Renovación del contrato de alquiler, plazos y procedimiento

Renovación del contrato de alquiler, plazos y procedimiento
NOTICIA de Jessica Pascual
07.09.2022 - 11:01h    Actualizado 09.09.2022 - 10:45h

Se acerca la fecha que pone fin al contrato de alquiler, pero te gustaría continuar en el piso. ¿Qué hacer? ¿Se puede renovar el alquiler de forma ilimitada? Todas las personas que viven de alquiler pueden permanecer en las viviendas de forma temporal o por un periodo de larga duración, según las necesidades y en función a la duración del contrato de alquiler acordada previamente. Pero siempre bajo los plazos marcados en la normativa de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y según lo reflejado en el contrato firmado por las partes. De hecho, la posibilidad de renovación del alquiler es una de las cláusulas del contrato que hay que revisar para evitar problemas antes de firmar el documento.

Si quieres saber cuáles son los plazos para hacer la renovación del contrato de alquiler y todos los aspectos a tener en cuenta, en esta guía puedes consulta cuál es la normativa en 2022 para hacer la renovación del contrato de alquiler y cómo es el procedimiento.

Cuándo se firmó el contrato de alquiler

La fecha en la que se produjo la firma del contrato de alquiler es clave para determinar las formas y periodos de renovación. Así, debido a las actualizaciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos, hay que distinguir entre los contratos firmados después de marzo de 2019 y aquellos firmados entre los años 2013 y 2019.

Contratos con fecha posterior a marzo de 2019

La Ley de Arrendamientos Urbanos señala que los alquileres firmados con posterioridad a esta fecha tienen una duración máxima de 7 años, siempre que la vivienda sea propiedad de una empresa. Mientras que si el dueño es un particular, la duración del alquiler es de 5 años.

Durante este tiempo, la renovación se realiza de manera automática cada año sin tener que realizar ninguna gestión ni comunicación específica.

En el caso de que contrato de alquiler se firme por un periodo de un año, por ejemplo, este se prorroga de manera anual hasta que se cumplan los 5 o 7 años marcados en la ley, siempre que ambas partes estén de acuerdo en hacerlo. Transcurrido este periodo de 5 o 7 años, se realiza de forma anual la renovación del contrato del alquiler, que puede extenderse por otros tres años más.

Lo que, en total, suma 8 años de contrato. Y, a partir de esta prórroga, el contrato de alquiler entra en lo que se denomina táctica de reconducción, momento en el que se elabora un nuevo contrato de alquiler para continuar con la relación contractual. Es decir, que una vez que transcurren los primeros cinco años del contrato y se establece una prórroga por otros tres, tras ocho años de contrato, aparece una nueva figura en el proceso, la táctica reconducción.

Alcanzada esta fecha, es necesario realizar un nuevo contrato. En este nuevo documento se mantienen las mismas condiciones, pero con la diferencia de que la normativa que pasa a regular esta relación contractual no es la LAU, sino el Código Civil. A partir de esta fecha, lo habitual es que el contrato se firme de manera anual, aunque puede firmarse por meses, y pueda renovarse de manera indefinida si ninguna de las partes se muestra disconforme.

En el caso de que alguna de las partes decida poner fin al contrato de alquiler antes de la fecha marcada en el contrato, habrá que acudir a las cláusulas y ver las posibilidades para finalizarlo, así como el método para hacerlo.

Contratos firmados entre 2013 y 2019

Todas estas fechas cambian si la firma de contrato se produjo entre el año 2013 y el 2019, porque durante este periodo, la anterior Ley de Arrendamientos Urbanos señalaba que los contratos de alquiler tenían una duración de 3 años. En lugar de los 5 o 7 que establece ahora.

Renovación del contrato de alquiler después de 3 años: Transcurrido este tiempo, la renovación del contrato de alquiler se realiza de manera anual.

Cómo solicitar la renovación del contrato de alquiler

La normativa señala que si ninguna de las partes se pronuncia sobre la negativa a continuar con el contrato, se entiende que se acepta la prórroga y se produce a la renovación. Sin embargo, siempre es recomendable negociar y organizar una reunión entre propietario e inquilino. Así, es posible expresar la intención de querer continuar con el alquiler e incluso, intentar negociar para conseguir mejorar las condiciones del alquiler.

¿Hay un modelo de renovación del contrato?

Si lo que te preguntas es si hay que hacer una comunicación expresa o presentar un modelo de renovación de contrato de alquiler específico, la respuesta es que no hay que hacerlo. Se trata de un procedimiento automático. Lo que sí que hay que comunicar es la decisión de no continuar con el alquiler.

¿Y si alguna de las partes no quiere renovar el contrato de alquiler?

En el caso de que alguna de las partes no quiera renovar el contrato, deben comunicarlo en los plazos marcados por ley. En el caso del propietario, debe comunicar, al menos, con cuatro meses de antelación al inquilino, la no renovación. Por otra parte, si es el inquilino el que no quiere continuar en el piso, debe notificarlo con, al menos, dos meses de antelación.

Actualización y renovación del IPC

Durante la vigencia del contrato de alquiler, el propietario no puede aplicar una subida de precio, a no ser que el pago de la renta esté sujeto a las revisiones del IPC según las cláusulas del contrato.

Si quieres leer más noticias como Renovación del contrato de alquiler, plazos y procedimiento, te recomendamos que entres en la categoría de Alquileres.


WhatsApp Casacochecurro



Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >