Caminar 30 minutos al día alarga la vida


Caminar 30 minutos al día alarga la vida

Caminar 30 minutos al día a paso rápido y durante cinco días a la semana incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo cardiovascular hasta un 11%. Además, según la World Heart Federation, correr una hora al día reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares casi un 5% mientras que gastar la misma energía andando puede llegar a reducir el riesgo cardiovascular más de un 9%.

Beneficios

La Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que realizar actividad física moderada como caminar, correr o montar en bicicleta tiene muchos beneficios para el corazón. Caminar es uno de los ejercicios más económicos, fáciles de llevar a cabo y saludables para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

No llegamos a caminar 30 minutos al día a paso rápido

Según un estudio llevado a cabo por la World Heart Federation y en el que han participado seis países, entre ellos España, más de una cuarta parte de la población no sabe cuánto tiempo pasa al día andando rápido. De hecho, entre un 14% y un 37% de la población no presta atención a una de las actividades más cardiosaludables que se pueden llevar a cabo, como es andar. En este estudio también se indica que el 55% de las personas que sí controlan cuánto tiempo caminan al día lo hacen menos de 30 minutos al día.

Las enfermedades cardiovasculares en el punto de mira

Estas enfermedades siguen siendo la primera causa de muerte en nuestro país, por encima del cáncer y las enfermedades respiratorias.

Los datos del INE

Tres de cada diez personas mueren por enfermedades del corazón según los datos publicados en febrero de este 2013 por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En este informe se indica que 118.327 personas murieron durante el 2011 a causa de alguna enfermedad del corazón, lo que supone el 30,5% de los fallecimientos anuales.

Hay que caminar hasta dar 10.000 pasos al día para no caer en el sedentarismo

Según alerta la Sociedad Española de Hipertensión en el Día Mundial de la Actividad Física, que se celebra hoy 6 de abril, el sedentarismo duplica el riesgo de sufrir un infarto de miocardio. La disminución de la actividad física y el incremento en el consumo de calorías ha producido un aumento de las cifras de obesidad y sobrepeso en las sociedades occidentales. En la actualidad, se estima que más de la mitad de los pacientes hipertensos son obesos. La obesidad incrementa a su vez la probabilidad de desarrollar diabetes, síndrome metabólico o dislipemia. El exceso de peso incrementa entre 4 y 5 veces el riesgo cardiovascular frente a la población con peso normal. Sin embargo, la pérdida gradual de peso consigue rebajar las cifras de presión arterial hasta niveles aceptables, reduciendo la dependencia de tratamiento farmacológico en la mayoría de los casos. Por debajo de los 10.000 pasos al día se puede considerar que el individuo tiene una conducta sedentaria.

La tendencia actual a la obesidad en Occidente se debe en gran medida al sedentarismo. En la actualidad, la mitad de la población española confiesa no practicar ejercicio físico en su tiempo libre, pese a que la «inactividad» duplica el riesgo de sufrir un infarto miocardio, tal y como alerta el doctor José Abellán, experto de la Sociedad Española de Hipertensión- Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-lELHA). Por debajo de los 10.000 pasos al día se puede considerar que el individuo tiene una conducta sedentaria. Lejos de tratarse de un problema de salud aislado, el exceso de peso – asociado al sedentarismo- incrementa entre cuatro y cinco veces el riesgo cardiovascular frente a los individuos con peso normal. Pero además, aclara este catedrático de Riesgo Cardiovascular de la Universidad Católica de Murcia, «la obesidad actúa como desencadenante de otros factores como la hipertensión arterial, la diabetes, el síndrome metabólico y la dislipemia que, igualmente, elevan el riesgo cardiovascular».

Por ello, con motivo del Día Mundial de la Actividad Física, que se celebra este viernes, 6 de abril, la presidenta de la Sociedad Española de Hipertensión, la doctora Nieves Martell, recomienda la práctica regular de ejercicio físico ya que, entre sus múltiples beneficios, «aumenta la esperanza de vida y disminuye la incidencia de complicaciones cardiovasculares».

A más kilos, más riesgo de hipertensión
En la actualidad, se estima que más de la mitad de los hipertensos tiene sobrepeso u obesidad. Esto se debe a que la presión arterial aumenta de forma proporcional al exceso de peso. Así, por ejemplo, en mujeres con un perímetro abdominal por encima de 88 centímetros o en hombres con un contorno de cintura de 102 centímetros (el equivalente a la talla 44 de pantalón de señora y la 50-52 en caballero), los kilos de más se asocian a complicaciones metabólicas, tendencia a la hiperglucemia-diabetes, dislipemia con elevación sobre todo de triglicéridos e hipertensión arterial.

Por el contrario, señala el doctor Abellán, «la pérdida gradual de peso no sólo ayuda a controlar la presión arterial sin necesidad de tratamiento farmacológico, sino que además mejora el perfil metabólico. Asimismo, al mejorar la sensibilidad a la insulina tiende a normalizar la glucemia y disminuye la dislipemia aterogénica ligada al sobrepeso. Todo ello, en conjunto, ayuda a reducir el riesgo cardiovascular. Esta relación es mucho más evidente en personas menores de 40 años y en las mujeres. Se ha podido comprobar que cada por cada Kilogramo de menos, la presión arterial baja hasta 1 mm Hg.

La relación entre obesidad y aumento de la presión arterial no es casual, aclara el doctor Abellán. «Se ha demostrado la existencia de mecanismos fisiopatológicos que ligan ambos procesos. Además de la resistencia de la insulina, el exceso de peso desencadena una hiperactividad simpática, una hiperactivación del sistema renina-angiotensina y alteraciones en la hemodinámica renal que, unidos, favorecen la aparición de la hipertensión arterial entre los obesos».

Ejercicio físico: salud y bienestar
La reducción del riesgo cardiovascular es proporcional a la intensidad de la actividad física. A más movimiento, mayor es el beneficio, siempre y cuando el ejercicio suponga una intensidad de 40% de la frecuencia cardiaca máxima o aumente el consumo de O2 basal al menos unas 4 veces. Así, por ejemplo, la práctica regular de ejercicio aeróbico reduce los niveles de presión arterial de 2 a 7 mm Hg de promedio, siendo más evidente este efecto en los pacientes hipertensos. También se ha podido comprobar que la práctica regular de ejercicio físico de resistencia de moderada intensidad siempre que no se aumente de peso, logra un descenso de la presión arterial de 3 a 6 mm Hg.

Ahora bien, antes de lanzarse a practicar ejercicio físico, el paciente debe consultar previamente con su especialista, ya que el tipo, duración y nivel de intensidad de la actividad física dependerá de la situación cardiovascular de cada individuo de acuerdo a lo que establece la Guía de Prescripción de Ejercicio Físico en pacientes con riesgo cardiovascular de la SEH-lELHA y las Sociedades Autonómicas de Hipertensión Arterial. Lo aconsejable es que la presión arterial esté controlada y, bajo ningún concepto, realizar ninguna práctica si ésta está por encima de 200 mm Hg sistólica y 110 mm Hg diastólica.

Como punto de partida, se debe comenzar con actividades aeróbicas que impliquen a grandes grupos musculares y preferiblemente en sesiones de entrenamiento de 30-45 minutos. En cuanto a la frecuencia de la práctica deportiva, el doctor Abellán recomienda la práctica diaria o al menos tres días por semana. Esto se debe, aclara este experto,»a que los beneficios cardiovasculares duran unas veintidós horas, por eso si el ejercicio físico se realiza días alternos, los beneficios de la sesión se enlaza con la anterior». El entrenamiento de resistencia no es aconsejable de entrada, pero en el caso de realizarse, debería combinarse con el aeróbico. El entrenamiento de resistencia debería incluir baja resistencia con muchas repeticiones.

Por el contrario, los expertos desaconsejan realizar entrenamientos de resistencia de grandes esfuerzos y bajo ningún concepto, practicar la maniobra de Valsalva. Esta técnica consiste en exhalar aire con la glotis cerrada o bien con la boca y la nariz cerrada. En hipertensos en estadio 2 (con una presión arterial mayor o igual a 160 mm Hg) están especialmente contraindicados los deportes con un alto componente estático e incluso aquellos que representan consumos bajos de oxígeno, como es el caso de las artes marciales, el windsurfing, la vela, el levantamiento de peso, el trineo y los saltos.

Un invento permite caminar mientras se está sentado en la oficina

happylegs.jpg La empresa zaragozana Autoergon ha inventado y patentado un reposapiés para caminar sentado, llamado Happylegs, una novedad mundial en el mercado. Se trata de una máquina de gimnasia pasiva que reactiva la circulación sanguínea a través del movimiento. Este aparato desarrolla un movimiento de atrás hacia delante sin esfuerzo para quien lo utiliza y se puede utilizar tanto en el trabajo como cuando se está viendo la televisión.

Este invento ha sido testado en el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), donde ha pasado las pruebas de seguridad cumpliendo con las normativas. Happylegs está recomendado para personas que tengan pesadez en las piernas, problemas de circulación, tobillos hinchados y varices, indicó la gerente y aseguró que su utilización mejora la circulación sanguínea y disminuye la pesadez.

Ejecutivos, estudiantes, funcionarios, personas de la tercera edad con posibilidades de movimiento reducidas son los destinatarios de este nuevo producto. También puede ser utilizado en el propio domicilio por quienes durante su jornada laboral deben pasar mucho tiempo de pie.

Este reposapiés de gimnasia pasiva se vende a través de su página web y en farmacias y ortopedias de España y Portugal. Tiene patente de invención en España, China y Estados Unidos y se encuentra a la espera de recibir los títulos en Europa, Canadá y Australia. Además, el aparato también se ha publicitado y vendido a través de programas de televenta.

Happylegs comenzó a venderse por televisión. Desde entonces, las ventas han experimentado un vertiginoso crecimiento. En 2006, este producto facturó 750.000 euros con la venta de 2.400 aparatos y en 2007 ya han vendido 2.100 aparatos hasta el mes de julio.

Si quieres leer más noticias como Caminar 30 minutos al día alarga la vida, te recomendamos que entres en la categoría de Salud.


AUTOR
Javi Navarro es periodista y el creador de CasaCocheCurro.com, un diario con información interesante que publica noticias prácticas para que les saques provecho en tu día a día. Puedes consultar cualquier duda contactando con Javi Navarro en su correo javi@casacochecurro.com. También puedes saber un poco más de su trayectoria profesional como periodista si echas un vistazo a su perfil en LinkedIn.
Logo Red Social

WhatsApp Casacochecurro


MÁS NOTICIAS INTERESANTES



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies