>
Compartir
WhatsApp

13 consejos para ahorrar combustible a la hora de conducir

consejos para ahorrar combustible a la hora de conducir
NOTICIA de Javi Navarro
14.03.2022 - 10:31h    Actualizado 18.01.2023 - 13:44h

¿Cada vez te da la sensación de que te dura menos el combustible con el que repostas tu coche? ¿Y encima no para de subir el precio? Pues a continuación te ofrecemos 13 consejos para una conducción ecológica, eficiente y, sobre todo, económica para ahorrar combustible en tu coche y dinero. Para intentar ahorrar, esperamos que sigas nuestras recomendaciones para que puedas hacer más kilómetros en coche pagando el mismo dinero.

13 cosas que se pueden hacer para ahorrar 750 euros al año con el coche

Una conducción eficiente -empleando una velocidad de circulación moderada y haciendo un uso racional del equipamiento del vehículo, entre otros aspectos- puede permitir un ahorro medio anual de hasta 500 euros en consumo de carburante. Además, una conducta preventiva y defensiva al volante hace posible reducir el número de accidentes en carretera, lo que repercutirá, a su vez, en la prima del seguro, con una posible bonificación de hasta 250 euros anuales. Asimismo, según datos del INE, cada hogar tiene una media de casi dos automóviles. Por lo que las familias españolas podrían reducir sus gastos hasta en 1.500 euros anuales, siguiendo recomendaciones tan sencillas deponer en práctica como apagar el motor en paradas prolongadas, respetar la distancia de seguridad o prestar atención al cuentarrevoluciones.

A continuación te presentamos una serie de consejos útiles para depurar malos hábitos al volante y conseguir recortar hasta 750 euros al año entre gastos de carburante y prima del seguro.

1. Arrancar el vehículo sin acelerar

Arranca sin pisar el acelerador. El mero hecho de poner el coche en funcionamiento ya consume energía, pero arrancar sin acelerar hará posible que el motor precise de un menor gasto de carburante, lo que permitirá prolongar las visitas a la estación de servicio para llenar el depósito. Evite acelerones innecesarios en la medida de lo posible. Sobre todo estando en parado.

2. Utilizar marchas largas

La forma más eficiente de conducir es hacerlo con las marchas más largas posibles manteniendo el motor a bajas revoluciones para que la energía necesaria sea menor. Así, es preciso prestar atención al cuentarrevoluciones. Por regla general, en los motores de gasolina la aceleración y el cambio de marcha debe realizarse cuando se han alcanzado las 2.000 o 2.500 rpm. En cuanto al diésel, entre las 1.500 y 2.000 rpm. Además, de esta manera se reducirá la contaminación acústica ¿Sabías que un coche a 4.000 rpm hace el mismo ruido que 32 coches a 2.000?

Con los precios de la gasolina por las nubes y con la difícil situación económica que viven muchas familias este es uno de los consejos más útiles para ahorrar en el consumo de carburante hasta un 15 %. Todo gasto que se pueda recortar es bienvenido, por lo que en ciudad, siempre que sea posible, utiliza la cuarta y la quinta marcha.

3. Emplear correctamente la caja de cambios

La primera velocidad tan solo se emplea para arrancar, cambiando a segunda velocidad una vez recorridos seis metros desde la puesta en marcha; de segunda a tercera a partir de los 30 km/h; en cuarta a partir de los 40 km/h y la quinta velocidad, por encima de los 50 km/h.

Además, se usará la primera marcha solamente para lo que resulta imprescindible: iniciar la marcha. Y se cambiará a segunda nada más poner el coche en movimiento. En los coches propulsados por gasolina se debe comenzar la marcha inmediatamente después de arrancar el motor. En los coches diésel conviene esperar unos segundos una vez que se ha arrancado el motor antes de comenzar la marcha.

4. Mantener la velocidad de circulación

Cuanto más rápido se circula más consume nuestro coche. Así, durante la conducción es conveniente mantener la velocidad de circulación lo más uniforme posible, evitando frenazos bruscos. De esta forma, se incrementa la seguridad al volante, disminuyendo el riesgo de accidentes entre un 10 % y un 25 %, y se reduce el gasto en gasolina. ¿Sabías que pasar de 100 a 120 kilómetros por hora supone aumentar el consumo de carburante en un 44 %?

Conducción en curvas: evitar frenar bruscamente al entrar en la curva; levantar el pie del acelerador con anticipación y permitir la retención del vehículo.

Procure utilizar siempre el motor para frenar el coche. Frenar levantando el pie del acelerador hace que el coche reduzca su velocidad sin consumir ni una gota de combustible. Es por ello que moderar la velocidad es otro de los consejos para ahorrar carburante.

5. Evitar el punto muerto

Por otra parte, también es importante intentar mantener el motor al ralentí el menor tiempo posible, puesto que, en contra de la creencia popular, en punto muerto el vehículo tiene un consumo fijo de aproximadamente medio litro de carburante por hora. Para ahorrar combustible es aconsejable poner una marcha larga y dejar que el automóvil ruede con ella sin acelerar. De esta forma, el movimiento de las ruedas mantendrá el motor en marcha y, a más de 20 km/h, el consumo de gasolina será nulo.

Nunca se debe bajar una pendiente en punto muerto, puesto que se incrementa el consumo de carburante, ya que circular al ralentí supone consumo de carburante mientras que el freno motor no supone consumo alguno.

6. Apagar el motor en paradas prolongadas

En caso de retenciones, es recomendable apagar el motor del vehículo si la parada sobrepasa el minuto de duración, los 60 segundos. Esta simple práctica puede supone un ahorro medio de 150 euros al año por conductor en gastos de carburante.

7. Evitar la sobrecarga del vehículo

No es conveniente cargar el vehículo en exceso ni tampoco exceder el “aforo” del vehículo. Está comprobado que por cada 100 kilogramos de peso adicional el consumo de combustible se incrementa en un 5 %. Además, si no se va a utilizar la baca del coche, es recomendable retirarla, puesto que llevarla vacía aumenta el gasto de carburante un 2 %. Intenta siempre evitar cargas innecesarias en el vehículo y elementos exteriores en el vehículo que modifiquen la resistencia aerodinámica.

8. No llevar las ventanillas totalmente bajadas y controlar el uso del aire acondicionado

¿Cómo ahorrar combustible con el aire acondicionado puesto? Lo ideal es que el aire acondicionado o el climatizador funcionen a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados, puesto que un empleo irracional puede incrementar el consumo de combustible hasta un 20 %. Tampoco es conveniente llevar las ventanillas totalmente bajadas si se circula a más de 100 kilómetros por hora, puesto que se gasta un 5 % de carburante más.

9. Vigilar la presión de los neumáticos

Un mantenimiento inadecuado del vehículo también aumentará de forma innecesaria los gastos de combustible. Los neumáticos desinflados y un filtro de aire sucio aumentan un 6 % el consumo, mientras que unas bujías sucias lo incrementan hasta un 10 %. Recuerda controlar periódicamente la presión de los neumáticos porque así, además de reducir el consumo de combustible, alargas la vida de los neumáticos.

10. Respetar la distancia de seguridad

Es preciso mantener una distancia de seguridad adecuada y un campo de visión que permita divisar tres vehículos por delante. Además, en el momento en el que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación conviene levantar el pie del acelerador para anticipar las maniobras siguientes. De este modo, el conductor evitará frenazos en seco, ganando en seguridad, pero también reduciendo el desgaste de frenos, embrague y motor.

La puesta en práctica de estas sencillas recomendaciones contribuirá a rebajar la contaminación ambiental, permitiendo reducir hasta en un 50 % las emisiones de CO₂ a la atmósfera, lo que hará posible mejorar la calidad del aire.

11. Revisiones al día

Cumpla los plazos de las revisiones. Es aconsejable tener al día las revisiones del vehículo, una buena puesta a punto, un buen aceite y tener los filtros en buenas condiciones también ahorra combustible.

12. Anticipación y previsión

Conducir como hemos dicho con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 o 3 vehículos por delante permite reaccionar a tiempo en el momento en que se detecte un obstáculo o una reducción de la velocidad de circulación en la vía. Así que hay que levantar el pie del acelerador para anticipar las siguientes maniobras. A la hora de detener el coche, y siempre que la velocidad y el espacio lo permitan, detener el coche sin reducir previamente la marcha también ahorra carburante.

13. Ofertas en gasolineras

Y por último, aprovéchate de las ofertas de las gasolineras baratas. En estos hipermercados suele haber descuentos interesantes. También hay tarjetas de crédito que permiten ahorrar repostando en las gasolineras.

Sigue los consejos que te damos a continuación y en unos días empezarás a notar los efectos positivos para ahorrar combustible al volante, y no solamente en cuanto a tu economía, sino también en la forma en que tu conducción impacta en el medioambiente.

Otro modo de ahorrar al máximo en el carburante, es comprar alguno de los coches que menos consumen en carretera, que son los más eficientes. Los hay de todo tipo. Grandes, pequeños, de diesel, gasolina e híbridos.

Lo que sí hacen los conductores

El alto precio de los carburantes ha llevado a los conductores a ponerse las pilas para ahorrar gasolina. De hecho, entre otras medidas, uno de cada diez incluso recurre a Internet para localizar las gasolineras más baratas. Aunque la mejor solución para gastar menos es una conducción eficiente y llevar el coche lo menos cargado posible.

La empresa AutoScout24, con el objetivo de conocer mejor el comportamiento de los españoles durante sus viajes, ha realizado un informe. En este se destaca que dos de cada tres conductores toman iniciativas para ahorrar, siendo la opción más popular (49 %) esforzarse por conducir de manera eficiente, como puede ser arrancar sin acelerar, emplear marchas más largas o mantener una velocidad constante a lo largo de todo el viaje.

Por su parte, algo más de un 8 % opta por aligerar lo máximo posible su equipaje para no tener que consumir tanto combustible. Aunque lo más llamativo es que uno de cada diez aprovecha ya las nuevas tecnologías para localizar a través de la red cuáles son las gasolineras baratas y establecer así un “planning” de repostaje más económico.

Medidas de los españoles para ahorrar en los viajes en coche
Conducir de manera eficiente 49 %
No cargar demasiado el vehículo 8 %
Informarse de gasolineras baratas 11 %
Ninguna medida en especial 32 %

Todo en orden antes de salir
Además del bolsillo, la seguridad es otra de las grandes preocupaciones de los españoles. Así lo demuestra el hecho de que una gran mayoría (89 %) compruebe el buen estado de su vehículo antes de irse de vacaciones, aunque todavía hay quienes no toman ninguna precaución en particular, alegando que llegado el caso “hay talleres en todas partes” (11 %).

Entre los precavidos, la alternativa más común para ocho de cada diez españoles es revisar uno mismo los aspectos básicos del vehículo -presión de las ruedas, nivel de aceite, etc.-, frente al 10 % que prefiere acudir a un taller para asegurarse de que el trabajo “esté bien hecho”.



WhatsApp Casacochecurro