamente diferentes que viven en espacios totalmente contrarios, puesto que la salamandra es de agua y la salamanquesa, puede decirse que de ciudad. Por tanto, lo más probable es que si has visto a un pequeño reptil trepando por las paredes de la fachada o del interior de casa, es que sea una salamanquesa. En esta guía puedes consultar las principales diferencias entre ambos animales y cómo actuar en caso de ver algún ejemplar en casa.

Características y aspecto de la salamanquesa

Las salamanquesas son reptiles que se dejan ver en los meses de verano, con el aumento de las temperaturas. Les encanta vivir en pequeñas grietas y recovecos, escondidas entre las piedras del jardín o en las hendiduras de las paredes. Motivo por el que es habitual verlas trepar y corretear por las fachadas y techos de las viviendas, tanto del exterior, como en el interior. Por estas costumbres puede decirse que la salamanquesa es un animal de ciudad, aunque también les encanta vivir en las riberas de los ríos.

Este reptil, de tonos marrón tierra, pardos y verde apagado, puede convertirse en un gran aliado del hogar porque ayuda a controlar la presencia de los insectos, puesto que son su comida favorita. Uno de sus rasgos distintivos es que tiene la piel puntiaguda, llena de protuberancias. Además, otros datos curiosos son que tiene capacidad para regenerar la cola y cuentan con un total de cinco dedos en las extremidades. En la siguiente imagen puedes ver un ejemplar de este reptil, cuyos tonos y colores varían en función del momento del día, del año y de la zona en la que viva.

Salamanquesa

Cómo diferenciar una salamandra de una salamanquesa

Aunque pueden confundirse porque sus nombres son parecidos, cada uno de estos reptiles tiene una serie de características que las diferencia claramente. En concreto, algunas de las principales características que las diferencian son:

  • La salamandra es un anfibio de color negro con manchas moteadas de colores claros que contrastan, como el tono anaranjado o el amarillo. Mientras que la salamanquesa es de colores marrón tierra, pardos o tonos verde apagado. Y no tienen manchas ni contrastes de color.
  • Las salamandras son más grandes que las salamanquesas. Las primeras pueden llegar a medir en torno a 30 centímetros, mientras que las salamanquesas se quedan en los 18 centímetros de tamaño.
  • Otro aspecto que las diferencia es su hábitat. Mientras que las salamanquesas viven en entornos secos, de hecho, es habitual verlas corretear al regar el jardín para huir del agua, las salamandras son animales acuáticos. Lo que, en definitiva, las clasifica en dos especies diferentes porque la salamanquesa es un reptil y la salamandra un anfibio.

En la siguiente imagen puedes ver un ejemplar de salamandra:

Salamandra

Cómo actuar si ves una salamanquesa en casa

Pueden generar sorpresa, asombro, fascinación o incluso algo de repelús al verlas. Las salamanquesas son reptiles que se mueven tremendamente rápido y son muy asustadizas, huyen cuando hay ruidos próximos a ellas o cuando alguien se acerca. Por ello, poco puede hacerse si las ves en casa, porque en cuanto detecten tu presencia, van a huir despavoridas a refugiarse en algún escondite.

De hecho, las salamanquesas cumplen una función esencial en las viviendas. Aunque a priori, puede que te asuste verlas en el interior de casa, lo único que hacen es comerse los insectos y otros bichos que pueda encontrar. Mosquitos, moscas y arañas. Las salamanquesas contribuyen a controlar las plagas de insectos del hogar sin pedir nada a cambio más que un espacio en las paredes de la casa. Si no quieres que esté en el interior, puedes intentar orientarla hacia una ventana o puerta para que se vaya al exterior. Cogerla puede ser una tarea complicada, pero si le marcas la dirección, puedes invitarla a salir.

Ante todo, hay que tener en cuenta que no son animales peligrosos ni venenosos, a pesar de lo que dicen algunas leyendas y rumores populares. Son animales inofensivos que no tienen ningún interés en acercarse a los humanos, solo quieren pegarse su festín de insectos cuando llega el momento.

Especies de salamanquesas en España

En España hay dos especies de salamanquesas principalmente, la común y la rosada o costera.

La salamanquesa común es la más habitual, se caracteriza por tener tonos pardos, marrones y verdes. Puede alcanzar un tamaño de unos 18 centímetros aproximadamente. Mientras que la salamanquesa rosada es más pequeña que la común y, como su nombre indica, su rasgo distintivo es que es un animal muy llamativo porque su cuerpo es de tonos rosas y blanquecino.

Si quieres leer más noticias como Qué hacer si ves una salamanquesa en casa y cuáles son las diferencias con la salamandra, te recomendamos que entres en la categoría de Sociedad.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >