11 trucos para elegir un cerrajero urgente y barato

11 trucos para elegir un cerrajero urgente y barato
NOTICIA de Jessica Pascual
30.08.2021 - 14:00h    Actualizado 16.09.2021 - 16:32h

¿Has salido de casa y te has dejado las llaves dentro? Si no tienes a ningún vecino o familiar cerca con una copia de las llaves de tu casa que pueda abrirte, vas a tener que recurrir a los servicios de un cerrajero. Y como, por norma general, no suelen ser precisamente baratos, en esta guía te dejamos algunos consejos que debes tener en cuenta antes de contratar los servicios de una empresa de cerrajería para no pagar más de lo estrictamente necesario. Descubre cuáles son los 11 mejores trucos para elegir un cerrajero urgente y barato.

El precio no lo es todo

Lo primero que debes tener en cuenta es que el precio no lo es todo a la hora de elegir a un cerrajero. Buscar el precio más barato puede salirte muy caro si la empresa no es capaz de prestar un servicio de calidad. Por ello, aunque en esta guía te damos las claves para elegir un cerrajero barato, hay que valorar otros aspectos antes de decidirte por una compañía, como por ejemplo la trayectoria de la empresa, la calidad de su trabajo y las opiniones de clientes anteriores, entre otros.

Trucos para elegir a un cerrajero barato y de calidad

A continuación te explicamos 11 trucos que puedes poner en práctica tanto si se te ha roto la cerradura de la puerta como si te has quedado en la calle, para que llamar a un cerrajero no te suponga un gasto más elevado de lo normal.

1. Pregunta a conocidos y familiares

Verse en la calle sin llaves o con la cerradura rota es una situación que genera estrés y nerviosismo. Y aunque pueda parecer difícil, lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es mantener la calma.

Lo primero que debes hacer es preguntarte si algún conocido tuyo ha tenido que llamar a un cerrajero y cómo fue su experiencia. Si sabes de alguien que ya ha pasado por este mal trago y los servicios que contrató le parecieron buenos, de calidad y baratos, ya tienes la solución.

Por el contrario, si no conoces a nadie a quién le haya ocurrido, puedes preguntar a tus vecinos. Tanto si vives en un chalet independiente como en un piso, puedes preguntar a las personas con las que tengas más confianza por si saben de alguna empresa económica y de calidad. Y si nadie puede ayudarte, es momento de empezar a buscar empresas por tu cuenta.

2. Busca empresas con opiniones positivas en Internet

Si escribes ‘cerrajero (localidad)’ en Internet, van a aparecerte un montón de empresas, pero ¿cuál elegir? Para empezar, debes asegurarte de que la empresa que vas a contratar está certificada para realizar este trabajo y que sus empleados están formados y son profesionales del sector. Para saberlo, puedes consultar la trayectoria de la empresa, buscar algún sello de calidad en su página web o algún galardón que evidencie la calidad de su trabajo.

Además, en Internet puedes encontrar un montón de reseñas y opiniones de clientes que ya han contratado los servicios de las diferentes empresas. Dedícale unos minutos y lee por encima lo que dicen los clientes de esa cerrajería. Puede darte una idea sobre si merece la pena contratarla o no.

3. Pide presupuesto y compara precios

Aunque sea de un vistazo rápido, lo mejor es que compares precios entre diferentes empresas. No es necesario hacer un análisis detallado, basta con llamar a 3 o 4 empresas y pedir presupuesto para que te informen de los servicios que ofrecen y lo que cobran por ellos. No tengas miedo en llamar libremente a todas las empresas que quieras, puesto que no pueden cobrarte nada por darte un presupuesto.

4. Empresas cerca de tu vivienda

Elige las empresas más cercanas a ti. Cuánto menos desplazamiento tenga que hacer el cerrajero para llegar hasta tu casa, más barato va a salirte el servicio. Por ello lo mejor es que optes por empresas locales, que se encuentren a pocos kilómetros a la redonda de tu casa. Además de por el ahorro, cuanto más cerca esté la empresa, más rápido será el servicio y, por tanto, podrá ofrecerte una solución con mayor urgencia.

5. Cierra el precio antes de contratar nada

Deja cerrados todos los detalles antes de contratar el servicio. Acuerda con la empresa qué cubre el precio que te ha dado por teléfono: materiales, mano de obra, desplazamiento, etcétera. Es fundamental dejar todo claro para que después el cerrajero no te de un precio más elevado por ponerte una pieza distinta o por haber tardado algunos minutos más de lo que cubre el servicio.

Y, sobre todo, no contrates los servicios de empresas que no te dan un precio cerrado por teléfono alegando que tienen que ver primero la puerta. De esta forma, si el cerrajero no te dice el precio hasta que termine de trabajar, tendrás que acabar pagándole lo que te pida. Aunque si te encuentras en esta situación y la factura te parece desmesurada, no la firmes, puesto que de esta forma podrás reclamarla después.

6. Pregunta por la garantía

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta para elegir a una empresa profesional y de calidad es la garantía que te ofrezca en el trabajo que realice. Es importante que te de un periodo mínimo de garantía por si la mano de obra que te ha realizado falla o se estropea. Y si no lo hace, mejor sigue buscando otras empresas.

7. Profesionales y referentes en el sector

A pesar de que su mayor trabajo es abrir puertas por haber perdido las llaves, los cerrajeros están capacitados para ofrecer otros servicios relacionados con los sistemas de cerrajería. A mayor catálogo de servicios de una empresa (relacionados con la cerrajería), más experiencia tendrán en el sector. Lo que, en definitiva, supone una seña de calidad.

8. Servicio 24 horas

Si te has quedado en la calle, da igual la hora que sea. Necesitas que te abran la puerta y rápido. Éste es otro de los motivos por los que recurrir a una empresa de calidad va a facilitarte las cosas. Porque cuentan con los medios necesarios para trabajar rápido y atender y solucionar todas las urgencias en poco tiempo. Las empresas con servicios de emergencia 24 horas son un plus añadido de calidad. Los despistes no entienden de horarios y, puede que te quedes en la calle a las 3 de la tarde o a las 2 de la madrugada.

Además de ofrecer servicio de forma ininterrumpida durante el día, es importante que la empresa ofrezca el servicio también los 365 días del año, sin importar que sea festivo o día laborable. Es una faena, pero también te puedes quedar en la calle el día de Navidad. Y las empresas de calidad lo saben, por ello, ofrecen el servicio de forma ininterrumpida.

9. No intentes arreglarlo tú si no sabes

En el precio final del cerrajero influyen varios factores, entre ellos, la mano de obra y los materiales. Por este motivo, si te quedas en la calle, lo mejor que puedes hacer es no tocar ni forzar la puerta para intentar entrar. Si dañas la cerradura por forzarla, el precio del servicio se encarecerá bastante. Así que si lo que quieres es un cerrajero barato, llama y no toques nada de la puerta. El cerrajero podrá abrirla en cuestión de minutos con las herramientas adecuadas y sin dañar la puerta.

10. Pregunta por las tarifas

Algunas empresas ofrecen diferentes tarifas en función del día que presten los servicios, si es laborable o festivo, y en función de la hora. Cuando llames para pedir precio, pregunta si cobran plus por nocturnidad si te ha pasado de noche y, en caso de cobrar más, optar por otra empresa que no aplique estas tarifas. Y si es un día festivo, lo mismo. Intenta contratar a una empresa que no te cobre de más por ser fiesta.

11. Las gangas salen caras

Desconfía de las gangas de personal no cualificado. Sabemos que son muy tentadoras porque suelen ser más baratas que contratar los servicios de una empresa profesional, pero los servicios que puede ofrecerte el amigo de un conocido o tu cuñado no se parecen en nada a las de un cerrajero. Para empezar, no puedes asegurarte de que vaya a realizarte un trabajo de calidad y, además, en caso de que tengas problemas después, no podrás pedirle cuentas a nadie.

¿El cerrajero lo cubre el seguro?

Depende. Hay algunas pólizas de seguro que cubren la rotura de la cerradura de la puerta. Es decir, que si por el motivo que sea, se te rompe el bombín de la puerta, puedes consultarlo con tu aseguradora y ahorrarte los gastos. Otra cosa distinta es que pierdas o se te olviden las llaves y cierres la puerta. En estos casos, si te has quedado en la calle y tienes las llaves dentro, es decir, si no puedes entrar a tu casa, el seguro sí te lo cubre. Pero si te has quedado encerrado dentro de casa y no tienes llaves, las pólizas no lo cubren.

Cuánto cuesta un cerrajero

El precio de los servicios de un cerrajero depende de muchos factores, como por ejemplo:

  • Tipo de puerta
  • Avería que tenga que solucionar
  • Materiales que tenga que emplear
  • Mano de obra
  • Tiempo
  • Desplazamiento a la vivienda
  • Horario

Un cerrajero puede cobrarte alrededor de 50 euros por la mano de obra y entre 100 y 200 por abrirte una puerta. A estas cantidades hay que sumarle el coste del desplazamiento y de los materiales, que dependen de cada caso. Y también de si va a atenderte en horario de urgencia o en día laborable, de día o de noche.

Por ello, si tenemos en cuenta los distintos factores, abrir una puerta puede salir muy caro, por unos 300 o 400 euros a cambio de un servicio de apenas 10 minutos. Precio que puedes rebajar de forma notable si pones en práctica los consejos que te hemos detallado en este artículo.

Un consejo final, intenta dejar siempre una copia de llaves a algún vecino con el que tengas mucha confianza o a algún familiar que viva cerca de ti, para evitarte estos disgustos.

Cómo evitar caer en una estafa de un cerrajero

Para evitar contratar los servicios de supuesto profesional cerrajero que acabe estafándote, tienes que prestar atención a dos principales indicadores que son síntoma de que la empresa no es de fiar y optar por los servicios de otras compañías:

  • Si la empresa no ofrece al cliente un precio cerrado antes de acudir a la vivienda es una señal que debe alertarte de que no estás hablando con un profesional de confianza.

Si un cerrajero no te da un presupuesto cerrado, corres el riesgo de que quiera cobrarte un precio abusivo por apenas unos minutos de trabajo. Y la única forma de evitar este tipo de estafas es acordando un precio antes de contratar los servicios del cerrajero.

Y si el trabajador alega que no puede darte precio por no saber cómo es la puerta, los materiales que tiene que tratar o las piezas, proponle enviarle fotografías o vídeos para que pueda darte un precio. Los estafadores suelen aprovecharse del nerviosismo de las personas que se ven en este tipo de situaciones y que necesitan sus servicios de forma urgente. Por ello, tal y como hemos detallado en la primera parte de este artículo, es fundamental mantener la calma comparar presupuestos y empresas antes de decidirte por una.

La gravedad de este asunto es que si no se toman las medidas necesarias y te conviertes en una víctima de estos estafadores, puedes llegar a ver facturas de hasta 1.000 euros por abrir una cerradura.

  • Y otra de las pistas que deben indicarte que la empresa no es de fiar es que te pregunten si quieres o no factura.

Ten en cuenta que si no tienes un documento de recibo, no podrás reclamar ningún incidente a la empresa porque no tendrás registro de sus servicios. En definitiva, ahorrarte ese porcentaje de dinero que pueden ofrecerte, no merece la pena.

Si quieres leer más noticias como 11 trucos para elegir un cerrajero urgente y barato, te recomendamos que entres en la categoría de Hogar y Consumidores.


WhatsApp Casacochecurro



MÁS NOTICIAS INTERESANTES

Compartir
WhatsApp
SIGUIENTE >