Ayudas al alquiler por comunidades


A la hora de alquilar una vivienda es recomendable tener presente todas las facilidades que las Administraciones Públicas te pueden proporcionar. La ayuda al alquiler de 210 euros mensuales de la Renta Básica de Emancipación dirigida a jóvenes de entre 22 y 29 años (inclusives) es una de ellas. Sin embargo, en casi todas las Comunidades Autónomas también existen otra u otras ayudas económicas al alquiler otorgadas en función de los ingresos de los inquilinos y que, generalmente, se conceden independientemente de la edad, aunque los jóvenes menores de 35 años tengan preferencia. Junto a ello, las deducciones fiscales a la hora de hacer la Declaración de la Renta, y el acceso a viviendas protegidas o a programas públicos de alquiler cuyos precios suelen ser muy asequibles, pueden suponer un importante ahorro para tu economía.

 
5 septiembre / Casacochecurro.com La Renta Básica de Emancipación (RBE) consiste en una subvención destinada a jóvenes de entre 22 y 29 años, ambos inclusive, que tengan una fuente regular de ingresos inferior a 22.000 euros brutos anuales.
Se entenderá que tienes una fuente regular de ingresos:
a) Si estás trabajando por cuenta propia (autónomos) o ajena (empleados bajo el mando de un empresario),
b) Si eres personal investigador en formación (becas de investigación oficialmente reconocidas),
c) Si percibes una prestación social pública de carácter periódico, contributiva o asistencial (incluida la prestación por desempleo), siempre que puedas acreditar una vida laboral de, al menos, 6 meses de antigüedad, inmediatamente anterior al momento de la solicitud de la ayuda, o una duración prevista de la fuente de ingresos de, al menos, 6 meses a contar desde el día de la solicitud de la ayuda.
La ayuda consistirá en una cantidad mensual de 210 euros destinados a facilitar el pago del alquiler (durante un máximo de 4 años o hasta que cumplas la edad de 30 años), un préstamo sin intereses de 600 euros para la fianza y una cantidad de 120 euros si se constituye un aval privado como garantía.
Para acceder a esta ayuda, tendrás que ser titular del contrato de alquiler de la vivienda que constituya tu residencia habitual, y en el caso de que existan varios titulares en el contrato, la cuantía de la ayuda se dividirá por el número total de titulares de dicho contrato (independientemente de que cumplan o no con los requisitos necesarios para acceder a esta ayuda).
La gestión de esta subvención se realizará conforme a lo establecido en los convenios de colaboración suscritos por el Ministerio de Vivienda con cada Comunidad Autónoma, siendo el organismo autonómico el encargado de resolver (aceptar o denegar) la solicitud, así como de notificarte la concesión de dicha ayuda y facilitar los datos de tu expediente al Ministerio para que éste efectúe los pagos correspondientes.
Además de la RBE e incompatible con ella, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 regula una ayuda a inquilinos cuyos ingresos no superen 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Esta ayuda se adopta en cada Comunidad Autónoma de la forma definida según los criterios y condiciones establecidos en los correspondientes convenios de colaboración para la aplicación de dicho Plan Estatal. Aunque la forma y requisitos de esta ayuda pueden variar según qué Comunidad Autónoma, sus características suelen ceñirse a lo formulado en esta normativa estatal.
De esta forma, esta ayuda se hace extensible a alquileres de vivienda libre o protegida, aunque queda en manos de las Comunidades Autónomas restringir la subvención sólo a la vivienda libre, o bien a la vivienda libre más determinados tipos de vivienda protegida.
La cuantía máxima de la subvención será del 40% de la renta anual a pagar por el inquilino, con un límite de 3.200 euros por vivienda, independientemente del número de titulares existentes en el contrato. Dicha ayuda se podrá percibir durante un máximo de 2 años.
Viviendas en alquiler
También debes tener presente que la adjudicación de viviendas protegidas en alquiler (consulta nuestro último boletín publicado sobre acceso a la vivienda protegida) puede ser una posibilidad a considerar en tanto y cuanto la renta que pagues por estas viviendas tendrá un límite delimitado por la Administración que, generalmente, será inferior al fijado en el mercado libre.
El Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 recoge la opción del alquiler en los 3 tipos de vivienda protegida que regula:
? Viviendas Protegidas de Régimen Especial, destinadas a familias con unos ingresos inferiores a 2,5 veces el IPREM.
? Viviendas Protegidas de Régimen General, destinadas a familias con unos ingresos inferiores a 4,5 veces el IPREM.
? Viviendas Protegidas de Régimen Concertado, destinadas a familias con unos ingresos inferiores a 6,5 veces el IPREM.
La duración mínima del alquiler que tendrán estas viviendas será de 10 o de 25 años. En el caso de que fuesen de 10 años, el Plan Estatal da la posibilidad de que éstas puedan ser objeto de un contrato de alquiler con opción a compra.
Otra alternativa a tener en cuenta para alquilar vivienda reside en el arrendamiento de vivienda libre gestionado por programas de Bolsa de Vivienda en Alquiler (consulta nuestro último boletín publicado en relación a estas Bolsas). En estos programas la Administración Pública implicada sirve como intermediaria entre el propietario y el inquilino, de manera que la relación sea beneficiosa tanto para unos como para otros. La Administración que gestione estas Bolsas puede ser estatal, autonómica, provincial o municipal, por tanto, quizás te convenga considerar todas las opciones disponibles, a fin de obtener aquel alquiler que más te pueda interesar en función de tus circunstancias socioeconómicas y familiares.
A nivel estatal, el Ministerio de Vivienda por medio de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) facilita el acceso a la vivienda en alquiler mediante su programa SPAVIV, a través del cual podrás localizar una oferta de viviendas en buenas condiciones de habitabilidad y a un precio asequible que, generalmente, será algo más bajo que el existente en el mercado de alquiler libre.
Gracias a este programa, el inquilino no tendrá que pagar comisiones a agentes inmobiliarios que le ayuden a encontrar vivienda, al ser un servicio gratuito de fácil acceso que, además, evitará tener que realizar visitas innecesarias. Además la SPA protegerá al inquilino ante posibles abusos que pudiera sufrir frente a ciertos propietarios, suministrando un contrato de arrendamiento por escrito con todas las coberturas y exigencias fijadas por la Ley, y encargándose de tramitar sus quejas o reclamaciones con la finalidad de que el inquilino no entre en conflicto con el propietario. Para todo ello, el inquilino tendrá la asistencia directa de la SPA y del agente colaborador de la zona donde se encuentre la vivienda.
Por su parte, el propietario no tendrá que preocuparse de encontrar el inquilino que ocupe su vivienda, pues será la SPA la que se encargue de ello directamente, haciéndose cargo de las visitas que sean necesarias hasta encontrar el inquilino interesado. Una vez localizado éste, gestionará con él toda la documentación necesaria para la firma de un contrato en el que se recoja todas las exigencias marcadas por la Ley. La SPA será la que de forma puntual y mensual pague al propietario la renta convenida. Dicha renta seguirá cobrándose independientemente de si el inquilino ha dejado de pagar o ha abandonado la vivienda sin resolución de contrato.
Además, cuando el inquilino deje la vivienda, la Sociedad se encargará de visitarla para confirmar el estado de la misma, garantizando al propietario su restitución en buenas condiciones y, en caso de incidencias o averías, enviando a sus peritos para la valoración y subsanación de las deficiencias. Además, siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, los propietarios de viviendas libres vacías que las ofrezcan en alquiler durante un periodo mínimo de 5 años, podrán obtener ayudas para su rehabilitación por una cuantía máxima de 6.500 euros.
También cabe la posibilidad de acogerse a los préstamos para la mejora de vivienda que la Sociedad Pública de Alquiler y el BBVA han desarrollado para ofrecer ventajas financieras a los propietarios que decidan utilizarlos.
Deducciones fiscales al alquiler
Los arrendatarios o inquilinos de vivienda habitual podrán tener deducciones por este concepto en el tramo estatal de la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En la Declaración de la Renta correspondiente al año 2009 (realizada en 2010) podían beneficiarse de esta medida aquellas unidades familiares cuyos ingresos, determinados según su base imponible1, no superasen los 24.020 euros anuales. El importe de la compensación fue del 10,05% de las cantidades satisfechas en el ejercicio por el alquiler de la vivienda.
Las Comunidades Autónomas tienen la posibilidad de ampliar estas medidas en el tramo autonómico del IRPF. Junto con los casos especiales de Navarra y País Vasco, en la Declaración de la Renta de 2009 las Comunidades Autónomas que también aplicaban deducciones en el alquiler de vivienda eran Asturias, Canarias, Valencia y Cataluña (esta última sólo en determinadas situaciones de especial atención). En el caso de que el alquiler fuese realizado por jóvenes, estas deducciones autonómicas también se aplicaban en Andalucía, Illes Balears, Cantabria, Castilla y León, Extremadura, Galicia y Madrid.
Por otro lado, en la Declaración de la Renta, los ingresos procedentes del alquiler constituyen para el arrendador o casero un rendimiento de capital inmobiliario. El cálculo de este rendimiento se realiza restando de los ingresos los gastos deducibles y aplicando, sobre esta cantidad y según los casos en que proceda, determinadas reducciones.
Para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario, pueden deducirse de los rendimientos íntegros, todos los gastos necesarios para su obtención, así como las cantidades destinadas a la amortización del inmueble y de los demás bienes cedidos con el mismo, siempre que respondan a su depreciación efectiva.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Vota con 5 estrellitas para que escribamos más contenido relacionado:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas Pon 5 estrellitas si quieres más artículos como este

AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.

WhatsApp Casacochecurro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies