Ventajas del teletrabajo para empleados y empresas


Ventajas del teletrabajo para empleados y empresas

Trabajar desde casa es una opción cada vez más interesante para los profesionales de múltiples sectores, ya que, entre otras ventajas permite conciliar mejor la vida familiar y laboral. Pero no es el único motivo, y es que el trabajo desde casa o teletrabajo permite disponer de más tiempo, por ejemplo, para seguir formándose y mejorando su aprendizaje.

Ventajas teletrabajo

El teletrabajo tiene sus ventajas tanto para empleados como para las propias empresas. Una de las más valoradas es que ayuda a conciliar las responsabilidades profesionales y familiares, como por ejemplo, el cuidado y atención de los hijos. Trabajando desde casa es posible organizar su propia agenda y horario, lo importante es que el trabajo se presente en tiempo y forma y no redunde en un menor rendimiento.

La modalidad del teletrabajo es más propia de las empresas que operan en el sector de la comunicación, ya que la gran mayoría de las tareas no requieren de la presencia física en un determinado lugar, sino que pueden realizarse sin problemas desde el hogar. Son los teletrabajadores. Su casa es su oficina, lo cual no impide que puedan participar en la agenda de la empresa del día a día, como las reuniones virtuales o la toma de decisiones en tiempo real.

Ventajas para la empresa

Tal y como hemos señalado, el teletrabajo también reporta sus ventajas para la empresa. Así, por ejemplo, supone un ahorro de costes, al tiempo que reduce el riesgo de accidentes laborales y permite ahorrar en espacio físico. Está constatado que el teletrabajo también reduce las ausencias o bajas laborales.

Tal y como apunta el portal Trabajando .com, podríamos resumir en 5 las ventajas que ofrece trabajar desde casa:

  • 1. Mejorar la conciliación laboral y familiar al disponer de una mayor libertad de horarios.
  • 2.

    Aprovechar mejor el tiempo al no tener, por ejemplo, que desplazarse o levantarse una hora antes para llegar al lugar de trabajo.

  • 3. Ahorro en gastos: gasolina o comer en restaurantes fuera de casa.
  • 4. Mejorar la gestión del tiempo. Eres tú quien se organiza tu agenda para cumplir con los objetivos laborales.
  • 5. Olvidarse de qué ponerse cada día, ya que al trabajar desde casa puedes hacerlo con ropa más cómoda.

Lógicamente, aunque el teletrabajo tiene sus ventajas, no hay que olvidar una serie de factores para evitar una disminución del rendimiento del trabajador. Así, trabajar desde casa obliga a ser responsable, ordenado y disciplinado. Hay que demostrar que se pueden asumir y cumplir los mismos objetivos trabajando en la empresa y en casa.

Yo teletrabajo y soy hombre, casado y con estudios superiores

El perfil del teletrabajador español es el de un hombre casado y con estudios superiores. El teletrabajo cuenta con algunas ventajas para las empresas, como no perder a trabajadores valiosos, aunque también puede serlo para reducir costes. El caso es que lo más positivo para los teletrabajadores es la posibilidad de conciliar su vida laboral y familiar y lo más negativo el aislamiento.

Cada vez más, se puede trabajar desde casa, haciendo lo que se hace en la oficina, por el mismo salario y con la disponibilidad de contar con horarios flexibles y recursos propios que admiten la doble vida para el empleado: trabajar, cuidar de los hijos y ocuparse de la casa.

En este sentido, las empresas de colaboración remota como Arkadin, que promueven el uso de servicios de conferencias audio, vídeo y web ocupan un lugar primordial en este sistema que, con el paso de los años y los avances tecnológicos, se acabará convirtiendo en el referente laboral del futuro. Es fácil imaginar cómo este tipo de empresas y de servicios facilitan la rapidez en las comunicaciones entre el empleado que se encuentra en sus casa y los responsables que suelen estar en las oficinas centrales.

El teletrabajo en España

El perfil sociológico del teletrabajador es el de un hombre (54 %) casado (80 %) y que su mayoría tienen un nivel de estudios superior a la media. La mayoría de los teletrabajadores consideran la posibilidad de conciliar su vida familiar y laboral como lo más positivo y el aislamiento como lo más negativo de su forma de trabajo.

Los motivos por los que una empresa comienza a plantearse la posibilidad de que sus trabajadores realicen sus funciones desde casa van desde el deseo de no perder a sus empleados más eficientes, la intención de contratar a los trabajadores más válidos de la competencia, ahorrar en el alquiler de oficinas, permitir a sus empleados compatibilizar la vida laboral y la familiar, motivos ecológicos y finalmente mejorar la productividad.

En España todavía representa sólo el 8% de los empleados, frente al 15% de Estados Unidos o el 17% de países nórdicos como Finlandia. Puede que la razón principal a este retraso español sea que todavía se está dando el salto de una economía industrial a una del conocimiento, y que por eso los empresarios españoles aún no se han dado cuenta de que la economía es global, y de que la competencia tiene por tanto que afrontarse mediante la innovación.

Por otro lado y según señala Margarita Mayo, profesora de liderazgo y comportamiento organizacional del IE Business School: “En países como Suecia hay directivos que, a las tres o cuatro de la tarde, han terminado su trabajo y se van a casa sin que nadie ponga en duda su capacidad ni su fidelidad a la empresa. En España, en cambio, de una persona que salga a las cuatro se piensa que no es eficiente y que no se preocupa lo suficiente por su compañía.

En pocas palabras, y como expresa el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, Ignacio Buqueras y Bach: «Lamentablemente, aún está muy arraigada la cultura del presentismo, que hay que erradicar. Es tercermundista”.

El teletrabajo comenzó en Estados Unidos en 1994 con un ensayo de la empresa AT&T en el que participaron más de 30.000 contratados. Es una modalidad que se expande a medida que las nuevas tecnologías lo permiten y la necesidad de las empresas por reducir sus costos de mantenimiento de instalaciones y funcionales crece.

La OIT defiende los beneficios del teletrabajo

Las nuevas tecnologías facilitan el teletrabajo y aumentan su eficacia pero existe una resistencia hacia esta idea que proviene de sectores, cuanto menos, inesperados. Se trata de la propia directora ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, que recientemente decidió prohibir el trabajo desde el hogar a sus empleados.

Según un comunicado interno confidencial que se filtró a la prensa, Mayer expresó que la comunicación rápida y la colaboración de calidad con frecuencia son sacrificadas cuando el personal trabaja a distancia, incluso desde casa. Las mejores decisiones, declaró, con frecuencia son tomadas durante reuniones informales en el lugar de trabajo. Por su parte, el investigador principal de la Organización Internacional del Trabajo, Jon Messenger, afirma que hay argumentos convincentes de sobra para apostar por el trabajo desde casa.

Las críticas a Meyer pronto aparecieron ante la aparente contradicción de una empresa tecnológica que cree que las personas deben estar físicamente presentes para comunicar, sobre todo cuando la tecnología del siglo XXI permite que muchos trabajadores puedan conciliar de manera eficaz el equilibrio entre la vida personal y la vida profesional al trabajar a distancia. La idea de que es necesaria la presencia de los empleados en un lugar físico para poder colaborar eficazmente está arraigada en la «vieja escuela» de la gerencia, que en parte se basa en la convicción de que no se puede confiar en el trabajo realizado desde casa.

Sin embargo, existe una gran cantidad de evidencia que demuestra que los teletrabajadores tienden a ser más productivos y a trabajar más horas que sus homólogos que trabajan en la oficina. Algunas grandes empresas, como Best Buy, British Telecom y Dow Chemical, afirman que los teletrabajadores son entre 35 y 45% más productivos.

El argumento económico
Si bien es posible que no sea conveniente para todas las personas u organizaciones, existe un argumento comercial convincente a favor del teletrabajo, que es beneficioso tanto al empleador como al trabajador.

En primer lugar, incrementa la satisfacción personal del empleado: libres del trajín diario de tener que recorrer largas distancias, los trabajadores pueden encontrar más fácilmente un equilibrio entre la vida privada y el trabajo, y el tiempo que habrían perdido bloqueados en el tráfico puede ser dedicado a trabajar para la empresa.

Los estudios demuestran que el teletrabajo reduce la rotación del personal, lo cual se traduce en el ahorro de miles de dólares en costos de formación y contratación de los nuevos empleados.

Además reduce considerablemente el absentismo, en un promedio de 63% de acuerdo con una síntesis de las investigaciones sobre este tema. Una de las razones subyacentes puede ser que muchos empleados que toman una licencia por enfermedad, en realidad no están enfermos sino que se ausentan por motivos familiares, necesidades personales o a causa del estrés. La flexibilidad del horario ofrece la posibilidad a los teletrabajadores de encargarse de las obligaciones familiares, hacer las diligencias o programar sus citas sin perder un día completo de trabajo.

Ahorros energéticos
El teletrabajo permite además que los empleadores ahorren dinero en el consumo de energía, bienes inmuebles y costos de reubicación. También permite ahorrar el tiempo que se pierde en reuniones innecesarias o mal organizadas. Las teleconferencias suelen estar mejor planificadas y más concentradas en el tema.

Pero probablemente uno de los argumentos más fuertes a favor del teletrabajo puede ser expresado en una palabra: diversidad.

Las mujeres continúan siendo las principales proveedoras de cuidados y muchas no participan en la fuerza de trabajo a causa de sus responsabilidades familiares, con frecuencia porque no logran conciliar el tener que ir al lugar de trabajo y cuidar de sus hijos o de los familiares ancianos. El teletrabajo también ofrece posibilidades a las personas con discapacidad que tienen dificultades para llegar al lugar de trabajo. Algunos empleadores completamente virtuales contratan personal a distancia sin haberlo visto, reduciendo la eventual discriminación a causa de la raza, la religión u otros motivos.

Esto, en cambio, enriquece la reserva de talentos a la disposición de los empleadores.

Una cuestión de confianza
Si bien la tendencia es hacia la evolución del teletrabajo y la mayoría de los gerentes dicen que confían en sus empleados, una tercera parte declaró que prefieren ver a su personal, para estar seguros de que están trabajando. Esto pone de manifiesto la necesidad de un cambio en la cultura empresarial hacia un enfoque más moderno que considera que el personal es digno de confianza.

Los empleados que trabajan desde su casa además deben autogestionarse, disponer de un espacio de trabajo definido y entender que el teletrabajo no es un substituto del cuidado de los niños, aunque ayuda a los padres que trabajan a cumplir con sus responsabilidades familiares. Los horarios de trabajo deben ser programados en base a las necesidades de la familia. También es necesario disponer de políticas en materia de permisos flexibles y bien remunerados así como servicios sociales accesibles y de calidad tanto para las mujeres como para los hombres.

Pero con la cantidad de innovación tecnológica de que disponen las empresas – videoconferencias, mensajería instantánea, correo electrónico y hasta el tradicional teléfono – así como el contacto directo ocasional y los sistemas de evaluación basados en el rendimiento, el teletrabajo ofrece argumentos convincentes.

Indra pone en marcha su proyecto W@VO de teletrabajo

Indra, la multinacional de TI número 1 en España y una de las principales de Europa, ha puesto en marcha la oficina virtual con W@VO –Working At Virtual Office–. El programa de teletrabajo de la tecnológica se inicia en Barcelona y da continuidad al modelo de nuevas formas de trabajo del edificio Indra 22@. W@VO permite conciliar la vida personal, familiar y laboral de los profesionales que se integren en una iniciativa que flexibiliza los horarios y facilita la movilidad.

El programa W@VO se lleva a cabo después de la implantación de un grupo piloto de teletrabajo con el que se iniciaron las bases que hacen posible ahora la oficina virtual. La experiencia acumulada por Indra pone de manifiesto que, más de un 90% de los partícipes en el programa -tanto teletrabajadores como responsables- consideran que esta iniciativa ha aumentado su rendimiento, su motivación y su nivel de compromiso con la compañía. Además, esta medida complementa al programa Equilibra de Indra que, desde 2005, potencia la conciliación y la igualdad de los empleados en la multinacional.

Según las estimaciones de Indra, el perfil del trabajador de W@VO corresponde en un 60% a mujeres y en un 40% de hombres. El marco de aplicación del programa implica que las funciones y tareas a realizar por el empleado sean ejecutables a distancia y su disposición a trabajar por objetivos; además, el espacio elegido por el profesional debe cumplir las normas de prevención de riesgos laborales.

Entre los beneficios apuntados por Indra para aplicar este modelo se sitúa el aumento de la productividad, el ahorro de tiempo y dinero, el ajuste a los biorritmos del empleado, disminución del estrés laboral y un aumento de la autonomía en el desarrollo del trabajo. Por último, la política de movilidad fomentada por Indra en sus espacios facilitará el trabajo por objetivos y ayudará a consolidar las nuevas formas de trabajo que caracterizan al edificio Indra 22@.

Las nuevas formas de trabajo, eje central del edificio Indra 22@
La movilidad se ha convertido en el eje central de Indra 22@, permitiendo poner en marcha un nuevo modelo de formas de trabajo del que el empleado es el principal beneficiario. La digitalización de la información y la conectividad (desde cualquier lugar y en cualquier momento), sumadas a una política de mesas limpias que elimina el papel como soporte (en beneficio de la sostenibilidad), posibilita que los empleados no tengan espacios asignados, sólo salas de todos y de nadie adaptadas a las actividades de cada momento. La nueva infraestructura contribuye a conciliar la vida personal y laboral y ayuda a desarrollar toda la potencialidad del talento de sus equipos humanos.

Si quieres leer más noticias como Ventajas del teletrabajo para empleados y empresas, te recomendamos que entres en la categoría de Jefes y Directivos.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies